No soy una Drama Mamá
Maternidad y embarazo personal

Adiós 2017, el año que pudo serlo todo… y se convirtió en nada

Pudo ser el año más bonito de mi vida. Durante meses lo fue. En febrero vi una vez más un positivo en un test de embarazo que me llenaba nuevamente de alegría e ilusión. Mi blog crecía y era finalista en unos premios. Luego llegó la propuesta de escribir un libro. Después la noticia de que el bebé que venía era ¡una niña! Y todo iba bien, y estaba sana. Creía que ya no podía pedir nada más a la vida. Y es que ni se me ocurría pedir nada más, que todo siguiese como estaba, tal y como iba. Creía que 2017 era el año de mi vida. Y lo fue… hasta que mi sueño se truncó. Bueno, no se truncó mi sueño, se truncó una vida y a mí se me rompió el corazón. Porque yo no soñaba con tener una niña, yo la tenía ya. Desde entonces, yo ya no he vuelto a ser la que era, ni lo volveré a ser. A veces, aún creo que no pude pasar por todo lo que pasé. Pero sí, ese recuerdo ya es para siempre. Dolerá cada vez menos, pero está y estará ahí siempre.

Qué he aprendido este año que no me hubiera gustado saber

  1. Que el dolor de una madre no lo siente nadie más: nadie, ni padre, ni hermanos, ni abuelos… El dolor desgarrador por la pérdida de un hijo, por más que una lo pueda llegar a imaginar, no lo puede entender nadie más que ella. Y ahora sé lo que debió sentir mi abuela materna cuando perdió a su único hijo varón. Sé lo que sintió mi abuela paterna cuando perdió una niña, de la que aún habla, en el quinto mes de embarazo.
  2. Que no podemos dar nada por sentado: nada, ni la salud ni el trabajo ni nada. Un segundo puede cambiarte la vida. Lo viví al escuchar “no hay latido”. Mi vida pasó de ser maravillosa a no tener sentido. Y lo he visto en otras historias este año. De repente, he comprendido que lo que tenemos hoy, no necesariamente lo tendremos mañana. No se trata de vivir con miedo a perder algo sino de vivir sabiendo que lo único que tenemos es el ahora… el mañana, ya se verá. Vamos, que he aprendido que no debo planificar mi vida.
  3. Que no todo depende de nosotros: He sido toda mi vida una currante, y creo que cada cosa que he conseguido ha sido tras mucho esfuerzo. He pasado, como todo el mundo, por mejores y peores rachas pero iba solventando los problemas a base de fuerza y ganas. Y daba por hecho que mientras siguiera esforzándome, nada se estropearía. Pero no, la vida no depende sólo de lo que uno haga. La suerte, buena y mala, también existen. Yo he escuchado este año demasiadas veces que he tenido mala suerte.
  4. Que no siempre tenemos lo que merecemos: algunas cosas no se las merece nadie, y perder un bebé es una de ellas. Uno puede merecer tener problemas de salud si come mal, fuma, bebe y es sedentario. Pero supongo que no se lo merece quien decide cuidar su alimentación, quien decide hacer deporte y no fumar ni beber. Pero por desgracia, todos conocemos personas enfermas que no hicieron nada malo para estar así. No, señores, cuidarme no le libró a mi hija de morir. Por eso, no siempre tenemos lo que merecemos ni siempre merecemos lo que tenemos.
  5. Que la vida es muy frágil: yo ya sabía que a veces las cosas malas llegaban; lo he visto desde que era niña, he visto muertes antes de tiempo, he visto dolor… pero os prometo que sentía que había muchas cosas evitables. Y no, hay cosas que no lo son, hay cosas que no están en nuestras manos, ni en las mías, ni en las de un médico. Hay cosas que se nos escapan.
  6. Que en la vida también podemos sentir miedo: y eso no nos hace más vulnerables. Tener miedo al sufrimiento y al dolor es humano. Yo creía que ya no tenía miedo a casi nada pero no es verdad. Lo que ocurre es que vivimos pensando que algunas cosas no nos tocarán a nosotros. Pero si nos tocan, es normal tener miedo.
  7. Que el amor todo lo puede: nunca, jamás hubiera creído que podría echar de menos a alguien a quien solo vi unos minutos, a alguien con quien nunca tuve una conversación, alguien que no pudo mirarme a los ojos ni siquiera unos segundos. Pues os diré que no sólo se echa de menos sino que a veces hasta te falta el aire sin esa persona. El amor de verdad todo lo puede, traspasa el tiempo y el espacio. La pregunta no es para qué estoy aquí sino para quiénes estoy aquí. Ayer vimos la película Coco y uno de sus mensajes más bonitos es que la existencia de los que se han ido depende de que los recuerdos de los que seguimos viviendo. Me hubiera gustado seguir creyendo en el amor romántico, no en el que va más allá de la vida.

No quiero que éste sea un post pesimista; nunca lo he sido, no quiero serlo y trato de recuperar la persona que era, sólo en parte, porque ya nada es ni será igual. Sólo trato de que seamos realistas, de que sepamos que las cosas no tienen porqué ir bien siempre. Que los dramas de verdad llegan solos. Que hay que relativizar y dejar de quejarse por cosas que de verdad no tienen importancia.

Que a veces, en esta vida, nos toca perder.

En cualquier caso, y aunque creáis que este año ha sido un gran aprendizaje, os confieso que ojalá yo siguiera viviendo con esa inocencia con la que viví hasta entonces. Consciente de cuáles eran los verdaderos problemas pero sin conocer ciertas realidades. Os confieso que viviría más feliz con mi niña en brazos y sin haber tenido que aprender todo esto de la forma en que lo he hecho.

Y como le digo cada día a ella y ya pudisteis leer en una carta que le dediqué: la quiero y la querré siempre. Solo espero que 2018 se porte mejor conmigo. Feliz Año.

38 Comentarios

  • Reply
    Lorena
    28 diciembre, 2017 at 8:29 am

    Feliz 2018! Que duro de me hace leer los blogs en los que hablas de tu niña, acabo siempre con los ojos llorosos. No tengas dudas 2018 te compensará con creces… y tu niña será la que haga que todo sea posible!

  • Reply
    Ester
    28 diciembre, 2017 at 8:48 am

    Te sigo desde hace tiempo pero nunca te había escrito. Sé por lo que has pasado, soy mamá de una niña a la que quiero con locura pero antes perdí cuatro bebés (3 niñas y 1 niño). Has puesto palabras a aquello que llevo tiempo sintiendo y que no sabía expresar: el dolor de la madre nadie más lo siente, tal cual. Sólo te puedo decir que no quieras borrar este año de tu vida, aunque duela aún mucho, y lo siga haciendo el resto de tu vida, pero habrá un momento que el cariño y el amor que sentiste por tu hija pesarán más.
    Un abrazo enooorme, de todo corazón.

  • Reply
    Vanessa Gonzalez
    28 diciembre, 2017 at 10:00 am

    Me he emocionado mucho leyendo tus palabras son una gran verdad. Tenemos que vivir el ahora ya que el mañana no se sabe. Solo espero y deseo que el 2018 te recompense y te de todo lo bueno que te mereces. No puedo imaginar por el dolor que has pasado y sigues pasando, solo darte mi cariño y mi fuerza. Para mi este año ha sido duro pero por otras circustancias y leyendote se que a veces como en mi caso nos agobiamos con todo y no vemos lo que de verdad es importante. Te mando un beso enorme

  • Reply
    Henar
    28 diciembre, 2017 at 10:15 am

    Sin palabras Carmen. Sólo mandarte un beso enorme y desearte que el 2018 te trate como te mereces, ojalá!

  • Reply
    Unamamikoala
    28 diciembre, 2017 at 11:06 am

    Carmen se me saltan las lágrimas al leerte… cuánta razón en lo de que todo puede cambiar en un segundo…. Ser madre es de las cosas más maravillosas pero también la más aterradora, porque cuando tienes algo que quieres tanto sólo la idea de que pase algo duele. No puedo ni imaginármelo… te deseo un 2018 lleno de cosas buenas. ¡Un abrazo!

  • Reply
    Jany Jara Vázquez
    28 diciembre, 2017 at 11:49 am

    Que 2018 se porte mejor!
    También perdí a mi tercer hijo este año, es terrible. Una nunca deja de Amar y de Extrañar.
    Gracias por tus posts, gracias por la empatía y por compartir tu dolor, compartiendo se aliviana un poquito.
    Besos al Cielo y mucho Amor en la Tierra.

  • Reply
    Isabel
    28 diciembre, 2017 at 11:50 am

    Mi Carmen, he conocido a pocas personas capaces de transmitir tanto con tan pocas palabras. Haces tanto bien compartiendo… sé que preferirías, a pesar de todo, que las cosas hubieran sido distintas. Pero sabes usar hasta el más duro de los palos para ayudar a muchísimas mujeres que han pasado, pasan o pasarán por la pérdida más dolorosa para una madre. Te honra aunque no sea consuelo.

    Mereces muchas cosas buenas y sé que están por llegar. Ya sabes que tú, tu niña, tus niños, marido y familia al completo estáis en nuestras oraciones.

    Os queremos mucho.

  • Reply
    marigem
    28 diciembre, 2017 at 12:26 pm

    Ufffff, es que hay cosas para las que nadie está preparado…un abrazo enorme y es verdad, la vida cambia en cuestión de segundos, a veces estamos con alguien y de pronto ya no está, y a veces solo en cuestión de minutos. Mucha fuerza.

  • Reply
    Carolina mamá ríe
    28 diciembre, 2017 at 12:40 pm

    Un beso enorme Carmen. me gustaría no entenderte tan bien, pero no es así, la vida cambia en un segundo…tengo tantos cambios de estos.

    En fin, espero que el 2018 sea mejor para todos y venga lleno de nuevas ilusiones.

  • Reply
    Andrea mamagnomo
    28 diciembre, 2017 at 1:26 pm

    Es duro e inevitable, Carmen, pero has tenido suerte de no conocer el dolor durante 35 años casi. A veces pienso que es una suerte, a veces pienso que es peor, no lo sé. Vivir siempre se vive con dolor. No hay nadie en este mundo que no pase por ello. Porque la vida va unida a la muerte, al dolor y al llanto. La suerte no existe, es voluntad de Dios y a veces, estas pruebas son extremadamente duras, pero nos enseñan y somos fuertes a base de ello. Vivir ajeno a ello, es ser un niño. Por eso la infancia merece ser cuidada y alejada del dolor. Son los niños los seres indefensos. Nosotros siempre estamos expuestos, en cambio. Tienes suerte de tener en quien cobijarte, en tener a tus padres y marido para consolarte, en tus amigas y en toda la gente que te quiere y te apoya y comprende. Date tiempo. Las ganas no son todo, aunque hacen mucho!
    Feliz 2018. Con nada que vaya bien, será un gran año en comparación.

  • Reply
    Yolanda
    28 diciembre, 2017 at 2:01 pm

    Sin palabras me dejas,te empecé a seguir de casualidad no sabes cuanto me alegro de haberlo hecho,eres tan especial….
    Estoy segura y deseo con todo mi corazón,que este año solo venga cargado de cosas bonitas para ti y los tuyos…TE LO MERECES!
    Millones de besos❤😘😘😘😘

  • Reply
    Paloma
    28 diciembre, 2017 at 2:09 pm

    Leerte es…como si pensaras por mi.Suscribo cada palabra,idea y pensamiento.Mi hija y la tuya,nos enseñan tanto acerca de la vida,del amor…Así fue mi 2016,el 2017 me trae ilusión renovada, algo que creí que jamás recuperaría… pero el dolor,el mismo miedo,no se van..Y es que es cierto,yo ya no soy la persona que fuí.Hay que asumir que el dolor y está etapa, ya forman parte de nosotras por siempre. Ánimo y ojalá y encuentres de nuevo la ilusión!Un abrazo enorme de millones de vueltas!😘😘😘

  • Reply
    Mar Vidal
    28 diciembre, 2017 at 3:44 pm

    Ay Carmen, solo tú puedes darle palabras a algo tan duro y hacer que no nos quedemos echos polvo sino mirando al futuro.
    Los palos de verdad que te da la vida nos hacen más pragmáticos, eso nos ayuda a seguir y a darle importancia a lo que realmente la tiene.
    Te mando un besazo enorme, sabes que estoy al ladito para lo que necesites siempre.

  • Reply
    Elena
    28 diciembre, 2017 at 4:20 pm

    Por supuesto que será mejor año, no lo dudes, mucho ánimo y a seguir para adelante,

  • Reply
    mamá puede
    28 diciembre, 2017 at 5:28 pm

    Nadie merece pasar por esto, espero que el 2018 te traiga muchas cosas buenas.
    Un besazo!

  • Reply
    Alicia
    28 diciembre, 2017 at 5:31 pm

    Seguro que sí Carmen, como dices nadie merecemos vivir algo tan duro. Yo pasé por unos malos momentos con mi segundo hijo pero por suerte salimos adelante. Te deseo salud para ti y los tuyos. Un abrazo muy fuerte

  • Reply
    Beatriz
    28 diciembre, 2017 at 5:32 pm

    Carmen, haces muy bien en explicar tus sentimientos. Primero porque creo que es bueno para tí soltarlo y sentirte escuchada. Segundo porque seguro que ayudas a otras personas a sentirse comprendidas. Empecé a ser seguidora tuya desde poco antes de tu desgracia. He sufrido en cada post que has escrito recordando a tu niña. Ojalá este año que entra pueda ofrecerte paz interior para seguir adelante. Tú nunca la olvidarás. Yo, aún sin haber conocido su preciosa carita, la tendré presente como la pequeña de tus cuatro tesoros. Un beso muy grande. Que 2018 te colme de nuevas ilusiones.

  • Reply
    Yumaly
    28 diciembre, 2017 at 6:39 pm

    Cada vez que leo un post dedicado a tu hija es imposible que contenga las lágrimas… Y aunque no he pasado por tu situacion, a traves de tus post empatizo mucho contigo❤.
    Espero que el 2018 te compense tanto sufrimiento pasado en 2017. Un besito enorme 😘.

  • Reply
    Gloria
    28 diciembre, 2017 at 9:29 pm

    Hola Carmen, te sigo hace tiempo y me gusta mucho leerte, soy mamá de dos chicos y tampoco me gusta dramatizar mucho en la vida… El 24 de agosto, en tu instagram, publicaste una foto que hablaba de que el duelo es amor que no sabe donde ir. Esa noche estaba en el hospital con mi padre, que falleció al día siguiente tras dos meses de enfermedad, y le encontré sentido. En el inmenso dolor que sentías por tu pérdida, me ayudaste con el inmenso dolor que sentía por la mía. Y desde entonces, leer y ver tu capacidad de superación ayuda y da energías y ganas de vivir la vida con mis niños. Gracias de corazón. Feliz 2018 en el que nos toca vivir con su ausencia. Un beso

  • Reply
    Diana
    28 diciembre, 2017 at 10:28 pm

    Un beso!

  • Reply
    Laura
    28 diciembre, 2017 at 10:51 pm

    Verdades como puños Carmen. Me alegro de leer realidades que ayudan a normalizar el dolor. Aún así, siento tanto tu tristeza… Ánimo. Y gracias por compartir todo esto con nosotras. Un beso!

  • Reply
    Leire
    28 diciembre, 2017 at 10:52 pm

    Carmen, te mando mis mejores deseos para 2018, es un nuevo lienzo en blanco que espero que llenes de colores. Beso enorme!

  • Reply
    Solange
    29 diciembre, 2017 at 12:16 am

    Que en la vida tambien podemos sentir miedo… eso es lo que yo aprendi, nunca pense sentir tanto miedo esa es la palabra miedo pánico… eso es lo q siento cuando recuerdo aquel 3 de enero en el que casi pierdo a mi bebe, aquel dia en que m dijeron no podemos asegurar que llegue con vida, con solo 10 meses, mi unica hija, de un momento para otro, sin jamas pensar que eso me podria pasar, nunca voy a dejar de sentir miedo, todos los dias pienso en que no seria capaz de soportarlo fue un dolor muy fuerte… por eso te entiendo tanto. Porq yo tengo a mi bebe a mi lado, pero si no hubiese sido asi como podria haber aguantado tanto dolor?
    Como tantas madres superan semejante sufrimiento? es algo que no se puede explicar. Siempre que te leo es inevitable llorar desconsoladamente porque me pongo en tu lugar. Y como dices es algo que ya paso no hay vuelta atras ya esta en tu historia, pase lo que pase, ella siempre estara, ese dolor siempre estara aunque aprendas a vivir con el. Besos.

  • Reply
    andi
    29 diciembre, 2017 at 2:02 am

    Mi hija se fue este año… Y si, me hubiera gustado seguir con la inocencia, y no con este aprendizaje tan doloroso…
    Te mando una abrazo sororario, que 2017 tan feo, que prometía épocas tan maravillosas, pero nos resulto con estas situaciones. Amo a mi hija, y como tu, me volvió una mujer diferente, resignifique mi maternidad y mi manera de vivir con mi hijo.
    Veras que ira mejor, y diferente, por que hoy, somos otras.

  • Reply
    mtb
    29 diciembre, 2017 at 11:14 am

    Te descubrí por casualidad, un día navegando por internet, cuando aún estaba embarazada de mi segundo bebé. Leí el post tan increíble que hablabas sobre la pérdida de tu niña, sin poder llegar a creerme todo el dolor que estabas pasando… pues sí, al final entendí cuan de doloroso es este proceso y lo difícil que es de llevar. Poco después perdí a mi bebé con 21 semanas y me acordé tantas veces de ti en todos estos días.. gracias a ti, me despedí de mi hijo de la mejor manera posible, gracias a ti, lo tuve en brazos, gracias a ti, le llené de besos… muchas gracias por haber contado tu historia me ayudaste mucho. Ojalá nunca hubiéramos pasado por una cosa así. Te deseo lo mejor para el próximo año aunque creo que cualquier cosa ya será mejor.

  • Reply
    Pebs
    29 diciembre, 2017 at 12:12 pm

    Creo que es la primera vez que te escribo. No sabes cuanto lo siento, por estas fechas mi niña debería haber cumplido 9 años, la perdí en la semana 20 por una agresión del pedazo mal nacido de su padre. Y aún la lloro, la extraño cada día y sigo sintiendome culpable por no haber sabido protegerla ni antes de nacer. Espero que este año nos traiga un poco de curación, yo voy a intentar se mamá soltera y espero que a ti la vida te compense todo lo que te a robado. Un beso muy grande y mucho ánimo.

  • Reply
    Marta Santana
    29 diciembre, 2017 at 5:10 pm

    Ay Carmen, yo aprendí lo mismito que tú, punto por punto, cuando falleció mi padre hace dos años (con 55 , de repente y mientras estábamos de vacaciones en la otra punta del planeta y en el momento de su vida en el que más se estaba cuidando) . Después de eso sentí que la vida te divide en dos bandos: personas a las que la muere de un ser querido viene “de repente”, es injusta y siempre sentirás que te “arrancaron a alguien” y por otro lado personas a las que o bien no se les ha muerto nadie, o sólo han visto la muerte como “curso natural vida” (la muerte de un abuelo , de alguien al que ya “le tocaba”). Los de este segundo grupo muy pocas veces podrán consolarte y entenderte al 100%. Porque por mucho que nos pueda doler que se vaya un ser querido, no es lo mismo que se acabe la vida para una persona de 90 años que para alguien que ni siquiera ha estrenado este mundo. La gente de mi alrededor critica y admira a partes iguales la forma en que yo vivo, sin planear en exceso, diciendo frases como “yo no sé si estaré viva el año que viene” e intentando que cada día cuente un poco. Dando gracias. Porque esa brecha que se abrió en ti este año permanecerá siempre, es parte de lo que eres, pero si de alguna forma se puede honrar a la persona que no está, es disfrutando y agradeciendo todas esas pequeñeces que tenemos en esta vida. Feliz año, un abrazo enorme.

  • Reply
    Maria GC
    29 diciembre, 2017 at 9:33 pm

    Gracias por poner palabras a los sentimientos que tenemos muchas… GRACIAS de corazón por entregarte asi.

    Feliz año , un abrazo enorme!!!

  • Reply
    Irene collia lopez
    30 diciembre, 2017 at 12:23 am

    Hace solo 2 meses y medio q pase x lo mismo. Estoy cansada de oir q soy joven q no me preocupe. Perdona??? No es q tenga miedo al futuro es q me duele el pasado y esa frase no ayuda. Fueron dos años de busqueda . Y pasar un parto para volver a casa vacia destruida y con un duelo muy jodido de llevar. Una tristeza q te apreta el pecho sin dejarte respirar y manteniendome fuerte de cara a los demas pero llorando con mi almohada. Esto es agotador. Te leo y me ayudas muchisisimo . Estos dos meses la veces q e ido a covadonga no las puedo ni contar con las dos manos . Es un rato en que me permito respirar no se xq pero me da calma aunq sea unos minutos. Besos desde arriondas

    • Reply
      Denis
      1 enero, 2018 at 2:08 pm

      Lo siento muchísimo. La gente intenta decirlo con buena intención pero no entienden el transfondo para nada. Yo siempre lo comparo a que si vas a dar el pésame a alguien que ha perdido un hermano, no se te ocurre decirle “no te preocupes porque tienes otro”.

      Pued esto es lo mismo, cada uno es una persona, cada uno tiene un huequito en el corazon y no se sustituyen. Siento mucho tu perdida. Mucho ánimo

  • Reply
    Elisa
    30 diciembre, 2017 at 1:49 am

    Un beso a todos! 😘😘😘😘

  • Reply
    patricia bravo
    30 diciembre, 2017 at 7:34 am

    Hola Carmen! en su momento te escribi para intentar compartir mi dolor que era como el tuyo,,aunque a veces ni las palabras puedan explicar la intensidad de dicho dolor,,2018 te traerá grandes cosas sin ir mas lejos ir viendo crecer a tus hijos sanos,fuertes y muy guapos y cada vez ese dolor con cosas cotidianas ira a menos aunque te garantizo que nunca desaparecerá,,espero como tu bien dices que el 2018 te traiga cosas buenas y te trate mejor,,,!!!! un beso

  • Reply
    M.
    3 enero, 2018 at 2:47 am

    “Uno puede merecer tener problemas de salud si come mal, fuma, bebe y es sedentario” Perdoname Carmen si me atrevo a reconvenirte por esta frase. Entiendo tu dolor y lo que estas pasando, pues yo también sufrí una pérdida parecida hace tiempo, sin embargo no me parece correcta esta frase. Creo que es más adecuado hablar de consecuencias, no era necesario poner el verbo Merecer, no porque una persona no haga ejercicio, o se alimente de forma inadecuada, se merece tener problemas de salud. Lo obvio sería, es de suponer que… Queda más suave para expresar lo que quieres decir.
    Siento si te he molestado.

  • Reply
    MARIA
    9 enero, 2018 at 10:50 pm

    Hola Carmen
    Te quiero dar las gracias por contar tu historia, hace dos meses perdí a mi hija cuando estaba embarazada de siete meses, tus palabras me ayudan porque sobre todo me veo comprendida, que es lo que más necesito y creo que necesitan las que nos ha tocado vivir una situación tan dura
    Te deseo que el año nuevo disfrutes de buenos momentos
    Un beso muy fuerte

    • Reply
      nosoyunadramamama
      9 enero, 2018 at 11:10 pm

      Lo siento muchísimo María, de verdad q lo siento. Sé bien lo q estás pasando, es muy doloroso. Espero q en 2018 lleguen nuevas ilusiones ♥️♥️♥️

      • Reply
        MARIA
        10 enero, 2018 at 1:26 pm

        Muchas gracias Carmen por tu ánimo y tus palabras, para mi son un gran apoyo
        Un beso muy fuerte

  • Reply
    Cristina
    19 enero, 2018 at 12:47 am

    Cada vez q te leo hablar de tu hija se me desgarra el alma, es increíble cómo sin conocerte personalmente es como si te conociese de siempre, eres tan cercana, tan fuerte pero a la vez tan sensible y sobre todo tan acertada y oportuna con tus palabras q se me hace facilísimo Empatizar contigo,…… Solo decirte, por si te sirve de algo q te deseo lo mejor q la vida pueda darte, un abrazo

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies