No soy una Drama Mamá
alimentacion Bienestar y belleza

¿Son los lácteos imprescindibles para los niños?

Tenía este post pendiente desde diciembre. Los artículos relacionados con la alimentación siempre requieren mucho tiempo ya que hay infinita información al respecto, y muchas veces contradictoria, no es sencillo. Sabéis que en diciembre estuve en un Blogtryp junto a otras blogueras en el que tuvimos acceso a charlas de varios especialistas sobre determinados aspectos de la nutrición infantil, desde médicos, algunos pediatras, hasta editores de revistas científicas. La idea era que hablásemos de los lácteos, que es un alimento que el ser humano consume desde el Neolítico pero que hoy genera ciertas dudas sobre si es imprescindible o no. Obviamente, no me quedé sólo con la información que allí se habló, sino que he contrastado con distintas personas y especialistas en nutrición para intentar responder a la pregunta del millón: ¿son los lácteos imprescindibles para los niños?

A ver, la que aquí escribe lleva muchos años (probablemente desde los 6) sin tomar leche, no me gusta. Tampoco me gustan los quesos, soy una asturiana muy rara en ese sentido 😉 Eso sí, los yogures me rechiflan. A mi madre tampoco le gusta la leche ni los yogures, y ahí está con el running como una campeona. En los últimos meses me he hecho análisis cuatro veces y han salido perfectos, a pesar de que anímicamente he pasado la peor época. Es decir, creo que no hay casi nada imprescindible si el cómputo de la dieta es bueno en general. Pero claro, no es lo mismo prescindir de unos alimentos que de otros. Y no es lo mismo en niños, que tienen una necesidades nutricionalales especiales, que nosotros los adultos. Vamos por partes.

Sobre el calcio

  1. El calcio representa alrededor del 1,5 a 2% del peso corporal total. La mayor parte del calcio corporal se encuentra en el tejido óseo y en los dientes.
  2. El calcio es el principal mineral que participa en numerosos procesos que ocurren en todas las células del organismo.
  3. La principal fuente de calcio en la alimentación occidental es la leche y derivados. Pero el calcio también está en otros alimentos como los cereales, las frutas, frutos secos y legumbres. Y por supuesto, en verduras y hortalizas.
  4. La realización de ejercicio de forma regular estimula la absorción intestinal y el depósito de calcio en los huesos.
  5. Los agentes que favorecen la absorción de calcio son: vitamina D, hormonas como los estrógenos y la hormona de crecimiento, así como la actividad física regular.
  6. A estas alturas, ya todas sabéis que la leche materna es el alimento idóneo para la alimentación del lactante pequeño, según la OMS, de manera exclusiva durante los 6 primeros meses, o como alimento mayoritario en el segundo semestre de vida.

¿Son los lácteos imprescindibles para los niños?

Tenemos claro que los lácteos constituyen una importante fuente dietética de calcio pero ya hemos dicho que no es la única. Por tanto, si se consumen las recomendaciones de calcio oficiales en el cómputo de la dieta, los lácteos no serían imprescindibles. Pero desde luego, y ésta es mi opinión, es verdad que para los niños no hay gesto más sencillo que tomarse un vaso de leche en el desayuno, por ejemplo. Mis hijos y la mayoría de niños lo hacen, lo cual, insisto, no quiere decir que sea necesario. Es más importante que coman verduras, que también son fuente de calcio, y que tengan actividad física, clave para los huesos.  Y hay otras dos cuestiones super importantes relativas al calcio de las que nadie habla:

  • Cuanta más sal comemos, más calcio aparece en la orina, lo que significa que es calcio que no absorbemos y que se pierde. Si reducimos la sal (que está sobre todo en procesados), tendremos más calcio y no hará falta consumir tanto.
  • El consumo de azúcar está relacionado con mayor fragilidad ósea. Es decir, si consumimos menos azúcar, no necesitaremos tanto calcio.

Estos dos puntos son importantes para entender que, si la dieta es rica en azúcares y sal, será necesario más consumo de calcio que si la dieta está libre de sal y azúcar. Creo que me he explicado. Resumiendo, todo depende del cómputo de la dieta en general. Además, para la formación del hueso, también es clave, por ejemplo, el magnesio que está en frutos secos, pipas de girasol, legumbres… En definitiva, ni los lácteos son imprescindibles, porque hay calcio en otros alimentos, ni tampoco son el demonio, todo depende de nuestra dieta completa. Y en caso de tomar lácteos, que en mi casa los tomamos, lo mejor es que sea fermentado y sin azúcar ni sabores.

15 Comentarios

  • Reply
    Madre Agua
    31 enero, 2018 at 7:42 am

    Ay, los lácteos… Yo no tomo lácteos desde la misma edad que tú, excepto algún chocolate caliente de vez en cuando. No me gusta la leche, ni los yogures ni el queso.
    A mis hijos tampoco. Y a mí nadie me dice nada pq soy adulta pero cuando alguien se entera que ellos no suelen comer lácteos… Ya sabes, que si el calcio, lo huesos… Sin embargo, mis niños si comen mucha verdura, frutos secos, etc, que son fuente de calcio.
    Yo creo que en tema hay mucha desinformación, la verdad.

  • Reply
    mamá puede
    31 enero, 2018 at 7:49 am

    Yo tampoco tomo mucha leche que digamos, la que le pongo al café, los yogures no me gustan, tomo alguno muy de vez en cuando, en cambio el queso si.

    Después de leer y escuchar mucho sobre el tema de la leche creo que imprescindible no es, pero siempre y cuando el resto de la dieta sea buena.
    Pero también estoy contigo, que también lo subrayaron en el Blogtrip es que es muy fácil de aportar calcio con un vaso de leche para los niños. Es un gesto muy fácil y si a los niños les gusta, perfecto. Los míos por ejemplo si que toman leche, en cambio frutos secos no.

    Vamos, que es un poco lío pero que teniendo una dieta variada y sana no pasa nada por no tomar leche, pero tampoco por tomarla!

  • Reply
    Isabel (mama de un prematuro)
    31 enero, 2018 at 8:57 am

    En casa sí somos de tomar leche, nos gustan los yogures y los quesos. Lo que sí hacemos es no tomar leches “especiales” ni enriquecidas. los niños toman la cantidad recomendada por los pediatras y llevan una dieta equilibrada.

  • Reply
    Maria
    31 enero, 2018 at 9:03 am

    Pues justo es un tema que me planteo mucho. De mis hijos, solo el mayor toma leche, y la pequeña yogur, pero el de en medio nada; no le gusta le leche, ni el queso, y si se toma algún yogur es porque le obligo… es verdad que toma mucha fruta y no le gusta nada la bolleria y de mas, es más de bocata de jamón… en fin, yo suelo pensar siempre que la naturaleza es sabia….

  • Reply
    Carolina mamá ríe
    31 enero, 2018 at 9:24 am

    Yo empecé a tomar más leche cuando me quedé embarazada y no es que me hinche que solo tomo un vasito por la mañana. Mi rubio igual, solo la de por la mañana, pero él si toma yogures a lo largo del día. Interesante lo de la sal y el azúcar, no lo sabía.

  • Reply
    Alma
    31 enero, 2018 at 11:43 am

    En breve: la leche alimenta, pero acidifica mucho el organismo.
    Yo digo a todos lo mismo, si te sienta bien, te llama el sabor, aprovecha ese alimento. Si sienta mal, pues busca otra cosa. Sí, la leche tiende a hacer ciertos efectos secundarios, pues que cada uno pregunte así mismo, que le parece, pero cuando en los pueblos había poco alimento, y la vaca alimentaba, a nadie se se ocurría decir que eso era malo. Pero ahora, yo no tomo leche porque me provoca diarrea, mocos y resfriado. Mis hijos no toman leche, pero si proteína de suero de leche en forma de aminoácidos listos para asimilar. (La proteína le leche es como más difícil de asimilar).

    • Reply
      Jay
      1 febrero, 2018 at 8:18 am

      El cuerpo tiene un sistema por el cual mantiene el pH del cuerpo dentro de unos valores adecuados. Eso de alimentos que acidifican el organismo es una patraña de la dieta alcalina. Por otra parte los resfriados son infecciones víricas y por lo tanto no son producidos por alimentos.
      Un saludo.

  • Reply
    pequeboom
    31 enero, 2018 at 12:42 pm

    Mis peques nunca han sido muy amantes de la leche, menos mal que ayuda que toman poca sal y pocos azúcares.
    Me parece muy interesante todo lo que cuentas, es genial que te informes y contrastes para tenernos tan bien informadas, se agradece!!!!

  • Reply
    Tania
    31 enero, 2018 at 12:54 pm

    Cuando me quedé embarazada empecé a tener nauseas asociadas al consumo de lácteos así que los dejé, y en que buena hora! No sé si ha tenido algo que ver pero es lo unico que he variado en mi dieta, he dejado de sentirme pesada, he desinchado muchisimo y me siento mucho mejor en general… a todo esto mi hija (supongo que a través mio por las nauseas) ya me dejaba intuir que la leche no iba con ella… 14 meses y no he conseguido que se tome un vaso de leche jamás, eso sí come mucha fruta y verdura, nada de sal y nada de azucar…

  • Reply
    miren | deLunaresyLunas
    31 enero, 2018 at 5:40 pm

    pues no tenía ni idea de que el consumo de sal y azúcar influyese en los niveles de calcio (igual era la única, pero no tenía ni idea…), gracias por la info, es muy útil 🙂

  • Reply
    Maca Molist
    1 febrero, 2018 at 3:19 am

    Está claro que lo mejor es una dieta equilibrada y me parece importante hacerle caso al organismo, a veces lo que es bueno para unos no lo es tanto para otros. No volvernos locas con los estudios científicos, aparecen contradicciones de un año para otro y no sabemos si en torno a lo que cuentan hay intereses creados. Un saludo👋

  • Reply
    Teresa
    1 febrero, 2018 at 9:07 am

    El tema de la leche es controvertido porque hay desde hace un tiempo hay una campaña en contra desde algunos sectores en las redes especialmente.

    En casa la leche es básica en nuestra dieta aunque con variantes en función de gustos personales. A mi hija pequeña le encanta y si la dejásemos, viviría a base de leche y lácteos (no la dejamos, por supuesto) Pero su medio litro de leche, o algo más, entre leche en sí y yogures no se lo quita nadie. Aún así come muy bien del resto de alimentos, por lo que la pediatra nos dice que así está bien. La mayor, sin embargo, siempre ha sido menos de leche en sí, pero por contra le gustan mucho los yogures y quesos, así como otros alimentos con calcio, así es que toma leche, pero menos que su hermana, y también va muy bien así.

    Y nosotros también tomamos leche y derivados, nos gustan mucho.

    Así es que estoy contigo, si te gusta la leche y/o sus derivados y no tienes ninguna clase de alergia o intolerancia, pues genial, es un alimento completísimo y sanísimo y más en edad infantil. Que no te gusta o no puedes tomarla por alguna razón médica, pues se toman otros alimentos que puedan contrarrestar esto y listo.

  • Reply
    Planeando ser padres
    1 febrero, 2018 at 12:19 pm

    A mí me encantan los lácteos y a la niña también, pero de un tiempo a esta parte le ha dado más por la fruta y alimentos como el yogur, que lo tomaba de postre ya no los quiere porque se ha llenado durante la comida. Con el pequeño aún no hemos probado mucho, porque como sigue siendo lactante y me tiene a mí de vaca lechera en casa… Pero mal no le sientan. Eso sí, aquí la lucha a diario es contra los azúcares ¡la de etiquetas que hay que leer!

  • Reply
    Paula
    1 febrero, 2018 at 10:05 pm

    Tengo tres hijos y dos han tenido muchos problemas (regurgitacion, tos, mala digestion y por lo tanto problemas parapara dormir…) que luego descubrimos que eran debidos a la lactosa. La leche es buena, si, no lo dudo, pero a veces se olvidan tambien de los efectos negativos que puede causar en algunos niños.

  • Reply
    RECOMENDACIONES SEMANALES I – Mi vida con Claudia
    4 febrero, 2018 at 10:07 am

    […] en la alimentación infantil? Carmen de No soy una drama mama nos habla sobre esta cuestión en ESTE POST y como la necesidad de calcio depende del consumo del azúcar y la […]

  • Escribe aquí tu comentario

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@nosoyunadramamama.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies