No soy una Drama Mamá
Maternidad y embarazo

Un año después…

No escribo este post pensando en las que me leéis habitualmente, aunque sé que lo haréis muchas también. Hoy hace un año que mi hija murió dentro de mí. Un año de duelo que he compartido por aquí. Hoy quiero y siento que debo escribir algo por las centenares de mujeres que me habéis escrito estos últimos 12 meses al haber vivido la misma o parecida situación. Unas lo vivisteis antes, otras después, algunas la semana pasada. Así que, en parte, escribo porque siento que todas vosotras, las que lo habéis vivido, necesitáis saber que lo que sentís es normal y que, aunque no se olvida, me gustaría deciros que del túnel se sale. Nunca vuelves a ser la misma pero se vuelve a vivir.

Ha pasado un año desde que se me rompió el corazón. Nunca antes había sentido esa sensación de vacío y dolor desgarrador. Nunca. El tiempo ha ido haciendo su trabajo estos meses y de un dolor que no me dejaba respirar he pasado a un dolor que me deja vivir, que me deja reír y que me ha permitido seguir disfrutando de las cosas bonitas que han ido pasando. Nada va a hacer que olvide lo que sucedió, y aunque mis sentimientos hayan cambiado desde entonces, tampoco quiero olvidar a Carmen.

No me arrepiento de haber hecho público mi dolor, no me arrepiento por muchas cosas. Primero, porque sin pretenderlo, visibilizamos una realidad como es la muerte perinatal, que ocurre en uno de cada 250 embarazos. Segundo, porque conseguimos, sin pretenderlo, cambiar los protocolos en algunos hospitales. Tercero, porque conseguimos, sin pretenderlo, que algunos sanitarios tomasen conciencia de que ese momento de nuestras vidas nos deja marcadas para siempre. Recibir mensajes de agradecimiento de matronas y médicos por hacerles ver lo que se siente en ese momento, alivia. Alivia saber que has podido cambiar algo al contarlo públicamente.

muerte perinatal

Alivia y ayuda leer cosas así (testimonios reales):

“Viví el embarazo de tu pequeña desde el principio y lloré junto a ti, en la sombra, su pérdida. Por aquel entonces yo estaba embarazada de mi segundo y sólo pensar en tu dolor, me hacía estremecerme y pensar en la suerte que tenía con mis hijos. El 13 de enero nació mi hijo, en la semana 39, y una hora y media después falleció. Fue entonces y solo entonces cuando entendí el grado de tu dolor. Créeme cuando te digo que menos mal que me crucé contigo antes de de que todo esto pasara porque, sin saberlo, me fui preparando para lo que vendría después. Qué suerte que eligieses ser fuerte y yo te escogiera como persona de referencia. Menos mal que contaste tu experiencia y pude aferrarme a la idea de que saldría de esto. Y menos mal que compartes tu alegría con nosotras porque das luz a todos aquellos que la necesitamos tanto en estos momento. (…)

Nuestras historias, las historias de nuestros bebés mariposa deberían de darse a conocer más a menudo y servir de apoyo a otras familias. De nuevo gracias por tu testimonio, ahora tenemos un ángel en el cielo que nos cuida y guía, y que, en algún momento de nuestra vida, cuando nos encontremos de nuevo, le cuidaremos lo que no le pudimos cuidar aquí en la tierra”

“Quiero felicitarte por la forma en cómo lo estás llevando. Dentro de la desgracia, me produce mucha ternura cómo hablas de tu hija y cómo le has dado el lugar que se merece. Gracias a tus escritos, tu hija tiene un lugar en el mundo y no solo para ti. También yo siento que tu hija está presente y estoy segura que muchas de las personas que te siguen lo sienten igual que yo. Sin duda le has dado voz, la has hecho visible para todos y cada uno de nosotros y le estás dando el reconocimiento que ella merece”

“Soy X, una matrona que te sigue desde hace tiempo y a la que le gustaría darte las gracias. Desde hace unos años, colaboro con un grupo de duelo a la pérdida perinatal….Quiero que sepas que eres un apoyo para ellas, que ven que se puede hablar de su bebé estrella sin tabúes, que es un miembro más de la familia y que pase el tiempo que pase su recuerdo perdurará”

Carmen, todo mi cariño, toda mi admiración, todo mi respeto… tu duelo y el mío por desgracia lo viven muchísimas mujeres que además no se atreven a compartirlo por temor al que dirán. Porque tristemente sigue siendo un tabú en nuestra sociedad. Gracias por tu generosidad compartiendo tu historia. Por eso he querido compartir contigo un poquito de la mía. No estás sola. Somos muchas”.

“Dicen que nuestros hijos son los que nos eligen (…) y no puedo más que pensar en que tu pequeña te eligió a ti porque sabía que tú darías a conocer todo lo que te enseñó en tan poquito tiempo. Que tú nos enseñarías a nosotros a valorar tanto el ahora…Volverá a elegirte cuando esté preparada, tarde o temprano lo hará, volverá a ti. Admiro tu valentía aunque estoy segura que hubieras preferido ser cobarde pero con ella en brazos”.

Honestamente, me gustaría tener a Carmen gateando por casa.

Honestamente, me gustaría no tener una habitación pintada de rosa vacía en casa.

Honestamente, me gustaría no tener en una caja guardadas unas toallas y algo de ropa que me habían regalado para ella.

Honestamente, me gustaría que el recuerdo de mi último parto no fuera en el más absoluto silencio, me gustaría no saber lo que es un postparto sin bebé, me gustaría no saber lo que es parir y salir con los brazos vacíos del hospital. Me gustaría no haber conocido esta realidad tan dura.

Honestamente, me gustaría no haber tenido que aprender de esta manera.

Honestamente, me sigue doliendo. De otra forma, pero sigue ahí.

Honestamente, no quiero olvidarla. Tampoco podría.

28 Comentarios

  • Reply
    Nuriabb
    3 agosto, 2018 at 7:09 am

    Siempre apoyándote para poder sobrellevar esa pena tan grande que te ha tocado vivir, tu hija siempre estará ahí para todos y todas, muchas gracias por compartir tu dolor y ayudar a otras personas que han pasado por lo mismo. Un beso muy fuerte.

  • Reply
    Núria V.
    3 agosto, 2018 at 7:26 am

    El dolor vivido es tan desgarrador que nunca desaparece del todo. Eres valiente y nos has ayudado y ajudaras a muchas a saber que no estamos solas en nuestro dolor.

  • Reply
    Sonia
    3 agosto, 2018 at 7:48 am

    Gracias Carmen por hacer visible una realidad que en muchos casos se mantiene oculta.

  • Reply
    Maria Bernal Carril
    3 agosto, 2018 at 8:49 am

    Gracias,Carmen,una vez mas por tu gran ejemplo y valentia.

  • Reply
    Eva
    3 agosto, 2018 at 9:18 am

    Gracias por tu gran ayuda,. Tus palabras me estremecen y a la vez me alivian. Es un honor leerte. Un abrazo!

  • Reply
    mamá puede
    3 agosto, 2018 at 9:44 am

    Has sido y estás siendo muy valiente.

    Como te decían por ahí, has conseguido crear un lugar para tu hija y que de algún modo esté presente.

    Muchos besos

  • Reply
    Miren diaz de argote
    3 agosto, 2018 at 9:46 am

    Tu labor es pequeño gran apoyo para muchas personas que no encuentran espacios para hablar del dolor .De ese dolor del que hablas que parece que te parte en dos y te asfixia,pero que no está reconocido por la sociedad,que te dice cosas que has explicado muy bien.Um abrazo muy fuerte

  • Reply
    Sara Granda
    3 agosto, 2018 at 9:51 am

    Nunca la olvidaremos, Carmen siempre estará en nuestros corazones. Mucho ánimo estos días.

  • Reply
    Maria
    3 agosto, 2018 at 10:52 am

    Todo son mensajes de agradecimiento y no es para menos. Parecía que no se podía sentir dolor por un aborto ó por la muerte de un hijo que aún no ha nacido… que si no has estado con él en vida no hay dolor, parece que no cuenta el tiempo que lo has llevado dentro.
    Y te sientes mal y te dicen «mejor que se haya muerto ahora que luego cuando ya lo tuvieras» yo ya lo tenía. Y te sientes mal por sentirte mal. No te crees con derecho, incluso te hacen sentir y pensar que has tenido suerte…
    Nos haces sentir libres de tener dolor o llevarlo como mejor veamos. Que es algo normal y no hay ni que esconderlo ni esconder nuestros sentimientos.

  • Reply
    Maria jo
    3 agosto, 2018 at 11:10 am

    Honestamente gracias!!! me alegro de leeros y saber que aunque no se olvidan esos bebes se puede vivir, aceptando esa perdida. Si que es verdad que sigue siendo como algo tabu, gracias por hablarlo y contárnoslo, es una ventanita que se va abriendo hay que ir cambiando las cosas, yo tuve un aborto y aunque estaba de muy poquito siempre me acuerdo de cuando sucedió. De nuevo gracias! Animo! nos acordamos de Carmen! besicos!!!! y un abrazo!!!!

  • Reply
    Rebeca
    3 agosto, 2018 at 11:28 am

    Gracias por la sinceridad en un tema tan duro y tan importante, muchas sufris y muchas sufrimos con vosotras… Nunca se olvida, ni se quiere olvidar, ni se debe olvidar…
    Mucho ánimo en éstos días y felicidades por todas las cosas buenas que tienes y que día a día nos muestras. Muchos besos

  • Reply
    Ariana Ruglio
    3 agosto, 2018 at 4:21 pm

    Hola Carmen, una vez más agradecerte tu solaridad al compartir esta experiencia tan dura con nosotras… No pensaba escribirte pero este post ha llegado en un momento malo… Hace unas semanas te felicité por tu embarazo y me emocionó compartir contigo estar de nuevo embarazada, en septiembre del año pasado perdí a mi segundo hijo Pol las 13 semanas. Y me ayudaste mucho, muchosimo. Hoy con este post, lleno de pena, dolor y tristeza, me vuelves a ayudar. Mi hija Gala nos dejo hace dos semanas en la semana 16, aunque su corazón se paró en la misma semana que el de su hermano… Nos queda un recorrido de pruebas y de intentar buscar respuestas pero, volverte a leer me acompaña tanto que te agradezco que hayas compartido este post. Un abrazo!

  • Reply
    Silvia
    3 agosto, 2018 at 4:30 pm

    Hace un año lloré leyendo tu pérdida, no pude ni puedo ni acercarme a imaginar tu dolor, pero en ese mismo hospital y con el mismo ginecólogo que estuvo contigo nacieron mis 2 hijos. Como puede ser de diferente la vida, como puede ser tan cruel!
    En mi última revisión hace unos meses, mientras hablava con él solo podía pensar cuantas situaciones como la tuya habrá atendido, nunca había pensado en eso, siempre tendemos a desconocer…
    Gracias a tí muchas hemos pensado más allá de nuestras 4 paredes, y las que ya lo habían hecho se habrán sentido mas acompañadas.
    Igual que en todo este tiempo, sigo animandote a disfrutar de tu familia, de todos, que sois una familia guapísima por dentro, por fuera, en la tierra y el cielo.

  • Reply
    Pilar
    3 agosto, 2018 at 5:46 pm

    Mil besos bonita. Eres una gran mujer.

  • Reply
    Bárbara
    3 agosto, 2018 at 8:44 pm

    Me has echo saltar las lágrimas…. Por desgracia somos muchas y muy poco comprendidas.

  • Reply
    Barbituricax
    3 agosto, 2018 at 10:41 pm

    Gracias Carmen.Un beso

  • Reply
    Alicia
    4 agosto, 2018 at 6:22 am

    Preciosas las palabras que en este año la has dedicado. Lloré siempre al leerle porque siendo madre no imaginas el dolor tan grande es el perder un bebé.
    Un abrazo enorme para ti y tu familia porque ellos también han sufrido por ti.

  • Reply
    Aida
    5 agosto, 2018 at 3:18 pm

    Siento mucho que hayas tenido que pasar por algo así, pero estate tranquila, ha sido mala suerte y no te va a volver a pasar. Soy patologa y hago autopsias perinatales, así q hazme caso, sé de lo que hablo.
    Este embarazo será normal, cuídate lo maximo posible, lo de siempre, mucho lavado de manos y a estar lo más tranquila que puedas estar. Te admiro muchisimo primero por no ser una drama mamá (yo lo soy), por ser tan valiente, por aportar y ayudar a tanta gente compartiendo tu experiencia, por estar embarazada de nuevo!! Animo y a seguir disfrutando del embarazo o al menos intentarlo . un besote

    • Reply
      Arantxa
      7 agosto, 2018 at 4:59 pm

      Gracias tb por tu comentario
      Me abre una ventana a la esperanza, de que mi hermano y mi cuñada podrán volver a intentarlo y esta vez, si nos iremos con nuestro bebé en los brazos y no solo en el corazón

  • Reply
    Olga
    6 agosto, 2018 at 11:08 am

    Hoy hace un mes que nació mi hija Julia, en la semana 39, y que falleció tres días antes en mi barriga.
    Quería agradecerte de corazón que hayas compartido tu experiencia. Me has ayudado muchísimo en estos días tan duros y aunque sé que será un camino difícil con tu ejemplo veo que hay luz al final.
    Mil gracias y un abrazo.

  • Reply
    Arantxa
    7 agosto, 2018 at 4:56 pm

    Felicidades Carmen
    Porque aunque duela, hoy hace una año que tenías a tu bebé estrella

    Gracias por ser altavoz de muchas familias
    Yo soy tía de Marco, que decidió irse antes de nacer, el 26 de Abril con 38 semanas
    Aún duele, escuece el alma, pero se que Marco, como Carmen vinieron para quedarse en el corazón, calentitos, muy cerquita

    Gracias

  • Reply
    Beatriz
    7 agosto, 2018 at 6:47 pm

    Carmen siempre vivirá en nuestros corazones. Os deseo lo mejor a tí y tu familia

  • Reply
    Clau
    12 agosto, 2018 at 8:18 am

    Hola Carmen, hola a todas las demás, te llevo leyendo hará un par de años por lo menos, y es la primera vez que escribo esto públicamente, pero lo necesito. Hace 10 años (como pasa el tiempo) siendo bastante jovencita, me quedé embarazada en un descuido de mi primer novio, nos enteramos estando de 10 semanas ya, y decidimos seguir adelante, bueno, yo decidí que seguiría adelante contra viento y marea. No conocía a mi bebé, pero ya le quería con todo mi corazón. Estando de unas 15 semanas, me dijeron que era niña. Se me empezaba a marcar la tripa, y unas amigas me regalaron los primeros bodys para que me hiciera a la idea del todo. Pues un día al padre de la criatura (por llamarle de alguna forma) se le fue la mano, no recuerdo ni el porqué, y de la paliza que me dio mató a mi niña dentro de mi. A día de hoy estoy con la mujer de mi vida, nos vamos a casar, pero de momento tal y como está el mercado laboral no podemos tener niños. Pues parece mentira, pero a pesar de haber pasado 10 años me duele cada día como si me arrancaran el corazón, veo a mis amigas quedarse embarazadas y el sentimiento es una mezcla de alegría por ellas y dolor porque yo no pude protegerla, y mis brazos siguen vacíos. Es muy difícil sentirte madre y no poder criar, no poder acunar, amamantar, calmar, enseñar, jugar ni educar.. Incluso he tenido que parar de hacer las cosas que hacía a mano para bebés porque me moría de dolor pensar que todo ese tiempo y cariño invertidos serían para los bebés de otras madres. Llega un punto en que el dolor roza la desesperación y a veces parece que me voy a volver loca si no tengo un hijo mío al que pueda parir y criar desde el minuto uno, parece que el cuerpo me pide reparar de algún modo lo que pasó.
    Bueno, después de este desahogo, tengo que darte las gracias por abrirte así, por darnos pie a sacar nuestros fantasmas, por demostrar que se sigue viviendo, aunque no vuelvas a ser la misma persona que eras. Que tengas un embarazo tranquilo y con muchas pataditas y un parto rápido y feliz, que te lo mereces!
    Un beso para todas

  • Reply
    Mar Vidal
    22 agosto, 2018 at 6:45 pm

    No había podido ver tu post hasta hoy, animo querida, lo estás haciendo tan bien, pero tan tan bien… estoy segura de que los meses que vendrán te van a traer todo lo que anhelas.
    Un beso amiga.

  • Reply
    Carmen
    28 agosto, 2018 at 12:40 pm

    Buenos días Carmen;
    Me ha costado decidirme a escribirte, ante todo darte la enhorabuena, por todo lo que haces, dices, y escribes.
    En este tema, que afortunadamente no me ha tocado vivir tengo que decirte, no sin un nudo en la garganta, que soy, la del otro lado de la cama, de la silla, o en la expresión más cruel, de la mesa de autopsias.
    Soy, de las que intenta, con más o con menos éxito dar respuestas a esas muertes, arrojar un poco de luz si es que eso es posible a lo que ha ocurrido, intentar, si es que eso es posible, ayudar a pasar una página más del proceso, sí, soy patóloga, Y aunque parezca difícil de creer me gusta lo que hago.

    El motivo de escribirte es porque recientemente he vivido situaciones laborales en las que he tenido que ayudar a mamás a vivir una etapa de ese duelo perinatal, y, ha sido gracias a tí, a lo que he leído y a como has transmitido tus necesidades en ese proceso. Gracias a tu carta, a tus palabras, a tu dolor, gracias a todo eso he podido acompañar, hablar, y si cabe consolar, en esos momentos tan duros.

    A tí, chica del pañuelo en la cabeza, a vosotros papás de esas pequeñas criaturas espero que mi silencio en la despedida, mi mano en vuestro hombro, y mi colaboración en vuestra despedida os sirvan.
    A tí, Carmen, gracias, gracias y mil gracias por enseñarme cómo actuar, porque hay cosas que nadie nos dice ni nos enseña, hay mil cosas que no están escritas en los libros.
    Mil gracias.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 agosto, 2018 at 9:52 am

      Gracias por tu mensaje, María del Mar… Créeme que tu trabajo es incalculable, saber qué pasó y quitarnos esa culpa que nos arrastra al principio de si habremos hecho algo mal, nos ayuda a tener paz… Gracias, de corazón

  • Reply
    Irene
    30 agosto, 2018 at 1:31 pm

    Fuiste valiente entonces y lo eres ahora. Y también sois muy valientes todas las que habéis conseguido contar ese gran golpe de la vida. Un enorme abrazo

  • Escribe aquí tu comentario

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@nosoyunadramamama.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies