No soy una Drama Mamá
conciliación crianza Maternidad y embarazo Sin categoría

Claves para ser una madre feliz

La maternidad no es un camino de rosas, pero lo hemos elegido por algo. No hay que estar contentas a todas horas fingiendo que somos mujeres que podemos con todo, porque las cosas no son siempre fáciles. Pero desde luego, en muchas ocasiones, son más sencillas de lo que creemos o nos empeñamos en admitir. Así que hago una lista de aquellas cosas que ayudan a ser, o al menos a intentarlo, una madre real pero feliz:

No sufras

Y me refiero a que no lo hagas sin motivo. Mucha gente se agobia cuando ve a mis hijos hacer determinadas cosas mientras yo sencillamente les observo. Lo siento, no puedo pasarme la vida prohibiéndoles hacer cosas, va en su naturaleza explorar y no intervengo salvo que considere que mis hijos corren un peligro real. No he tenido hijos para sufrir, así os lo digo. Pasé un postparto doloroso y me he venido abajo cuando he oído a mis hijos llorar en urgencias al ponerles puntos de sutura, son cosas que entran dentro de lo normal pero hasta ahí. Solo hay que mirar a nuestro alrededor para darse cuenta de la suerte con la que nos ha tratado la vida a las personas que tenemos niños sanos.

No grites

Ya os conté cómo cambió mi vida y la de mis hijos cuando tomé la decisión de dejar de gritar en casa. Y en serio, creo que sonrío más, he logrado un autocontrol brutal y estoy más tranquila y relajada. No compensa estar a gritos. Cuando lo hacemos, se produce una descarga de adrenalina que activa corazón y músculos, se liberan sustancias químicas que alteran el funcionamiento de ciertas partes del organismo. Imaginaos si esto ocurre a diario. No creo que sea bueno para la salud de nadie, y menos para la de los niños.

No te autoflageles

En serio, la perfección no existe. Como personas estamos expuestos a equivocarnos continuamente a lo largo de nuestra vida, así que como madres aún más, porque las decisiones que tomamos no sólo nos afectan a nosotras, sino también a nuestros hijos. Así que, si crees que te has equivocado, pide perdón, esfuérzate por mejorar y sigue adelante. No hay nada peor que el lastre de creer que no estamos haciendo las cosas bien. No te recrees en el dolor y cambia lo que no vaya bien.

img_20151219_171955

No renuncies

Eres madre pero tienes otras facetas en la vida que probablemente te hacen o hacían muy feliz. Si crees que para tu salud física y mental, necesitas trabajar fuera de casa, ¡hazlo! Pero ya no hablo solo de trabajar o no, porque a veces no queda más remedio. Si sientes que te urge hacer deporte, ir a baile o hacer lo que te apetezca porque eso te hace más feliz, sigue con ello. No digas “no” a aquello que te hace mejor persona aunque eso implique pasar un rato sin tu familia.

Date un capricho de vez en cuando

Sí, no pasa nada porque un día vayas a comprar ropa a los niños y decidas que tú también quieres algo. O porque quieras ir de cena con tus amigas y que sea tu pareja quien se haga cargo de los niños. Vete una tarde de compras sola, o a la peluquería, ese sitio que no piso desde hace casi un año y la última vez lo hice con Gabriel. Reconozco que me he pasado la vida mirando más por los demás que por mí (es lo que tiene ser hermana mayor) y cuando me doy cuenta, mi capricho estos últimos años ha sido tomarme palmeras de chocolate, ¡no me extraña que coma tantas! Fijaos, el otro día me invitaron a una mañana de Spa en el Hotel Hacienda de Don Juan en Llanes y bien sabéis las que me seguís por Instagram que estaba emocionada, flipada, conmovida, impresionada… por estar sola, relajada y dándome un masaje en todo el cuerpo.

Llevamos tal ritmo a veces que, cuando paramos, nos preguntamos porqué no lo hacemos más a menudo. Por ponerle humor, no puede ser que la única manicura que me haya hecho en mi vida fuese para mi boda. Mis pies con esto de correr necesitan arreglo urgente y veréis cómo pasa un año hasta que vaya al podólogo, ¡mal hecho por mi parte! Con esto dejo claro que lo de darse un capricho sé que me hace más feliz pero reconozco abiertamente no tener tiempo, ¡lo lograré! Y nos viene bien a todas.

Todo en esta vida se pega, y los estados de ánimo también. De madres felices, niños felices. No hay más norma que esa, disfruta de esto y de todo cuanto tienes alrededor. Es efímero.

40 Comentarios

  • Reply
    mamapuede
    11 octubre, 2016 at 8:04 am

    Totalmente de acuerdo en todos los puntos, aunque reconozco que soy de las que se agobian mucho y por casi todo pero eso creo que va en mi manera de ser y ya es complicado cambiarme

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 octubre, 2016 at 10:38 pm

      jajaja, pues dicen que se vive menos años… Mi madre es como yo, super tranquila, y mi suegra como tú, que está super agobiada y preocupada por todo, y siempre digo que pensar que puede pasar algo malo no evita que pase…

  • Reply
    Sofía
    11 octubre, 2016 at 8:28 am

    Muy buen post! Cuanta razón pero lo difícil es llevarlo a cabo.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 octubre, 2016 at 10:40 pm

      Muchas gracias!!!! Algunos puntos son complicados porque entiendo que, por ejemplo, hay gente que se preocupa por las cosas con facilidad y eso es difícil que cambie pero “obligarnos” a darnos un capricho es cuestión de querer hacerlo…

  • Reply
    Anca
    11 octubre, 2016 at 9:21 am

    Como siempre ,comparto todo lo que dices! Yo soy como tu ,no me gusta dramatizar aunque hay veces que sufrir es inevitable …pero me parece un malgasto de energia enorme hacer una montaña de todo ….Un beso y como siempre muy buen post!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 octubre, 2016 at 10:41 pm

      muchas gracias!!! estamos muy de acuerdo, es malgastar la energía y, por supuesto, no disfrutar de las cosas, no merece la pena!!!

  • Reply
    Una mama mas
    11 octubre, 2016 at 9:33 am

    Es cierto lo que pones, pero qué difícil es! También debo decirte que con el segundo me he dado cuenta de muchas cosas y me lo tomo todo con un poco más de calma! Yo me agobio con muchas cosas fuera de casa (me refiero a fuera del pueblo!) me agobian muchas cosas… La cuidad la veo peligrosa y estoy acostumbrada a otra cosa.
    Pero si hay algo que aprendí es que yo importo en la ecuación. En mi caso no soy mejor madre por estar pegada a los niños todo el día! Todo lo contrario, mi post parto del primero lo recuerdo como algo emocionalmente malo porque estaba haciendo algo que no me hacía feliz y no veía luz al final del túnel! En el segundo me lo tomé de forma distinta y busque tiempo para mí! Y ni punto de comparación!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 octubre, 2016 at 10:46 pm

      Es que no hay peor cosa que creer que podemos con todo y que debemos hacerlo todo!!!! es una carga muy pesada, por eso se disfruta más cuando te relajas y comprendes que a veces necesitas tu tiempo, la ayuda de los demás… Delegar para tener nuestro propio espacio es bueno, y seguramente necesario…porque los niños crecen y se hace autónomos y tenemos que seguir teniendo cosas que nos completen…

  • Reply
    arantxa en mi cajón de sastre
    11 octubre, 2016 at 9:55 am

    Cuánta verdad guapa! Estoy de acuerdo sobre todo en el primer punto. A mi hija le encanta investiar, subirse a las alturas y la gente de alrededor: ‘Cuidado, pero que se va a caer’, ‘¿dejas que haga eso?’ Pues sí, que es lo que tiene que hacer.
    Me ha gustado!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 octubre, 2016 at 10:48 pm

      ufff, es que si tengo que sufrir por cada cosa que hagan mis hijos, yo es que no vivo, sería imposible ser madre de familia numerosa, jajaja… Yo he tenido hijos para disfrutar y, mientras tengan salud, no pienso agobiarme más d elo necesario!!! Un besin

  • Reply
    Cristina. Cosas de Infantas
    11 octubre, 2016 at 11:42 am

    Me encanta leerte, Carmen. Y lo que relajas, hija..

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 octubre, 2016 at 10:49 pm

      Gracias Cristina!!! Es que hay que relativizar… y disfrutar!

  • Reply
    Paula
    11 octubre, 2016 at 11:55 am

    Genial

  • Reply
    diasde48horas
    11 octubre, 2016 at 12:13 pm

    Completamente cierto todo lo que dices: intentar no agobiarse, no culpabilizarnos de todo, darnos algún capricho…. pero es dificil conseguirlo!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 octubre, 2016 at 10:57 pm

      Es curioso, para mí lo más difícil es lo de encontrar tiempo para darme un capricho, jajaja…

  • Reply
    Luci
    11 octubre, 2016 at 12:19 pm

    Hola Carmen,
    sigo tu blog aunque no soy mamá pero algún día si espero serlo.
    Me ha gustado tu entrada de hoy, creo es importante recordar ciertas cosas.
    Me gustaría hacer una apreciación y si quieres, por supuesto me das tu opinión.
    Tengo la sensación de que, socialmente se les sigue “exigiendo” mucho más a las madres que a los padres en lo relativo al nacimiento y crecimiento de los hijos. (digo exigiendo entre comillas porque cada familia y casa es un mundo, está claro)
    No conozco blogs, revistas o programas de “paternidad” donde se ponga el acento en los papás en temas como conciliar o donde se les involucre “más”.
    Gracias de antemano y un saludo.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 octubre, 2016 at 11:17 pm

      Muchas gracias!!!!!!!!Tienes toda la razón, pero creo que hay un componente biológico en todo esto. El hecho de gestar un bebé hace que la relación del recién nacido con su madre sea única. Es cierto que, según los hijos van creciendo, esto no debería ser una exigencia a la hora de ser nosotras las que afrontemos gran parte de la tarea de la crianza, pero es complicado desvincularte cuando te has hecho cargo al 80% de la crianza durante los primeros meses. Es cierto que la generación de ahora está mucho más implicada que la de nuestros padres, abuelos… pero queda mucho camino por recorrer!!

  • Reply
    mamirecientecuenta
    11 octubre, 2016 at 12:31 pm

    Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Yo estoy en proceso de cambio. Hay cosas que hago desde siempre, pero de un tiempo a esta parte, he visto que hay otras cosas que sí tengo y debo hacer.

    Desde siempre dejo a su aire a la niña. Y cuando mis padres, sobre todo mi madre, se pone en plan protectora, eso no lo toques que te haces daño, ten cuidado que te vas a caer, le pido que la deje en paz, que tiene que ir explorando y que yo ya vigilo por si realmente corre peligro.
    Estoy en la fase de intentar no gritar (a veces me lo pone muy difícil) y en la de no autoflagelarme. La verdad es que esta segunda lo llevo bien ,pero la peque durante estos dos días por la mañana me ha hecho sentir la peor madre del mundo, al despertarse por la mañana, justo en el momento que me tengo que ir a trabajar y llora desconsolada mientras grita mamá!! y teta!! sobre todo porque aun saliendo a la calle se le puede oír (tiene buenos pulmones)
    En cuanto a lo del capricho, yo a veces lo hago. Siento que me quiero comprar algo o darme un homenaje y lo hago. Porque si no, la vida no sería tan divertida y siempre andaría amargada.
    En cuanto a lo de renunciar: Intento volver a viejos hábitos que había dejado de lado y que por el nacimiento de la enana había dejado. Además de ponerme unos nuevos, como hacer más deporte, aunque sea en el momento que ella duerma! 🙂 🙂

    Y es que somos madres, no sufridoras!!! 🙂

  • Reply
    nuevemesesyundiadespues
    11 octubre, 2016 at 1:31 pm

    Comparto todo, todito. Aunque, claro está, me quedan muchos años de experiencia para llegar a tu nivel. Jajaaj.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 octubre, 2016 at 11:20 pm

      q vaaaa, algunas cosas van unidas al carácter!!! yo he visto a mi madre siempre muy tranquila con tres niños varones kamikazes y aprendí que preocuparse no iba a evitar que pasase nada malo… y la otra opción es no dejar que los niños hagan nada!! así que algunas cosas las vi de niña, no tanto como madre…jajaja

  • Reply
    Gema
    11 octubre, 2016 at 4:19 pm

    Practico todo lo que dices, menos lo de gritar. Tengo que hacer verdaderos esfuerzos y no lo consigo siempre. También es verdad que si tienes más de un hijo todo se relativiza. La experiencia es un grado. El post genial como siempre.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 octubre, 2016 at 11:21 pm

      Muchas gracias! la verdad es que es complicado, hay que hacer un ejercicio de autocontrol enorme!! pero a la larga compensa, aunque claro, todos podemos tener un día malo!

  • Reply
    Celia Ramón Wyser
    11 octubre, 2016 at 4:51 pm

    Tienes mucha razón y en la misma linea decía yo hace unos meses en bloggers and family que no somos perfectas y eso está muy bien. Nada como leer otras madres poco drama queen y sentir que estás como en casa 🙂

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 octubre, 2016 at 11:22 pm

      jajaja, a mí me ayudó mucho ser hermana mayor con tres kamikazes detrás, que vas aprendiendo desde pequeña a tomarte las cosas con filosofía y sin dramas, no compensa!!

  • Reply
    mar
    11 octubre, 2016 at 6:14 pm

    Estoy de acuerdo!! Pero es difícil darte un capricho si no tienes con quien dejar a los peques ya que no tengo ayuda de nadie .Ya me gustaría hacer deporte,sueño con poder algún día 😂😂😂.Con respecto a lo de chillar me lo he propuesto y lo haré…aunque a veces me sale la vena…Y ya no se cuando me he echo la última pedicura😂😂😂😂😉

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 octubre, 2016 at 11:30 pm

      has pensado hacer deporte cuando los niños duermen??? lo sé, da pereza, pero yo es lo que hice hasta hace un mes, porque por el día estaba siempre con,a l menos, uno de los niños…O los fines de semana que se quede el papi con las criaturas un rato y te vas a hacer deporte, jajaja.. Lo de no gritar cuesta mucho, pero luego es completamente beneficioso para todos, para nosotras las primeras… Jajaja, yo es que desde la boda no me hago manicura ni pedicura, un desastre!!! menos mal que no tengo que teñirme el pelo, porque la pelu hace casi un año que no la piso, jajajaj

  • Reply
    mamatupuedes
    11 octubre, 2016 at 9:33 pm

    Totalmente de acuerdo en todo!! Yo tampoco tuve hijos para sufrir, hay muchas cosas de las que disfrutar y nuestra actitud es muy importante para afrontar la vida de una forma u otra… Como siempre, genial!! 👏👏👏
    Besos guapa! 😘😘

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 octubre, 2016 at 11:32 pm

      Muchas gracias!!! Pues tal cual…a mí es que nunca me ha ido lo de autoflagelarme ni sufrir sin necesidad, supongo que porque vi des niña algunos dramas de verdad, por eso intento relativizar y disfrutar de lo que tengo!!! un besin

  • Reply
    María Bem
    11 octubre, 2016 at 9:53 pm

    Este post deberían darlo impreso junto con los papeles del alta en el hospital, ole tú 👏🏻
    Un besín 😘

  • Reply
    Marta
    11 octubre, 2016 at 11:58 pm

    Hola Carmen, me encanto todo lo que dijiste hay que ponerlo en práctica sobre todo lo de no gritar, no soy capaz pero lo intentaré. Besitos guapa.

  • Reply
    1_vidareal
    12 octubre, 2016 at 10:06 am

    Tienes toda la razón, vivir la maternidad desde la calma puede ser la gran diferencia. Justo ayer publiqué un post sobre lactancia en la que vengo a decir lo mismo; Hay que relajarse y olvidarse de imposiciones, autoimposiciones y verdades absolutas. Te lo dejo por si quieres leerlo. Un beso!

  • Reply
    Las Cosillas de Carmen
    13 octubre, 2016 at 7:14 am

    Me ha encantado el post! Enhorabuena!
    Te intentaré hacer caso en lo de no gritar aunque algunas veces es complicado…… Uffff, pero lo voy a intentar, seguro que gano en salud!
    Un besito

  • Reply
    No sin mis patucos
    13 octubre, 2016 at 9:52 am

    Pues estoy muy de acuerdo. Claro que cuando los niños son muy pequeños, hay que dedicarse a ellos en cuerpo y alma, pero creo que es fundamental ir recuperando poco a poco nuestra vida, nuestras aficiones, nuestra pareja.
    La vida pasa demasiado rápido como para no disfrutarla de verdad, hay que ser felices y hacer felices a los que tenemos a nuestro lado. Como tu dices si uno está contento, es más facil que los niños estén contentos.

  • Reply
    mamaysuscosas
    13 octubre, 2016 at 2:12 pm

    Ha sido leer tu post y decidirme hoy mismo a coger cita en la manicura, llevó meses diciendo que voy y por C o por B no voy!! Qué razón tienes con que esto es efímero!! Con esa excusa llevo meses dejando que mi nene se duerma en nuestra cama: sé que en unos años ya no será posible. Un beso!!

  • Reply
    amareselmotor
    24 octubre, 2016 at 3:04 pm

    Genial!! Acabo de compartirlo en mi página de facebook. Suscribo cada punto. Hay que empeñarse!! Los beneficios de tener esa filosofía de vida son enormes (para nosotras y para nuestra familia). Besos

  • Reply
    mamacuchufleta
    2 noviembre, 2016 at 3:00 pm

    Me encanta este post, estoy muy de acuerdo contigo, no podemos estar constantemente riñendo y prohibiendo, eso no es vivir. El tema de los gritos, creo que he aprendido a hacerlo, aunque también hay veces en las que alguno se escapa, pero entonces respiro hondo y se acabó, hablo sin gritar. Lo que más me cuesta, como te he dicho en algunos otros posts, es buscar los momentos para mí, espero ser capaz de hacerlo, porque son necesarios para la salud mental de mamá.

  • Reply
    Cristina
    9 marzo, 2017 at 11:27 am

    Cuanta razón ! Y yo creo que en el fondo es algo natural, lógico y necesario, y que cuando nos paramos a pensarlo lo vemos como algo normal. Pero eso es lo que falta, parar un poco y pensar en nosotras mismas. Los resultados benefician a todos los que están en nuestro entorno.

  • Reply
    MARIA
    21 marzo, 2017 at 6:35 pm

    Estoy embarazada de 8 meses de mi primer bebe y leerte me ayuda mucho. Todo el mundo alrededor creo que tiende a contar siempre lo peor de ser madre y a veces te entra miedo. Soy positiva y espero disfrutar de la maternidad con sus cosas buenas y malas. Un saludo!

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies