No soy una Drama Mamá
crianza educación familia niños rabietas Sin categoría Uncategorized

Cuando te ponen al límite

La primera gran crisis que tuve como madre fue hace casi dos años, cuando Alfonso comenzó el colegio; aquella situación me pilló por sorpresa y, al principio, me costó creerlo porque no le había afectado ni el nacimiento de Rafa casi un año antes y además era un niño buenísimo. La segunda crisis que sufrí en mi vida maternal fue a finales del verano pasado. Situación: embarazada de 7 meses, con un bebé de casi dos años en plena etapa de rabietas y un pobre niño de casi 4 años, espectador pasivo de los berrinches de su hermano. Aquello me superó, porque las pataletas eran fruto de la etapa que Rafa estaba viviendo, sin explicación alguna y sin mediación posible.

Lo reconocí en su momento aquí en el blog, lo pasé mal. Alguna vez me encerré en el baño porque lo que me apetecía era gritar o darle un meneo al crío. Y claro, ¿de qué sirve dar un alarido a un niño de menos de dos años que está fuera de sí? No sabía cómo gestionar esas rabietas que, en alguna ocasión, duraban casi una hora y que no se le pasaban ni ofreciéndole comida al niño. Y cualquiera que conozca a Rafa sabe que todo drama se le olvida si le das comida 😉 Por suerte, y si alguna os encontráis en esa etapa, eso se acaba pasando y en nuestro caso, duró un mes. Ahora mismo, el mediano, aun teniendo carácter y siendo muy impaciente, es muy cariñoso y simpático y gracioso a más no poder. En Instagram tiene su grupo de fans 😉

chica-gritando

Y si os cuento esto es porque el sábado lidié con mi ¿tercera crisis maternal? Siendo un día puntual creo que la próxima semana ya me habré olvidado del asunto. El caso es que yo no sé qué demonios les ocurría a mis hijos mayores (el pequeño está a punto de ser santificado en El Vaticano) pero me convertí en una loca. En realidad, el que me puso como una moto fue Alfonso. Sí, ya estamos en plan pre-adolescente, así como contestatario. Y oye, que no hay nada que me ponga de peor humor que lo de decir diez veces que hagan algo y que me tomen por el pito del sereno. Porque la quinta vez que dices algo, subes el tono de voz; a la sexta, lo elevas más y, a la décima, se entera todo el vecindario.

Cuando tienen el día torcidín, te sacan de tus casillas. Que le digas al retaco de 4 años que se va a quedar sin ir a la piscina y te salte con “pues ya no voy a ayudarte nunca”, “eres mala”, “pues me da igual”… ufff, me pone de los nervios. Y os lo confieso, ganas no me faltaron de dar algún cachete pero no, me lo prometí a mí misma; si no le doy un guantazo a ningún adulto (y todos sabemos que más de uno se lo merece), no lo voy a hacer con mis hijos, ni quiero ni debo. Eso sí, gritos dí unos cuantos cual loca de la pradera. Lo pienso a posteriori y me pregunto ¿fue para tanto?

Pues mirad, no lo sé pero el caso es que chillé porque ¿qué hacer en estas situaciones? Es difícil, son niños, sí, pero ya saben lo que está bien y no, entienden los mensajes que les damos y ya pueden razonar muchas cosas. ¿Cómo hacerles entender que no siempre pueden hacer lo que les apetezca? Para mí, esta labor es, sin duda, la más complicada. Cada día lo tengo más claro, educar a los hijos se complica cada vez más, según van creciendo. A mí dadme cinco bebés como Gabriel y os juro que seré la madre happy del barrio. De hecho, cuando estoy sola con el peque e, incluso con dos, estoy en un estado de relajación total. En fin, la de días tontos que me quedan por delante… ¿Cómo gestionáis las crisis con vuestros hijos?, ¿alguna más entra en estado de enajenación mental cual niña de El Exorcista?

53 Comentarios

  • Reply
    ana
    6 Julio, 2015 at 6:46 am

    Yo a veces si que parezco la niña del exorcista.Mi marido viaja mucho y yo también trabajo y me ha tocado estar mucho sóla con las dos,y a veces me ha superado la situación.La peque de tres es buenaza,lo que me puede es cuando come fatal y cuando hace la sirena:ese llanto como un pitido de ambulancia y que no derraman una lágrima….me pone loca.Se puede pegar así rato y rato.La mayor ,todo lo que tiene de cariñosa (ambas lo son)lo tiene de toca hue….Es muy contestona en plan:eres mala,te voy a llevar a la cárcel …ja ja .No obedece a la primera casi nunca y eso me pone loquita,o cuando chincha a su hermana también me cabrea.En fin,tendremos que ir gestionando estas situaciones como podamos.Cachetes no,al final te quedas tu peor que ellos y no sirven de mucho.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      6 Julio, 2015 at 11:55 pm

      Es que hay veces que la otra parte de la pareja es necesaria! Hay días que, si veo a maridín tenso con los niños, intervengo yo q estoy más relajada y todo fluye mejor… Y viceversa, hay veces que tiene q intervenir él… cuando no tienes recambio en un momento dado (que fue lo que me pasó el sabado porque maridín no estaba) el ambiente se caldea más aún… Lo de no obedecer ni a la primera ni a la quinta, me pone loca!!!

  • Reply
    Cuando Eli
    6 Julio, 2015 at 6:53 am

    A veces es una combinación de cosas , cansancio, falta de sueño o hasta hambre combinada con una rabieta que para nosotros “no tiene sentido” pues si algunas situaciones me han puesto al limite, pero trato de reaccionar pronto y tratar de calmar las cosas por el lado amable, tomo agua, respiro profundo y seguimos la fiesta, pero sí, yo solo con una (de 2 años y medio) he tenido que hablar fuerte jejeje

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:05 am

      Jo, es que fíjate que con Alfonso sólo no me puse nunca tensa…pero claro, si le daba una rabieta y Rafa, que era un bebé de meses, estaba durmiendo, pues claro, me ponía histérica porque no quería que le despertase… en fin, con varios es fácil perder los nervios porque si a uno de la una rabieta, qué culpa tiene el otro??? y además, se ponen nerviosos unos a otros!

  • Reply
    anitasuperstarr
    6 Julio, 2015 at 6:54 am

    Pues no me pasa aún con los angelitos de meses pero sé que me pasará y no tengo ni idea de lo que haré. He leído mares sobre el tema, sobre ponerles límites, llevar sus berrinches, frustraciones etc etc pero soy consciente de que esa es la teorá bonita y de que en el momento me pasará como a ti, daré cuatro gritos con sus correspondientes portazos. Todo es muy bonito sobre el papel, hay que hablar, no perder los estribos, razonar, decir NO bla bla bla pero un crío aberrichado te pone contra la espada y la pared y es así.
    Aix…mientras, paciencia paciencia y al menos uno de los dos es un santo!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:08 am

      Claro, es que con bebés puedes estar agotada porque lloren, no coman, duerman poco…pero son bebés!!! yo a Gabriel jamás le he pegado un grito, es absurdo, es un bebé!!!! Pero claro, cuando es un niño que habla, que entiende, al que le dices 20 veces algo, pero no te hace ni maldito caso…y si en vez de uno, son dos, que discuten siempre por el mismo juguete, que si Alfonso me empujó, que si Rafa me quitó esto…. te ponen la cabeza como un bombo!!!

      • Reply
        anitasuperstarr
        7 Julio, 2015 at 7:21 pm

        aixxx, vértigo tengo solo de pensarlo! no sé de dónde voy a sacar la paciencia…¿la venden a kilos en algún supermercado? me temo que la voy a necesitar y ahora mismo no tengo tanta…

  • Reply
    Celia Ramón Wyser
    6 Julio, 2015 at 8:25 am

    Al estado de enajenación mental yo le llamo “mamá ogro”. Es que me sube una cosa desde el estomago hasta la garganta que… La loca de la pradera, como dices tú. Y mis mellizos md miran con cara de “esta está loca”, se miran entre ellos y se ríen. Y oye, siguen tan campantes! Y eso ya me poneeeee… Es que ms imagino la adolescencia y me dan ganas de salir corriendo. Pero no se puede, no? Alguna vez ya he hablado en el blog “Un par de dos” de mi ofro interior. Me avergüenza, la verdad, pero es que a veces no puedooooooorrrrrr. Y oye, que la calor es muy mala y siempre puedes tener un mal día, no?

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:12 am

      jajaja, qué pensarán realmente cuando entramos en ese estado??? lo de que se rían es lo más irritante; te apetece, como poco, bajárselos al vecino! Bueno, yo cuando lleguen a la adolescencia, no descarto lanzar la zapatilla. Mi madre, cuando se cabreaba con mis hermanos, lanzaba el balón por la ventana, jajaja… es otra cosa que tampoco descarto teniendo en cuenta que el sábado casi pincho uno delante de sus narices! madre mía, soy una loca total!

      • Reply
        Celia Ramón Wyser
        8 Julio, 2015 at 3:04 pm

        Los míos no sé qué piensan pero ponen cara de que no estoy muy cuerda y que mejor no hacerme caso!

  • Reply
    anuski76
    6 Julio, 2015 at 8:28 am

    Yo estoy en la etapa de los “terrible two” y telita marinera.. llevo unos días que lo regalaría, incluso lo dejo noches con su abuela porque me tiene agotada, pero un “pam pam en el cul” como dicen en mi tierra(un cachete en el culete) de vez en cuando no les viene mal, total con el pañal doler doler no les duele, es un toque de atención y un cambio de inflexión.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:15 am

      Yo lo hice en algún momento y me dejó mal cuerpo, y luego comprendí que no puedo decirles eso de no se pega si yo lo hago…ojo, que ganas no me faltan y puede que, en ese momento, sea un punto de inflexión pero hace tiempo que me dije que no compensaba.. Ufff, es difícil gestionar esos momentos!!

  • Reply
    Norgwinid
    6 Julio, 2015 at 9:41 am

    Ufff, llevo un fin de semana con las cuerdas vocales bien afinadas de los gritos que he pegado y es que sí, a veces te ponen en el disparadero y te entran ganas de regalárselos a alguien o de pirarte tu al extranjero, sin dejar las señas. La Peque lleva un par de semanas con mamitis aguditis y no deja ni a sol ni a sombra. Toooodo el santo día pegada a mi, en mis brazos, con la caló que hace y si la dejo en el suelo aunque sea un segundo para ir al baño, pollo al canto. Y la Mayor en su línea, celosa y respondona, intentando llamar la atención a base de berriches por cualquier cosa: no quiero echar la siesta, ahora sí quiero, dame de merendar otra vez, quiero gusanitos, más gusanitos, no me quiero duchar, etc . Ya escribí hace un tiempo sobre el tema. Ganas de gritar lo llamé, je jeje: https://mamaenelsigloxxi.wordpress.com/2015/01/19/ganas-de-gritar/
    ¿Remedio? Respirar hondo e intentar desviar la atención a toda costa… y, bueno, darme de cabezazos contra la pared cada vez que pienso en tener un tercero!!!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:18 am

      jajajaja, lo del tercero me ha matado!!! eso pensaba yo el verano pasado, lo que pasa que el tercero estaba ya casi horneado, jajaja… Menos mal que en esta casa, son unos benditos en la etapa de bebés, pero vamos, verás cuando Gabriel entre en discordia, me van a detener por culpa de los decibelios!! fff, me entran sudores solo de pensar en el verano que viene con el bebé actual corriendo!!!

  • Reply
    ana pardo
    6 Julio, 2015 at 9:48 am

    Mi situacion es muy parecida a la tuya. Tres chicazos. Es mas, el mayor tambien se llama Rafa. Rafa es santo. El que me saca de mis casillas es el de 4. Ahora le ha dado por hacer burla y cuando se va de mi lado dice en bajito “iyota” 😂. Me tiene desesperada. Me da mas trabajo que el mayor y el bebe juntos. Paciencia!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:20 am

      jajaja.. a mí la combinación del mayor y mediano es la que me trae de cabeza! si me quitas a Alfonso o Rafa, todo como la seda, pero juntos es una locura!!! Y ya verás cuando los terceros corran, es que me entran sudores solo de pensar la que se nos viene encima!!!

  • Reply
    yuuur_
    6 Julio, 2015 at 10:27 am

    El otro día fui a hacer unas compras por el centro comercial, y que pasó…había una chica joven musulmana con su bebé de dos añitos total que nose que narices se le pasó al niño por la cabeza que empezó a decirle a su madre: ( cito textualmente, las palabras ofensivas que voy a decir las decía ese pequeño demonio, reiteró) mora de mierda, a mi no me digas na que si estás de mala hostia es por tu puta culpa por hacer el ramadam) así textualmente sin saltar ni una palabra,y muy clásico todo) total que a la madre se le cruzaron los cables de tal manera y tiró al niño por la rampa automática del centro comercial mientras que el niño chillaba que su madre estaba loca, total que, llamaron a los mossos y le quitaron al niño por maltrato, os juro que me dio miedo, encontrarme en una situación parecida, de pérdida de nervios total.

    • Reply
      ana pardo
      6 Julio, 2015 at 1:02 pm

      Que barbaridad…con dos años!!!???? Y la madre que bestia….

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:24 am

      flipoooooo, pero eso es tremendo. Lo que verá ese crío en casa, vamos, Alfonso puede decirnos tonto o tonta pero puta y otras cosas no se lo he oído en la vida! y vamos, que no se lo oiga! es que eso que cuentas no es pérdida de nervios, es una agresión brutal al niño, aunque posiblemente la madre también sea víctima de la situación, porque ese niño dice esas cosas porque otra persona (probablemente su padre) se las diga a la madre…qué horror!

  • Reply
    Cuestión de madres
    6 Julio, 2015 at 11:16 am

    Reconozco que yo soy de las que me transformo en la niña del exorcista y ya estoy yendo a poner remedio y aprender a superar las crisis de otra manera porque ya me conocen en todo el vecindario pero… es lo que dices… ellos han entendido perfectamente lo que se les ha dicho y lo que hacen es retarnos y pasar y … hay veces que es imposible controlarse… yo ahora intento tener una actitud pasivo-agresiva… no les digo nada directamente pero lo hablo con su padre diciendo que luego cuando toque bajar a la piscina como que me quedaré a recoger todo lo que está tirado… y suele funcionarme…

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:26 am

      si, si…controlarse es demasiado complicado cuando sabes que te están retando!!! cuando sabes que te han escuchado, entendido…pero no te hace ni maldito caso!! Jo, yo de verdad quiero castigarles a veces pero claro, si castigo a uno, nos tenemos q quedar los 4 en casa, y no es culpa de los otros… así que ahora suelo decirles, cuando discuten por un juguete, que lo tiro por la ventana, hago el paripé y menudo disgusto se llevan!

  • Reply
    pequeboom
    6 Julio, 2015 at 11:27 am

    Daniela tuvo una pataleta que me quedé muerta, no sabía qué hacer, al final me senté a esperar y 20mminutos después se cansó y subimos a casa, pero vamos, me sacó de quicio. Cuando me conteste será otra historia… ayyy lo que nos queda!!!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:28 am

      pues es lo mejor, esperar!!! lo malo es cuando tenga una rabieta de ésas y tú estés tratando de dormir al bebé…ahí es cuando se pierden los nervios!!! a mí es una de las cosas que de peor humor me ponen, que griten cuando Gabriel está durmiendo.. en fin, no queda otra que armarse de paciencia!

  • Reply
    Una mamá muy feliz
    6 Julio, 2015 at 11:35 am

    La verdad es que yo estoy detrás de ti en la cola para santificar a UNMF, aunque no voy a negar que tiene sus momentos, como los tenemos todos. Pero creo que lo que nos pone de esa mala leche a nosotras, no es el acto en sí, si no la impotencia de no saber como hacerlo ni controlar la situación.
    Niña, esto es así, pasarán las rabietas y llegaran otras etapas…y nosotras cada vez más mayores, más quemadas y con menos paciencia jejejeje

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:33 am

      jaja, Alfonso fue también niño santo hasta que empezó el cole! y Rafa hasta el año y medio así que calculo q San Gabriel dejará de serlo en breve, jajaja… porque no veas la diferencia de cómo se cría un primero y un tercero… Alfonso tuvo toda la paz y armonía del mundo…y Gabriel no tiene de eso con los otros por casa!
      Pues mira, yo creo que el hecho de saber que han entendido algo, que lo has dicho por activa y por pasiva, y que lo ignoren, es lo que llevamos mal… q sintamos que no tenemos cierta autoridad, que no nos toman en serio…
      Pero vamos, te digo una cosa, esto son chorradas al lado de las que nos esperan dentro de una década, tiemblo solo de pensar en ése momento en que les dices que no pueden salir hasta tal hora o que no pueden ir a determinada fiesta, y te dén un portazo y no e hablen en días…

  • Reply
    mamapuede
    6 Julio, 2015 at 12:04 pm

    Bufff a mi Leo últimamente me esta dando unos ratos… Me saca de mis casillas también y mira que es súper bueno.

    Será la edad pero yo también últimamente no hago más que pensar que esto se complica por momentos!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:35 am

      hija, ni los santos nos libran de esto!!! y espera, que Gonzalo empezará antes!!! que Alfonso no me dio ni un mal rato hasta los casi 3 años, pero Rafa al año y medio ya montaba cada numerito!!
      Pues si, esto son chorradas al lado de lo que nos queda, me entran escalofríos solo de pensar en ése momento en que les dices que no pueden salir hasta tal hora o que no pueden ir a determinada fiesta, y te den un portazo y no te hablen en días

  • Reply
    Ropa Bebe
    6 Julio, 2015 at 1:03 pm

    ufff! Muy interesante reflexión!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:36 am

      es que hay veces que conviene parase a pensar si gritamos demasiado, si podemos evitarlo, qué hacer…es complicado!

  • Reply
    Isabel
    6 Julio, 2015 at 1:11 pm

    Bueno yo creo que todas en ciertos momentos pasamos por ese estado y hay que llevarlo como mejor se pueda no nos queda otra jejejeje tb hay que decir que según en que momento nos pille de “lo nuestro” tenemos más o menos aguante jejejeejee Somos hormonas con patas!!!!

    Mi peque es una rebelde sin causa con lo cuál siempre me lleva la contraria y yo intento controlar la situación y hacerle entender las cosas ,a veces me sale bien y otras pues no, pero bueno es algo normal nos intentan medir para saber ellos hasta donde pueden llegar es una etapa más de su aprendizaje y pasará mientras nos armaremos de paciencia;)

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:39 am

      Sí, está claro que son etapas, que ellos intentan forzar las cosas, seguramente no con mala intención sino para saber hasta dónde pueden llegar… por otro lado, es complicado hacerles entender a los niños que hay normas, que estamos en sociedad y que no pueden hacer todo lo que les apetece! Pero sí, todo se resume en paciencia!

  • Reply
    Eva
    6 Julio, 2015 at 1:12 pm

    Todavía me falta, aunque creo que voy a tener que empezar a ir a yoga porque Darío con casi 9 meses apunta maneras (mira, en lo único que se parece a mi). En el cole me ha tocado alguna, sobre todo cuando he estado en aula de 2 años aunque son parecidas no es igual que en casa. Cuando he tenido que lidiar con algún terremoto lo que mejor ha funcionado es el ignore y esperar a que se bajen los humos para “atacar”, utilizando mucho el trabajo en educación emocional para que sepan poner nombre y remedio a lo que les pasa. Si la rabieta era por algo superficial la táctica era cambiar radicalmente de tema y fijar el punto de atención en otra cosa.
    Pero vamos, que tres crisis en todos estos años de maternidad tiene mucho mérito por tu parte!! 🙂

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:41 am

      Si, muchas veces la táctica pasa por ignorar, otras por cambiar de tema o sorprenderles con algo que no esperan y que les descoloca! cualquier día me pongo a llorar a ver cómo reaccionan!!jajaja… La verda que no me quejo, han sido bebés buenísimos, y eso ayuda…

  • Reply
    Planeando ser padres
    6 Julio, 2015 at 2:49 pm

    ¡Ay que te ves sobrepasada! Si yo con bichilla única ya hay días que me saturo ¡no me imagino con 3! No sé si será el calor del verano o qué, pero últimamente demanda mucha atención, mucha teta, no se entretiene con nada y todas las nuevas ideas que tiene son peligrosas para ella, para mí o para las cosas que tenemos en casa. Vamos, que no ando para dar consejos a nadie, visto lo mal que gestiono yo lo que tengo en mi propia casa.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:44 am

      jaja, es que cuanto más mayores… más atención reclaman!!! Si yo por eso los metí en guardería cuando cumplieron dos años, porque coincidía que nacía el siguiente y no quería que sintiesen que no les hacía caso…a partir del año y medio cada vez son más demandantes!! Es complicado no perder los nervios, y más si hay un bebé en casa durmiendo!

  • Reply
    Lai - Asi piensa mamá
    6 Julio, 2015 at 3:03 pm

    yo tuve una época de volverme loca (con una de 4 y una de dos) creo que lo que mas me afectaba es que no me daban ni un dia de tregua. Mi casa era un cumulo de llantos y rabietas continuos. Y el dia que llegas al limite, si al dia siguiente siguen igual, el limite queda mas cerca. En el blog lo conté (debe hacer 9 meses) porque el dia que me cabreé me odié a mi misma, porque mi hija en vez de enfadarse, primero se quedo impasible, despues lloró, y despues me perdonó! Asi que dije que nunca más. He ido ejercitando la paciencia poco a poco y me hice ese proposito, y ahora la verdad es que, amenos que crucen la calle o se vayan a tirar de cabeza desde el sofá, no me escuchas gritar. Pero me ha llevado meses ir pillandole el tranquillo. Y bueno, esta semana me estoy apuntando los tips del #retopaciencia de edukame que toda ayuda sirve. Feliz lunes!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:47 am

      casi todas las que tenemos varios hijos hemos explotado en algún momento! Yo con uno no tenía problemas, pero con varios la cosa se complica; si uno tiene una rabieta y tienes al otro durmiendo, pues te pones más nerviosa… Y cuando crecen, encima se ríen entre ellos, pasan de lo que les dices, contestan, siguen jugando a lo suyo… es muy frustrante!

  • Reply
    Mama Puñetera
    6 Julio, 2015 at 3:27 pm

    Hombre, Valkiria aun es pequeña, pero ya estamos rozando los temidos 2 y de vez en cuando se pilla unas pataletas que ni se por lo que son y me saca un poco de mis casillas. Intento no gritarle pero oye, hay veces que es inevitable. Esta muy bien lo de intentar cultivar la paciencia, pero hay días que al final, pumba, estallas. Somos humanas, no te sientas mal!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:49 am

      Ufff, no es que me sienta mal, es que me siento loca, jajajaja…. Pues imagínate si a la pataleta le sumas que tienes un bebé durmiendo, es algo que me supera…porque a ver cómo callas al crío!!! muy frustrante pero, como dices, inevitable!

  • Reply
    marigem
    6 Julio, 2015 at 5:40 pm

    Jajajaj, es que se pasa de mal…El pequeño mío, el que ni dormía ni comía para lo demás era un santo, pero la mayor, la que sí comía y dormía fue la reina de las perretas, y tuvo cada día…y a veces acababa arrastrando al hermano pero bueno, paciencia.
    Yo intentaba que “desfogaran”, sacarlos mucho(como haes tú) y procurar que se entretuvieran, evitaba centros comerciales y demás en la medida de lo posible, pero cuando tenían el día de eres mala y ya no te voy a querer, ayyyy que ganas de dar un cachete, menos mal que me contuve.
    Lo peor es que en la adolescencia se puede multiplicar, y la capacidad de razonamiento se puede multiplicar por cero, aunque al ser chicos..parece mejor.
    Un beso.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:51 am

      es que con dos o más hijos es cuando realmente pierdes los papeles!! porque con uno, pues bueno, se pasa mal, pero puedes ignorar y se acabó… pero cuando tienes a otro hermano protestando porque el otro llora, o al bebé dormido…ufff, eso sí que es para ponerse histérica!! Con la adolescencia tiemblo, de verdad!!! besines

  • Reply
    diasde48horas
    6 Julio, 2015 at 6:12 pm

    Pues la verdad es que con Redondo tengo mucha suerte porque es bastante bueniño, pero si es cierto que también he tenido algún momento que otro de loca de la pradera… porque tener no tiene muchas, pero cuando le da la rabieta es bastante desesperante.
    Yo creo que la cosa cada vez se complica más, cada vez va a ser más difícil… uff

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:53 am

      lo de las rabietas es completamente desesperante!!! pero es que con un hijo, la cosa es llevadera! pero si te monta un pollo cuando estás durmiendo, dando el pecho o el bibe al bebé…es que eso ya es para morir!! Yo cada vez que discuten por algún juguete y está Gabriel dormido, me apatece regalarlos, de verdad!

  • Reply
    entremishoras
    6 Julio, 2015 at 9:28 pm

    A ver es normal que nos enfademos y acabemos perdiendo la paciencia… Y a más hijos menos paciencia, al menos en mi caso noté la diferencia. Ahora cuando los dos se ponen torcidos, uffff al final me pongo de los nervios, y es que el trabajo se multiplica… Lo bueno es darse cuenta, pero a veces es muy complicado evitarlo. Un beso!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:55 am

      uufff, es que de tener uno a varios hijos, se nota una barbaridad!! al final, si uno se pone nervioso, el otro también! si tienes un solo hijo, te monta rabietas, pero si tienes varios, aparte d las rabietas de cada uno, están las broncas por el mismo juguete, porque uno empuja al otro, es la historia de nunca acabar!!

  • Reply
    La maternidad de Krika en Suiza
    6 Julio, 2015 at 11:39 pm

    Ay no es nada fácil!!! Yo antes era la mujer más paciente del mundo mundial pero ahora…madre mía cómo han cambiado las cosas! Yo también cuando me pongo nerviosa elevo el tono de voy, aunque ese aspecto lo he mejorado de un tiempo a esta parte, pero es que las dosis de paciencia necesarias cuando son tan peques no es fácil conseguirlas! Suerte y espero que haya sido un “caso aislado” , jeje. Un besazo guapa.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 12:58 am

      Es que con varios hijos las cosas son complicadas, uno arrastra al otro…y luego, además de que cada uno tenga sus rabietas, con dos o más hijos hay discusiones porque quieren lo mismo, porque el uno empujó al otro, porque fulanito no me deja esto…es una batalla continua! Jo, yo también espero que no sea el verano el que les afecte porque me queda una temporada larga, jaja..besos

  • Reply
    No sin mis patucos
    7 Julio, 2015 at 2:40 pm

    Pues claro que si¡¡¡ yo creo que todas las madres del mundo nos hemos encontrado en algún momento de crisis.
    Yo recuerdo con autentico terror cuando nación Diego porque Alejandra tuvo una época horrible de rabietas y el pobre Diego de oirla lloraba austado y bueno tuve momentos que pensaba que o respiraba profundo o me tiraba por el balcón. Afortunadamente como tu dices todo esto se pasa.
    Lo de que contesten lo llevo peor. Siempre digo que mis hijos son muy buenos y es la verdad, pero porque necesitan que les digas las cosas ochenta veces, pues el día que te pilla de malas acabo tambien gritando como la loca de la colina,jejejejej Asi es la maternidad.
    Un besote.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Julio, 2015 at 7:08 pm

      ufff, eso es lo pero, rabietas con hermanos delante… y con bebés ni te cuento, los despiertan y entras en crisis doblemente!!! Lo de que contesten es muy frustrante, porque son tan pequeños y sienta tan mal que no te tomen en serio… pero sí, la maternidad no es, ni mucho menos, un camino de rosas!! muacss

  • Reply
    Travesuras de una MAMÁ joven
    9 Julio, 2015 at 8:35 am

    Nosotros cuando nos mudamos a Londres mi hijo tenia 2 años y hasta ahora que tiene 4 no se ha calmado con eso de las rabietas.. Un dia lío una en la salida del National History Museum a plena hora punta que llamaron a la policía y todo. Con decirte que mis amigos lo apodaron “El Padrino”. Yo me ponia como loca, ahora paso, y con la llegada de SAN Enzo, milagrosamente, en vez de empeorar mejoró y ahora es otro niño!
    Un saludo, me gusta mucho tu blog

    • Reply
      nosoyunadramamama
      13 Julio, 2015 at 12:00 am

      Hola! gracias por pasarte por aqui! jo, vaya rabietas, se pasa mal, es duro no poder controlar la situación!!! me alegra que la llegada de un hermano le viniese bien! Un saludo!

  • Reply
    srajumbo
    9 Julio, 2015 at 7:03 pm

    Ay pues yo confieso que cuando me ha pasado (esta mañana por ejemplo) y exploto, y no puedo mas, y no tengo madre,padre ni nadie que se lo lleve un rato para que yo respire…le he dado. Se ha llevado un azote en el culo del que luego me he arrepentido y que seguro me ha dolido mas a mi. Pero a veces no puedo mas, es un niño muy bueno y y demasiado bien se porta,pero ahroa le ha dado por no querer compartir sus juguetes pero coger los de los demás así que en la piscina solemos tener nuestras crisis.
    A la próxima, me tiro al agua y me quedo ahí un buen rato pensando..

    • Reply
      nosoyunadramamama
      13 Julio, 2015 at 12:02 am

      Yo también lo hice, y no me compensaba, porque al final el niño no se tranquiliza y encima yo me quedaba mal.. vale más huir, yo me encierro en el baño cuanod no puedo más!!!! ufff, en mi casa la guerra es diaria por cualquier juguete, porque en cuanto el mayor coge uno, Rafa lo quiere también y además es de pedir las cosas gritando, me vuelvo loca!!!! Lo de tirarse al agua no es mala opción!!! yo cualquier día me tiro al suelo en plan rabieta y fijo q se callan porque flipan, jajaja

    Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies