No soy una Drama Mamá
crianza Maternidad y embarazo Sin categoría

No soy una madre mártir

No he nacido para sufrir, y entiéndaseme bien, no para sufrir innecesariamente. La vida ya me irá dando golpes, de los de verdad; tarde o temprano, todos pasamos por pérdidas y vemos enfermedades a nuestro alrededor así que, con sinceridad os digo, no me apetece no disfrutar de lo que tengo ahora. Y eso, por supuesto, incluye la maternidad; tengo una forma de entender esta vivencia muy parecida al resto de facetas de mi vida, no me rasgo las vestiduras y entiendo que, en la medida de lo posible, no tengo porqué sufrir, más bien, lo contrario. Eso sí, parto de una premisa realista, la maternidad no es sencilla, y quien quiera llevar una vida igual siendo madre que sin serlo, desde luego, es que no se ha parado a mirar a su alrededor.

Pero bueno, una cosa es que las cosas cambien y otra que todo se convierta en un sacrificio constante, como si la máxima de mi vida fuese la felicidad de mis hijos a cualquier precio, aunque supusiese estar yo triste o amargada. Pues no, yo tengo derecho a ser feliz como madre y como mujer, porque también existo en otras facetas. He encontrado la forma de ser feliz y de que mis hijos lo sean, porque lo justo es que todos lo seamos, no sólo ellos. No me planteé una forma en concreto de criar a mis hijos, fue surgiendo aunque, de alguna manera, supongo que ha influido la forma en que me criaron a mí. Y como fui feliz y me considero una persona sana en todos los sentidos, es evidente que quiero parecerme a mis padres en muchos aspectos.

IMG_20160517_203633

Y por poner un ejemplo de que mi felicidad también cuenta, y además siempre lo he recalcado: yo no pude tener unas lactancias normales con mis hijos por las mastitis. Lo intenté, me asesoré, me ayudaron y la cosa nunca se solucionó del todo. Pues oye, a otra cosa mariposa. Les doy biberón y listo, y todos tan felices. Yo prefiero pensar en la suerte de que hoy en día tengamos leches de fórmula que nos permitan alimentar a nuestros bebés con seguridad en lugar de llorar porque no he podido darle la mejor. Esto de las mastitis te pasaba hace un siglo y le tenías que dar leche de vaca directamente a un recién nacido o dejar que lo amamantase otra señora que atetaba a 10 bebés más. Así que, ¿para qué amargarse? Y al contrario, últimamente he encontrado varias cuentas en Instagram de madres que confesaban sentirse completamente agotadas y sintiendo cierto rechazo al tener bebés y niños que demandan pecho de continuo y yo me pregunto: ¿no es mejor que los dos estén bien?, ¿qué hay de malo en pretender dormir dignamente?, ¿es eso egoísta? No lo creo.

Yo es que reconozco que de mártir tengo bien poco. Mi vida hubiera sido más cómoda si en lugar de tres hermanos hubiera tenido uno, o si hubiera sido la pequeña en lugar de la mayor. Pero es algo que ni me planteo, es lo que es, y con lo que he tenido he intentado disfrutar. Punto. Es más, yo sé que hay gente que me mira por la calle, me ve con tres niños y sufre pensando que yo estoy sufriendo. Y nada más lejos de la realidad, estoy disfrutando como nunca. Y si un día necesito salir a cenar con mi marido, pues voy, sin remordimientos. Y si resulta que una madre necesita trabajar para sentirse realizada, le hago la ola. Lo realmente malo es quedarse en casa porque crees que tienes que hacerlo pero en realidad no estás a gusto haciéndolo. Y al contrario. Esto no es una competición a ver quién sacrifica más por sus hijos; desde luego, yo no entiendo la maternidad como un sacrificio sino como la oportunidad más grande de disfrutar de la vida.

52 Comentarios

  • Reply
    Madre Agua
    24 mayo, 2016 at 7:09 am

    Yo lo que tampoco entiendo es que no estemos justificando siempre: si damos el pecho porque lo damos, con el biberón igual, si salimos porque salimos, si trabajamos… Parece como si en el fondo tuviésemos que justificarnos del tipo de madre de somos.
    Besitos

  • Reply
    La maternidad de Krika en Suiza
    24 mayo, 2016 at 7:13 am

    Claro que sí!! La maternidad es maravillosa, y no tiene que serlo a costa de nuestra felicidad, sino que debería contribuir a ella ¿no?. Pero una cosa te digo, que quien decide amargarse lo hace siendo madre o sin serlo, que hay gente muy negativa y que se agobia en un vaso de agua. Yo tampoco tengo alma de mártir y prefiero disfrutar de la vida y de mi familia sin remordimientos. Un abrazote.

  • Reply
    mamapuede
    24 mayo, 2016 at 7:21 am

    Pues eso digo yo! La maternidad son renuncias por un lado pero satisfacciones por otras y se supone que cuando te quedas embarazada ya lo sabes. Vale, no sabes tanto pero ni de una cosa ni de otra.

    Hay que disfrutar de lo que tienes, no todos los días son perfectos pero si hoy es malo mañana será mejor y tienes que hacer porque sea mejor cambiando lo que no te guste, y eso incluye a niños y a padres

  • Reply
    Una mama mas
    24 mayo, 2016 at 7:51 am

    Yo creo que es una actitud… En rasgos generales, pues el que no es feliz es porque no quiere (de forma genérica! Luego cada caso es cada caso!).
    Para todo en esta vida te tienes que “sacrificar”, no sólo para la maternidad. Y una puede vivi viendo el vaso medio vacío, pensando que lo mejor está por venir o verlo lleno pensando que ya estás en lo mejor y seguirá así! Pero repito, es una actitud. Mi cuñada suele decir que si todos los días te dices que sos feliz algún día acertaras! Y así es!
    Y mejor madre feliz con biberón que madre infeliz con teta.

  • Reply
    Sonia
    24 mayo, 2016 at 8:12 am

    Qué bonito Post Carmen.. Pienso lo mismo, un beso

  • Reply
    Susana
    24 mayo, 2016 at 8:59 am

    Ole ole y oleeeeeeeeee.mejor no se puede decir.

  • Reply
    Irene
    24 mayo, 2016 at 9:01 am

    Quiero pensar que las mujeres que sacrifican el ser MUJER para ser MADRE es porque quieren hacerlo, igual que otras vivimos la maternidad y la vida de otra forma…
    Yo desde luego, no podría. Disfruto cada instante que estoy con mis hijos, y cada instante que estoy con mi marido, o sola con mis amigos. Creo que hay tiempo para todo y para todos.
    Así que… a disfrutar todo lo que se pueda como cada uno quiera!
    Un besote!!

  • Reply
    María
    24 mayo, 2016 at 9:08 am

    Muy bien dicho. La vida es tan sumamente imprevisible que no sabes lo que va a pasar. Hay que disfrutar con lo que tenemos y de las personas que nos quieren.
    A veces te sientes cansada, agotada, sientes que no puedes más, los peques no paran y encima, oyes críticas por todos lados, que sientes que vas a estallar como “Hulk” pero luego llegan esos momentos en los que tus niños te miran con esos ojos llenos de amor y te dicen: “mamá te quiero” y a una se cambia la cara y ve arcoiris por todos laos.
    No es ser mártir, pero hay momentos en los que tenemos derecho a quejarnos. Y tenemos derecho a vivir la vida como nos de la gana y cada uno ve la felicidad de una manera muy distinta.
    La felicidad es como el amor hay para todos los gustos.
    Un beso a todas las mamis.

  • Reply
    Rocio
    24 mayo, 2016 at 9:12 am

    Amén!! Totalmente deacuerdo, hay veces que nos olvidamos de nosotras mismas y eso no puede ser. Y yo tampoco soy una mártir. Opto por la comodidad como aliciente para ser feliz.

  • Reply
    marigem
    24 mayo, 2016 at 9:23 am

    Absolutamente de acuerdo. Y cuando el año pasado perdí a mi padre de repente y siendo joven lo confirmé. Cuando me repuse un poco me di cuenta de que lo único que me quedaba era haber podido disfrutar juntos, haber atesorado un montón de recuerdos que permanecen y el haber tenido yo una infancia feliz y mis hijos también, y eso no tiene precio.
    El martes pasado hice un post con recuerdos de mi infancia y con unas fotos, y mientras lo preparaba me reafirmé, hay que ser feliz, disfrutar el momento y preocuparse solo de lo importante, y aún así, siempre relativizando y buscando cosas positivas. Y al ver los comentarios vi que la mayoría pensaban igual.
    Un besito y me ha encantado.
    Ahhhh, de todas formas la gente negativa se va a aquedar con lo malo, si da pecho porque es una atadura, si da bibe porque es artificial, si solo tiene un hijo porque está solo y si son varios porque son agotadores, y así con todo, eso va mucho en la persona.

  • Reply
    Mel
    24 mayo, 2016 at 9:24 am

    ¡Hola, Carmen! Llevo mucho tiempo leyéndote, es la primera vez que me atrevo a comentar, pero el post de hoy lo merecía, porque no puedo estar más de acuerdo contigo.
    Yo tampoco di el pecho a mi hijo porque, tras un parto inducido y muy complicado, ni siquiera tuve subida de leche. Mi niño lloraba de hambre y perdió peso; en ese momento decidí que le daría biberón, que me daba mucha tranquilidad saber cuánto tomaba y que estaba ganando peso. A día de hoy, sigo pensando que tomé la mejor decisión, y no he sentido que le haya “privado” de nada, pero en alguna ocasión, alguna madre me lo ha dado a entender (en fin).
    Trabajo, por las tardes disfruto del tiempo que paso con mi hijo; los fines de semana disfrutamos todos en familia… a pesar del estrés diario, veo a mi hijo feliz y eso lo compensa todo. La vida es demasiado corta y a veces complicada como para sufrir sin necesidad.
    ¡Un abrazo!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      24 mayo, 2016 at 3:49 pm

      Completamente de acuerdo! la vida es demasiado corta y ya tiene por sí muchas complicaciones como para andar lamentándose por aquello que no salía como esperábamos… Tenemos salud, los niños son felices, nosotros también, pues no hay que rasgarse las vestiduras porque los planes no sean los previstos… Tomaste esa decisión y eso te ayudó a dejar de sufrir, yo hice lo mismo,y me alegro de haberlo hecho así!! no quería dejar de disfrutar de mis hijos… Gracias por animarte a escribir!!

  • Reply
    MamadeunSurvivor
    24 mayo, 2016 at 10:03 am

    No sabes como de igual somos en este aspecto! La felicidad ante todo y si hacer algo supone pasarlo mal o estar depresiva plantéatelo y dale un giro. Yo adoro a mis hijos y cuando estoy con ellos, aunque agotan a veces, soy la mujer más feliz del mundo pero también lo soy cuando me voy con mi marido de cena o al cine todos los viernes y sin remordimientos! Somos madres pero también mujeres y esposas y hay que intentar buscar el equilibrio entre todo. Vivir por y para los hijos descuidando otras cosas no siempre es bueno pero cada cual que haga aquello con lo que se sienta feliz!! Además, somos jóvenes y nos merecemos de vez en cuando revivir aquella época joven ;-). Con respecto a pecho o biberón yo siempre digo lo mismo: lo importante es que la madre sea feliz. Besos!

  • Reply
    maria
    24 mayo, 2016 at 10:17 am

    ole ole y ole.
    totalmente de acuerdo contigo.
    todas/os criamos a nuestros hijos como mejor sabemos para darles todo lo bueno. pero no todas/os sabemos lo mismo, y lo que es bueno para mi no lo tiene porqué ser para ti.
    por ello debemos respetarnos y que cada una/o lo haga lo mejor posible.
    ¿o no?

  • Reply
    Emma
    24 mayo, 2016 at 10:24 am

    ¡Yo tampoco soy martir! Disfruto mucho con mis hijas. Pero no me gusta ninguno de los dos extremos: ni estar quejándose todo el rato de todo, ni el “me despierto 10 veces cada noche pero me da igual y todo es perfecto”.

    Yo estoy feliz y soy de disfrutar por naturaleza, pero eso no quita que si mi hija lleva una semana sin pegar ojo, y yo con ella, no lo comente en plan estoy agotada. Pero como algo punctual, no como queja continua! Tampoco soy de las de “me encanta que se despierte por la noche a tomar teta” (y he dado y mucha)

    ¡Besos!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      24 mayo, 2016 at 3:51 pm

      jajaja, estamos de acuerdo!!! no es creíble una maternidad donde todo es perfecto!!! Yo so he contado cómo me he desesperado con las rabietas del mediano, lo que me dolió el primer postparto…pero no para amargar a nadie sino contando cómo superé esas situaciones por si ayudan a alguien…porque no soy nada de autoafligirme!! creo que a nadie le gusta que le despierten por la noche!!! jajaja.. besos

  • Reply
    Embarazada y estupenda
    24 mayo, 2016 at 10:33 am

    Muy buen post! Muy de acuerdo! También creo que esto viene un poco dado por la obsesión que existe de ser perfectas, o rozar la perfección, q muchas veces es frustrante….

    • Reply
      nosoyunadramamama
      24 mayo, 2016 at 3:52 pm

      si, efectivamente… y también por una serie de modas en cuanto a crianza, que parece que si te sales de ahí…lo estás haciendo mal… En realidad, a estas alturas, ya está todo inventado, no hay nada nuevo sobre crianza!

  • Reply
    Romina
    24 mayo, 2016 at 10:53 am

    Me ha encantado. Me siento muy identificada. Cuando me kede enbarazada supe q no podria hacer lo mismo q antes, pero tenia muy claro q tampoco debia olvidarme d mi vida. Igual, cuando tuve q darle leche de formula xq la mia tardo en subir x la cesarea…llore. pense q era una inutil x no poder alimentarle. Luego se me paso, serian las hormonas, y vi las ventajas d una lactancia mixta. No nos debemos olvidar d nosotras mismas.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      24 mayo, 2016 at 3:53 pm

      pues hiciste bien, hay que intentar ver lo positivo de cada situación… yo le vi luego muchas ventajas a la lactancia mixta!!!

  • Reply
    Norgwinid
    24 mayo, 2016 at 11:21 am

    Yo siempre lo he dicho: no tengo espíritu de mártir. Las decisiones que he tomado desde que soy madre han sido siempre con el objetivo de mejorar nuestro día a día y ser felices todos: si para dormir hay que colechar, colechamos. Si ya no hay forma de pegar ojo así, pues cada uno a su cama. Si porteando me muevo más fácilmente, mejor. Si a la niña (que ya pesa 10 kilos!) le mola más ir en carrito, mi espalda se lo agradece… etc. Creo que la vida ya es suficientemente dura como para ir poniendo nosotras mismas piedras en nuestro camino!!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      24 mayo, 2016 at 3:55 pm

      totalmente de acuerdo!!! lo comentamos en uno de tus posts!!! pero es que no he podido evitar el tema porque de verdad que me sorprende el afán de autoflagelación que veo y escucho de vez en cuando, me cuesta entender que no semaos capaces de encontrar, por a poco, una solución en la que todo estemos bien…

  • Reply
    Cool & Mum
    24 mayo, 2016 at 11:30 am

    Muy bueno Carmen!

    Para mí el problema está en que se hace un mal uso de toda la información que tenemos a nuestra alcance hoy en día, y se intenta seguir un modelo de madre que venden algunas mamás que quieren rozar la perfección, y predican sus creencias con tanta “pasión” y como si fuese la única forma de hacerlo que si te sales de ahí, ya te sientes mal. Y ya no es solo la lactancia, es el colecho, es la forma de parir, es si quieres trabajar…
    Mira yo me he ido cinco días con mi pareja de viaje solos y dejó a mis hijos con mi madre, mi hermana y mi tía perfectamente y más contentos que unas castañuelas…. Bueno pues si vieras la de cosas que he tenido que escuchar al respecto y las caras!!!!!
    Pero como mi vida es mía y hago con ella lo que quiero pues directamente paso.
    Yo he decidido ser una persona feliz ante todo, en todos los ámbitos de mi vida e intentar ser la madre perfecta y jugar a las competencias no entra dentro de lo que yo llamo felicidad.
    Con lo bonito que es equivocarse y aprender de los errores para mejorar cada día….

    • Reply
      nosoyunadramamama
      24 mayo, 2016 at 3:58 pm

      completamente de acuerdo!!! en todo en la vida, incluida la crianza, hay modas, y fíjate que ya está todo inventado!!! pero si te sales de lo aquello que está bien visto, ya te condenan por ello! Y vamos, me hago una idea de lo que tuviste que oir por irte de viaje sin tus hijos! Yo lo hice, aunque solo un finde, y creo que nos vino genial a todos, porque todo el verano con dos niños pequeños y embarazada me dejaron ko…

  • Reply
    gloan
    24 mayo, 2016 at 12:23 pm

    Es que una cosa no quita a la otra. Pienso de la misma forma que tú. Las cosas hay que vivirlas según vienen, pero parece ser que eso no es lo mejor, para algunas. No entiendo por qué hay tanta guerra en estos temas. ¿Dónde queda el derecho de cada cual a vivir como le de la gana? ¿Por qué hay que dar explicaciones por todo? No lo entiendo, de verdad. Me parece perfecto tu punto de vista. No por sufrir eres mejor ni peor. Un beso gordo.

  • Reply
    María Unzueta Fuentes
    24 mayo, 2016 at 1:14 pm

    Eso digo yo. Tengo 2 niños, el mayor de 4 y el peque de 10 meses. Resulta que el mayor es muy inquieto y desde que está el bebé pues algo más. Hemos decidido llevarle este verano a una guarde que hay en mi pueblo que hacen talleres con los niños y va a estar muy entretenido, además, la razón principal es que la dueña es una psicóloga infantil muy buena y queremos que le observe bien y nos de unas pautas. Bueno, pues como yo no trabajo fuera de casa, lo que he tenido que oír… que para que le llevo a la guarde, que el niño estaría mejor conmigo, que si no trabajo para qué… pues eso, dónde quedó eso de que cada cuál haga lo que le de la gana y que el resto se meta sus opiniones donde les quepan??? Un besín!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      24 mayo, 2016 at 4:00 pm

      ufff, no entiendo porqué la gente se mete en esas cosas!!! En una casa también se trabaja, y mucho!!!! y yo prefiero que estén en un sitio haciendo actividades que tenerlos frente a la tv mientras yo hago camas, pongo lavadoras, limpio… y ojo, que me parece bien que otros los hagan pero condenarte por algo así es absurdo!!!

  • Reply
    madre3x2
    24 mayo, 2016 at 1:19 pm

    Hoy me siento bien conectada contigo. Es un post muy sincero y sensato, sí señora.

  • Reply
    No sin mis patucos
    24 mayo, 2016 at 2:11 pm

    Pues ese es el tema, que la gente está tán pendiente de los demás que no son capaces de fijarse en sus propias vidas. Yo creo que para hacer felices a los demás, debemos ser felices nosotros mismos. Adoro ser madre y seguramente habré sacrificado cosas, pero es tanto lo que me aporta, que no sabría decir que.
    En la vida hay que aceptar las cosas como vienen y seguir viviendo y sobre todo disfrutar mucho de lo que tenemos.
    Un besote.

  • Reply
    Planeando ser padres
    24 mayo, 2016 at 2:39 pm

    Yo vengo con una maternidad torpe por naturaleza. He hecho cosas, y las sigo haciendo, como colechar y portear, de las que renegaba antes del parto. Siempre digo que colecho por supervivencia, no por cuestiones románticas y amorosas. En esta casa o se colecha o te pasas la noche con la niña de paseo en brazos. Y claro, como tú dices ¡todos merecemos dormir! Y ser felices. Pero sin dormir, lo de la felicidad se complica. Madre mártir no soy, soy del montón: fallos a patadas, decisiones que creo que hago bien, otras en las que meto la pata… Como hay opiniones para todos los gustos, cada uno que críe como quiera. Lógicamente, las decisiones que yo tomo (lactancia materna, colecho, porteo, no guardería, etc.) las tomo porque creo que son lo mejor para mi bichilla y para mi familia. El resto de familias, que actúen en consecuencia con sus propias circunstancias. ¡Y con el modelo de criatura que hayan parido! Porque definitivamente, no todos los bebés presentan las mismas demandas. Ni a todas las madres les cuesta el mismo esfuerzo la crianza. Tú tienes 3 y andas de lo más suelta. Yo con una sola tengo mis días de desequilibrio total y otras sólo con uno, preferirían morir antes que volver a reproducirse. A mí lo que me agota es la gente que vive en una queja constante, los que se sienten mártires viviendo una situación que tampoco excede de lo normal.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      24 mayo, 2016 at 4:05 pm

      Tú no entras en el grupo de madres mártires!! Si al final optas por lo que te resulta más práctico, como yo… Lo que pasa que en tu caso, lo práctico es dormir con la niña para descansar y en el mío lo práctico resultó pasarles a su propia habitación, por poner un ejemplo!! Y poco te quejas para dormir poco, jajaja… Pero vamos, que no sé porqué hay tanta “autoflagelación” por el mundo, hay que relativizar las cosas e intentar disfrutar de esto, más allá de que nos podamos quejar por las dichosas rabietas o las noches de insomnio… Yo no puedo con la gente que vive en una queja constante, compartí piso con alguien así en la carrera y era realmente deprimenete!!!

  • Reply
    Ale
    24 mayo, 2016 at 3:41 pm

    Gracias por este post, yo me sentí muy mal pensando que era la única madre que tenia ganas de trabajar, me agobiaba estar todo el día en casa sin nadie que me diese conversación acostumbrada a estar 12 hora fuera.
    Ahora me pasa al revés, no veo el momento de volver a casa para estar con mis chiquitines, aunque ya están creciendo y de poder dedicarles mucho mas tiempo, así que decidí pedir la reducción de jornada que en mi mundo laboral esta muy mal visto, pero es un derecho que nos ha costado mucho conseguir.

    Besos

  • Reply
    Cuestión de madres
    24 mayo, 2016 at 6:00 pm

    Pienso como tú, sufrir lo justo y necesario y si una cosa pensaba hacerla y luego no es como pensaba o me hace sentirme incómoda se lo estaré transmitiendo a mis hijos y será igual de perjudicial que no hacerlo. Y sin remordimientos de ningún tipo de si no les doy lo mejor o los estoy malcriando, a nosotros nos funciona y es lo único importante

  • Reply
    enelsombrerodemama
    24 mayo, 2016 at 9:23 pm

    Y como un regalo. Y como todo lo bueno en esta vida, algo cuesta, si no, tan bueno no seria. Aveces encuentras mamas-queja andantes que a cualquiera disuaden de decidirse a procrear…Por supuesto hay sueño, cansancio y renuncias…Y hay una plenitud que jamas habias conocido, un amor que no te cabe dentro y momentos divertidos, entrañables e irrepetibles. La maternidad es un don gratuito y deberia ser tambien una actitud, de agradecimiento por el regalo que se nos ha confiado.

  • Reply
    Eva
    24 mayo, 2016 at 10:11 pm

    Amén, estoy 100% contigo,como casi siempre. Es lo que dices,que cada uno haga lo que quiera porque realmente lo quiera pero no a costa de estar a disgusto. Creo que una de las mejores enseñanzas que les podemos dar a nuestros hijos es buscar la felicidad y para eso tenemos que ser nosotros felices. Un gran post!!

  • Reply
    Petite moon
    24 mayo, 2016 at 11:11 pm

    Muy buen relato Carmen. Siempre en positivo sino te hundes. Un beso

  • Reply
    Una Mamá Novata
    25 mayo, 2016 at 1:11 am

    ¡Me encanta tu reflexión! 100% de acuerdo: la maternidad está para disfrutarla!!

  • Reply
    The Soft Cotton
    25 mayo, 2016 at 7:37 am

    Ole, ole y ole!!!! Me ha encantado, me he sentido identificada. Creo que es tan importante ser feliz también uno mismo, porque somos madres pero también seguimos siendo personas, y merecemos ser felices, sentirnos bien con lo que hacemos, y luchar por hacer todo lo que queramos en esta vida, y no arrepentirnos en unos años. Es como cuando a nosotros por ser jovenes nos dicen que nos hemos fastidiado la vida…pues no! Es lo que queríamos, y eso nos hace felices! Y mira que esta siendo complicado, todo desde el embarazo ha sido una piedra tras otra, lo fue también el parto, y está siendolo ahira con el peque, que lo pilla todo, y no nos da tregua, y sumado ahora el retraso que lleva en el desarrollo…una cosa tras otra, pero oye! Estas cosas pasan y no por ello me voy a amargar, aunque haya días que decaigo un poquito, pero el siguiente, sonrisa, positivismo, y a vivir la vida!

  • Reply
    MONTSE
    25 mayo, 2016 at 9:06 am

    Cuánta razón llevas! Qué ganas tiene la gente de pasarse el día sufriendo. Y estoy de acuerdo también con algún comentario que he leído más arriba: nos fijamos demasiado en la gente que se publicita como madres o familias perfectas, y eso no existe. Todos tenemos nuestras cosas. Y tratar de ser perfectos, y, sobre todo, de sacrificarnos hasta el extremo para que nuestros hijos tengan vidas perfectas para mi es un error terrible. Sobre todo porque a mi juicio los niños también deben entender que la vida no es siempre perfecta, que a veces no salen las cosas como uno quiere y que no pasa absolutamente nada. De esa manera serán adultos más positivos, más preparados para afrontar las dificultades, y creo yo, valorarán más las cosas importantes de la vida.

  • Reply
    pequeboom
    25 mayo, 2016 at 9:30 am

    Tal cual. Es la vida misma. Cada uno que haga lo que quiera!!!!!!

  • Reply
    mamaysuscosas
    25 mayo, 2016 at 12:10 pm

    Qué buen post Carmen!! Tienes más razón que un santo. Aunque desgraciadamente aún hay gente que piensa que cuanto más se sufre mejor madre eres…yo siempre he pensado que si yo no estoy bien…mi nene tampoco. No creo que quiera tener una madre amargada o triste. Hay ser feliz y no lamentarse tanto!! Un beso guapa.

  • Reply
    ana
    25 mayo, 2016 at 1:23 pm

    Yo siempre digo que no me gusta dar consejos sobre la maternidad,que cada cual haga lo que le resulte más fácil.Hombre,yo no he podido dar el pecho por mis partos prematuros,y la verdad es que al principio te frustra bastante,pero bueno para algo está el bibe,y a otra cosa mariposa,y por eso no eres menos madre.Lo importante que mamis y niños seamos lo más felices posible,aunque haya momentos de cansancio,que también los hay,

  • Reply
    Ana
    25 mayo, 2016 at 9:43 pm

    Salir a cenar con tu marido…si tienes posibilidades económicas para tener a una persona interna, no? Porque sino con 3…

    • Reply
      nosoyunadramamama
      25 mayo, 2016 at 9:46 pm

      O unos abuelos,no??? Ya me gustaría lo de la niñera, envidio sanamente a quienes pueden contar con ella cuando quieren, no sé porqué lo mencionad en plan peyorativo,mujer..

      • Reply
        Emma
        25 mayo, 2016 at 10:12 pm

        Ay, Carmen, hija, ni en un post como este te libras de que se metan en tu vida, tus opciones, se critique, o se comente con quien quieres y puedes dejar a tus hijos cuando te da la gana…¡qué paciencia hay que tener!

        • Reply
          nosoyunadramamama
          25 mayo, 2016 at 10:28 pm

          Nunca, hija… Ya ves, es agotador!! Si tienes un hijo xq tienes uno, si tienes tres es xq eres rica…en fin, qué le vamos a hacer!!!

  • Reply
    correolacajitademusica
    25 mayo, 2016 at 10:02 pm

    Totalmente de acuerdo! En general detesto el victimismo, así que no entiendo a las madres que se pasan el día quejándose….

    Genial reflexión!!

    Feliz día

  • Reply
    liela
    26 mayo, 2016 at 12:05 am

    Coincido contigo: la clave es hacer lo que te haga feliz. No tener que estar justificando cada cosa que hagas parece una utopía.
    Yo doy pecho, colecho, no llevo a mi hijo a una guardería y no me considero mártir. No me supone un “sacrificio” ni un esfuerzo, al contrario: me hace disfrutar de mi maternidad y de esta nueva faceta de mi vida. En absoluto estoy amargada ni mucho menos triste. Me siento mujer, además de madre,con la vida que llevo. Y aunque no trabaje actualmente, si puedo ir haciendo cosas en casa (colaboraciones y pequeños trabajos) y me van saliendo proyectos, algunos ya en marcha, en los que puedo seguir en mi profesión. No echo de menos estar fuera de casa todo el día, trabajando por un sueldo bastante normalito y estresada hasta la extenuación. Eso sería para mí un sacrificio: trabajar y perderme los primeros años de mi hijo.

    La cuestión es que nos dejen ser felices y hacer con nuestras vidas lo que nos dé la gana. Si a mí no me apetece dejar a mi hijo (con los abuelos, con sus tíos, o con quien sea), no me quejo porque realmente es algo que no quiero hacer. Si otra mamá quiere salir y dejar a su hijo al cuidado de otros, ¿quién soy yo para juzgarla? Y es más ¿qué me importa a mí tres pimientos?

    Por cierto, el agitamiento en la lactancia, que es como se llama a ese rechazo del que hablas, es algo que ocurre con cierta normalidad. Si es algo que es continuo, desde luego que es para destetar. Pero no es que una se haga la martir 😉

    Un abrazo!

  • Reply
    Analía
    26 mayo, 2016 at 10:57 am

    no puedo leer todos lo comentarios que te han hecho pero lo haré este finde, me parece la reflexión hecha en voz alta, más acertada y sincera en tiempo , que he leído, lo del pecho sufrí todo lo mal que me hacian sentir unos y otros y en los tres nacimientos, ya está bien , yo estoy en total desacuerdo y la vida me hará al final ser borde con ellos, con la gente que da consejos gratuitos , cuando , ni se lo has pedido , y si incluso si has tomado ya una determinacion y miran por todos los medios de hacerte ver lo mal que has elegido, escogido o decidido, perdón???, que ya soy madre, que no tengo uno, ni dos, tengo tres y me charlas teniendo un hijo , de como tengo que hacerlo yo con el tercero, te has mirado tu el ombligo??, te digo yo que tu hijo va pegando a medio parque mientras me das la charla, ?, en fin . Enhorabuena por tu post, nunca tengo tiempo de escribirte pero te leo , y sigo muy de cerca tu evolucion , despues del nacimiento de Gabriel y me encantas, ya lo sabes , un beso enorme . Analía

  • Reply
    Gema
    26 mayo, 2016 at 3:53 pm

    Fantástico el post. Me encanta leerte porque eres positiva a tope. Tienes toda la razón.. cada uno encuentra su felicidad en distintos modos de vida. Yo que no trabajo, y estoy siempre con ellos (aunquea van al colegio) me apetece montón tener ratos sin ellos. Salir con amigas, salir con marido “de novios”. Incluso viajar solos. Y eso que desde que nació la pequeña no hemos podido porque sólo duerme en casa.
    Yo me considero una madre estupenda haciendo todo esto y mis hijos están súper atendidos y felices. Y lo que tengo muy claro es que hay que encontrar a la vez su felicidad y la nuestra.

  • Reply
    Mama Puñetera
    2 febrero, 2017 at 1:50 pm

    Yo creo que todo se trata de la actitud que tomemos en la vida, frente a la vida. En la maternidad, como en cualquier otro aspecto. Así que no puedo estar mas de acuerdo contigo!
    Lo que no niego es que se realicen sacrificios a raíz de la maternidad, pero hay muchas otros aspectos en esta vida por los que también sacrificamos cosas y, volviendo a lo primero, que sea un sacrificio no tiene porque ser necesariamente negativo. La vida pasa y si por dar pecho no puedo separarme mas de 3 horas de mi bebé durante su primer año de vida, es algo que solo me atañe a mi. Por poner un ejemplo. Como lo hacía con gusto y por propia elección, podía estar agotada en ocasiones, pero para nada pensar que toda la maternidad era un sufrimiento.
    La vida son opciones y actitud ante ellas.
    Genial el post Carmen, como siempre 😉

  • Reply
    Esto es ser madre... nadie nos engañó - No soy una Drama Mamá
    13 febrero, 2017 at 7:22 am

    […] derecho a un cabreo, a un llanto o enfado porque la situación nos supera. Que no tenemos que ser mártires de la causa, ¡faltaría más! Podemos quejarnos de que estamos cansadas, de que estamos […]

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies