No soy una Drama Mamá
hermano Maternidad y embarazo

Hermanos compartiendo habitación, ¿sí o no?

Esta es una pregunta que me habéis hecho en varias ocasiones al ver que cada uno de mis hijos tendrá su propia habitación en la nueva casa. He tenido experiencia como niña en ambas situaciones y, como madre, también conozco ambas circunstancias puesto que Alfonso, que es el mayor, ha compartido habitación y, desde hace dos años, no lo hace. Como es lógico, la decisión depende de varias factores pero especialmente de uno: el espacio. Si tienes tres habitaciones y seis hijos, te guste lo que te guste o te pidan lo que te pidan tus hijos, van a compartir sí o sí 😉 Y luego depende de otros factores como la diferencia de edad de los hermanos, sus horarios, sus formas de ser…

En la nueva casa, puesto que hay cinco dormitorios, cada hermano tendrá el suyo. Eso significa que podrán dormir y estudiar separados, tener sus momentos de paz pero eso no implica necesariamente que duerman siempre separados. De hecho, ahora, mis hijos llevan un trajín de mezclarse y cambiarse de habitaciones que es alucinante. Unas veces va el mayor a la habitación de los otros y duermen los tres en dos camas, otras veces va el pequeño a la habitación del mayor a dormir… En fin, niños.

Hermanos compartiendo habitación

Hermanos compartiendo habitación: ventajas e inconvenientes

En general, soy partidaria de que compartan habitación los primeros años de vida y que, si se puede, luego puedan tener más independencia y más tranquilidad. Pero bueno, ya os decía que las cosas se van decidiendo en función de muchas circunstancias.

Ventajas

  • Es más divertido: a priori, creo que es más entretenido para ellos tener un compañero en el mismo espacio.
  • Tienen menos miedos: muchos niños, los míos incluidos, pasan por fases en las que tienen miedo, así que durmiendo con sus hermanos se sienten más protegidos.
  • Aprenden a compartir: pues sí, en general, tener hermanos implica compartir en casi todo, así que cuando se trata de espacio, toca apechugar y resolver discusiones que vayan surgiendo.

Inconvenientes

  • Se despiertan entre ellos: esta es la principal pega para mí. Que el que madruga despierta al que no madruga. O el que se levanta a hacer pis, o el que pide agua, o el que simplemente duerme mal. Uno puede condicionar el descanso del otro.
  • La falta de libertad: a ver, que esto igual ha sonado raro. Por ejemplo, en el caso que mencionaba arriba de que unos hermanos tengan distintos horarios o se lleven unos cuantos años. En ciertas ocasiones, se ven más limitados si un hermano tiene que ir antes al cole, o se acuesta más tarde ya que no puedes entrar y salir varias veces a coger la ropa, la mochila o lo que sea si el otro sigue durmiendo, ni ponerte a escuchar música si otro estudia.
  • Menor independencia: hay una edad en la que a los niños, ya no tan niños, tienen cierta necesidad de pasar ratos a solas. Además de que poco a poco, los gustos y las formas de ser se van diferenciando cada vez más. Por no hablar de cuando toca estudiar en serio. Aquí tengo dos que pierden la concentración con una mosca y otro que se mete de lleno en los libros.

Así que, teniendo en cuenta estas cosas, cada uno ya decide. Nosotros ahora que vamos a tener espacio, hemos decidido que cada uno tendrá su dormitorio, con su armario (bendito armario por separado sin líos de mezcla de ropa, jajaja) y su escritorio. ¿Que luego quieren andar compartiendo cama? Pues sin problema. Tiempo para mover camas siempre hay.

5 Comentarios

  • Reply
    Mamá Puede
    29 enero, 2020 at 9:30 am

    Yo soy partidaria de que compartan hasta que ellos quieran, siempre que se pueda claro!

    En casa tenemos tres dormitorios así que el año pasado cuando cambiamos la habitación les pregunté si querían tener cada uno la suya y de momento prefieren estar juntos así que para mi mejor.
    Ya irán cambiando, o no, de opinión.
    A mi me tocó compartir habitación con mi hermana y de pequeñas guay luego no tanto 😀.

  • Reply
    Sonsoles
    29 enero, 2020 at 9:44 am

    Muy lógico todo ciertamente. Yo tengo dormitorios para cada uno pero aún así el mayor está solo y los pequeños comparten (tienen ahora 8, 10 y 12). Sinceramente lo he hecho porque asi tengo uno de espacio libre donde están los juguetes, donde plancho y dónde si viene un extra hay sitio. Si en un par de años uno de los peques pide independencia pues se la daré pero ahora… No. Por cierto el lío de ropa no se yo eh? Estos tienen armarios y de vez en cuando aparecen cosas de uno donde el otro jajajaja

  • Reply
    Zuqueca
    29 enero, 2020 at 11:13 am

    Hola,
    En mi caso a pesar de tener espacio se comparten habitaciones porqué las tenemos ordenadas por funciones, es decir, tenemos la habitación de la ropa, la de estudio, la de jugar y la de dormir… para mi es más fácil controlar que este la ropa ordenada y si esta toda para lavar, tienen luego la habitación para hacer ruidos y jugar y luego quien necesita calma para estudiar o así tiene el despacho. Todas las habitaciones son compartidas entre los 6 (papá y mamá incluidos). Si bien es cierto la mayor pide algo más de intimidad y por ello la habitación de dormir la hemos separado por espacios y cada uno tiene su rincón privado… de momento nos ha parecido lo más práctico y se mantiene todo más ordenado y porque tb nos gusta que el espacio de dormir sea solo para ello, para dormir y descansar. Tb he tenido “suerte” porque a pesar de ser de no dormir, no se despiertan unos con otros… besos!!

  • Reply
    Isabel
    29 enero, 2020 at 11:21 pm

    Yo siempre he compartido habitación y armario con mi hermana. Lo del armario te hace tener menos ropa para que entre 😅
    No cambio para nada lo que he disfrutado con mi hermana, hemos discutido tmb, sobre si a una le gusta la puerta abierta o cerrada, la manera de estudiar… Hay buenos momentos eso si

  • Reply
    Itsaso
    31 enero, 2020 at 8:17 pm

    En nuestro caso van a tener que compartir si o si a no ser de que en un futuro cambiemos de casa…. Tenemos dos dormitorios y niña y niño…. Así que ellos dos compartirán habitación. A veces es lo que hay y no se puede elegir.

  • Escribe aquí tu comentario

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@nosoyunadramamama.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies