No soy una Drama Mamá
Maternidad y embarazo running

Running y embarazo: ¿hasta cuándo puedo correr estando embarazada?

¡Pues hasta aquí he llegado! Seis meses ya de embarazo y creo que es el momento de dejar de correr. Me encuentro bien, creo que podría seguir algunas semanas más y llegar al séptimo mes pero ahora nos vamos de vacaciones a sitios de calor durante 15 días y pienso que debo aprovechar este parón para dejar atrás esta etapa de running y embarazo. También el cuerpo me va dando señales:

  • La pierna de la variz: a este paso, mi variz se va a hacer famosa. Ha sido y es la razón por la que correr me ha costado; notar que en una pierna no va bien la circulación y que pesa en exceso es un lastre a la hora de practicar running. Al final, es como correr a medias y el cansancio se nota el doble.
  • Presión en la zona baja del vientre: esto no creo que sea por correr, sino porque me enfrento a un cuarto embarazo. Es decir, me pasa, por ejemplo, cuando voy a orinar, y eso es algo que no me pasó en los anteriores embarazos. Así que no se debe al correr pero cada semana que pasa, justo cuando corro, lo noto más.
  • Cansancio: creo que correr es uno de los deportes en que más músculos están implicados. Puedo seguir haciendo ejercicio hasta la semana del parto pero siento que ya no éste. Empecé el embarazo corriendo unos tres días a la semana en torno a 8-10 kilómetros en cada salida. Ya al terminar el cuarto mes, la media era de 7 kilómetros. Y cuando finalizaba el quinto mes de embarazo, corría 5-6 kilómetros. El peso se va notando.

Esto es ya personal, sé de madres que estuvieron 7 y 8 meses corriendo y atletas que lo hicieron hasta el parto. Depende mucho de la forma física de la madre y, sobre todo, de cómo se encuentre cada una. Lo mejor, escuchar al cuerpo.

Running y embarazo, ¿qué me ha aportado esta experiencia?

Bueno, yo ya tenía claro que el embarazo me permitía hacer casi cualquier cosa, y desde luego, si algo he tenido siempre muy interiorizado es que la gestación es solo una etapa más en la vida de la mujer que, salvo complicaciones, no impide llevar una vida normal. Durante el tercer embarazo, pude comprobar lo bien que me vino hacer deporte hasta la misma semana del parto, me daba mucha energía y supe en mis propias carnes que deporte y embarazo no sólo son compatibles sino que son buenos aliados. Pero el aborto me hizo sentir miedo y ya os lo conté, dudé mucho si seguir o no corriendo. Gracias a Dios, lo hice y ahora puedo decir que esta experiencia me ha demostrado que cuando salen mal las cosas en el embarazo, no solemos tener culpa alguna nosotras. Así que, de alguna manera, me he quitado esa espina o peso que me dejó el aborto, no hice nada mal.

Correr durante el embarazo también me ha hecho ver que nuestro cuerpo está más que preparado para gestar y a la vez llevar una vida normal. No sé porqué, últimamente las gestaciones se tratan en muchos casos como patología. Y genial que así sea cuando hay riesgos y se requiera, pero en un embarazo sano, la vida debe seguir igual, siempre que no te dediques al paracaidismo 😉 Ya sabéis, sentido común.

Y por otro lado, saber que el ejercicio tiene beneficios, no sólo para mí sino para mi bebé, pues me alegra, ¡qué queréis que os diga! ya que no he conseguido una rutina con la alimentación, saber que hacer deporte facilita el parto y que las hormonas segregadas tras la práctica de deporte traspasan la placenta durante la actividad física, favoreciendo el desarrollo del corazón del bebé, pues ya se queda una más tranquila. me ha venido bien para desconectar, para ver el mar, para entender cómo cambia el cuerpo…

Running y embarazo, ¿qué siento ahora?

Pues aunque no lo creáis, me da pena parar. Es la primera vez en mi vida que logro hacer de algo sano un hábito, es la primera vez que siento que necesito hacer deporte y que lo hago sin excusa alguna. Solo tres meses antes de quedarme embarazada corría una media maratón y la verdad es que, de alguna manera, sientes que todo ese trabajo se pierde un poco al parar. Bueno, realmente, ya se ha perdido bastante porque esta última semana, corrí unos 5 0 6 kilómetros en cada salida, cuando hace 6 meses salía y corría entre 10-13 kilómetros a una intensidad muchísimo más alta. Pero precisamente, una de las cosas que tuve que hacer al saber que estaba embarazada es bajar la intensidad y controlar las pulsaciones.

Así que me da un poco de coraje parar, y más sabiendo que luego cuesta volver. Porque sé que va a ser casi como empezar de cero, y oye, con todo lo que había conseguido. A eso hay que sumar el bebé, claro, que no se nos olvide 😉 Me parece que sacaré del trastero el carrito de running cuando pueda volver a retomar el ejercicio tras el parto. Pero vamos, lo tengo clarísimo, salvo desastre, volveré en cuanto la matrona me dé permiso (y siempre que mi suelo pélvico lo permita) y espero que el último día del 2017, pueda estar corriendo mi primera carrera del año, la San Silvestre.

Running y embarazo, ¿qué planes tengo para seguir en forma en el embarazo?

Las que me seguís por Instagram, ya sabéis que hace un par de semanas empecé clases con Actimami, gimnasia para embarazadas. Mi plan es personalizado (podéis ver vídeos en mi cuenta de Instagram) en el que la idea es fortalecer el abdomen, la pelvis y la parte baja de la espalda de cara al parto. Bueno, y como Teresa sabe lo mucho que me gusta el baile, vamos combinando con un poco de zumba, que en el tercer embarazo me hizo sentir genial y además me divierte mucho. Quizás también incluya algo de Pilates más adelante, ya iré viendo. Y después de dar a luz y cuando la matrona me deje retomar, me iré a clases con la peque de hipopresivos, para fortalecer en suelo pélvico y así poder seguir corriendo.

Bueno, pues esta es ahora la nueva situación de embarazada activa. Seguiré informando 😉

17 Comentarios

  • Reply
    mamá puede
    19 Julio, 2017 at 7:37 am

    Creo que tu cuerpo sabe que es el momento de parar y te lo va indicando. Así que si recibes señales a por otra cosa

    Practicar ejercicio siempre es saludable pero yo creo que hay que ir adaptándolo a cada etapa, ahora tocan otro tipo de ejercicios

    • Reply
      nosoyunadramamama
      19 Julio, 2017 at 3:20 pm

      totalmente!!! es así, cada una va sabiendo en qué momento parar de hacer algo, y ya toca!!!! sí que seguiremos moviendo el culete de otra forma 😉

    • Reply
      Carolain Murillo
      19 Julio, 2017 at 10:06 pm

      Yo también tengo 6 meses bueno exactamente 26 semanas, y me ha resultado genial nadar dos veces a la semana. Claro lo hago desde antes del embarazo, pero si te puedo decir q nada me duele durante la hora de nado. Suelo ser competitiva, pero bueno he bajado la velocidad, y sigue siendo un ejercicio excelente tanto muscular como respiratorio. Te lo recomiendo 100%

  • Reply
    Irene
    19 Julio, 2017 at 8:31 am

    Has hecho bien en ir escuchando a tu cuerpo. Tanto para seguir corriendo como para dejarlo.
    Seguro que después te costará poquito retomar. Ahora a pasear!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      19 Julio, 2017 at 3:23 pm

      sí, yo creo que nada como seguir nuestro instinto… Ayyy, a ver la vuelta, me veo ahogada a los 10 minutos, jajajaj

  • Reply
    Planeando ser padres
    19 Julio, 2017 at 11:20 am

    Niña relájate y camina. Y más con la pierna esa que te está pesando más que la preñez. ¡Si no tienes prisa por llegar a ninguna parte!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      19 Julio, 2017 at 3:26 pm

      jajaja, caminaré también!!!! pero oye, lo del baile no lo descarto otra vez, jajaja

  • Reply
    diasde48horas
    19 Julio, 2017 at 2:42 pm

    Creo que has hecho lo mejor que se puede hacer: escuchar a tu cuerpo. Y si te dice que es hora de parar pues estupendo, seguro que te va a costar muy poco retormarlo después del parto 🙂

    • Reply
      nosoyunadramamama
      19 Julio, 2017 at 3:26 pm

      totalmente, nada como escuchar al cuerpo!!! uyyy, cuando retome verás, me ahogo en cuestión de minutos… será cuestión de tomárselo con calma!

  • Reply
    Paloma
    19 Julio, 2017 at 9:02 pm

    Y siendo de dónde eres, Carmen, no te llama el agua?? Nadar o hacer ejercicio en el agua, sintiendo menos el peso, seguro que te viene genial! (También para la famosa variz ;-)) Ánimo con el tercer trimestre! Un besito.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      19 Julio, 2017 at 9:03 pm

      Jajajaja, es que soy friolera a tope!!! Este verano aún no me he bañado en la piscina, lo haré de viaje cuando estemos a más de 30 grados!!! Pero sí q igual el último mes me animo a ir a una piscina municipal! Un besín

  • Reply
    Rut
    19 Julio, 2017 at 9:07 pm

    Ya veras como al final no tardaras tanto el recuperar el ritmo. Yo no corrí durante el embarazo; pq al ser gemelar sí q se considera de riesgo, y tras un año sin correr, me sorprendí de lo rápido que me fui poniendo a mi nivel. Yo tb pensaba q sería como volver a empezar de cero, pero no! Al final será verdad eso q dicen de que el cuerpo tiene memoria. Ya veras 😉

    • Reply
      nosoyunadramamama
      19 Julio, 2017 at 9:11 pm

      Ayyy, eso me estáis diciendo algunas!!! Qué subidón da eso!!!! Porque pienso q el día q me ponga, me voy a ahogar, jajajaja.m gracias!!!

  • Reply
    No sin mis patucos
    20 Julio, 2017 at 8:32 am

    Tu sabes mejor que nadie cuando hay que parar. Y ya verás como pronto recuperas la forma¡¡
    Un besote.

  • Reply
    pequeboom
    20 Julio, 2017 at 9:41 am

    Me encanta lo que haces con Actimami! Y lo de correr, qué te voy a decir, eres una campeona, yo sin barriga y no corro tanto! jajajaja

  • Reply
    Julia
    20 Julio, 2017 at 12:58 pm

    Carmen, ¡Enhorabuena por tu embarazo! Te descubrí por Instagram y me quedé enganchada a tus Stories mañaneros sobre el tiempo en Asturias 🙂 🙂
    Como tú soy mamá runner, en mi segundo embarazo dejé de correr en la semana 27 y ahora que mi nene tiene ya tiene 6 meses estoy planteándome empezar a moverme de nuevo, me muero de ganas por ponerme mis zapatillas y hacer kilómetros.

    ¿Tienes ya elegido el carrito? A mi me costó muchísimo porque buscaba algo ligero y cómodo que pudiera manejarlo toda la familia, al final el elegido fue el Zippy Light de Inglesina, súper manejable y compacto. Sin dudar todo un acierto.

    Lo mejor para tu tercer trimestre, besos!!

  • Reply
    Nueve meses y un día después
    20 Julio, 2017 at 3:28 pm

    Vas a estar genial para el parto. Qué bien. Y seguro que luego te es más fácil retomarlo de lo que crees ahora. Te lo pedirá el cuerpo y la mente. Ojito con el “chichi” pélvico jejeje como bien dices.

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies