No soy una Drama Mamá
Maternidad y embarazo

Fingir que no duele, duele el doble

No voy a pasar página. No ahora. No porque la gente espere que lo haga. No tengo prisa. Hace un mes y medio que di a luz a mi bebé sin vida. Estoy triste y no quiero fingir que no lo estoy. No voy a actuar como si no hubiera pasado, como si fuese la misma, porque no lo soy ni lo seré. Estoy triste. Es como debo estar ante mi nueva realidad, como estaba alegre por la realidad que tenía entonces. Negar mi tristeza sería fingir, y no va conmigo. Me encantaría no estar así y seguir siendo la que era aunque esto, dicen, me vaya a hacer más fuerte. Y no digo que no, pero realmente yo no quería ser más fuerte, no así, no con semejante golpe. No soy valiente, no elegí esto, me ha tocado sin quererlo, sin buscarlo ni hacer nada malo para que me tocase. He aprendido que en la vida hay cosas que se nos escapan. Que por mucha ilusión y esfuerzo que pongas a todo, a veces, que los acontecimientos vayan bien no depende de ti.

He vivido una situación extrema, he pasado un parto para encontrarme de cara con la muerte, ¿cómo demonios voy a estar bien? Cuando fallece el padre de una persona, a nadie se nos ocurre decir “ya llegará otro” ni “tienes ya una madre”. Nadie sustituye a ninguna persona. No sé por qué cuando se muere un bebé que no ha nacido o que vivió poco tiempo tendemos a minimizar el valor de esa vida y el dolor de una madre. Una vida corta, sí, pero para una madre es toda la vida de su hijo. Estoy triste. No hay día ni noche que no vengan a mi memoria recuerdos de aquel maldito día. No hay día que no piense “ojalá tuviera el poder de retroceder en el tiempo”. No hay día que no piense cuántos días me quedarían para conocerla como tenía que haberla conocido. No hay día que no me acuerde de que ya la conocí pero no como quería conocerla. Porque cuando se va alguien que ya ha vivido mucho, te quedan recuerdos. Cuando se muere alguien que apenas ha vivido, te quedan ilusiones. Pero rotas.

muerte perinatal

Estoy triste. Lloro varias veces al día, cuando me sale. Lloro para desahogarme, para quitarme la rabia. Lloro porque me da la gana, porque me lo pide el cuerpo, en cualquier momento. Porque llorar es lo que hay que hacer cuando la vida te da un golpe. Porque he perdido una hija. Lloro y estoy triste porque está permitido, porque es sano cuando algo te atiza o te desgarra. Lloro porque alivia. Lloro porque estoy sobreviviendo. Lloro porque estoy triste.

Pero no significa que lloraré ni que estaré siempre triste, no significa que caeré. Significa que viviré el duelo como buenamente pueda, que sonreiré cuando me salga, que a ratos estaré bien pero también tendré recaídas. Significa que lo estoy intentando, que la vida sigue a pesar de que la mía no sea la misma. Significa que seguiré sintiendo dolor pero cada vez menos, significa que no sobreviviré sino que viviré. No voy a olvidar, voy a aprender a vivir con esto, que no es poco. Y voy a estar feliz, eso lo sé. Pero todo a su tiempo.

“Pretender la invisibilidad del duelo es pretender la invisibilidad de la muerte, de lo perecedero, de la enfermedad; en suma, de la fragilidad de nuestra humanidad.” Freud

 

79 Comentarios

  • Reply
    Arantxa en mi cajon de sastre
    20 septiembre, 2017 at 6:39 am

    Eres muy valiente y lo has expresado muy bien. Nadie emplea esas palabras cuando fallece un ser cercano, pero sí con un bebé y es muy triste. Esas palabras nunca deberian decirse. Llora todo lo que necesites y si quieres un hombro aquí está el mío.

    • Reply
      Natalia
      20 septiembre, 2017 at 8:51 am

      Carmen, no hemos nacido valientes, pero la vida con sus sorpresas buenas y malas,nos va sacando y nos enseña cosas de nosotros que desconocemod,de mi por circunstancias duras y personales,me dicen que fuerte eres y yo digooooo noo,no lo soy,solo acepto lo qué toca y lo voy llevando.como puedo llorare toda la vida unas en silencio y otra a gritos pero porque llorar es nuestro,es sacar nuestro dolor,es nuestro derecho..hazlo.. y nada no Nadie puede aconsejar tu dolor..porque es tuyo,como lo son tus lágrimas

  • Reply
    Veronica
    20 septiembre, 2017 at 6:44 am

    A la gente buena le pasan cosas malas…y no podemos hacer nada para evitar que ocurran….me acuerdo muchismo de ti..porque estoy embarazada y tu historia me.ha afectado mucho la verdad, ….llora lo que necesites, cuando lo necesites…… no hay otro camino…asi es el duelo y es necesario pasar por el.

    Un abrazo enorme desde Galicia

  • Reply
    María
    20 septiembre, 2017 at 7:09 am

    Carmen llora, deshaogate, enfadate con el mundo. No es justo y tienes derecho y obligación a sentirte como quieras. En febrero perdí también a mi niño estando de muy poquito y no soporto que la gente me diga que tengo que estar bien, que ser fuerte. Era mi niño y aunque mi hija sea mi razón de vivir no puedo dejar de acordarme de él

  • Reply
    Una amiga
    20 septiembre, 2017 at 7:14 am

    Te sigo desde hace un tiempo. A mí me pasó algo parecido hace casi 3 años, solo que en la semana 38 y era mi primera hija. Comparto 100 % todo lo que dices y precisamente lo que peor llevaba es que la gente hiciera como mi hija no hubiera existido, o los “eres joven, ya tendrás otros hijos”. Un duelo nunca es fácil, pero este tipo de duelos son en particular complicados y lo has descrito muy bien. Vive tu dolor, tienes que estar triste, la tristeza es un sentimiento legítimo y necesario para poder aprender a vivir con lo que te ha pasado. Por mi experiencia te digo que creo que lo estás haciendo bien, y que esos ratos de dolor se espaciaran y con el tiempo no serán tan intensos. No creo que una supere algo así nunca, te cambia, pero aprendes a vivir con ello, y volverás a ilusionarte por cosas. En mi caso he tenido otra hija en este tiempo pero nunca dejó de tener presente a la primera, y cuando la gente que no sabe mi historia me pregunta si es la primera, a veces por no tener que dar explicaciones digo que si, pero en mi mente me corrijo y pienso que no, que es mi segunda hija aunque con la primera no pude ejercer de madre. Pero con la gente que conoce lo que me pasó si hablamos de ella, porque existió. Espero que mis palabras te ayuden algo y ya te digo, lo estás haciendo bien. Te mando mucho cariño.

  • Reply
    Ely
    20 septiembre, 2017 at 7:19 am

    Te lo he dicho en varias ocasiones: tienes un don con las palabras que hace que se me pongan los pelos de punta al leerte así, tan transparente, tan única.

    Saldrás, claro que lo harás. Y siempre estará en tu mente y en tu corazón, porque fue querida desde antes de existir.

    Llora, corazón, llora lo que necesites y te pida el cuerpo. Llorar no le hace daño a nadie ni a ti tampoco. La única pena es no estar cerca para dejarte mi hombro y que llores…

    Un abrazo, Carmen 😘

  • Reply
    enelsombrerodemama
    20 septiembre, 2017 at 7:22 am

    Lo has descrito perfectamente. Esas frases dichas buenamente con la intención de ayudar y animar (lo de que tienes otros hijos etcétera) no hacen más que atizar el dolor… Tienes todo el derecho del mundo a disponer del tiempo que necesites para el duelo Carmen, nadie debería pasar por una experiencia así… Eres una auténtica valiente. Aquí estaremos acompañándote, aunque sea de manera virtual, y rezando por ti y los tuyos… Y estaremos, también, cuando vuelvan las alegrías, que volverán! Un abrazo grande desde Barcelona.

  • Reply
    Mariángeles
    20 septiembre, 2017 at 7:29 am

    Hola Carmen, no puedo decirte que te animes porque no puedes, no puedo decirte que pronto se pasará porque no es verdad, no puedo decirte que seas fuerte por tus tres soles porque, aunque lo tienes que ser, hay uno que se apagó. Sólo puedo mandarte un abrazo muy fuerte y decirte que te estamos acompañando en tu dolor, vuestro dolor, leyendo tus palabras, las alegres y las tristes.

  • Reply
    Silvia
    20 septiembre, 2017 at 7:31 am

    A veces por consolar hacemos más daño,a veces por no parecer que no mostramos interés hablamos cuando solo deberíamos callar y estar allí.Hay vacíos que no se llenan nunca y momentos que aunque quisiéramos cambiar no podemos .Grandes tus palabras sobretodo para enseñarnos a todos los que no hemos pasado por ello a saber estar y acompañar .

  • Reply
    Mami Reciente Cuenta
    20 septiembre, 2017 at 7:35 am

    Me da rabia pensar en el poco “tacto” de la gente diciendo eso. Pffff, es que los hay, realmentr metepatas de verdad.
    Yo soy una persona a la que llaman, llorona. Y una vez una persona me dijo: llorar no es malo. Llorar no es de débiles. Débil es la persona que no expresa sus sentimientos, que se lo guarda todo. Lo fácil es aparentar. Lo difícil es abrir el corazón y dejar que te posea. Por ello, eres una de las personas más fuertes que conozco.
    Hoy te digo esto mismo a ti. Llora. Llora todo lo que necesites. Lo que tu corazón y mente te pida. Era tu hija, por el amor de Dios. De verdad la gente puede ser tan insensible a veces.
    Desde aquí te apoyo, te mando un besote enorme como los que me da mi peque cuando estoy triste para que sea más llevadero.
    Saludos

  • Reply
    Sara Granda
    20 septiembre, 2017 at 7:37 am

    Llora, grita… porque está permitido, claro que sí. No la olvidarás, claro que no, pero aprenderás a vivir con ese vacío. Nunca es fácil sobrevivir a un hijo y es algo que va contra natura. Habla de ello, desahógate porque es una manera de seguir, pide ayuda si lo necesitas. Y recuerda, estamos contigo, y siempre estaremos.

  • Reply
    Krika
    20 septiembre, 2017 at 7:40 am

    Claro que sí, llora todo lo que haga falta, todo lo que te apetezca. Faltaría más! Yo te mando un abrazo bien gordo para que apoyes tu hombro mientras lloras.

  • Reply
    Laura
    20 septiembre, 2017 at 7:43 am

    Siempre me a gustado seguir tu blog. Ahora me siento más identificada que nunca, días después de tu pérdida, se fueron mis mellizas.
    No te puedes ni imaginar lo que me ayudan tus palabras, me ayudan a no sentirme un bicho raro y a validar mis sentimientos, ya que en mi ambiente las palabras que comentas me están haciendo más daño que bien. Gracias por compartir tus sentimientos, gracias por hacer visible el duelo perinatal. Un abrazo enorme.

  • Reply
    Isabel (mama de un prematuro)
    20 septiembre, 2017 at 7:44 am

    Llora todo lo que necesites. Desahógate, tienes que hacerlo, sino la pena te comerá. Date tu tiempo, un duelo no tiene un tiempo establecido de duración. Mucho ánimo, Carmen.

  • Reply
    pequeboom
    20 septiembre, 2017 at 7:57 am

    Lo explicas tan bien que es imposible que no emociones a todo el que te lea, a mí las lágrimas se me escapan y las mías son de impotencia, porque a la gente buena no deberían pasarle cosas tan duras.

  • Reply
    Teresa
    20 septiembre, 2017 at 7:57 am

    No sé cómo alguien te puede decir mes y medio de después de perder a tu hija que no llores o que lo tienes que superar ya. Yo lo veo al revés, me maravilla que estés de vuelta por estos lares, instagram…cuando todo te debe recorder a tu pequeña constantemente. Dice mucho de lo fuerte que eres, así es que no te machaques y permítete ir saliendo conforme puedas.

    Yo me imagino que habrá quien te diga lo de que tienes a tus otros tres hijos, no porque puedan sustituir a nadie, sino porque los niños son alegría y seguro que algún rato menos malo te dan al día. Al final en situaciones complicadas son precisamente una ayuda o una tabla de salvación a la que agarrarte para no hundirte más.

    Vive tu duelo como quieras y puedas.

    Un beso

  • Reply
    Mamä
    20 septiembre, 2017 at 8:08 am

    Carmen, no puedo imaginarme ni remotamente lo que estás sufriendo, pero es cierto ese dolor es tuyo y tienes derecho a sentirlo y a expresarlo.
    El duelo hay que pasarlo, y por supuesto aprender a vivir con esa pérdida.
    Nadie debería atreverse a insinuar que la olvides, que debes pasar página rápidamente, porque eso no es posible ante un acontecimiento así.
    Un abrazo muy fuerte y mucho ánimo.

  • Reply
    Henar
    20 septiembre, 2017 at 8:30 am

    Hola Carmen, tiene que ser insoportable, y supongo que tienes que hacer un esfuerzo inmenso por estar bien a ratos, poco a poco estos restos te irán cuando menos esfuerzo pero eso no quiere decir que olvides. No es justo olvidar a alguien que falleció no se porque lo tendrías que hacer con tu niña que vivió más de seis meses dentro de tí. Un beso enorme. Eres fantástica escribiendo. No nos dejes, pero no necesitamos que finjas nada, si estás mal y te ayuda contarlo, aquí tienes un montón de gente dispuesta a escucharte.

  • Reply
    Ines
    20 septiembre, 2017 at 8:32 am

    Ay Carmen… llora, llora todo lo que tengas que llorar. Grita, corre, desahógate!! Que salga toda la rabia y la impotencia que tengas q sacar. Que no te quede nada dentro.
    Si hay alguien q se atreva a decir q ” ya vendrá otro” o ” ya lo olvidaras”… es que hay q se atrevidos… y la ignorancia es muy atrevida. Seguro q nunca pasaron por una desgracia así.
    Si vienen otros, seguirás sin olvidar a tu niña. Simplemente, y por desgracia, aprenderás a vivir con el dolor y a acostumbrarte a un estado de ánimo antes desconocido. Y esto no significa que no seas feliz, por supuesto que lo serás, y que lo eres. Simplemente lo serás de otra manera.
    Millones de besos 😘😘

  • Reply
    Maite
    20 septiembre, 2017 at 8:35 am

    Cuando yo perdí a mi bebé no había cosa que más me molestara que me dijeran “no te preocupes, eres joven, ya tendrás más hijos” Me lo dijeron muchísimas personas, y a mi me hervía la sangre.
    Para una madre que ha perdido a un hijo, que lo ha tenido que parir muerto, que ha estado en un paritorio escuchando a los demás bebés llorar y el tuyo no llora, es una experiencia muy traumática y tiene todo el derecho del mundo a llorarlo, porque para los demás todavía no existía pero su madre llevaba muchos meses sintiéndolo moverse dentro.
    Hay que estar muy cuerdo para superar una situación así, yo por las noches estuve meses rememorando minuto a minuto todo lo que pasó, a veces pensaba que me iba a volver loca. Al final lo superé, como se supera todo en la vida, pero cuesta muchas lágrimas así que llora todo lo que tengas que llorar pero sí que te digo algo que a mi me sirvió y es que no te recrees en el dolor y en la tristeza. La vida es cuestión de actitud y si haces por estar bien aunque a veces sea fingido, vas a ir poco a poco mejorando, ya lo verás.
    Carmen, te mando mucho ánimo, las mujeres somos muy fuertes y podemos con todo, es cuestión de tiempo pero volverás a ser la de antes.

  • Reply
    mamá puede
    20 septiembre, 2017 at 8:39 am

    Llora cuando lo necesites y ríe también cuando te lo pida el cuerpo.
    Solo tú sabes lo que estás pasando y solo tú sabes lo que es mejor para ti.

    Besos

  • Reply
    Andrea mamagnomo
    20 septiembre, 2017 at 8:53 am

    Me ha encantado el ejemplo, nadie dice que vayas a tener otro padre o que ya tienes una madre. Genial. Es justo así. Y debes estar triste. Claro. ¿Cómo vas a estar? Es más ¿Quién dice que no.lo estés, que lo niegues o que hagas como si nada? Creo que nadie te pediría algo tan cruel, así que todas te entendemos, no tienes ni que explicarlo. La vida necesita parones, enterrar momentos y etapas dolorosas y seguir adelante con otras cosas. No creo que haya nadie tan insensible como para pedir que sigas como si nada.

  • Reply
    Carme Ortiz
    20 septiembre, 2017 at 8:53 am

    Te animo a pasar el duelo de la forma que solo tú escojas. A tu ritmo. Llora a esa preciosa bebé que se ha marchado tan deprisa y busca qué has aprendido de esta situación. Ella ha venido con esa tarea, la de enseñarte algo y la ha realizado demasiado deprisa…
    Hace dos semanas yo he asistido al entierro de la amiga de mi hija, te aseguro que es un maravilloso ángel que nos ha enseñado muchas cosas. Ella tenía un propósito, al igual que tu hija.
    Un abrazo de todo corazón.

  • Reply
    Eugenia
    20 septiembre, 2017 at 8:57 am

    Sólo tu sabes cuánto amor tenías para darle, dónde esté, estará contenta por ello. Eres una super mamá y ejemplo para todas. Mucha fuerza. Un fuerte abrazo.

  • Reply
    María La cajita de músical
    20 septiembre, 2017 at 9:11 am

    Cómo no va a doler?? No compendo que la gente piense que debes de pasar página sin más, no comprendo que no entiendas que quieras estar triste ahora mismo. Que estás en periodo de duelo, que has sufrido una pérdida muy dolorosa.

    Tómate el tiempo que necesites, llora todo lo que necesites llorar e ignora los comentarios (bienintencionados pero inoportunos) de la gente que, para su suerte, no han pasado lo mismo que tú.

    Un abrazo!

  • Reply
    Patricia
    20 septiembre, 2017 at 9:16 am

    Carmen, llora lo que tengas que llorar. Necesitas pasar tu duelo, y cada uno tiene su tiempo, sus plazos. No te agobies. Empápate del amor de tu marido, tus hijos, tus padres, tus amigos… y deja que el tiempo pase y vaya cicatrizando. Tu hija estará siempre en tu pensamiento y poco a poco irás volviendo a ser tu. Gracias por tus lecciones de vida. Ánimo. Un beso enorme
    Patty

  • Reply
    Irene
    20 septiembre, 2017 at 9:54 am

    Tus alegrías, tristezas, llantos, risas, recuerdos… son tuyos y tienes que vivirlos como los sientas. No permitas que nadie te diga cómo tienes que sentirte. Un beso fuerte!!

  • Reply
    silvia
    20 septiembre, 2017 at 9:59 am

    guapa, llora, haz tu duelo.. es tan necesario hacerlo, llorar, tener rabia, frustrarse… pasará la intensidad del dolor, por suerte o por desgracia tenemos un cerebro muy sabio que hace que los recuerdos dolorosos no esté siempre presentes… solo decirte que animo, que esta familia virtual se acuerda de ti y de tu pequeña

  • Reply
    miren | de lunares y lunas
    20 septiembre, 2017 at 10:04 am

    qué bien escribes, carmen, aprovéchalo como parte de tu terapia, que seguro que te ayuda a sacar mucho del dolor que llevas dentro. el resto, saldrá en forma de lágrimas, rabia, carreras, quién sabe… y habrá un poquito que nunca saldrá, pero que seguro encontrarás la manera de acomodar dentro de ti para poder seguir adelante sabiendo que está ahí, pero sin que duela tanto.

  • Reply
    Beatriz
    20 septiembre, 2017 at 10:16 am

    Carmen, yo también siento dolor por lo que estás pasando. Nunca finjas lo que sientes. Nunca te reprimas. Yo te entiendo perfectamente. Has perdido una vida, tu gran ilusión, tu niña. Para mí no hay mayor dolor que se pueda soportar que ese. Nadie la va a reemplazar.
    Tómate tu tiempo, estás pasando por un duelo. Llora todo lo que necesites. Y no te sientas culpable el día que empieces a sonreir, porque seguro que esa princesa que te acompaña en tu corazón querrá verte feliz.
    Te mando mucho cariño.
    Mucho ánimo para seguir adelante.

  • Reply
    No sin mis patucos
    20 septiembre, 2017 at 10:25 am

    El problema es que a veces cuando no se ha pasado por algo así, es dificil entender el sufrimiento tan grande que se tiene dentro. Claro que nunca vas a olvidar a tu hija y te aseguro que tampoco vas a olvidar cada segundo de todo lo que pasó y seguramente dentro de unos años seguirás llorando de vez en cuando de la rabia, pero vas a vivir y vas a ser feliz Carmen porque te lo mereces y se lo merecen todas las personas que tienes alrededor.
    No tienes que justificarte ante nadie, vive tu pena y saca toda tu rabia para dejar hueco a cosas mejores. Tu hija existió, estuvo dentro de ti, vivió en ti y nadie la va a sustituir.
    Un abrazo fuerte.

  • Reply
    ana
    20 septiembre, 2017 at 10:29 am

    Mucho ánimo Carmen! lo importante es que no abandones la lucha, tarda lo que tenga que tardar, poquito a poco.
    Por cierto espero que para consolarte nadie te haya dicho que ya tienes otros tres hijos, o peor, que ya vendrá otro…tienes toda la razón en que las personas son insustituibles, y los hijos todavía más.
    Muchos besos!

  • Reply
    Planeando ser padres
    20 septiembre, 2017 at 10:52 am

    A mí me parece terriblemente difícil ponerme en tu situación y saber cómo actuaría cómo me sentiría. Pero tener que fingir que no ha pasado nada, o que tampoco es para tanto, o que ya lo estás superando porque es lo que tranquilizaría al entorno, me parece de una crueldad tremenda. Siéntete como quieras Carmen. Bueno, o más bien, siéntete como te salga de dentro, porque no eres tú la que has elegido estar triste y vivir el duelo así. Simplemente es la forma en la que se ha presentado en tu vida y en la que vas a tener que aceptarlo para convivir.

  • Reply
    SONIA
    20 septiembre, 2017 at 10:52 am

    Mucho ánimo Carmen, sólo puedo decirte: “llora todo lo que tengas que llorar”. Tiempo al tiempo.
    Un beso enorme

  • Reply
    Sabrina
    20 septiembre, 2017 at 12:32 pm

    Hola Carmen, no se si ya lo conoces, te recomiendo en Facebook el grupo “era en abril” es para padres que han pasado lo mismo que vos y es muy lindo como se dan ánimos y se comprenden desde la empatía de haber pasado por lo mismo. Creo que te ser a de utilidad. Abrazo grande

  • Reply
    Raquel
    20 septiembre, 2017 at 1:13 pm

    Llora, llora, llora todo lo que necesites. Yo te acompaño en el llanto. Nadie puede sustituir a nadie. Al revés, todos somos insustituibles.
    Cada día veo cómo mi madre se me va atrapada por el monstruo del Alzheimer. La gente me dice, que es ley de vida, que ya es muy mayor. Y a mí se me revuelve el alma porque, no importa su edad; es Mi MADRE, mi querida y amada madre.
    Sé que tienen buena intención pero sus palabras no son acertadas.
    Si necesitas llorar, llora. Yo lo estoy haciendo ahora mismo, por mi madre y por tu hija.
    Besos

  • Reply
    Mirian
    20 septiembre, 2017 at 1:44 pm

    Que difícil este duelo. Al dolor de la pérdida se suma la incomprensión de la gente, frases de supuesto “alivio” (mejor así que si hubiese nacido con problemas, menos mal que fue antes de nacer, no llores más, ya ha pasado x tiempo…. tendrías que superarlo, tienes mas hijos….) que te taladran el corazón y te llenan el alma de rabia….
    Al final comprendes que hablan y/o callan desde el desconocimiento y la incapacidad de comprender tu pérdida.
    Has perdido una hija, una hija para la que, como madre, ya tenías probablemente muchos planes, ya te habías preparado para su llegada y ahora todo eso no tiene sentido. El mundo rueda y rueda, los demás siguen con sus vidas y tu no comprendes como es posible si tú lo has perdido todo, porque sí, puede que tengamos mas hijos o que lleguen en un futuro, que tengamos una vida hasta entonces plena….. pero cuando una madre pierde un hijo lo pierde todo con él, y ha de volver a recomponerse, y eso desde luego no es un proceso fácil….. no es algo que se pueda dejar pasar, es un hueco que queda en el alma, en el corazón y que afecta a todo lo que hacemos. Toda la vida empieza a medirse en base a él (ahora estaría empezando a gatear, a andar, el cole….).
    Yo perdí a mi niña, mi ángel, en la semana 39 hace ya tres años. Ya era madre de una hija maravillosa y posteriormente he tenido otros dos que llenan mi casa de alegría pero ese hueco es irremplazable, ella siempre está presente, la veo en sus hermanos, en mi recuerdo, en mi día día…..
    Recuerdo ese momento en que todos querían que estuviese bien, que dejase de llorar… no quería, no podía fisica ni emocionalmente, llorar por ella, sufrir por ella era lo único que me mantenía, lo único que ya, como madre podía hacer por ella y cualquier otra cosa para mi era casi como traicionarla.
    Por supuesto que el tiempo ayuda, no cura como dicen, pero sí que aprendes a vivir con ello, a permitirte valorar y disfrutar de otras pequeñas cosas, de tu familia, hijos…. y también, porque no, tu pequeña parcela para llorarla, para reencontrarse con ella, para decirle lo mucho que la querías, que aún la quieres……

    Besos y abrazos y toda mi fuerza en este momento por el que estas pasando. Y sólo un consejo, todo, absolutamente todo, te está permitido… llorar, gritar, reír.. … y no dejes que nadie te prive de ello.

  • Reply
    Ines
    20 septiembre, 2017 at 2:26 pm

    Que sinceras tus palabras…somos fuertes, si, pero a veces molesta que pase la vida, al menos yo me siento así. La suerte de tener otros hijos esque son nuestra medicina, pero también necesitamos llorar y al final creo q alargamos el duelo. Un abrazo y besitos al cielo.

  • Reply
    Isabel - Una madre molona
    20 septiembre, 2017 at 2:52 pm

    Ni quieres, ni debes pasar página. Perder un ser querido es tan doloroso… pero perder a tu propia hija es absolutamente devastador. Somos muchas las que te entendemos y te apoyamos en este camino, con paciencia y respetando tus tiempos; ojalá pudiéramos repartirnos ese sufrimiento entre todas…
    Te queremos mucho Carmen.

    • Reply
      VERONICA
      20 septiembre, 2017 at 4:05 pm

      Ahí le has dado… ojalá se pudiera repartir el dolor. Mucha fuerza Carmen. A tí y a todos los que te acompañan. Y a los atrevidos…mejor que no digan nada. Respeto y cariño, es lo que necesitas y mereces.
      Un abrazo enorme.

  • Reply
    Regina
    20 septiembre, 2017 at 3:25 pm

    Eres fuerte. Y estas viva. Eres humana. Es necesario que pases tu duelo. No todo el mundo lo sabe. Creen que si no estás bien ya, no lo estarás nunca. Pero tú sabes que eso es un duelo, que tienes que pasar. Que es un tiempo el que una herida necesita para curarse.
    Mucho ánimo!! No dejes de ver La Luz al final de ese túnel, pero no te sientas mal por recorrerlo. Un beso!!

  • Reply
    ALICIA
    20 septiembre, 2017 at 8:15 pm

    Me faltan dos semanas y cuatro días para cumplir y dar a luz a lo que será mi primer hijo … te he leído de casualidad justo el día que anunciaste tan triste y fatídica noticia de la pérdida de tu niña que por fechas nacería mas o menos cuando mi bebé. Sería casualidad pero hasta ese día no tenía ni idea que tenías un blog ni de tu vida privada, pero sí te conocía del programa de la tele … me toca de cerca pq por cosas de la vida yo nací el día del Carmen y me llamo Alicia, son tantas causalidades … mi familia trató de ocultarme toda esta información justo el día antes de que salieras en prensa, pero fuí yo quien saqué el comentario acerca del momento que te había tocado vivir.
    Carmen, ni por un momento puedo hacerme a la idea de cómo lo has podido vivir y lo mal que lo has estado y estarás pasando y mas aún lo que todavía te queda, no puedo imaginar la sensación de impotencia y la rabia por estar esperando tan feliz acontecimiento y que de repente se trunque, nadie mejor que tu sabe el sufrimiento que llevas por dentro y lo que además tienes que disimular por tus otros angeles aquí en la tierra, nadie tiene derecho a decir que no te duela y no estés triste, pq precisamente tu ya sabes lo que es tener mas hijos con lo cual la pérdida de un hijo nadie como tu para sentirla y sufrirla.
    La gente no tiene tacto alguno, pq la niña no haya llegado a ver la luz nadie tiene derecho a decir que duele menos o que ya habrá mas, cada persona es única y tiene su alma, no hay mas que decir respecto a eso.
    Yo no quiero ponerme en tu piel ni por un instante pq no se si sería capaz de soportarlo, la alegría y las ganas que tengo de ver la carita de mi bebé siendo el primero además si se viera truncado por cualquier cosa no se si tendría suficiente valor, por eso desde aquí te declaro mi admiración, mi ánimo y mi deseo de que tu dolor se mitigue lo antes posible y no te vengan pesadillas de ese día, tan solo recuerdos bonitos. Mucho Animo Carmen, se te aprecia desde este humilde rincón. Un besazo a tí y a toda tu gran familia !!

  • Reply
    Myrian
    20 septiembre, 2017 at 8:55 pm

    Si yo lloro al leerte ¿cómo no vas a llorar tú? Llora, grita, enfádate, llora de nuevo y vuelve a gritar… y no tengas prisa, y no finjas. Ánimo y fuerza!!!
    😘😘😘

  • Reply
    Elizabeth Vargas
    20 septiembre, 2017 at 9:24 pm

    Un abrazo Carmen.

  • Reply
    Ana
    20 septiembre, 2017 at 9:57 pm

    Querida Carmen,mi.hijo Mateo (es el pequeño,el séptimo) tuvo una muerte súbita resucitada a los 13 días de vida. Aunque han pasado 5 años y Mateo gracias a Dios es un niño absolutamente normal y la alegría de mi casa,no pasa un día sin que sienta un pellizco en el estómago al recordar aquel susto,aquellos meses de hospital y aquel año que pasó enganchado a una máquina. Ningún hijo es sustituible…,el dolor de una madre es indescriptible, los recuerdos dolorosos perduran y el tiempo y la gente que te quiere ayudan a mitigarlo…pero experiencias como estas te cambian la vida y te cambian como persona; en mi caso la fe y la visión sobrenatural me han ayudado mucho . Te envío un abrazo fortísimo. En casa rezamos por vosotros 6

  • Reply
    Gema
    20 septiembre, 2017 at 9:58 pm

    Madre mía!! Me has puesto los pelos de punta!!! Yo no he perdido un hijo pero si un sobrino con un año y ese dolor es tan grande!!! Mis cuñados estaban rotos y yo no recuerdo una situación igual. Nada te consuela, nada llena ese vacío. Hay que aprender a vivir con ello pero el llanto sale y hay que dejar que fluya porque alivia y reconforta cuando no encuentras palabras para usar ese dolor. Aprenderás a vivir y siempre serán cuatro aunque uno esté en el cielo. Un beso muy fuerte

  • Reply
    K
    20 septiembre, 2017 at 9:59 pm

    En este mundo en que vivimos donde cada vez estamos más desconectados de nuestras emociones, la maternidad nos aterriza de golpe en la realidad y nos iguala a tantas otras mujeres que no lo tienen tan fácil como nosotras. Yo pienso mucho en eso. En nuestro mundo desarrollado donde todo se supone que es fácil, donde se nos olvida lo duro que es vivir.
    La vida y la muerte son parte del mismo ciclo, nuestra huella en el mundo es pequeña, nuestro tiempo limitado y nosotros, dentro de este caos, somos unos privilegiados a los que se nos olvida demasiado frecuentemente la fragilidad de nuestra existencia.
    Y de repente la realidad nos da un tortazo en la cara. De repente ese hijo soñado no llega, de repente hay que vivir situaciones tan duras, tan reales y tan verdaderas, que nos sacan de nuestra burbuja de complacencia y nos enseñan lo que somos realmente y el poco control que tenemos sobre los acontecimientos, aunque nos empeñemos en creer lo contrario.
    Esta realidad que estás contando y que resulta que os ha pasado a muchas, yo la desconocía totalmente. Pero ¡cómo vas a estar bien!
    Nada sustituye a un hijo perdido, a la ilusión por una nueva vida, los planes, los anhelos, esa persona que llevas imaginando meses en tu familia, cómo será, cómo jugará con sus hermanos… En fin… No tienes que justificarte. ¡ Si ni siquiera ha terminado tu embarazo!
    Para lo único que puede servir tanto dolor es para mirar la vida con humildad y tratar de aceptar lo que tenga para nosotros.
    Te agradezco de corazón que compartas esta experiencia con nosotros, tan terrible y desgarradora, pero tan real, pues, al menos a mi, me hace reflexionar sobre las cosas importantes y mirar mi vida con más humildad y resignación.
    Mucho ánimo Carmen.

  • Reply
    Maribel
    20 septiembre, 2017 at 10:05 pm

    Uff, Carmen, a mi me parece que eres una mujer muy fuerte!! Yo no puedo imaginar dolor más grande que el de perder a un hijo, y es que directamente no quiero ni imaginármelo. Creo que lo estás haciendo muy bien, permítete estar triste, y permítete llorar, ya vendrá la ilusión, la alegría y las risas cuando tengan que venir.
    Tienes un don Carmen, transmites sentimientos con tus palabras. Hoy otra vez me has hecho saltar unas lágrimas. Te mando mucha fuerza, apoyo y mucho cariño.

  • Reply
    Maria
    20 septiembre, 2017 at 10:23 pm

    Solo las lagrimas, tu desahogo e impotencia haran que el dolor se convierta en cicatriz: profunda, tensa y palpitante por momentos. Amenazara con volver a abrirse muchas veces, durante mucho tiempo y muchos años y vivira contigo, con una nueva Carmen: distinta, mas fuerte, porque cuando se sufre asi como lo haces tú, se consigue que el dolor nos haga aun mejores…
    Gracias por compartir todo esto, nos ayuda a todas

  • Reply
    Cristina
    20 septiembre, 2017 at 10:28 pm

    Y yo lloro al leerte, y no puedo hacer más, no puedo imaginarme lo que sientes, pero imagino que tampoco quiero sentirlo. Es muy valiente reconocer la tristeza, todo tiene su tiempo y tú has de emplear el tuyo, como dices, no tengas prisa, no lo hagas, porque correr como en el resto de la vida, sólo trae caídas, las prisas no son buenas para nada. Mucho besos cariño y mucho ánimo

  • Reply
    Annette
    20 septiembre, 2017 at 10:58 pm

    Te leo desde hace mucho pero con más intensidad desde agosto. Este julio hace tres años que di a luz a mi hija fallecida y a la vez nació mi hijo, el amor de mi vida. Eran mellizos, la segunda y el tercero, por ese orden en la línea de salida :).
    En la última eco nos dijeron que ella no tenía latido pero que había que aguantar lo posible para que él pudiera seguir creciendo. Y así estuvimos, juntitos los tres durante 14 días. Decidieron salir a la 36. Mi hijo precioso. Mi hija también, lo sé, aunque decidimos no verla, después de dos semanas dejando crecer a su hermano bien fortote acordamos que era mejor imaginarla.
    Durante esas dos semanas de engorde para el peque, la gente no se cortaba un pelo en plan ¿pero como? ¿y está ahi dentro? ¿qué ha pasado? y yo entraba en modo mujer del tiempo contando lo que me daba la gana pero como si hablara del anticiclón de las Azores. Me daba igual. No me permitía mostrar mis sentimientos a todo el mundo. No me apetecía estar en el parque llorando con la mayor, llorar en las tiendas, en la pelu…en fin, en todas partes. Pobres, pensaba, qué torpes, me daban pena ellos. También hice grandes vínculos con personas que, desde la prudencia, con gestos, actitudes y mucho cariño me acompañaron esos días. Hay una diferencia muy grande entre la compasión y la comprensión, también entre el cotilleo y el interés. Luego me contaron q eso es un bloqueo emocional, un mecanismo de defensa.
    Cuando nacieron no permitimos visitas. Era un día muy feliz, no como hubieramos imaginado pero no queríamos pésames. Queríamos construir solos el recuerdo de ese día.
    El dolor fue punzante, asfixiante, insoportable…los primeros meses y luego se relajó un poco intensificandose otra vez cuando se acercaba la fecha de la ultima eco. Hice un vía crucis de fechas. Luego poco a poco se fue espaciando. Ahora te escribo llorando pero hacía mucho que no lo lloraba. Me acuerdo de ella muchísimo, la mayor le cuenta la historia al peque. Lo hemos llorado, lo hemos hablado y lo hemos superado, cada uno a su tiempo. Es muy duro para la pareja porque en nuestro caso lo vivimos con diferentes intensidades pero lo vivimos juntos, desde el respeto y la comprensión.
    Mucho ánimo. Es muy duro. Sólo tu decides como vivirlo. A mi me salvó la cabeza una psicóloga especializada en duelo perinatal. Grande, le debo mucho.

  • Reply
    Belen
    20 septiembre, 2017 at 11:53 pm

    Siempre digo que las lágrimas limpian el alma y curan las heridas…asi que llora lo que te de la gana!!. A veces es lo que mejor nos sienta.
    Muchas gracias por compartir con todas nosotras Carmen. Eres muy generosa!
    Un abrazo muy fuerte

  • Reply
    DIANA
    21 septiembre, 2017 at 9:06 am

    lloras para desahogarte…. que importante es, si no lo hicieras, te ahogarias!, por eso, no soporto cuando la gente te dice que no llores, cómo? lloro para no ahogarme!, le diriás a alguien que se está ahogando en el mar que no nade?, pues cuando lloramos, nadamos! luchamos por sacar ese nudo de dentro y poder seguir respirando.
    Asi que llora, llora y llora y pasa tu duelo, por ti, por ella y por sus hermanos.
    Un beso

  • Reply
    Mariola
    21 septiembre, 2017 at 10:09 am

    Que sensibilidad Carmen. Que dominio de las palabras. Que forma tan precisa de expresar algo tan duro. Estoy convencida que con tus post estas ayudando a muchas mamás que han pasado por lo mismo a entender y expresar sus sentimientos. Te mando todo mi apoyo y mi admiración. Hoy me has ayudado mucho a mi también. Un beso gigante y otro a tu princesa en el cielo.

  • Reply
    Irene
    21 septiembre, 2017 at 11:45 am

    Fuerza y ánimo. No “esperes” nada de ti, ni permitas que nadie “espere” nada de ti. Que fluya como venga. Un abrazo.

  • Reply
    Leila
    21 septiembre, 2017 at 11:53 am

    Llevo intentando escribirte un mes y medio, pero siempre que lo intento un dolor terrible me azota y no puedo… y lo peor de todo, es que se que ese dolor es minusculo e insignificante comparado con el que estas sintiendo. Todo lo que se me ocurre decirte es poco, solo creo que seria capaz de transmirte mi apoyo y cariño con un fuerte abrazo, pero nos separan demasiados km como para que eso pase aunque sea de casualidad. Solo tengo la esperanza que al leer esto (como el resto de los comentarios) tu dolor se alivie, aunque sea por un instante. Te mando todo mi cariño y ojala la paz que has perdido regrese pronto.

  • Reply
    Ena
    21 septiembre, 2017 at 4:36 pm

    Hace casi cinco años que perdí a mi marido con 42 años, me dejo lo mejor que tengo, mi hijo que entonces tenía 8. He llorado en el metro, en el autobus, en el medico, sola, acompañada… cuando me ha hecho falta. Y me ha hecho muchisimo bien. Nunca se olvida. Se aprende a vivie con la falta y el dolor. Se vuelve a ser feliz… pero yo creo que una parte del duelo dura toda la vida. Mucho animo!!!!!!!! 😳

  • Reply
    Ena
    21 septiembre, 2017 at 4:36 pm

    😳 Era esto 😘😘😘😂

  • Reply
    Sonia
    21 septiembre, 2017 at 4:37 pm

    Lo siento, lo siento en el alma aunque no te conozca. Y sigo enfadada, sigo enfadada porque no podamos expresar un duelo perinatal como cualquier muerte de un ser querido. Yo soy madre, madre de cuatro hijos aunque dos no nacieron y no tuvieron nombre y un tercero que tuvo que nacer
    muerto a los cinco meses. Obviamente seguimos por los que están vivos, pero nunca seremos iguales. Sigamos dando visibilidad para que ninguna mamá tenga que fingir y esconder sus emociones.

  • Reply
    Mónica Rebollo
    21 septiembre, 2017 at 7:36 pm

    ¡Por supuesto!!!
    El amor que no llega a darse de la manera prevista, tiene que aflorar de alguna manera. Hay que llorar. Es tan sano como reir cuando el cuerpo te lo pide. Nunca he entendido por qué vemos con mejores ojos la risa que el llanto. Ni por qué nos empeñamos en hacer como si la muerte no fuera con nosotros. Es parte de la vida y lo mismo que se celebran las alegrías hay que dejar salir el dolor. Porque dentro hace daño y porque el duelo necesita su tiempo. Como todo.
    Sigue escribiendo porque ayuda mucho.
    Y más en tu caso, porque ayudas a muchas personas con ello, te lo aseguro.
    Un abrazo muy fuerte.

  • Reply
    Varort
    21 septiembre, 2017 at 7:42 pm

    No me cansaré de darte las gracias por ser capaz de contar lo que te ha pasado con tanta naturalidad. Ojalá estas cosas no pasarán pero pasan y como tu dices hay que pasar el duelo. Y te mando mucho ánimo .

  • Reply
    Lia
    21 septiembre, 2017 at 9:05 pm

    Pienso mucho en ti, en lo que estaràs pasando, y no puedo ni quiero imaginarlo. Llora lo que necesites, es tu derecho, tu duelo. Un fuerte abrazo.

  • Reply
    Paula
    22 septiembre, 2017 at 1:11 am

    Carmen. Creo q eres un ejemplo para muchas mujeres. Para las q han vivido algo como tu y tambien para aquellas q te leen, q no han pasado por algo como por lo q tu acabas de pasar pero q a traves de tus palabras, perciben ese sentimiento de dolor, rabia, impotencia….
    En la vida nos preparan para muchas cosas, pero para eso no. Y es paradojico porque todas, o lo hemos sufrido o conocemos a alguien q ha sufrido un aborto.
    Creo q tienes derecho a llorar, a gritar, a enfadarte con el mundo. Y tiene q ser duro hacer, de vez en cuando, como si nada hubiera pasado, y no ir gritando por las esquinas y diciendo a todos: dejarme en paz, no digais nada y dejarme en paz.
    Forma parte del duelo. El dolor tiene q salir. Llorando, gritando… o escribiendo. Escribe Carmen, escribe. Comparte tus sentimientos y no te justifiques por ello. Disfruta de cada momento de felicidad con tus hijos para regalarte alguna sonrisa. Ellos te ayudaran a superarlo.

  • Reply
    Jéssica
    22 septiembre, 2017 at 8:32 pm

    Carmen, cuánto bien me ha echo leer tus palabras…. para sentirme un poco más acompañada en mi soledad… ojalá hubiéramos podido compartir otros sentimientos, pero por desgracia no ha sido así….
    Teé descubrí por casualidad a finales de Agosto…. unos días antes, a mediados de Agosto, en la ecografía de los 4 meses nos dijeron que el embarazo se había detenido y que tenian que provocarme un parto para que saliera mi niña( demasiado pronto)….en aquel momento se me paró el mundo. Todo hasta el momento había transcurrido con total normalidad y todas las ecos y pruebas habían salido perfectas…..mi niña ya tenía nombre y formaba parte de nuestras conversaciones y nuestra vida…
    De momento no nos han sabido decir que sucedió, faltan los resultados de alguna prueba pero de momento “son cosas que pueden pasar….” pasar el qué? si todo estaba bien….
    Y si, a día de hoy es como sino hubiera pasado nada, pero a mi me sigue doliendo el alma y lloro y lloro de tristeza y añoranza y debo hacerlo a escondidas….
    Carmen gracias por compartir tanto porque si que duele

  • Reply
    Laura
    22 septiembre, 2017 at 9:44 pm

    Que fuerte eres Carmen, cómo pretende la gente que no se llore que no se sufra por la pérdida de alguien a quien hemos creado, a quien quieres desde que era un sueño. Cómo no sufrir la pérdida de un ser y de un amor tan puro. La vida te obliga a seguir, es tan injusto.
    Pero lo estás haciendo genial, a veces caminando hacia delante y otras veces dándote tu espacio, viviendo tu dolor, parando el ritmo tan frenético que no nos permite asimilar lo que nos pasa.
    Llora, llora lo que quieras, lo que necesites.
    Tu hija estará contigo toda tu vida, en tus logros en tus risas en tus nuevas ilusiones
    Cómo se pone una tirita en el alma? Ojalá pudiesemos aliviarte de tu dolor, pero sólo podemos apoyarte, ofrecerte nuestro tiempo para “escucharte” estar ahí en todo tu proceso de duelo, si necesitas hablar o callar o llorar.
    Te mando un abrazo enorme.

  • Reply
    Maria
    24 septiembre, 2017 at 10:06 pm

    Hola Carmen, estás en tu derecho de llorar, gritar, patalear o cualquier otro sentimiento que te haga sentir mejor, no hay nada mas perjudicial para una persona que pierde a un ser querido, y sobretodo un hijo que tragarse las lágrimas y el dolor. Llora sola, pero mucho mejor llora en compañía, no tengas miedo a agobiar, las personas que sienten lo mismo que tu, también lo necesitan.
    Esto te lo dice una madre que perdió a su único hijo de 14 años en un fatal accidente, y que trago muchas lágrimas y mucho dolor por hacerse la valiente para que mi familia y amigos no sufrieran por verme derrumbada, hundida, rota.
    Un abrazo muy fuerte.

  • Reply
    ANGELA
    24 septiembre, 2017 at 10:25 pm

    Te leo y me vuelve a faltar el aliento! Hace un año y un mes, vivimos la misma situación! LA hija de mi mejor amiga, mi pequeña ahijada, mi princesa Ariana. No tengas prisa, llora todo lo que necesites y que nadie sea capaz de decirte nada. Quien quiera entenderte lo hará sin dudarlo y quien no… no saben lo que tú has vivido y nunca lo sabrán. Yo he tenido que estar casi 3 meses sin poder hablar con mi amiga, ella misma sentía que no podía verme y yo por más que deseaba abrazarla no podía. En el momento no entendía porqué no quería verme, yo deseaba animarla, estar con ella, pero no era el momento. Yo era la única persona a la que no podía ver, era decir mi nombre y derrumbarse…. y yo desde el otro solo pensaba en verla.
    Su marido, mi compadre!! me decía que tuviera paciencia y sin duda lo entendía aunque por dentro me costara la vida.
    Es el día de hoy que mi comadre me pide mil perdones!!! sin tener motivo… yo solo quería que ella se recuperara, que fuera la de antes, y aunque ella siempre me dijo que nunca volvería a ser la de antes… porque la vida le había quidado de golpe lo que más quería, y le había dado el mayor dolor que puede existir. Pero el tiempo ayuda, aunque no olvida!!! El tiempo la está ayudando a asimilar y a ir superando obstáculos. Sin duda que cada uno necesita su tiempo para asimilar y para aceptar todo lo que sucede. Después de un año, se ha abierto la puerta de la habitación de la pequeña y entre todos la hemos pintado y de ella se ha hecho el cuarto de la ropa. Por eso te digo, que cada uno necesita su tiempo de duelo, de asimilar y aceptar. Que nunca nadie te diga lo que tienes que hacer, y como debes estar, porque solo la gente que te entienda un poquito y que te quiera sabrá esperar a que todo vuelva a una normalidad “no”-normal.
    Mucho ánimo! y que sepas que no he parado de llorar escribiendo, pero creo que me ha venido genial. Porque yo no la olvido y nunca la olvidaré aunque nunca la haya conocido.
    Un beso enorme.

  • Reply
    Eva Gonzalez Rosete
    25 septiembre, 2017 at 9:00 pm

    Te admiro por seguir adelante . Te he visto en mi casa varias veces y nunca me hubiera imaginado esto que estoy leyendo . Un abrazo grande, eres una gran muestra de fortaleza para mi.

  • Reply
    Vanessa
    26 septiembre, 2017 at 1:12 pm

    Claro que sí, tómate tu tiempo y llora lo que tengas que llorar, creo que es necesario ante una situación así y también necesario para “superarlo” o más bien “vivir con ello”. Yo perdí una madre hace unos años y mi mundo se vino abajo, con los años aprendes a vivir con ello más que a superarlo, y se consigue, aunque también existen recaídas, pero creo q se necesita estar mal y llorar y no disimularlo. Hoy en día, no sé porqué parece que todo hay que superarlo rápido y “ser valiente”, como si no lo estuvieras siendo ya, parece que la sociedad te obliga a estar bien y a animarte, pues no, se necesita más un hombro en el que llorar y alguien que te escuche durante el tiempo que necesites desahogarte y expulsar toda la rabia que llevas dentro, al menos en mi caso.
    No te conozco pero te leo a menudo. Nunca te respondí pero me siento un poco identificada con el tema, así que te envío mucha fuerza y un besazo.

  • Reply
    Fernanda
    26 septiembre, 2017 at 5:27 pm

    Hola carmen, no has podido decirlo mejor, debes darte tiempo cada uno lo supera a su ridmo, cuando quieras llorar llora que les den a todos los que te dicen lo contrario.

  • Reply
    Sandra
    28 septiembre, 2017 at 10:23 pm

    Carmen, tu le pones palabras a tantas mujeres, eres valiente y muy caritativa, estás sensibilizando a muchas personas que por querer hacer sentir mejor a esas madres, les hacemos un daño sin querer, diciéndoles frases que ahora que leo todos estos comentarios, solo generan más dolor y sufrimiento en ellas. Mi prima pasó por lo mismo en noviembre del año pasado, en Chile los nonatos sobre las 25 semanas pueden recibir sepultura y responso, aunque no un lugar en la libreta de familia, así que mi sobrino tiene un lugar donde visitarlo y un nombre para recordarlo. El problema es que nunca supe como abordarla, no supe que decirle, aún no se que decirle, era su primogénito y al igual que muchas que leo por aquí tuvo que parir un bebé muerto, no puedo ni imaginarme el sufrimiento que ha pasado estos meses. Ella está embarazada de 26 semanas ahora (las mismas que tenía Pedro cuando dejó de vivir) y aún no se que decirle, porque no se que siente, tu socializas lo que probablemente esté sintiendo y se esté guardando en su interior ¡qué difícil es querer ayudar y no saber cómo!

    Fuerza linda, gracias por compartir tus sentimientos.

  • Reply
    marta
    29 septiembre, 2017 at 2:47 pm

    Carmen lo has expresado tal como es, el duelo es necesario y pones palabras a pensamientos que a veces sentimos pero no podemos o no somos capaces de sacarlos fuera y expresarlos. Como tu dices, la pérdida siempre estará ahí y tu tendrás tus ratos malos y buenos. Ojala pudiera ayudarte de alguna manera pero es tan difícil pero que sepas que he sentido mucho tu perdida y ojala estés lo mejor posible dentro de todo lo que te ha tocado vivir.
    Mucho animo Carmen

  • Reply
    Maria
    2 octubre, 2017 at 8:08 pm

    Felicidades a tu mayor.Yo digo q el mio es un gato,site acercas a el bufa,tienes q dejsrlo q sea el quien te busque,que li hace,pero es fe lis tres el q mejor sabe como estoy y como apiyarme y darme su cariño eb lis malos momentos.
    Para ti guerza y cariño. Lei el otro dia un repirtaje en q una mafre decia q de la muerte de un hijo es parecido a entrar en un tunek largo q tienw fun pero se tarda en vet la luz y tu estas empezando el camuno pero ooco a poco y nosotras aqui estamis. Solo ouedo darte las gracias por tu valentia y generosidaf en compartir con nosotris y en darles presencia a esos niños no nacidos.

  • Reply
    Mercedes
    4 octubre, 2017 at 11:58 am

    Ánimo Carmen, yo también he pasado por eso, después de mi primer hijo pensaba que a mí jamás me iba a tocar una cosa así en la vida, pero gracias a tenerle antes a el, fue “más fácil” llevar el duelo, había veces que me veía llorar y me preguntaba por qué estaba triste, en eso me siento afortunada, a cuantas mamás les habrá pasado en su primer embarazo.
    Ahora estoy embarazada por tercera vez y espero una niña que se llamará Carmen, me queda un mes para tenerla y confío que esta vez todo irá bien.
    Gracias por tu post, que verdades más grandes has dicho, y que barbaridades te suelta la gente, la verdad es que a mi, cuando me ha pasado personalmente, es solo cuando he comprendido y sentido el dolor y la pena de las mamás y he sabido que decir o hacer, muchas veces un simple abrazo es todo lo que necesitas, sin palabras, por eso te mando un superabrazo y muchos besos con cariño y mucha fuerza

  • Reply
    Judith
    4 octubre, 2017 at 5:28 pm

    Como te entiendo , solo hace 11 días que perdí a mi nena ,mi princesa ….. En la semana 36 y es tan duro ver cómo todo lo que has imaginado para ella se esfuma….me siento tan identificada con lo que escribes .

  • Reply
    KARLS
    4 octubre, 2017 at 9:24 pm

    HOLA,MUY BIEN, ADELANTE CON LOS TRES DE LA TIERRA Y CON EL DEL CIELO.

  • Reply
    Isabel
    9 octubre, 2017 at 6:30 am

    Cada uno lleva su dolor como buenamente puede y llorar es muy sano.
    Lo que has pasado es traumático y lo normal es que estes triste joder como no lo vas a estar.
    Las personas somos muy insensibles y no nos damos cuenta el daño que podemos hacer con un simple comentario.

  • Reply
    Marta
    11 octubre, 2017 at 9:13 am

    Desde que supe de él, es un libro que me encantó, “La lluvia sabe por qué” de María Fernanda Heredia, no tiene nada que ver su historia con la tuya, pero este parrafo desde que lo leí no me le he quitado de la cabeza, porque nos vale para muchas situaciones de la vida:
    “Y entonces se dio cuenta que su cuerpo era demasiado frágil para soportar el peso que llevaba. Si las lágrimas podían escapar, ella también lo haría. Quiso volar con ellas. Evaporarse. Llegar a algún lugar muy lejano … Cerró los ojos, sintió el viento en la cara, dejó caer unas últimas lágrimas, puso los pies en puntillas, respiró hondo y…
    – Deja que se vayan, Lucía – dijo la abuela desde algún lugar.
    -¿Quiénes?.
    -¡Las lágrimas! A veces parece que son tantas que sientes que te vas a ahogar con ellas, pero no es así.
    -¿Crees que un día dejarán de salir?.
    -¡Claro! – respondió la abuela con una sonrisa dulce -. Las lágrimas no se quedan demasiado tiempo, cumplen su trabajo y luego siguen su camino.
    -¿Y qué trabajo cumplen?
    -¡Son agua, Lucía! Limpian, aclaran… Como la lluvia. Todo se ve distinto después de la lluvia.

    Siempre es bueno llorar, lo que no es bueno es guardarselo todo para ti, porque a la larga es peor, tiempo al tiempo.
    Un abrazo.

  • Reply
    Blanca de Ugarte
    14 octubre, 2017 at 12:17 pm

    Carmen, quiero compartir contigo este artículo sobre el Duelo Perinatal que espero que te ayude. No sé si conoces la red “El hueco de mi vientre” que acompaña a padres que, como tú, viven el duelo por un hijo que no ha llegado a nacer o muere a los pocos días del parto. Recibe un abrazo fuerte. https://es.aleteia.org/2016/06/03/duelo-perinatal-no-pude-abrazar-a-mi-bebe/

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies