No soy una Drama Mamá
juegos niños Sin categoría

Cuando recibes visitas en casa

Llevo toda la vida oyendo a mis padres aquello de que, cuando venía gente de visita a casa, nos poníamos como motos; la palabra que usa mi progenitor concretamente es excitación. Mis primas dicen recordar que entraban con cierto temor a nuestro hogar; yo creo que exageraban un poco con eso del pánico pero lo que sí puedo corroborar es que mis padres se acercan bastante a la realidad con sus afirmaciones porque empiezo a vivirlo en mis carnes y de verdad que estos críos me dejan alucinada.

Este fin de semana se quedó una amiga nuestra en casa y fue entrar por la puerta y las dos fierecillas debieron pensar que había fiesta. Sí, sólo una persona ajena a su mundo rutinario es suficiente para que abran la veda y se agiten más de lo habitual en ellos, que no es poco. No sé qué demonios pasa en sus cerebros en este instante que les hace interpretar que ya no hay que comer lo de siempre, que hay que irse a dormir a las mil, que pueden hablar sin descanso… Alfonso en concreto, que ya es charlatán de por sí, se convierte es un ser cuya lengua no descansa y hace todo tipo de preguntas. Y por supuesto, saca todo su arsenal de juguetes, a ver si hay suerte y juegan con él a todo.

Y todo esto recién llegados del hospital con la brecha calentita de Rafa en nuestros pensamientos. Pero da igual, para ellos es como si lo anterior no existiese. Y Alfonso se emociona tanto que, de repente, llegan los de Telepizza a casa y cree que debe informar a la invitada de tal acontecimiento aunque para ello haya que entrar en el baño donde la pobre se está duchando.

Y a ver quién saca al niño de allí sin entrar ningún adulto que acabe por perturbar totalmente a la mujer, tal cual lo cuento. Y me asomo en el baño intentando persuadir a la criatura de que lo de la ducha es algo un poco íntimo pero, sentado en la tapa del wáter, me contesta que quiere ver cómo se ducha. Esto me pasa por dejarles entrar en el baño cuando yo me acicalo.

Pero vamos, no os penséis que les pasa sólo con gente que ven poco. Mi tía tiembla cuando ve aparecer a Alfonsito porque sabe que no va a dejar descansar a nadie, sobre todo a sus hijos, es decir, a mis primos. Es verlos y ¡al ataque! Que si quieres jugar a esto, que si porqué haces lo otro, que porqué no vamos a este sitio, acompáñame aquí, allá… un “sinvivir” fruto de la agitación del momento. En fin, enseguida nos toca ir a Galicia a casa de unos amigos, que ellos vengan aquí, ir a ver a los abuelos de Zaragoza… ¿Notáis cómo se revolucionan cuándo llega gente a vuestra casa?

24 Comentarios

  • Reply
    Marta
    17 julio, 2014 at 6:51 am

    Jajajaj, pobre invitada, con espectadores de lujo 😉
    Pero bueno, los peques están en la fase de juego todo el día, es normal que todo les produzca curiosidad, y jueguen con todos y todo lo que haya a su alcance, no?

    • Reply
      nosoyunadramamama
      17 julio, 2014 at 3:14 pm

      Ya te digo, pobre>!! menos mal que es muy niñera y que estaba encantada! Yo creo que es normal que, cuando algo sale de la rutina, se pongan como locos, no pueden evitarlo…pero me hace gracia,jaja

  • Reply
    Montse
    17 julio, 2014 at 6:34 am

    Jajaja qué bueno, es que es verdad que ellos no perciben lo que nosotros vemos como normas sociales y hacen estas cosas… Paulita todavía con un año es pequeña para dejarme en ridículo, pero claro que se revoluciona con la gente y quiere tocarles todo: el pelo, el bolso, las tetas… jajaja le encantan las novedades también!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      17 julio, 2014 at 3:13 pm

      jaja, es que aún es pequeña… Rafa si se altera, en parte, es porque se altera su hermano… Pero ya verás cómo en determinadas situaciones, dentro de uno o dos años, se revoluciona más de lo habitual,jaja

  • Reply
    creciendoconmicachorro
    17 julio, 2014 at 10:08 am

    Jajaja yo lo veo con mís sobrinos y es verdad es entrar alguien en su casa y se vuelven más terremotos!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      17 julio, 2014 at 3:17 pm

      No falla!!!! es que es algo increíble, yo hasta lo recuerdo de cuando era pequeña, así que eso es que nos pasaba a menudo!!!!besin

  • Reply
    No sin mis patucos
    17 julio, 2014 at 9:11 am

    Madre mía Carmen como me identifico contigo. Pues mira si mis hijos se alteran cuando viene gente a casa que la última vez que vino mi hermano con su pareja a visitarme, cuando salían por la puerta oigo que le dice ” Mario, mejor nos compramos un perro “. Asi que fijate como se portaron para quitar a la gente las ganas de tener niños.
    Lo del baño también me ha pasado con visitas, pero claro como yo nunca cierro las puertas en casa y nos ven ducharnos pues piensan que es lo normal meterse en el baño a ver como se ducha la gente.
    Por cierto me olvidé ayer de felicitarte. Felicidades¡¡¡

    • Reply
      nosoyunadramamama
      17 julio, 2014 at 3:16 pm

      jaja, me encantan tus comentarios porque veo que nos entendemos a la perfección!!! Bueno, es que como los invitados no tengan niños o no sean especialmente “niñeros”, se van sin ganas de tener hijos algún día,jaja…menos mal que nuestra amiga era la típica a la que le encantan los críos… Aún así, debió flipar con lo de la ducha, ellos es obvio que lo ven como algo poco íntimo porque se duchan juntos y porque nos ven a las mamás a diario,jaja… Un besin y gracias!!!

  • Reply
    mamapuede
    17 julio, 2014 at 10:27 am

    Jaja, y tu amiga la pobre que dijo? Ya sí eso os visito dentro de 15 años? Jaja

    Leo tampoco respeta las puertas de los cuartos de baño, da igual lo que estés haciendo, allí va él para preguntar que haces.

    Pero luego son muy salaos

    • Reply
      nosoyunadramamama
      17 julio, 2014 at 3:19 pm

      Pues mira, tenemos suerte porque a ella le encantan los niños. Además, se quedó tan sorprendida que yo creo que ni reaccionó, se lo tomó como algo de niños,jajaja… Pero bueno, es que para ellos lo de entrar en los baños es lo más normal del mundo, pobres!!!!jajaja

  • Reply
    Piezecitos
    17 julio, 2014 at 1:07 pm

    jajajjajajajaja que bueno lo del baño!!! 🙂 S es que no entienden de privacidad ellos!!! ¿Mama que me estas contando de intimi-que? jejejeje
    Yo incluso lo noto con la piccola, pero siempre creí que era culpa nuestra porque somos los primeros que cambiamos horarios y rutinas cuando tenemos invitados. ¿¿¿Igual es algo que aprenden desde bebes??? Desde mi punto de vista ellos tienen sus rutinas y de repente llega unos amigos a cenar, igual ese día ya cenamos más tarde, le acostamos más tarde, hay ruido en casa que normalmente no hay tanto…entonces ella lo coge como un día de “fiesta”. Pues imagino que cuando crecen relacionan una cosa con la otra. ¿No crees?
    Bueno, suerte con las visitas y los viajes de este verano! 🙂

    • Reply
      nosoyunadramamama
      17 julio, 2014 at 3:23 pm

      Quizás tienes razón en que, cuando llega el fin de semana o hay plan especial, ellos ya desde bebés captan que las rutinas cambian un poco. Aún así, nunca los hemos acostado especialmente tarde, es lo único que respetamos porque son de mucho dormir y les cambia el humor sino descansan lo suficiente…aunque mira, este sábado nos toca ir de boda y el mayor se quedará hasta que aguante, pero al peque lo dejaremos en casa con niñera antes de la cena… pero bueno, el caso es que me hace gracia cómo se emocionan con las visitas en casa aunque comprendo que es normal, vamos, por algo me lo cuenta mi padre de nuestra infancia,jaja

  • Reply
    planeandoserpadres
    17 julio, 2014 at 1:27 pm

    ¡Jajaja! Yo aún no he visitado casas ajenas con niños pequeños para notar estos cambios, y la bichilla vive en su mundo de bebé y felicidad y no se inmuta con nada.La invitada, desde luego, se sentiría bien acogida y como en casa, porque tus niños se esmeraron en tratarla con toda la confianza del mundo para que no extrañase 😛

    • Reply
      nosoyunadramamama
      17 julio, 2014 at 3:25 pm

      jaja, la bichilla aún es pequeña, dale uno o dos años… Y si en algún momento le sumas un hermano, ya lo flipas,jajajaja…. La invitada menos mal que es muy “niñera” sino no tiene hijos en la vida, pero oye, qué más queremos que estén ta pendientes de nosotros cuando estamos en otras casas,jajaja

  • Reply
    matronaonline
    18 julio, 2014 at 10:07 am

    jajajajajajaja me parto, que quiere ver cómo se ducha?? XD
    Por cierto, Rafa mejor con su brecha?

    • Reply
      nosoyunadramamama
      18 julio, 2014 at 10:10 am

      Si, hija…son todo discreción!jaja… sii, mucho mejor, la verdad q las curas con Betadine no le han molestado, el lunes ya le quitarán los puntos! Gracias por preguntar!

  • Reply
    Irina
    18 julio, 2014 at 3:22 pm

    jajajja los niños, su curiosidad y sus costumbres.
    Mi niña cumple dos añitos dentro de unos días, pero ya empieza con aquello de meterse en todos lados, intentar que jueguen todos con ella y “lucirse” cuando vamos a alguna cena, o son los cenantes los que vienen a casa 🙂
    No te preocupes, la invitada se mearía de la risa con las cosas de los niños. 😀

    • Reply
      nosoyunadramamama
      20 julio, 2014 at 4:20 pm

      Jaja, lo bueno es q la invitada lo consideró algo de niños, xq xa ellos es algo normal entrar en el baño de sus padres. Tu niña ya empieza con esa edad en la q se dan cuenta de la capacidad q adquieren con el lenguaje y su autonomía, asi q prepárate!!!

  • Reply
    diasde48horas
    18 julio, 2014 at 3:40 pm

    Jajaja, qué bueno Alfonso, viendo como se ducha la invitada… ¿y ella? se debió de quedar pasmada jejeje.
    Redondo también se excita mucho con las visitas, sobre todo si son mis padres o mi hermana.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      20 julio, 2014 at 4:16 pm

      Ella se quedó sorprendida pero reaccionó bien, lo consideró algo de niños,jaja… Madre mía, es q son tremendos, cómo les emociona lo de recibir gente en casa!!!

  • Reply
    marichollos
    19 julio, 2014 at 5:18 pm

    La verdad es que este no se revoluciona pero claro..hablamos de un niño que se está criando en un hotel . Ve a diario gente nueva que entra y sale y está super acostumbrado. Y al contrario que la mayoría,el mio se revoluciona cuando somos nosotros los que vamos a casa ajena…es horrible hasta el punto de que prefiero no ir ajja.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      20 julio, 2014 at 4:25 pm

      Jaja, es q claro, vivir en un hotel es como para q no te altere la gente…y el peque tiene q estar encantado con tanto movimiento!!! Normal q se revolucione en casas ajena,ja

  • Reply
    veronica
    6 agosto, 2014 at 6:42 pm

    El mio con sólo un año también se pone de lo mas nervioso cada vez que hay visitas, y si vienen para varios días, se me vuelve “montuno” y me cuesta y me cuesta horrores hacerlo volver a la normalidad…Leyendote a ti…no quiero ni pensar lo que me espera de aqui a un par de años!!! Eso sí, reirme, me he reido un rato… ¡Por aqui me quedo!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      11 agosto, 2014 at 9:17 pm

      jaja, son todos iguales!!! les sacas de su rutina, bien yéndote fuera de casa o con gente de visita, y chiflan!! pero bueno, qué le vamos a hacer!!!

    Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies