No soy una Drama Mamá
Bienestar y belleza embarazo Maternidad y embarazo salud Sin categoría Uncategorized

Kilos en el embarazo: ¿cuánto engordar?

Soy de las que piensa que lo habitual no tiene por qué ser lo normal, ni lo normal tiene por qué ser lo común. Los kilos que se engordan durante el embarazo varían mucho en función de una mujer a otra, incluso de un embarazo a otro. Lo cierto es que, en mi primera gestación, me engañé a mí misma pensando que era la excusa perfecta para ponerme “tibia” a comer. Total, si iba a engordar sí o sí, poco importarba que fuesen muchos o pocos. ¡Error! El resultado fueron 18 kilos al terminar la semana 40 y encontrarme en mi casa después de parir con 13 de regalo. Iba yo feliz pensando que se iba a quedar todo en paritorio, y ahí estaba mi cara de pan y mis muslos enormes. Sin embargo, conozco casos en los que 18 kilos no son muchos, ¿por qué para unas puede ser mucho y para otras lo normal?

Primero, yo no retuve líquidos ni estuve hinchada, mis tobillos y piernas mantuvieron su grosor habitual. Además, no se puede decir que sea de las que tiene una barriga grande, ni mucho menos, hay gente que no se da cuenta de que estoy embarazada hasta los seis meses y pico, excepto si me ven en biquini, lógicamente. Sin embargo, hay embarazadas con barrigas enormes (no es ni mejor ni peor, sólo comparo tamaños) y que además se hinchan mucho, por todo el cuerpo. Por tanto, puede que den a luz y cuando pasan solo unos días, ya solo tienen 4-5 kilos de más.

kilosembarazo

¿Qué me decís de esa cara de pan y esos brazos? 😉 Obvio que me pasé. Semana 36 del primer embarazo.

Mi segundo embarazo vino a corroborar ese pensamiento de que el peso en la primera gestación se me había ido de las manos. Así que en aquella ocasión engordé solo la mitad de kilos, es decir, nueve. Y cuando llegué a casa me dio un subidón, que nunca viene mal para una recién parida. Entre que me quedo plana de panza en dos días y que había cogido los kilos justos, a la semana ya entraba en toda mi ropa. También os digo que no sufrí nada por ponerme cual vaquita en el primero pero sinceramente entendí que no era necesario. Además, Rafa pesó más que Alfonso, lo que demuestra que más kilos no son sinónimo de más peso en el bebé. Tampoco el tamaño de vuestra barriga va a determinar la medida o peso del bebé.

IMG-20120923-WA0000

Semana 36 del segundo embarazo, en el que cogí el peso justo y en el que mejor me recuperé después de dar a luz.

En el tercer embarazo repetí y engordé 9 kilos, así que ya me imaginaba saliendo del hospital estupenda. Y aunque bien es cierto que mi barriga desapareció y todo el mundo me decía lo bien que estaba, el cuerpo no volvió a ser el mismo, tres embarazos en cuatro años ya es mucha tela. Y los dos-tres kilos sobrantes ya sólo los eliminé empezando a correr, que esa ya es una historia que os sabéis. Como veis, ni todas las mujeres tienen que engordar lo mismo, ni la misma mujer se recupera igual de un embarazo que de otro; yo perdí los 13 kilos sobrantes tras el parto de la primera gestación en tres meses y, en el tercero, que solo me sobraban tres después de parir, no hubo forma de bajarlos hasta que empecé a hacer deporte unos meses después. Por tanto, no os paséis comiendo, que no es necesario pero no os agobies con el tema, ¡disfrutad de esa época!

 

11 Comentarios

  • Reply
    Eva
    5 Septiembre, 2016 at 7:21 am

    Y tanto!!!Creo que no hay que fijarse tanto en la báscula como en si la alimentación que llevamos es adecuada o no. Lo del tamaño de la barriga es secundario, con Darío tenía un balón de pilates por barriga y peso 2.900, con este ahora que estoy de 4 meses tengo la barriga del primero casi con 6 pero no me preocupa, la verdad.

  • Reply
    Elizabeth Vargas
    5 Septiembre, 2016 at 10:28 am

    No se si sea mi cultura o un tornillo que se me safo jajaja pero yo te veo muy muy guapa con “cara de pan”como tu la llamas estas estupenda y eso se ve en las fotos pero la verdad veo tus fotos con unos kilitos de más y me gustan más me pareces más joven y más guapa. Esto sólo era para decirte que si algún día vuelve la cara de pan tranquila te luce. Yo por mi parte jamás volví a mi peso y ni a mi forma tuve complicaciones en la cesárea y estuve un mes con un Dren (un agujerito por donde me sacaban líquido por que la herida se me abrió) y creo que se les quedó galones de líquido por esta panza no me baja jajajaja de eso ya 4 años y medio. Pero ya pase por todas las etapas y estoy en la aceptación jajajajaja.

  • Reply
    Carolina mamá ríe
    5 Septiembre, 2016 at 11:28 am

    Upssss te comiste mi comentario jejeje. Te decía que como dices los cuerpos son diferentes y cada una engordamos y nos recuperamos según nuestra constitución. Yo engordé 30 kilos y la verdad es que viemdo fotos no lo parece; ni estoy hinchada, ni desfigurada…y luego en nada me recuperé, sin dieta ni esfuerzos. Pero yo es que soy delgada por constitución y aunque como muchíiiisimo nunca engordo 😉

  • Reply
    mamatupuedes
    5 Septiembre, 2016 at 11:38 am

    Te veo guapísima en todos!!! Toda la razón, cada mujer y embarazo es un mundo, yo en los dos embarazos 25 kg y los pierdo rapidísimo! Debe ser retención de líquidos porque en el primero comía más y en el segundo al revés, con los vómitos a penas tenía hambre, me pase el embarazo comiendo menos de lo habitual y cogí lo mismo…. me engordaba el agua!! La verdad que para un tercero me encantaría no coger tanto porque durante el embarazo es bastante incomodo estar con 25 kg encima…. pero a todos los gines que he preguntado siempre me dicen que es hormonal y que no hay nada que hacer!!

  • Reply
    Norgwinid
    5 Septiembre, 2016 at 12:00 pm

    Yo he engordado moderadamente en ambos embarazos: 9 kilos con el primero, 10 con el segundo, pero los cambios físicos han sido distintos. La primera vez perdí todo el peso en menos de 10 días y recuperé el tamaño de mi barriga en una semana (tuve otras secuelas, derivadas de la episotomía, pero esas no se veían a simple vista, je je je). Con el segundo embarazo hubo 3-4 kilos que siguieron conmigo hasta que me incorporé a trabajar cinco meses después del parto (eso sí, fue empezar el curro y caer en picado, los que me sobraban y 5 ó 6 más de regalo). Mi tripa nunca ha vuelto a ser la misma. Tardé mucho en perderla (los dos primeros meses parecía que seguía embarazada) y luego ha quedado flácida y colgona, con mucha piel sobrante… Y como veis la diferencia de peso ganado fue a penas de un kilo!!!! Así que misterios de la vida!

  • Reply
    mamirecientecuenta
    5 Septiembre, 2016 at 1:13 pm

    Yo cuando me quedé embarazada me entró el terror. El terror porque yo tenía un sobrepeso importante. Pesaba los 100 kilos con mi 1,65 de estatura. Así que cuando llegué a mi primera revisión el médico me dijo que los análisis salían bien, pero que tuviera cuidado. Tanto fue así que los dos primeros meses, cuando volvía a ver a mi médico, había adelgazado. Dos o tres kilos. Pero miraba que todo estuviera bien y así fue.
    Había momentos en los que no podía más y algo caía en la tentación, pero solía ser un donut o una chuche, quitarme ese resquemor y seguir con mi comida sana y cuidándome todo lo que podía. Mi embarazo me enseñó que si quieres puedes y todo es fuerza de voluntad. Quise hacerlo, pero como le dije al médico, no solo por mi, si no por mi peque, que crecía día a día sana y fuerte. Al final que pasó?? Que salí del paritorio con 9 kilos menos y en dos semanas había adelgazado 4 más. Eufórica es poco, como comprenderás. Pero ahí empezó mi periplo. Hablé con el médico y a los seis meses de mi pequeña, decidí ponerme a dieta severa y estricta. Bajé casi 40 kilos y aunque he cogido 5 más, estoy contenta. Sé que esos cinco se irán en cuanto me ponga fina con el deporte.
    Todos los embarazos, todas las barrigas y todas las futuras mamás son diferentes. A mi me decían que iba a tener gemelos cuando me veían, porque la barriga era enorme. El médico pensaba que me pasaba con la comida, pero mi marido le reiteraba que me cuidaba muchísimo y que no podía ser. Al final, la barriga era grande porque ella venía grande y pesaba casi 4 kilos cuando nació en la semana 38. Pero yo estaba bien. No se me hincharon los pies, ni las manos, ni nada.
    Ahora, estoy como loca por volver a quedarme embarazada, porque ahí sí podré hacer comparaciones. jejejejeje.

    MUAS!

  • Reply
    Mama Puñetera
    5 Septiembre, 2016 at 1:51 pm

    Es que eso de que cuando una está embarazada tiene que comer por dos es un mito, jejeje… Que luego los kilos, ¡ay los kilos! Yo engordé unos 15, pero con el tema de la intolerancia de Valkiria y la dieta de exención de lácteos que tuve que hacer, perdí 28 kilos en un año… Cada embarazo y cada mujer es un mundo!

  • Reply
    Irene
    5 Septiembre, 2016 at 2:35 pm

    Ayyyy, me río por no llorar de lo de “no os paséis comiendo”. En el embarazo de la niña me pasé 5 meses con náuseas, todito me daba asco. No es que vomitara mucho, porque ni siquiera podía comer. Me forzaba a comer fruta, verdura y pescado. Ya que no me entraba nada, al menos lo que entraba que fuera sano. Al final cogí 11 kilos, porque cuando se me pasaron las nauseas, no me privé de casi nada, pero con moderación.
    Y en el del niño, que no tenía nauseas pero tampoco hice excesos, cogí 10 kilos.

    Así que imagino que es mi cuerpo que está hecho para eso.

  • Reply
    Cool & Mum
    5 Septiembre, 2016 at 3:45 pm

    Estas guapísima en la foto del primer embarazo con el pelo largo!!!! En eso me he fijado yo, no en los kilos… Jajaja
    Yo por suerte cogí 15 y 13 y se quedaron en el paritario, de hecho me quedé con 5 de regalo y me encantó, pero gracias a mis rutinas imparables se han vuelto a esfumar y vuelvo a ser el palo que siempre fui 😂😂😂😂
    Debemos fijarnos en llevar una alimentación sana, que más da los kilos… Digo yo!

  • Reply
    marga
    5 Septiembre, 2016 at 4:57 pm

    Empezando, estas guapisima embarazada. Coger peso en el embarazo, si son muchos quilos no son nada recomendables, pues eso conlleva que puedan aparecer cierto tipo de problemas, que pueden afectar un poquito, al bienestar del embarazo. Lo que a mi realmente me preocupa son los quilos de despues del embarazo. Todas las mujeres no son iguales y por lo tanto no pierden de igual manera los quilos. Hay una gran obsesión, por recuperar figura, y todo tiene su tiempo, la imagen que dan algunos personajes publicos, no son nada buenas, pues pensamos que somos distintas,y para nada, lo de ellas NO ES LO NORMAL, si le das el pecho al bebe, se suele mejorar el cuerpo antes, pero nada de dietas raras, una alimentacion sana rica en fruta y verdura, con sus correspondientes platos de legumbres, y proteinas de carne y pescado, haran que tu figura poco a poco sea la de antes, tampoco hay que olvidar que en el momento que estes recuperado el ejercicio. Las fajas se recomiendan en casos de que tengas que ir a algun sitio que requiera que tu figura este mejos, pero la faja hace que no se ejerciten los musculos, y puede quedar la musculatura flojita. Un beso.

  • Reply
    Maria
    15 Septiembre, 2016 at 4:11 pm

    Tienes toda la razón que cada embarazo es un mundo, yo engorde 18 kilos, y desde el 6 mes la gine no me pesaba porq solo de verme ya decia que para q si todo era retención de liquidos y tenia una tripa dentro de lo normal. A los 15 dias de tener al niño solo me sobraban 3 quilos, yo feliz….lo malo fue que luego engorde y ahora a los 14 meses de tenerlo me sobran 8 para estar en mi peso. Se que si me pongo enserio los puedo bajar, lo malo esq nunca cenamos en casa y asi es imposible ponerse a dieta.
    Cuando veo todo lo que haces por la noche es alucinante!!! Yo es tocar las 10 y no ser persona!!

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies