No soy una Drama Mamá
planes Sin categoría Uncategorized

Fin de semana rural

Nunca he estado muy de acuerdo con eso de que por amor se hacen tonterías. Bueno, siempre y cuando no consideréis amor, sino enamoramiento lo de adorar a Julen Guerrero. En realidad, por amor de verdad lo que se hacen son sacrificios, y sino ¿por qué iba yo a pasarme la mitad de las Navidades en Zaragoza con una familia que no es la mía?

julen guerrero
Sí, lo tengo que reconocer, Julen y Bon Jovi han sido mis dos grades amores frustrados. 😉

El caso es que este fin de semana me tocó hacer uno de esos “sacrificios” que toca de vez en cuando. Yo, que soy tan urbana y tan de costa, pasé dos días en un pueblo de Soria. Y cuando digo pueblo no me refiero a una villa de trescientos habitantes con su tienda de alimentación, su quiosco y su bar. No, hablo de un pueblo donde no hay cobertura, ni panadería, ni una tienda donde comprar un refresco. Y el dato definitivo para que veáis que no exagero es que La Riba de Escalote tiene censadas una decena de habitantes.

plan rural niñosniños rural

Seguramente os estaréis preguntando qué demonios se nos perdió a mí y a los niños en un pueblo de Soria. Pues oye, que allí nació mi suegra, conserva una casa y a mi marido le hacía ilusión que lo conociese. Eso sí que es amor. El caso es que, cuando se juntan hijos y nietos de los que nacieron allí, la cosa se debe animar bastante, pero no fue este fin de semana. Así que el sábado fuimos a otro pueblo, de otras dimensiones, donde había piscina municipal, para que los peques pudieran disfrutar. Y de paso yo aproveché que tenía cobertura nuevamente.

El domingo ya llegó el nieto de unos familiares de mi marido y Alfonso tardó tres segundos en perseguirle. Digo perseguirle porque mi hijo, si te coge por banda, prepárate porque te quiere el cien por cien. Te sigue, te pregunta, te trae, te pide…

SAM_76202
Alfonso jugando al fútbol en la plaza del pueblo. Rafa y yo a la sombra.

¿Y qué hacer en un pueblo así? Pues simplemente desconectar y estar en la calle. Yo me metí de lleno en la vida rural y no se está nada mal. Y a los niños les viene bien cambiar de aires y hacer planes distintos. Eso sí, para pocos días, os digo que más de una semana allí y acabo tirándome de los pelos. Además, yo ya no sé vivir sin una playa a mano. No será un plan muy frecuente porque el pueblo está a 500 kilómetros de Gijón y es una paliza de trayecto para ir sólo de fin de semana. Y eso que nosotros no tenemos niños, tenemos santos. Ni un llanto en el coche, una única parada técnica para la merienda y ellos tan tranquilos, ¡les adoro!

pueblo

2 Comentarios

  • Reply
    ani
    4 Julio, 2013 at 7:00 am

    hola Carmen!!
    este finde precisamente me acorde de tí estuve en las rias bajas y se estaba genial y me parece un sitio super bueno para ir con niños ya q hace super bueno y esta muy cerca en 3 horas y media allí estabamos!!!soy de Asturias!!jeje
    en un hotel super tranqui y pegado a una playita pequeñas muy muy bien!!!bueno y eso q no tengo niños pero me pareció un sitio perfecto!!!
    por cierto me encantan tus bermudas!!!

    • Reply
      carmendegijon
      4 Julio, 2013 at 7:43 am

      Gracias Ana, las bermudas fueron un chollazo de 5 euros en las rebajas de invierno, aunque son totalmente de verano,jeje… Vamos a Galicia alguna vez porque tenemos allí unos amigos, y en esa zona, hace bastante mejor tiempo q aquí en Gijón, así que nos gusta mucho… Seguro que disfrutaste muchísimo, y sin niños, tranquilidad total,jeje… un besín!

    Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies