No soy una Drama Mamá
Maternidad y embarazo

Mastitis subaguda… y crónica

Sé que este tema lo traté hace 4 años cuando por primera vez alguien supo darme una explicación a los dolores, para mí inexplicables, con las lactancias. Pero como me habéis pedido mi experiencia con la lactancia mixta, creo que es interesante volver a hablar del tipo de mastitis que tengo y también aportar más información que la que di en aquel momento ya que, cuatro años después, he vuelto a vivirlo una vez más. Así que voy a intentar arrojar un poco más de luz a la mastitis subaguda, en mi caso recurrente o crónica.

Mastitis subaguda, qué es

Hablo aquí como madre que, una vez tras otra, ha pasado por la misma experiencia sin tener una solución definitiva. Lo primero, y como ya sabréis, las mastitis son el resultado de una alteración de la microbiota fisiológica de la glándula mamaria. Dentro de las mastitis nos encontramos con la aguda, que a todas os sonará y que es probable que bastantes hayáis tenido. Y luego están las mastitis subagudas y subclínicas, que están infravaloradas, entre otras cosas porque no se suele coger cultivo de leche de la madre para poder iniciar un tratamiento y porque no hay síntomas evidentes más allá del dolor, que muchas veces se asocia a otras causas. De hecho, yo me encontré con esta situación dos veces cuando daba el pecho a mis dos hijos mayores; nunca nadie supo decirme por qué me dolía amamantar sin haber aparentes síntomas de mastitis, con una correcta succión y posición de los bebés…

Tuve la suerte de dar con una asesora en lactancia y con una matrona maravillosa tras el tercer parto y, aunque lo mío ya es una causa perdida, descubrimos qué podía pasar y un cultivo de leche lo corroboró. Y el diagnóstico fue mastitis subaguda, cuyos síntomas son:

  • Dolor en el pecho tipo pinchazos o calambres.
  • Disminución en la secreción de leche.
  • Tomas largas debido a la obstrucción.
  • Grietas no causadas por el agarre o posición del bebé, sino por la implicación de las propias bacterias que causan las mastitis.

mastitis subaguda

Mastitis subaguda, qué se puede hacer

Una de las opciones que suele darse es tratamiento probiótico (microorganismos vivos que ejercen efectos beneficiosos) y que obviamente probé, como me había dicho la matrona, en mi tercera lactancia mientras esperaba los resultados del cultivo. Pero no mejoró la situación. Y tras recibir los resultados en los que daba positivo en Estafilococo Epidermis, optamos por pasar al antibiótico, que mejoró el problema pero muy levemente. Cambiamos a otro antibiótico y más de lo mismo.

En esta cuarta lactancia, me cogieron el cultivo ya en el mismo hospital, no tuve que esperar días. La matrona estuvo conmigo viendo de nuevo el agarre y postura del bebé y todo era correcto una vez más. Del hospital salí con antibiótico ya que, previsora que es una, llevé los resultados del cultivo de la lactancia de Gabriel para que ya tuviéramos algo con lo que avanzar. Pero se repitió lo de la vez anterior. También volví a probar los probióticos, por si sonaba la flauta, pero no. El dolor no desapareció y poco a poco la producción de leche disminuía porque, cuanta más cantidad tengo acumulada, más me duele. El resultado en esta ocasión también dio positivo en Estafilococo Epidermis.

¿Por qué no desaparece el dolor? Pues a veces, pocas, estas mastitis son recurrentes o crónicas. Y es evidente que es mi caso, no es lo habitual pero me ha tocado. Cuatro lactancias y cuatro veces mismos síntomas, tratadas en dos ocasiones, y mismo resultado. Esa es la razón por la que he optado por la lactancia mixta por la que tanto me habéis preguntado por Instagram. Así que esta semana os explico en otro post cómo me organizo y cómo llevo a cabo la lactancia mixta.

9 Comentarios

  • Reply
    Nueve meses y un día después
    28 enero, 2019 at 8:32 am

    Yo me planteo si con el primero me pasaría igual por los síntomas que comentas… También tuvimos que hacer mixta pero afortunadamente pudimos mantener la lactancia dos años y medio casi.

  • Reply
    Nuria
    28 enero, 2019 at 12:28 pm

    Hola, yo también tuve mastitis subaguda, gracias a la matrona que me hizo un cultivo conseguimos saber lo que me ocurría. Casi dejo la lactancia, porque me mandaron y antibiótico no se solucionó y el dolor er insoportable además de las grietas que tenia Al final casi 2 meses con probioticos se me fue yendo,mantuve la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, se vuelve a generar cuando te saltas alguna toma o se congestión mucho el pecho. Ahora llevo 1 año y sigo dando el pecho. Espero que cuando llegue la hora del destete no pase lo mismo

  • Reply
    Sara
    28 enero, 2019 at 1:22 pm

    A una amiga le pasó exactamente lo que comentas…nadie sabía darle respuesta hasta que eela que es médico indagó y logró contactar con un especialista en esto. De verdad que es tan difícil que el colectivo de matrona y/o ginécologos estén bien formados en lactancia? Porque con independencia de esto, que también, me he encontrado cada recomendación en lactancia que “pa echarte a llorar”

  • Reply
    Jenny
    28 enero, 2019 at 2:36 pm

    Ese mismo problema tuve yo.. Desde el primer momento tuvimos que optar por la lactancia mixta porque, a parte del gran dolor que me producía amamantar a mi bebé, ella no se enganchaba bien por tener frenillo.. Después de solucionar esto, yo no producía mucha leche.. así que a los 15 días ven que mi pequeña pierde peso porque lo que produzco es poquísimo, así que solo biberón y así fue como salimos adelante. Y estupenda y sana que esta mi pequeña 😊 Un abrazo fuerte!

  • Reply
    Rebeca
    28 enero, 2019 at 4:44 pm

    Yo con la primera hice lactancia mixta durante un mes usando el sacaleches y con el segundo solo le di pecho en el hospital, al dia siguiente de nacer tenia unas grietas sangrantes que me hacian llorar cada vez que le daba el pecho y el niño que nacio con 4 kilos no paraba de llorar porque tenia hambre y pase a la leche de formula porque no podia mas. En las dos lactancias tuve grietas enseguida aunque me decian que el agarre era muy bueno y la postura igual. Ahora estoy embarazada por tercera vez y no se si intentare de nuevo la lactancia o directamente ire a la de formula.

  • Reply
    Planeando ser padres
    30 enero, 2019 at 11:37 am

    Yo la tuve con la niña Primeriza, sin diagnosticar durante 3 meses, cada toma era un suplicio. Y eso que iba semanalmente al grupo de crianza con matronas y nadie supo jamás qué me pasaba. Menos mal que sólo fue una vez, pero era insoportable y pensé que la lactancia no me duraría ni una semana de lo mucho que me dolía. Al final ¡se curó sola! Como las antiguas, sin tratamiento para la infección ni nada. Lo único que sí usé fueron pezoneras, porque al menos al inicio de la toma me dolía mucho menos la succión. Una tortura importante pero salimos adelante.

  • Reply
    Patricia ZG
    31 enero, 2019 at 11:26 am

    4 meses va a hacer mi hijo y a diferencia del 1ro en el que la lactancia se prolongó por 13 meses y sin problemas, con este pequeño desde el principio. En urgencias el ginecólogo me miró como si estuviera loca cuando se lo sugerí…porque desde el principio descartó mastitis aguda…. resultado… mastitis galopante e ingreso hospitalario al de 10 dias con fiebron y mama entera cogida… 6 semanas di pecho a mi pequeño… todo esto con ayuda de asesora lactancia (a la que le agradezco su ayuda enormemente)… pero a la.hora de la verdad? Estamos solas en la lactancia y para cuando te hacen caso… todo lo resuelven con un “es un mal agarre!!”… carajo!!!!!!

  • Reply
    Maria
    1 febrero, 2019 at 11:07 pm

    Hola. No había leído nunca tu blog … para todo hay una primera vez 😉
    Fundamental el cultivo y antibiograma… sin eso no hay nada que hacer.
    Tb recomiendo un probiotico que sólo he encontrado en farmacia online alemana profuturamama probiotik por si puede ayudar a alguien . Saludos

  • Reply
    Nai
    2 febrero, 2019 at 5:09 pm

    Yo tuve 3 ingurgitaciones… me da un yuyu la mastitis! de hecho a la que tengo un poco de fiebre o bultito duro ya estoy en alerta máxima xD

  • Escribe aquí tu comentario

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@nosoyunadramamama.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies