No soy una Drama Mamá
Bienestar y belleza Maternidad y embarazo

Cremas para el embarazo: mi rutina

Como os dije en un post la pasada semana, entre mi primer y cuarto embarazo hay un abismo en muchos aspectos. Y desde luego, uno de ellos es en el cuidado de la piel del cuerpo. De no usar nada entonces a usar varias cremas para el embarazo en este momento. Es cierto que, y siempre os soy muy sincera, no me salieron estrías entonces cuidándome poco ni ahora, cuidándome bastante en este sentido. Pero tampoco en la primera gestación me salió ninguna variz a pesar del peso que cogí y ahora tengo una de mucho cuidao, que me salió en el segundo embarazo y ha ido empeorando en cada uno que he sumado. Vamos, que siempre aposté por la teoría de que la genética es la que es y contra ella es difícil luchar. Pero vamos, si en este caso no me cuidase un poco la dichosa variz, creo que se pondría mucho más fea. Así que… mejor prevenir.

Resumiendo, que las cremas no pueden hacer milagros contra la genética pero sí pueden mitigar un poco los efectos de las cosas. Y ya ni os cuento cuando expones al cuerpo a más contratiempos. Creo que es evidente que todos debemos usar protección solar pero mucho más el que trabaja al aire libre en ciertas condiciones. Así que más de lo mismo, cuatro embarazos no son poca cosa para un cuerpo. Os cuento un poco las cremas y aceites que estoy usando, son de marcas que ya había usado previamente, es decir, las conocía y obviamente, si repito, es por algo.

Cremas para el embarazo: antiestrías e hidratantes

En este apartado no sólo incluyo cremas sino también aceites. Y pongo juntas antiestrías e hidratantes porque al final, si hidratas bien la piel, también evitas las estrías. Son complementarias de alguna manera. Para el pecho, que en mi caso es la primera parte del cuerpo que aumenta de volumen ya que la tripa tarda bastante más y es algo más paulatino, uso el aceite de rosa de mosqueta puro de Eva Rogado, que es cosmética hecha en Gijón. Me tocó un botecito en un sorteo hace tres años, lo usé en en embarazo de Gabriel y me gustó mucho, queda la piel super hidratada pero no pegajosa. Para la barriga estoy usando aceite de almendras de Mi Rebotica, que también se absorbe genial y como me gustó tanto el champú, quería probar cosmética de la marca para el cuerpo. También para la barriga, voy alternando con el aceite, la crema antiestrías de Mamma Mio SkinCare, que es una línea dedicada únicamente a la maternidad y embarazo, es un pelín untuosa cuando la coges pero luego no cuesta nada extenderla. Huele muy bien y muchas me dijisteis en Instagram que la usabais y que era una maravilla, y la verdad que doy fe. Lo que me acaban de dar es la antiestrías de Mustela, que ya sabéis que ahora tiene línea de embarazo y postparto. Pero ya la probaré cuando se me acabe la que estoy usando ahora.

cremas para el embarazo

Cremas para el embarazo: anticelulíticas

Pues mirad, he preguntado y leído sobre cremas anticelulíticas que se pueden usar en el embarazo y la mayoría no son compatibles porque llevan cafeína y otros compuestos que no son buenos. Os pregunté por Instagram y hay dos opciones, pero aún no sé si dar el paso de comprarlas. Por un lado el aceite seco de Weleda y, por otro, el aceite anticelulítico de Caudalie. Tengo dudas porque, durante el embarazo, la celulitis aumenta bastante por cuestiones hormonales, es decir, que es algo pasajero. No es como una estría, que si te sale, te queda. Objetivamente, si alguna vez en mi vida he notado una mejoría considerable en el aspecto de la celulitis, fue gracias al deporte. Sí, sigo corriendo pero, antes de quedarme embarazada estaba haciendo una media de 30 kilómetros semanales mientras que ahora hablamos de que corro la mitad y a un ritmo más bien de marcha, no tanto de carrera.

Así que obviamente, esto más el embarazo, ha hecho que mi celulitis aflore con fuerza. Pero vamos, que yo he leído por ahí que es necesaria en esta fase de la vida de la mujer así que, ya si eso, cuando pase el postparto y retome con fuerza el ejercicio, me pongo con ella. Y sobre el tema de la variz me gustaría dedicar un post aparte, porque no solo puede ser una cuestión estética, es algo más que eso. A estas alturas, embarazada del cuarto, como que ya la estética en esta época no me agobia, ya volveré a tener mi cuerpo. Me cuido, sí, porque no es lo mismo tener 20 años que 30, ni un embarazo que cuatro pero sé perfectamente lo que hay. Y que todos los males sean estos.

11 Comentarios

  • Reply
    Nueve meses y un día después
    5 julio, 2017 at 9:12 am

    Pues qué buena rutina llevas. Yo en el primero igual me puse algo más de crema pero en este… nada. Y de anticelulíticos ya ni hablamos. Jejeje

    • Reply
      nosoyunadramamama
      6 julio, 2017 at 9:19 am

      jajaja, yo con los anticelulíticos no he sido constante jamás… descubrí que el deporte era lo que más se notaba! Yo ahora voy muy bien con la rutina porque es verano y sé que es temporal, a ver después!

  • Reply
    Irene
    5 julio, 2017 at 10:02 am

    Menudo arsenal! No habrá estría que se atreva a salir, jejeje
    La variz ya es otro cantar, espero que no te de mucha guerra.

    Yo soy propensa a las estrías, en los muslos tengo un montón. Así que para los embarazos leí un poquillo y opté por una crema antiestrías de Carreras, que no recuerdo qué tenía y la mezclaba en la mano con aceite puro de almendras. Me embadurnaba bien los muslos, la tripa y el pecho. Y no sé si por eso o porqué, pero no me salió ni una en ninguno.
    Para la celulitis… esa ya no tiene mucho remedio. Pero bebía mucho agua y así evité la retención de líquidos, que algo ayuda.
    Por si a alguien le sirve… yo compraba el aceite de almendras en tiendas de insumos para hacer jabón: Sale más barata que en farmacias y herbolarios.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      6 julio, 2017 at 9:21 am

      Yo para la celulitis descubrí que lo mejor era el deporte, por eso ahora que bajé tanto la intensidad corrinedo, noto que ha ido a peor, jajaja…pero ya sabiendo que es cosa de correr, habrá tiempo después de que nazca la peque! Qué son tiendas de insumo??? perdón por mi ignorancia….

      • Reply
        Irene
        6 julio, 2017 at 10:24 am

        Los insumos son las materias primas que se utilizan para fabricar otras cosas. Hace un tiempo yo hacía jabón en casa, y compraba aceites, esencias… etc en esas tiendas (bien físicas, bien web). Ahora ya no hago jabón, pero sigo comprando ciertas cosas ahí por el precio.

  • Reply
    miren | de lunares y lunas
    5 julio, 2017 at 5:04 pm

    pues yo también usé aceite de almendras, en pecho y tripa, y me fue genial. lo compraba en la zona de parafarmacia de una droguería del barrio y no era nada caro. lo de la celulitis ya, pues es que somos amigas de hace tiempo y como que me da cosa separarnos… 🙂

    • Reply
      nosoyunadramamama
      6 julio, 2017 at 9:25 am

      jaja, yo soy propensa a la celulitis también y vamos, lo que más se nota es el deporte!!! menudo cambio vi d eun verano a otro con lo de correr, lo mismo que ahora llevo meses con una intensidad muy baja y he notado que ha empeorado un poco, pero bueno, ya sabiendo lo del deporte, jajaja

  • Reply
    Planeando ser padres
    6 julio, 2017 at 8:08 am

    Yo he usado la gama enterita de Mustela y me ha parecido genial. Menos la de piernas cansadas, que como no tenía molestias se la he dado a mi madre y anda feliz de lo que le alivia la pesadez.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      6 julio, 2017 at 9:27 am

      Pues cuando se me acabe lo que tengo abierto ya, la probaré!!!! al final creo que todas tienen componentes parecidos y la función es hidratar a lo bestia…eso si, si encima tienen aromas agradables y se absorben bien, mejor aún!

  • Reply
    Olga M.
    7 julio, 2017 at 12:46 pm

    Yo usé aceite de almendras, el de Mercadona, por la noches, que tenía más tiempo para que absorbiera. Y por la mañana Phytolastil de Lierac (de farmacia), que era una maravilla, es gel, no pringa y se extiende y seca en un momento. Eso para pecho, barriga y muslos. No salió ni una, y eso que tengo alguna de mi época púber!

  • Reply
    Myspanishsoul
    7 julio, 2017 at 1:30 pm

    ¡Gracias por las recomendaciones!

    Respecto a la celulitis, me ha tranquilizado leer que es algo pasajero del embarazo. Yo en este segundo es lo que peor estoy llevando. A pesar de no haber subido mucho de peso y seguir haciendo algo de deporte, me noto que me ha aumentado bastante. Mientras que vas con pantalones no hay problema, pero el momento de ponerse en bikini este año, ¡promete ser duro!

    En el primer embarazo le tenía pánico a las estrías. mi madre tienen muchísimas de sus embarazos y yo ya tenía alguna de recuerdo de la adolescencia. Al principio, empecé comprando algunas carísimas y poniéndomelas mañana y noche. Cuando calculé lo que me costaría la broma, empecé a indagar y muchas madres veteranas me recomendaron la crema de Nivea de lata azul de toda la vida. Es bastante pringosa por lo que me la pongo sólo por la noche cuando voy a estar tumbada con la barriga al aire un rato. Para por la mañana uso el aceite antiestrías de Belly Button. ¡Aquí tiene muy buena crítica!

    La cosa es que no sé si por eso o por las cantidades de agua que me bebía diariamente, conseguí sobrevivir a mi primer embarazo sin acumular más estrías. Este segundo embarazo he seguido la misma rutina, pero reconozco que me esta costando mucho más ser constante ya que con un bebé de 11 meses cuando llegan las 7 de la tarde yo ya no pienso en nada más que acostarme!

    ¡Gracias por compartir tus truquillos!

    Un abrazo,
    Ana

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies