No soy una Drama Mamá
Bienestar y belleza Maternidad y embarazo

Comer bien en el embarazo: primer trimestre

Si hace unas semanas, contaba por aquí qué alimentos es bueno tomar cuando queremos quedarnos embarazadas, hoy vamos con pautas de alimentación para comer bien en el embarazo, en concreto durante el primer trimestre. Os cuento que para estos posts cuento con ayuda de Laura Martínez, farmacéutica especialista en nutrición y diplomada en nutrigenómica, de Greenology. Ella me va marcando una dieta personalizada durante este embarazo pero, objetivamente, hay algunas cosas que no soy capaz o no puedo llevar a cabo. He conseguido mejorar un poco mis hábitos porque como menos azúcar y más verduras, pero me resulta imposible seguir al pie de la letra los planes que me manda. Vamos, creo que si los siguiera, no habría engordado ni un solo gramo en el embarazo porque estaba acostumbrada a comer  mucho 😉 y sigo haciéndolo.

Primeras semanas de embarazo

Las semanas 5 a la 8 son de vital importancia ya que se desarrollan los órganos internos del bebé, incluyendo el corazón, el cerebro, los pulmones y los intestinos. Al final del segundo mes empiezan a distinguirse las raíces de los brazos y piernas y el tubo neural (lo que conectará el cerebro, la médula espinal y el sistema nervioso) se va cerrando. El segundo mes es también el mes donde se empieza a formar la cara. Tu bebé tendrá los inicios de los ojos, orejas, nariz y barbilla. Así que la alimentación es importante. La producción de sangre en tu cuerpo aumenta para permitir el crecimiento del bebé y es durante el segundo y tercer mes cuando se da la producción máxima de sangre de todo el embarazo.

Algunas recomendaciones para comer bien en el embarazo

Laura me recomendó que empezara el día es sustituyendo mi desayuno por una batido para incrementar el valor nutricional en la dieta, tener mucha energía y controlar antojos. Empecé con ganas las dos primeras semanas y luego ya decidimos pasar a sólido porque yo me quedaba con hambre así que mi desayuno de lunes a viernes es un bol con avena, semillas de chía, fresas, frambuesas y arándanos con kéfir. Que sí, yo tampoco sabía lo que era hace dos meses 😉 El kéfir es desintoxicante, regenerador de la flora intestinal y estimulante de las defensas naturales; favorece la digestión y evita el estreñimiento.

Aún así, os dejo una receta de uno de los batidos por si os animáis para el desayuno: 2 Tazas de leche de avena OATLY cortada con calcio sin azúcar, 2 Cucharadas de semillas de cáñamo, 1 Cucharada de chía Aprox 5 hojas de espinaca baby 1/2 Plátano 1 taza de frutos rojos, mejor frescos pero pueden ser congelados 1 Cucharadita de aceite de coco 1 cucharada de ACAI.

Lo anterior en cuanto al desayuno. Vamos ahora con las comidas. Lo recomendable es hacer una ensalada muy grande con mínimo tres colores de verduras, intentar tener una en la que el 70% sean verduras o frutas y el 30% proteínas (carne, pescado o huevos) o quinoa roja. Me comentaba Laura que había que incluir siempre medio aguacate pero a mí no me gusta 🙁 Y en la ensalada se van incluyendo a menudo: lentejas, semillas de calabaza, queso fresco, bayas de goji, espinacas. ¿Qué hago yo? Ensalada como tal hago de vez en cuando, soy más de hacer un día menestra, otro hago calabacines o berenjenas rellenas de carne o atún, otro salteado de verduras con pasta, otro ensalada de garbanzos… En ese sentido, he conseguido mejorar porque como más cantidad de verdura que antes. Pero está claro que no sigo exactamente la recomendación.

comer bien en el embarazo

Para la merienda o para tomar entre horas, Laura me recomendó lo que tomo en el desayuno, así que para no repetir, tiro de frutos secos. Cuando tengáis ganas de dulce, podéis hacer el bizcocho de chocolate sin azúcar cuya receta os dejé en un post anterior. Lo cierto es que lo hice y me vino muy bien pero no he podido dejar el azúcar, ésa es la realidad. Sí que he logrado disminuir la cantidad de lo que tomaba antes pero bueno, en mi caso, hay mucho que mejorar.

Y para la cena, las recomendaciones que me hizo la nutricionista, fueron: Pescado (azul, dos veces mínimo a la semana) o marisco y verduras. Tomar 2‐3 huevos a la semana. Incluir de manera habitual: Calabaza, garbanzos, semillas de girasol, zanahorias y boniatos. En casa, cenamos todos pescado dos días a la semana (uno merluza y otro salmón) y aunque los niños suelen tomar otros ternera, pollo o tortilla de patata, yo suelo entonces hacer una ensalada, un revuelto de setas, verduras….

Como veis, aunque Laura me pasó un plan muy detallado en función de un test inicial de mi estado y análisis, tengo que decir que lo he hecho a mi manera, y que llega el fin de semana y como cualquier cosa. Es cierto que no he conseguido hacer de esto un hábito, lo cual me da rabia pero al menos me alimento un poco mejor que antes, que ya es algo. la que no se consuela es porque no quiere…

45 Comentarios

  • Reply
    mamá puede
    25 Mayo, 2017 at 6:42 am

    Jo, seguir una dieta estricta es muy complicado! Si has conseguido incrementar la ingesta de verduras y reducir el consumo de azúcar date por satisfecha.

    Yo debería incluir más verduras en mi dieta, siempre digo que voy a intentarlo pero nunca lo hago

    • Reply
      nosoyunadramamama
      25 Mayo, 2017 at 8:39 am

      complicadísimo!!! yo no puedo… Pero bueno, aunque todavía puedo mejorar con lo del azúcar y poner morada los findes, no me quejo del pequeño avance, jajajaja

  • Reply
    nuriabb
    25 Mayo, 2017 at 7:04 am

    A mí ese tipo de dietas donde hay que comprar todo eso como el kéfir, bayas de goji, chía no me gustan nada, empezando xq no sé donde comprarlo. Pero te animo en tu reto personal de mejorar en cuanto a alimentación, yo últimamente hago lo q me da la gana y así me va … hasta q un día me vuelvo a animar y vuelvo a empezar con la vida saludable.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      25 Mayo, 2017 at 9:04 am

      El kéfir no deja de ser un lácteo como el yogur, pero nutricionalmente más completo…cuesta lo mismo y encima no te meten azúcar, que es lo malo de los yogures que venden hoy en día. Y oye, que los niños se toman su yogur de beber o actimel después d ela fruta y el bocadillo de la merienda pero que han probado mi kéfir y les sabe igual… Ahhh, y las semillas las tienen hasta en Mercadona, jajaja

  • Reply
    Julia
    25 Mayo, 2017 at 7:30 am

    En mi opinión una cosa es tratar de comer más frutas y verduras y menos azúcar y productos procesados, y otra empezar a comer raro y para no engordar. ¿Tan malas son las lentejas estofadas, los garbanzos con langostinos, el arroz, ensaladas normales? ¿Tanta falta hace incluir chía, acai y demás? No lo veo.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      25 Mayo, 2017 at 8:50 am

      El problema es que muchas personas seguís pensando que la quinoa o las semillas de chía, por poner un ejemplo, son comida rara, cuando se comen desde hace tanto tiempo como unas lentejas… eso es así! Lo que pasa que en los países desarrollados hemos tendido hacia una dieta muy calórica que, efectivamente, cuando antes la gente se pasaba 10 horas trabajando en el campo, tenía sentido, y ahora no, porque no tenemos el mismo nivel de actividad física, de ahí que cada vez haya más obesidad y, por contra, también se esté intentando retomar ciertos alimentos muy nutritivos que en nuestra cultura no se estaban cpnsumiendo y que muchos pensáis que son una moda pero que, como te comentaba, se consumen desde hace tanto como las lentejas. No tiene nada de malo comer lentejas estofadas, fabada o cocido, yo lo hago también…. pero la realidad es que a diario son platos que, no por las legumbres, sino por el acompañamiento, a veces llevan mucha grasa. De todas formas, creo que lo he puesto bien en el texto, por ejemplo, que la ensalada puede llevar lo que quieras, garbanazos o semillas de goji, vamos, a elección… por poner un ejemplo.

      • Reply
        Julia
        25 Mayo, 2017 at 9:14 am

        Es raro desde el momento en que se empezó a consumir en nuestra sociedad hace relativamente poco tiempo, por mucho que en otro tipo de países se comiera desde tiempo inmemorial. También se comen insectos en Oriente y aquí es raro.
        ¿Es necesario comer quinoa y semillas de chia para llevar una dieta sana y acorde en calorías a nuestra actividad física? No.
        No hablo de comer todo el día potajes o cosas super calóricas. Quiero decir que se puede comer sano sin necesidad de acudir a excentricidades. Tampoco se trata únicamente de comer en función del gasto calórico. “Como hago mucho deporte, puedo comer mucho”. Os sorprendería la cantidad de deportistas con obstrucciones en las arterias por seguir esa regla.
        Pero vendernos ahora que comer sano es comer todas esas cosas, pues como que no. Se puede comer sano comiendo más “normal”,

        • Reply
          nosoyunadramamama
          25 Mayo, 2017 at 9:24 am

          Bueno, es cultural, díselo a países como Estados Unidos, que no consumen cosas que aquí si consumimos y que a ellos les parecerá algo extraño, por muy sano que sea… Par eso vivimos en la era en la que vivimos, que podemos conocer bien alimentos, y otras tantas cosas, de otras partes del mundo, e integrarlas si son buenas, sea nutrición, o lo que sea… vamos, imagino que hace doscientos años, el que vivía en Madrid, no tenía acceso a pescado en toda su vida, y hoy el pescado llega a casi todas las poblacione y además es sano comerlo… De todas formas, voy a copiar el primer párrafo del texto de las comidas…

          Lo recomendable es hacer una ensalada muy grande con mínimo tres colores de verduras, intentar tener una en la que el 70% sean verduras o frutas y el 30% proteínas (carne, pescado o huevos) o quinoa roja.

          De estas dos líneas, que resumen la comida, salvo la quinoa, qué es lo que parece tan excéntrico??

          Y sí, se puede comer mucho mal y bien, se puede comer poco bien y mal, eso va en función de lo que consumimos… los frutos secos son muy calóricos y muy sanos, por poner un ejemplo…

          • Julia
            25 Mayo, 2017 at 9:37 am

            De eso en concreto no me resulta extraño nada. Sí me resulta extraño, por ejemplo, que la comida sea todos los días una ensalada con proteína. Está bien lo de la ensalada, porque es una buena forma de comer verdura fácil, pero me parece un poco extremo no incluir (según la recomendación) alimentos ricos en carbohidratos que no sean verduras como predominante. Es decir, me parece normal que dentro de la semana algunos días se coma una ensalada y una proteína, pero no entiendo por qué no se incluye arroz, legumbres o pasta. No en la ensalada, sino como pato principal. Me parece una excentricidad y además poco recomendable lo del batido para desayunar. De hecho, creo que es más completo tu desayuno que el propuesto.
            Por otro lado, creo que todos los nutrientes que aportan esos alimentos “nuevos” se puede llegar a ellos con los de siempre, gastando menos dinero. Que si un día te apetece comer quinoa o incluir las semillas, o comer couscous pues estupendo. Pero das a entender, al menos yo así lo he entendido, que las recomendaciones incluyen muchos de esos alimentos nuevos y prescinden de otros más comunes.
            Estamos en una época en la que se pueden escoger los beneficios de las distintas culturas e incluirlos. Pero de ahí a que acaben sustituyendo nuestra dieta habitual hay un trecho. Pasó hace años con la soja y sus supuestos beneficios no son tales. Se demoniza la leche. Se sustitye el yogur por el kéfir,
            Yo tomo kéfir, trigo bulgur, couscous y quinoa. También habitualmente avena para desayunar. Lo que me chirría es que la dieta se monte con esos alimentos y no con otros, más accesibles a todos.

          • nosoyunadramamama
            25 Mayo, 2017 at 10:49 am

            A ver, muchos de estos alimentos los tienen en mercadona, la quinoa es más cara pero es que el paquete me da para 10 veces, el de pasta de 500 gramos me da para tres… De todas formas, es que yo creo que no has entenido una cosa… Lo voy a copiar otra vez:
            intentar tener una en la que el 70% sean verduras o frutas y el 30% proteínas (carne, pescado o huevos) o quinoa roja. Me comentaba Laura que había que incluir siempre medio aguacate pero a mí no me gusta 🙁 Y en la ensalada se van incluyendo a menudo: lentejas, semillas de calabaza, queso fresco, bayas de goji, espinacas. ¿Qué hago yo? Ensalada como tal hago de vez en cuando, soy más de hacer un día menestra, otro hago calabacines o berenjenas rellenas de carne o atún, otro salteado de verduras con pasta, otro ensalada de garbanzos.

            Cuando dice ensalada, entre paréntesis puntualiza 70% verduras y 30% proteínas, es decir, una menestra de toda la vida es eso… Una ensalada es una forma de hablar, de ahí lo de especificar entre paréntesis verduras)…Y por eso luego también puntualiza ir incluyendo lenteja, es un ejemplo de legumbre, puedes meter garbanzos o arroz… joiines, es que parece que hay que poner toda la lista de alimentos, sencillamente se están poniendo unos ejemplos pero las lentejas son extensibles a las demás legumbres… Y como dicen por ahí abajo, tenemos más información que hace 50 años… y acceso a más cosas… Pero bueno, que cada uno coma lo que quiera, yo personalmente me alegro de poder incluir alguna cosa nueva a lo que ya comía, aunque algunos creais que es excentrico…

  • Reply
    Teresa
    25 Mayo, 2017 at 8:21 am

    Uy, yo este tipo de dietas de batidos, semillas…no la veo. En casa tenemos todos una constitución agradecida (al menos por el momento), pero por salud básicamente trato de que comamos equilibrado toda la familia: comer frutas, verduras, legumbres, lácteos, pescado, carne…y controlar las cosas menos buenas, como el azúcar. procesados… Que no eliminar, sino controlarlo.
    Además, en casa comemos todos lo mismo, y a mis hijas darles kefir y semillas y tal…prefiero darles garbanzos. 🙂

    A mi en general no me van demasiado las corrientes en tema de alimentación. De momento nos va bien comiendo dieta mediterránea de toda la vida. 🙂

    De todos modos, esto es muy personal, hay gente a la que le escanta este tipo de alimentos que se han puesto ahora de moda! Y si te va bien la dieta, y encima disfrutas comiéndola, pues genial, eso es lo importante.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      25 Mayo, 2017 at 9:00 am

      Uy, en mi casa ni te cuento la constitución agradecida que tenemos, mis hermanos comen como limas y se gastan unos cuerpazos que ya quisiera yo… pero también hacen bastante deporte!
      El problema es que muchas personas seguís pensando que la quinoa, el kéfir o las semillas de chía, por poner un ejemplo, son comida rara, cuando se comen desde hace tanto tiempo como unas lentejas… eso es así! Lo que pasa que en los países desarrollados hemos tendido hacia una dieta muy calórica que, efectivamente, cuando antes la gente se pasaba 10 horas trabajando en el campo, tenía sentido, y ahora no, porque no tenemos el mismo nivel de actividad física.
      El kéfir, por ejemplo, es un lácteo fermentado como el yogur o un queso, pero con más beneficios (doy fe de que es bueno para ir al baño) y de sabor es casi como un yogur natural… Yo no se lo doy a los niños porque me resuta más cómodo que se tomen un actimel en la merienda después d ela fruta, pero vamos, que cuando lo desayuno, a veces me roban, y les sabe igual que un yogur…
      Y ojo, que no sé si te has quedado a medias con algún párrafo, pero hablo de comer ensaladas o verduras inclyendo legumbres, he puesto lentejas por poner un ejemplo… Que soy la primera que come legumbres, lo que pasa que, para diario, mejor con verduras que con morcilla, eso ya me lo reservo para el finde!

      • Reply
        Teresa
        26 Mayo, 2017 at 8:15 am

        Le llamo moda porque en nuestro país sí son alimentos relativamente nuevos, en otros claro que se comerían desde hace siglos. Y porque hasta hace poco nadie desayunaba batidos (aquí al menos), y ahora lo hace muchísima gente. De ahí el haber usado esta palabra.

        Y luego lo que veo es que con el tema de la alimentación últimamente, se dan muchos bandazos en las recomendaciones. Hace poco tiempo la soja era maravillosa, y ya se empieza a oir que no es tan buena como se decía…no sé, esas cosas me dan un poco de respeto! Comer de todo de vez en cuando, bien, pero cosas así todos los días…yo al menos tengo mis reservas.

        De todos modos mis conocimientos de nutrición no van más allá de el típico de cinco raciones de frutas y verduras al día, controlar cantidad de proteinas, azúcar…vamos, el básico. Y la verdad es que a mi me gusta más el arroz que la quinoa, y el yogur que el kefir. Tendré que investigar qué propiedades mejores tienen unos frente a otros, que veo que igual soy un poco ignorante en este tema!

        En cualquier caso, lo dicho, a tí te gusta esta dieta, que te sienta bien salta a la vista, pues genial! Lo bueno es tener opciones.

  • Reply
    miren
    25 Mayo, 2017 at 9:05 am

    ¡hola! me quedo con ” intentar tener una en la que el 70% sean verduras o frutas y el 30% proteínas (carne, pescado o huevos) o quinoa roja”, conseguir eso sería ya un triunfazo, y sin estar embrazada ni nada, como norma general. el resto de alimentos, no digo que no, pero me parece complicadísimo.. y con niños, más. ay, es que me temo que soy muy básica yo… bss!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      25 Mayo, 2017 at 9:10 am

      Pues con eso triunfamos!!!! al final, entre emana, en vez de comer las lentejas, garbanzos o alubias con chorizo, le pones espinacas o pimientos, o pescado… Y ya te reservas la morcilla o chorizo para el finde, q es lo que hago yo, jajaja… Y mira, un día poner menestra, otro calabacines rellenos (que son facilísimos), otro garbanzos con espinacas, la ensalada de lentejas está bien rica… y mira, van saliendo platos con lo básico de toda la vida… Ojo, que la chís, la quinoa y tal se consumen desde miles de años, como las legumbres… Yo las semillas las desayuno con fruta y el kéfir (que es como yogur) y el resto del día ya no tomo este tipo de alimentos que mucha gente cree que son raros, jaja

  • Reply
    Nueve meses y un día después
    25 Mayo, 2017 at 9:38 am

    Buf, yo el kéfir… no me mola nada. Por lo demás, en cuanto a proporciones y tal, estoy haciendo lo mismo pero para perder lo del embarazo y adoptar esos hábitos. Te entiendo perfectamente con lo del azúcar jajaja.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      25 Mayo, 2017 at 9:41 am

      Yo lo endulzo con stevia, pero como hacía con un yogur natural, jaja…q así solo tampoco me gustaba, iual si lo tomabas solo notas un poco la diferencia entre el kéfir y el yogur.. de todas formas, yo tomo el de vaca, el de cabra a mí no me gusta, tira un poco a queso y no me gustan los quesos,jajaja… Uff, lo del azúcar es tremendo, he sido verdadera adicta! y mira, de salud voy divinamente, pero oye, que si seguía así a lo mejor a los 50 ya estaba tan bien… Ánimo! piensa que lo haces por el peso pero que te vienen bien para todo!!!!

  • Reply
    Noa
    25 Mayo, 2017 at 10:03 am

    👏👏👏 por tú fuerza de voluntad!!!! En casa también intentamos llevar una dieta equilibrada pero cuesta aveces nos la saltamos, que tampoco hace daño. A mis niñas les encanta la quinoa y las semillas de chia van muy bien para el estreñimiento se las recomendo el pediatra a mi niña y oye fantásticas!! Tú sigue así pero sobre todo disfruta de tú embarazo. 😘😘

    • Reply
      nosoyunadramamama
      25 Mayo, 2017 at 10:51 am

      bueno, he conseguid mejorar aunque sigo con mis puntos débiles…es cierto que por lo demás, tengo una vida sana, hago deporte, no he fumado nunca, ahora (y antes no lo hacía, mal hecho) me protejo del sol, no bebo alcohol (no me gusta, esa suerte tengo, jaja) así que tampoco me vuelvo loca con la comida… La quinoa en la sopa está muy rica para los peques!!! plato que les encanta y le metes un extra!!! Mil gracias!

  • Reply
    Letras y volteretas
    25 Mayo, 2017 at 10:29 am

    El post genial Carmen! Es de esos para tener en favoritos y releer, realmente no has hablado de ningún alimento extraño ni ninguna moda. Los últimos años se están dando grandes pasos en los estudios en nutrición, los expertos en nutrición cada vez tienen más claro que eso que siempre se ha dicho de ‘comer de todo’ realmente no es tan bueno como se creía. Porque como dices, el esfuerzo físico que hacemos ahora, al menos la mayoría no es el mismo que el de nuestros antepasados, no tenemos que pasar el día en la huerta o correr detrás de los mamuts para comer. Por ello tampoco deberíamos comer como ellos. Debemos adaptar la dieta a nuestra actividad, y está demostrado. Y comer comida de verdad. Menos envasados, menos azúcar 😉 Menos lácteos… más fruta y verdura, carne, pescado o huevos, o proteína vegetal… y según el caso menos cereales y glucidos. Al menos intentar que sean integrales. No son tan necesarias como creemos, o nos han hecho creeer. Pero claro es más barato comer arroz y pasta que una menestra con carne o pescado de calidad… hace cientos de años se comía más cereal porque era más fácil recolectar que salir a cazar o el presupuesto no daba para comer verduras a diario. Hoy no es el caso afortunadamente. Se sabe que la quinoa tiene más proteína que un filete, por qué no sustituirla? O incluirla algunos días, la chia es maravillosa. Extraño por qué? Qué pensaría nuestra tatarabuela si nos viera comiendo un filete de pavo precocinado? Más normal? No lo creo. Tal vez la publicidad nos hace creer que si, pero realmente lo natural y más sano es añadir un puñado de semillas sin procesar a la comida, que comer un trozo de algo lleno de conservantes y demás historias. Perdona el párrafo!! Genial el post ❤️

    • Reply
      nosoyunadramamama
      25 Mayo, 2017 at 10:55 am

      Gracias!!! totalmente de acuerdo, tenemos mucha más información que antes, pero vamos, en todo!!! es que antes también se paría en casa en unas condicones que hoy son impensables, que el argumento de así se hizo toda la vida no me sirve hoy en día para casi nada!!! Sigamos con lo bueno de nuestra dieta, que por suerte en España tenemos mucho dónde elegir, e incorporemos otras cosas que no son tan típicas pero que son buenas nutricionalmente, si no se trata de eliminar lo anterior, sino de mejorarlo… Gracias!!!

  • Reply
    EVA RUZ
    25 Mayo, 2017 at 10:40 am

    Hace unos años puedo entender que se dijera que eran alimentos inaccesibles pero ahora mismo están en cualquier supermercado y las grandes marcas lo venden y tampoco tan caro. Todo lo que sea mejorar la dieta y aportar nutrientes bienvenido sea. A mi probar cosas nuevas me encanta ( y también como platos “tradicionales”, una cosa no exime la otra). Volviendo al post a mi con el embarazo de Darío como tuve diabetes me pusieron una dieta en la que a mediodía tenía que comer 300gr de verdura! Más la proteina, claro. El kefir lo suelo tomar después de estar mala del estómago pero la verdad que no lo tomo de manera habitual.
    La buena alimentación tiene que estar presente siempre, no sólo en el embarazo. Yo ahora tiro mucho de ecológico y si está envasado intento que no tenga ningún aditivo. Es invertir en salud!😊

    • Reply
      nosoyunadramamama
      25 Mayo, 2017 at 10:58 am

      Tal cual, yo las semillas en el Mercadona, y el kéfir en supercor, que el bote me cuesta 1,70 y tengo para el desayuno de los 5 días de la semana… y si me quedo con hambre, me tomo una tostada de pan con aceite, si no hay que volverse loco! Es que efectivamente, no hay que quitar lo bueno de nuestra dieta, que tienen mucho!!!! Pero intentar quitar algo de grasas, o azúcares, pues bienvenido! si eso además lo acompañas de algún alimento nuevo bueno a nivel nutricional, pues mejor!

      • Reply
        EVA RUZ
        25 Mayo, 2017 at 11:41 am

        Yo tiro mucho de Aldi que está muy bien de precio y tienen mucho eco. Y las semillas cojo las de SOS

  • Reply
    Irene
    25 Mayo, 2017 at 12:11 pm

    Ya me hubiera gustado a mi poder comer algo de todo eso en los dos primeros trimestres de mis embarazos!!
    Mi marido tiene kéfir en casa desde hace unas semanas, pero tiene “el bicho”, como yo lo llamo. Le pone leche cada día y al día siguiente ya está como yogur, que es lo que se toma. Y vuelta a empezar. Yo lo he probado, pero me ha sentado fatal así que no he seguido.
    Y me tengo que poner las pilas con la quinoa, que con un hijo celiaco, me vendría genial para variar un poco del arroz.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 Mayo, 2017 at 8:36 am

      lo prepara en casa??? qué bien! yo no me lío tanto porque me conozco y lo mismo se me estropea, jajaja… yo quinoa tomo una vez a la semana como mucho, no te creas, pero es estupenda!!!

  • Reply
    Mar
    25 Mayo, 2017 at 1:30 pm

    Yo creo que hay que comer lo que comían nuestras abuelas y punto… evidentemente esta fenomenal que incluyamos nuevos productos en nuestra dieta y la completemos, pero sinceramente creo que hay mucho merchandising!! Hay que comer DE TODO!! No veo qué tiene de malo cenar tortilla de patata… si estás en tu peso y te apetece..! Eso sí, te felicito por el esfuerzo que haces, desde luego estás estupenda!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 Mayo, 2017 at 8:47 am

      ayy, pero ojalá pudiésemos comer como nuestro abuelos… A los míos les traía la leche el lechero que tenía vacas en su prao, las lechugas el vecino del otro lado, es que ahora nos lo han procesado todo!!!! y no te queda más remedio que mirar las malditas etiquetas porque te meten de todo sin darte cuenta, ya podíamos comer como nuestros abuelos!!! de hecho, yo ahora cuando hago tortilla de patata, que por supuesto que la como (más teniendo un padre que hace las mejores del mundo) utilizo huevos camperos, es que no tienen nada que ver con los otros que comía hasta ahora, ni en el sabor ni en nada!!! por eso creo que es buena esta corriente que hay ahora de intentar que la industria alimentaria se comprometa a darnos precisamente esos productos que tomaban nuestros abuelos!

  • Reply
    Aroa
    25 Mayo, 2017 at 6:18 pm

    Pues me parece estupendo que cada uno lo adapte a lo que pueda, no todos tenemos la misma fuerza de voluntad!! Y me alegro que lo estés intentando y vayas mejorando. Yo también debería apuntarme el cuento. Lo de la fruta sí que lo llevo a rajatabla, pero lo de la verdura no tanto, ya que es una comida que no me llama la atención, quizá tengo que aprender a cocinarla de otras maneras. Respecto al azúcar, tenía bastante control sobre ello y últimamente ya me estoy descontrolando, no sé si es la llegada del verano o que vamos por épocas, tendré que ponerme otra vez límites. Me ha encantado el post, como todos!! Besines.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 Mayo, 2017 at 8:50 am

      muchas gracias!!! yo objetivamente era adicta al azúcar, y tampoco puedo decir que me haya desintoxicado pero creo que embarazo me ha servido para tomar un poco de conciencia, porque sé que en los otros no comí como debería… y no me preocupaba pero tampoco me sentía orgullosa… la verdad que el azúcar (el dulce) es un vicio, a mí me chifla y por eso no lo he eliminado pero ya es bastante haberlo reducido…. y todo lo que sea mejorar, sean hábitos del tipo que sea, creo que es para sentirse contenta…quién me iba a decir a mí que iba a hacer un hábito del deporte cuando nunca lo había practicado???

  • Reply
    Bea
    25 Mayo, 2017 at 6:55 pm

    Pues a mí me ha parecido muy útil el post. Lo que no se lo que es, es el kefir. Me parece una dieta sana y equilibrada. Gracias por compartirla.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 Mayo, 2017 at 8:51 am

      gracias! el kéfir es un lácteo fermentado como puede ser el yogur o el queso, pero tiene muchas propiedades nutricionales.. aver, si no te gusta, no pasa nada, pero yo lo endulzo como hacía con el yogur, y me sabe parecido, y como de precio también es parecido, pues al final tomo kéfir… q es más completo! Un besin

  • Reply
    Planeando ser padres
    25 Mayo, 2017 at 10:29 pm

    Como gorda ¡no conozco ni la mitad de las cosas de las que hablas! Oyoyoy, yo necesito un experto de estos en mi vida a la de ya, y un supermercado que no venda galletas de chocolate tan baratas. En el embarazo he comido rematadamente mal, pero es que lo que me está pasando en la lactancia ya no tiene ni nombre. ¡Qué ansiedad por tener la boca llena todo el día!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 Mayo, 2017 at 8:55 am

      jajaja, qué bruta eres!!!! oye, yo tampoco las conocía, bueno, a ver, ya ves, que las comidas dice 70% de verduras y 30% proteínas, eso tampoco tiene mucha historia, como menestra y solucionado, garbanzos con espinacas, salteado de verduras con pollo, calabacines con carne… nada en especial!!! ha sido en el desayunado donde he cambiado el yogur y los típicos cereales de super (me ahorro marca) por el kéfir con avena y fruta…en lo demás, no he cambiado mucho lo que son los menús, pero sí he reducido un poco lo del azúcar, q en mi caso era un exceso! verás en la merienda del viernes con las tartas, jajajaj… bueno, tú me has visto comer y sabes que poco no como, jajaja

  • Reply
    Marta
    26 Mayo, 2017 at 12:58 am

    Pues a mí me parece Carmen que estás perdiendo tu esencia y la de tu blog y te estás conviertiendo en una instamami al uso que se deja llevar por las corrientes.

    Hasta hace dos dias salías comiendo palmeras de chocolate, fabadas, tortillas, etc y ahora de repente alimentos como semillas de chia, kefir y quinoa son los principales de tu dieta, pues no le encuentro sentido. Y por más que digas que son alimentos que se consumen desde hace tanto como las lentejas (que no me suena más que a justificación para convencerte a ti misma de lo que dices) está más que claro que no forman parte de nuestra dieta, lo cual no es malo porque como bien sabemos, la mediterránea es considerada una de las dietas o formas de alimentación más sana y equilibrada, por lo que no es imprescindible añadir todos esos alimentos para comer bien. Que está genial probar alimentos nuevos pero, repito, no nos intentes vender que ahora es lo más normal del mundo comer así, porque no lo es.

    Igual que no me parece ni medio lógico que el desayuno que se le recomiende a una embarazada sea un batido, por más nutrientes que lleve, tú misma dices que te quedabas con hambre…. una tostada de pan con tomate y aceite de oliva es, como poco, igual de sano que los ingredientes del batido y desde mi punto de vista sacia y satisface mucho más.

    Me encantaba tu blog y tú instagram, pero como te decía al principio, creo que poco a poco estás perdiendo tu esencia.

    Un saludo

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 Mayo, 2017 at 9:25 am

      Yo no creo que nadie pierda su esencia por mejorar aspectos de su vida. No creo que yo sea otra persona distinta ahora que llevo dos años corriendo que cuando no hacía ningún deporte. Pero sí creo que correr me hace estar más saludable. No creo que dejar de comer palmeras de chocolate o nocilla a diario me haga perder la esencia, sino que me hace mejorar me salud. No creo que cuidar la piel de mi cara me haga perder la esencia por no haberlo hecho en toda mi vida. No creo que mi madre haya perdido la esencia por correr cuando toda la vida aborreció el deporte. No creo que alguien pierda la esencia por dejar de fumar aunque lleve toda la vida haciéndolo. No solo no creo que pierda la esencia sino que creo que todo en esta vida hay que hacerlo para mejorar, en todos los aspectos. Es una consecuencia lógica de que las personas nos vamos transformando. Precisamente también porque el cuerpo no aguanta igual las mismas cosas a los 20, que a los 30 que a los 40…

      No he dejado de comer palmeras pero me siento orgullosa de hacerlo solo de vez en cuando. Porque aunque no me preocupara, objetivamente, no es saludable. No escribí nunca un post sobre alimentación en este blog precisamente porque no era ejemplo de estar haciéndolo bien y porque no es mi ámbito. Lo he hecho ahora porque esty mejorando en mis hábitos, pensando también en el bebé que llevo dentro, y porque una persona formada en esto me ayuda. No es que haya pasado de ser taurina a vegana, porque antes sencillamente no hablaba de alimentación aquí.
      Y si ves mi IG, que dices que te gustaba mucho, en el último mes, tienes exactamente 3 fotos de comida: una es una fabada, otra es un desayuno de efectivamente kéfir con fruta y semilla de chía, y otra es un rollo de carne picada con hojaldre. Vamos, lo dicho que no es que haya pasado de la escuela taurina al veganismo, por por poner un ejemplo…
      Por cierto, probablemente sea más saludable, a nivel nutricional, un batido con frutas, lácteo y frutos secos que una tostada de pan con aceite (que también es saludable). Que imagino que una nutricionista y farmaceútica sepa un poquito más sobre el asunto que nosotras… En cualquier caso, con una tostada con aceite también paso hambre, es lo que tiene comer bastante cantidad…
      Pero bueno, esto es como todo, alguien en su momento, cuando en un post sobre running contaba que seguía comiendo mis caprichos de dulces a diario, me dijo entonces que eso no era lo mejor, aunque hiciese deporte. Y alguien, en otro post sobre running, también me dijo que había perdido mi esencia por apuntarme a la moda de correr. No se puede gustar a todo el mundo…es lo que hay!

  • Reply
    Bego Mis2Pequedemonios
    26 Mayo, 2017 at 6:22 am

    Uff, yo no se si podria. Lo de las verduras genial, me encantan y no me importa tomar mucho, pero lo de desayunar lo llevo fatal, ya que a primera hora no me entra ni un bocado. Y tampoco como pescado y marisco, por lo que las cenas se me complican y teniendo en cuenta q en mi caso tienen q ser miy ligeras porque si no no duermo bien… mira q soy rara jejeje.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 Mayo, 2017 at 8:57 am

      ayyy, eso le pasa a mi marido, se toma un triste café, no tiene hambre… y luego te va entrando a medida que pase la mañana??? por hacerte un sandwinch y llevarte fruta!!!

  • Reply
    Ana
    26 Mayo, 2017 at 8:21 am

    Para hacerte las ensaladas con verduras crudas, ¿qué utilizas para lavarlas? a mi me recomendaron especial precaución con esto, que es donde hay más probabilidad de que haya toxoplasmosis, mucha más que en la carne. Yo en mi embarazo prácticamente suprimí las verduras crudas a excepción de la lechuga que ya viene lavada en bolsas.
    Otra cosa, ¿cómo haces el desayuno? me refiero al bol con avena, chía, etc. ¿le pones leche y lo dejas en la nevera?

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 Mayo, 2017 at 9:03 am

      Yo siempre he lavado con agua solamente… a ver, yo he tenido suerte porque las matronas que tuve, sobre todo la primera, me dijo que podía comer de todo, incluido jamón. que salvo que me fuera un pueblo donde acabaran de hacer la matanza, hoy en día, cualquier jamón serrano curado tenía unos controles muy fuertes, así que yo he comido y como jamón serrano en los embarazos, y cualquier embutido… y marisco. Yo salvo algo crudo como de todo. El proceso de curación a que se somete el jamón acaba con el parásito que transmite la toxoplasmosis, ya hay muchos estudios que lo dicen.
      Dicen que las semillas de chía es mejor dejarlas a remojo unas horas pero la verdad es que yo las pongo tan cual mezcladas con la avena, probaré a ponerlas en el kéfir antes, porque a mí la leche no me va mucho!

  • Reply
    maria
    26 Mayo, 2017 at 11:31 am

    Como buena comedora siempre me gusta probar sabores y alimentos nuevos, maxime si provienen de otras culturas. Hace ya varios años desterre de mi dieta cualquier producto eleborado , patatitas , galletas , magdalenas . Tengo una suerte tremenda desde niña siempre me pirraban las verduras y ensaladas soy de las que prefiere unos encuertidos pepinillo , cebolletas , banderillas a unas gominolas. Dicho esto estoy totalmente de acuerdo con CARMEN no se trata de modas si no de superacion personal pensar que puedes vivir sin palmeras de chocolate y vencer el mono que todos estos productos tienen que te enganchan como esta claramente demostrado. Con esto no quiero decir que no los coma , pero solo de vez en cuando. En mi caso concreto probando todo tipo de semillas y productos nuevos y combinandolos con la dieta de nuestras abuelas puedo decir que nunca me he sentido mejor en todos los aspectos. Yo desde luego lo recomiendo no solo porque no engordes .

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 Mayo, 2017 at 2:27 pm

      totalmente, creo que en eso consiste todo, en superarse… Que no pasaba nada porque comiese dulces a diario, pues no, estaba estupendamente, pero eso no quiere decir que a largo plazo no fuese a pasar factura… puedo estar bien con 30 y no estarlo con 50. Y efectivamente, no es una cuestión de peso, si haciendo deporte yo quemaba todo!!!! no voy mirando las calorías, los frutos secos son super calóricos y los tomo porque son saludables… es elegir alimentos mejores nutricionalmente, no es una cuestión de calorías… Y totalmente de acuerdo contigo, seguiremos comiendo muchas cosas de nuestra dieta mediterránea que es fantástica pero, porqué no incluir cosas de otras que también son buenas??? en fin, ya ves…

  • Reply
    maria
    26 Mayo, 2017 at 12:34 pm

    Ahhh y para mi no pierdes para nada la esencia me gustaba tu blog, me gusta y me gustaraaa porque la vida es una constante renovacion

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 Mayo, 2017 at 2:28 pm

      muchas gracias!!!! yo creo que sigo siendo la misma ahora que hace tres años, pero voy mejorando aspectos… y ya no hablo de alimentación sino de carácter, de trabajo… de todo!!! Mil gracias!

  • Reply
    pequeboom
    1 Junio, 2017 at 1:45 pm

    Yo soy una cansina con lo de la dieta equilibrada, pero los fines de semana me lo salto!!

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies