No soy una Drama Mamá
educación Maternidad y embarazo

Mis hijos no me escuchan: cuando te sientes un lorito de repetición

Comienza el día. Tienes que desayunar, ducharte, vestirte y hacer lo mismo con tres niños. Bueno, miento, los niños tienen que desayunar y vestirse ellos solos; si eso, sólo visto al tercero, que acaba de cumplir tres años. En cada paso que dan desde que se levantan, vas detrás como Pepito Grillo diciéndoles lo que tienen que hacer una y otra vez, ¡cómo si no supieran ya la dinámica! Al final, te das cuenta de que no se trata de que no escuchen… si sordos no son. Simplemente, llevan otro ritmo vital y se entretienen con una mosca. Ahí estás tú diciéndoles “venga, tómate la leche”, “acaba la tostada”, “ponte el uniforme”… decenas de veces. En mi casa, es absolutamente agotador lo del mayor. Para desayunar no suele haber problema, pero es que lo de vestirse es una continua advertencia por mi parte. Así que antes de ponerme a gritar como una loca, que oye, alguna vez ya llego a mi límite y suelto un berrido, si mis hijos no me escuchan opto por:

  1. Fuera distracciones: cualquier juguete que ande por el salón ya les sirve a ellos para olvidar que tienen que vestirse. Y ahora con la hámster que nos trajeron los Reyes, ¡para qué queremos más! Yo he tenido ya que esconder balones y cualquier objeto que sea susceptible de jugar un partido de fútbol, así como los cromos del álbum de la liga. Aún así, lo de los cromos es como una plaga, hay por todas partes y siempre encuentran algunos.
  2. Separación física: no sé vuestros hijos pero tengo la teoría de que cuando tienen público, más hacen el bobo. Así que si veo que uno se crece y los otros azuzan y aquello empieza a parecer un circo, mando al instigador a una habitación a vestirse.
  3. Salir al rellano: lo sé, esto parece de locos pero más de una vez cojo, me pongo el abrigo, abro la puerta de casa y llamo al ascensor. Oye, y algunas veces se agobian porque creen que se quedan en tierra. No es que siempre funcione pero bueno, alguna vez hay suerte.
  4. Diles las cosas poniéndote a su altura: esto es algo que parece una tontería. Además, lo lo que solemos hacer es, mientras tú acabas de arreglarte, les vas dando órdenes sin ni siquiera estar mirando para ellos. Pues error, si tu jefe te dice algo que tienes que hacer mientras pasa caminando a su despacho y ni se dirige a ti, es más probable que antes hagas otras cosas que tienes pendientes. Si tu jefe se acerca, te mira a la cara y te dice “hay que hacer esto”, es más probable que te pongas a hacerlo en ese momento y que dejes para más tarde las cosas que ibas a hacer. Así que párate, mira al niño y dile las cosas tranquilamente pero con firmeza.

Así es la vida con niños, un continuo tira y afloja. Un paso del amor a la locura, un sin vivir pero un vivir de verdad, bien intenso. Nadie dijo que fuera fácil. Y es que mis hijos no me escuchan pero ya me encargo yo de que se enteren sin tener que ponerme a dar alaridos.

25 Comentarios

  • Reply
    mamá puede
    16 enero, 2018 at 7:40 am

    Yo el que siento que no me escucha es Gonzalo, sobre todo ese rato de antes de ir al cole.
    Tengo que ir detrás de él repitiendo una y otra vez lo que tiene que hacer, como si no lo supiese.
    Lo de quitar las distracciones de su alcance con Gonzalo no funciona porque él mismo y su imaginación es lo que le distrae, empieza a contar historias y no para

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 enero, 2018 at 10:32 am

      jaja, me suena por Rafa eso, es muy de estar hablando solo y claro, el ritmo al que va es como para despertarle dos horas antes de ir al cole, jajaja

  • Reply
    VERONICA
    16 enero, 2018 at 8:48 am

    Ay…mi peque nunca tiene prisa. Cuando llegue el segundo no sé qué voy a hacer… Me ha encantado lo del ascensor!! Yo a tanto no he llegado pero un par de veces he salido y cerrado la puerta ….como bien dices era por romper la situación. O eso o gritar y mejor no gritar que siempre empeora las cosas!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 enero, 2018 at 10:20 am

      así es, a veces es una estrategia para romper el clima de tensión….Yo el alguna rabieta del segundo me he llegado a meter en el baño para no gritar, por evitar ponerme más tensa….

  • Reply
    Carolina mamá ríe
    16 enero, 2018 at 9:21 am

    Igual igual, detrás de él “venga, ahora esto, te has comido lo otro…”, me pasa como a mama puede con Gonzalo, mi rubio no necesita distracciones para distraerse, él solo se basta; habla, canta, va de acá para allá…Lo peor de todo es que muchos días acabo haciéndole yo las cosas…ainssssss

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 enero, 2018 at 10:19 am

      Sí, sí… que les quitas juguetes o cromos y enseguida encuentra ellos la forma de seguir entretenidos, de ahí paso a la separación física, jaja… porque se azuzan unos a otros con el cante y los saltos, jaja

  • Reply
    Teresa
    16 enero, 2018 at 9:31 am

    El problema que tienen las mías por las mañanas es que les cuesta mucho despertarse, y tienen mucho sueño (y eso que llevan durmiendo 11 horas) Así es que no es que se distraigan, es que están empanadas. Así es que un empujoncito hay que darles, ayudándoles a vestirse, o a meter cosas de última hora en la bolsa del cole.

    Las mañanas con niños yo creo que siempre son estresantes porque hay deadline para salir de casa, por horarios de cole y trabajo.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 enero, 2018 at 10:16 am

      Jaja, esa es otra opción, que se levanten empanados y no cojan ritmo… eso aquí le puede pasar al segundo, pero vamos, lo normal es que vayan sobrados de energía y quieran jugar mientras se vistan, mientras desayunan…por eso elimino distracciones, jajaja

  • Reply
    Rocio
    16 enero, 2018 at 9:33 am

    Totalmente, todas las mañanas detrás de los tres por casa, ayudo al pequeño pero los demás, pufff, q si tomate la.leche, lavate los dientes, ponte el.abrigo y lo de las mochilas….cosa q no entiendo, yo se las preparo, solo tienen q cogerlar…pues nada muchas veces salimos de casa sin mochila, sobretodo el mediano q vive en su mundo

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 enero, 2018 at 10:15 am

      aquí el tema mochila es que el mayor a veces deja los libros o el estuche fuera el día anterior y claro, se toma con calma el meter las cosas dentro… menos mal que me lo tomo con paciencia, jaja

  • Reply
    Roseta
    16 enero, 2018 at 10:02 am

    Estupenda confesión y muy chulo el artículo! Pero… ufff… Carmen, que largo camino tienes… ya sé que cada niño es un mundo y tu a los tuyos los conoces mejor que nadie y seguro que has probabdo mil alternativas… no me malinterpretes, por favor, pero voy a ser muy crítica: tus hijos son unos comodones! Saben que tu les salvarás el culo y les importa tres pimientos no hacer las cosas a tiempo, porque tienen a alguien que les da las instrucciones… A mÍ me encanta el punto 3 y creo que deberías usarlo más, jeje Y si uno no llega a tiempo al cole, pues que no llegue… ya pasarán vergüenza y al día siguiente espabilan más… no crees?

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 enero, 2018 at 10:13 am

      El problema es que lo que le pase a uno puede afectar a los demás. Es decir, si uno llega tarde condiciona a los otros dos, y eso es algo que no quiero que pase. Prefiero coger la puerta con dos de ellos, llamar al ascensor y el que se queda en casa, espabile, porque solo no le voy a dejar…. Son niños que se visten solos excepto el pequeño, todos recogen y doblan su pijama, lo llevan al armario, recogen sus platos y tazas del desayuno… Son niños de 7, 5 y 3 años… no es que tenga que salvarles el culo de nada, es que los niños tienen la naturaleza que tienen y ello conlleva que se distraigan, que no tengan prisa, es la naturaleza de un niño…creo que lo raro sería que se levantasen e hicieran absolutamente todo lo que tienen que hacer sin que nadie les dijese nada, vamos, serían adultos entonces, no niños, jaja… a mí no me parece mal que haya que decirles las cosas, es que a veces queremos que se comporten como nosotros y no son adultos… yo con que hagan las cosas sin tener que acabar a voces me parece que ya tenemos bastante…

      • Reply
        Roseta
        16 enero, 2018 at 3:18 pm

        Gracias por tu respuesta, qué maja eres! Pensé que los dos mayores eran algo mayores.. pero con 5 y 7 años, demasiado, jeje Ahora lo comprendo todo mejor. Y te doy toda la razón en lo de que con acabar tranquilos y sin voces, es suficientes. Un saludo!

  • Reply
    Inmaculada Zapico García
    16 enero, 2018 at 10:48 am

    Hoy será el día mundial del desayuno!?, yo me pillé una moto con mí hija hoy en el desayuno…que le dije: mañana volvemos a los puntos!.Se queda mirando a la nada como media hora????. Luego siempre a la carrera, y todos tarde TODOS LOS DÍAS, y es ese eterrrrrno desayuno.

  • Reply
    MONTSE
    16 enero, 2018 at 11:57 am

    Me ha encantado Carmen, justo ayer pensaba en este tema!
    Oytra cosa que ayuda es no amenazar con cosas que no van a ocurrir: sino te vistes, no hay futbol! A veces hablamos más que hacemos jeje y eso es malo para ellos porque luego no lo cumplimos!
    Gracias por compartir! Ahora estamos esperando el 4o y se aprovechan de la situación…

  • Reply
    patricia bravo
    16 enero, 2018 at 3:28 pm

    Hola Carmen te lo dije esta mañana por instagram pero hay que ver que bien me viene el post y es que en mi casa es una locura también yo hay días que cuando salgo al portal pienso,si alguien me tuviera que tomar la tensión arterial ahora mismo reventaría el tensiómetro yo lo de los chillidos me preocupa pero me ponen en un limite máximo y es que el pequeño (6 año) de la cama pasa al sofá tirado igual y estoy venga vamos venga nacho y es agotador al final le pego el grito,,pero yo voy a 30000 revoluciones y hugo esta en la edad del pavo (9 año) y se queda empanadisiimo con lo que tengo que ir venga hugo hugo venga,.por favor es agotador,,gracias por el post

  • Reply
    Eva
    16 enero, 2018 at 4:35 pm

    En mi casa las mañanas ya prometen desde el minuto 1… Darío es super dormilón y conseguir que abra los ojos me lleva aproximadamente unos 15 minutos… luego llega el vestir, desayuno… y llega el momento top: salir de casa para dejar a su hermana en la guarde y a el en el autobús… Más de un día y hecho como tú: abrir la puerta y de momento me ha funcionado. Opté por adelantar la hora de despertar 10 minutos y la verdad que lo noto.

  • Reply
    Planeando ser padres
    16 enero, 2018 at 5:50 pm

    La mía es cada día más sorda. La tele le absorbe el resto del entendimiento y esa “amenaza” de que como no espabile me voy de casa sola ¡es lo único que funciona! Hago como tú, me voy del todo hasta el ascensor y no veas cómo corre. O sea ¡que escuchar escucha! Pero siempre tiene algo más interesante que hacer.

  • Reply
    Ingrid
    17 enero, 2018 at 1:44 am

    Me identifique contigo tengo 3hijos de 10 años 5 y uno q cumplira 3 y es el unico q visto

  • Reply
    Madre Agua
    17 enero, 2018 at 8:09 am

    Bueno, pues después de leer el post y los comentarios me quedo más tranquila: mal de muchos, consuelo de tontos, que dicen en mi tierra.
    Me he reído muchísimo con lo de los cromos, por aquí están obsesionados con ellos, yo estoy deseando que acaben el álbum 😉

  • Reply
    L82
    17 enero, 2018 at 9:26 am

    Aparte de distracciones,de q su cerebro va a otro ritmo y de q tienen otras prioridades,no son conscientes de las unidades de tiempo. Que por las mañanas el tiempo apremia para ir al cole,que por las noches cuanto antes nos bañemos,pongamos el pijama y cenemos,antes podemos ir a descansar. Cuantas veces estan que no pueden con las pestañas y no “razonan” que hay q apurarse para irse a la cama??

  • Reply
    Cbr
    17 enero, 2018 at 3:01 pm

    Es inevitable tener q ir detras ydelante de ellos tirando un poco..yo tmb voy igual por las mañanas..tengo 5hijos,el mayor de 6años y la pequeña de 6 meses..y me parece un milagro no llegar nunca tarde al cole, pq siempre hay imprevistos (una caca de ultima hora..o una pataleta)…el reloj de la cocina lo adelanté 5min. para tener ese margen y tmb para ayudar a los niños a ir viendo como van desayunando…tmb intento despertarnos con muuucho tiempo… pero vaya,gritando o sin gritar hay q ir moviendolos un poco pq si no no saldriamos nunca..

  • Reply
    Dulce Maternidad
    18 enero, 2018 at 4:03 pm

    Es lo de nunca acabar pero dicen que todo es temporal yo con mi hija lo llevamos super bien con mi Terri cuesta, pues al igual que el tuyo siempre tiene los cromos de la liga santander tirados por todos lados y tiene sus días en los que coopera mucho y otros en los que la pereza lo domina, pero bueno con mi Titina muy bien hasta deja la cama hecha y arreglada, es que como dice: “ya tiene 9 años y no es una cria”. De momento lo veo muy positivo!

  • Reply
    miren | deLunaresyLunas
    21 enero, 2018 at 11:10 am

    pues muy bien descritas mis mañanas, que tengo agujetas de agacharme a “razonar”… y lo del rellano claro que funciona, mano de santo! 🙂

  • Reply
    Cristina
    11 abril, 2018 at 2:54 pm

    Tal cual! Mis mellizos tienen 5 años y entre ellos hacen su mundo y no escuchan, se miran el uno al otro y no necesitan más! jeje! En esta época noto mucho que me cuesta que me escuchen, repito muchas veces las mismas cosas, es normal de la edad, me gustan los consejos que das, los suelo poner en práctica, lo del rellano también! Es, como dices, un tira y afloja pero es genial! Vamos aprendiendo ellos de nosotros y nosotros de ellos.

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies