No soy una Drama Mamá
asturias Planes y viajes

Jardín Botánico de Gijón, ¡más que naturaleza!

Siempre digo que una de las mejores cosas que tiene Gijón, además de ser ciudad de costa, lo cual no cambio por nada del mundo, es el “verde”, el entorno. Para que os hagáis una idea, la ciudad tiene su núcleo urbano rodeado de 25 parroquias, que conservan su espíritu rural. Vamos, que puedes estar en pleno asfalto y en cinco minutos, plantarte en cualquier prao del concejo para comer en un merendero o pasar un rato con los niños en plena naturaleza. Además, Gijón cuenta con dos Monumentos Naturales en su territorio. Hoy nos vamos a detener en uno de los lugares más “verdes” de la ciudad: el Jardín Botánico Atlántico.

Jardín Botánico de Gijón

Es un lugar donde se respira paz, mires por donde mires. Los sonidos y, sobre todo, los olores te relajan, incluso si vas con los niños 😉 De hecho, es un lugar muy pensado para los peques, con muchísimas actividades durante todo el año, de día y de noche, para todas las edades… Además, en la zona de El Bosque de los Niños, los paneles están adaptados a su tamaño y capacidades, con un lenguaje sencillo acompañado de imágenes y recursos expresivos cercanos y varios elementos de juego tematizados e integrados en el entorno natural. El Jardín Botánico es otro de esos sitios a los que hemos ido ya en varias ocasiones y no nos perdemos el Belén en Navidad, con figuras de tamaño real repartidas por todo el recinto.

Jardín Botánico de Gijón

Más que naturaleza

Pues sí, uno quizás piense que cuando va allí sólo va a ver plantas y árboles pero no, hay mucho más que eso. Es un lugar donde los niños se hacen conscientes de que es un entorno en el que ocurren muchas cosas, pueden descubrir en la colmena de observación cómo ¡trabajan las abejas! Y así se dan cuenta de que hasta los insectos tienen su papel en la naturaleza. Mis peques tienen la suerte de que están en contacto con un huerto con cierta frecuencia pero ¿cuántos niños creen que las fresas llegan a sus casa empaquetadas? Pues en el Jardín Botánico podrán descubrir de dónde vienen muchos de esos frutos que comen. Quizás lo más increíble que los peques se se encontraron en el jardín Botánico, y no porque sean llamativos en sí, sino por lo que les contamos, son los helechos arborescentes, una especie que ya existía en la época de los dinosaurios y de los que se alimentaron muchos de ellos. Como os imagináis, aquello les pareció fascinante. Al final, se trata de que disfruten del paisaje y, la vez, vayan observando, no sólo los árboles, que también dan mucho juego, sino también los pájaros, los nidos, los
hongos….
Jardín Botánico de Gijón Jardín Botánico de Gijón

Breve historia de Jardín Botánico de Gijón

En Abril de 2003 abrió sus puertas la primera fase del Jardín, casi 16 hectáreas, de colecciones y espacios de alto interés. El Jardín incorporó en sus colecciones el Jardín de La Isla, un jardín histórico con más de 150 años, y el
Monumento Natural de La Carbayeda de El Tragamón, un bosque natural excepcional con árboles de hasta 400
años. El Jardín Botánico de Gijón es un jardín joven que se va consolidando año a año como un equipamiento firmemente comprometido con el desarrollo sostenible de su entorno y con la preservación de la biodiversidad vegetal.

Distintos entornos

Uno de los objetivos primordiales del Jardín Botánico Atlántico es el de velar por la conservación, estudio y divulgación de los recursos vegetales de los territorios cantábricos. Por eso, uno de los espacios temáticos especializados es el entorno cantábrico, que alberga colecciones de plantas propias de este ámbito geográfico. Otra
de las zonas es la Factoría Vegetal, que se dispone en torno a la Quintana de Rionda, cuyas edificaciones constituyen el pabellón con exposiciones de esta área. Se centra en los usos que las sociedades humanas han dado a las plantas en las riberas septentrionales del Océano Atlántico y algo realmente interesante: cómo el intercambio de planta entre tales territorios ha ido modificando su gastronomía. Está bien que los peques aprendan que los las plantas no sólo sirven como alimentos sino como medicinas, condimentos, y para elaborar tejidos, tintes o perfumes. ¡A mí es lo que más me gusta de esta parte del jardín!
Otra de las zonas que pertenece al Jardín Botánico es el Jardín de la Isla, muy conocido en Gijón porque ya que en la casa, construida en el siglo XIX, suelen celebrarse bodas. Estamos hablando de un jardín histórico, del año 1870, que mantienen su trazado original romántico, lo que permite apreciar elementos básicos en la jardinería de los últimos 200 años. Así que no hay mejor sitio para pasear y relajarse. El itinerario Atlántico tiene un recorrido por los principales paisajes vegetales del Atlántico Norte, una recreación de la vegetación de biomas diferentes de la zona europea, en concreto el boreal y el templado.
Jardín Botánico de Gijón
Y la mejor parte, si vas con los peques, es el Bosque de los Niños, donde se sienten partícipes directos de la Naturaleza e interactúan con ella. Un pequeño miruéndano nos descubre muchas curiosidades sobre el mundo vegetal y la vida en el bosque, en un precioso paseo al lado de árboles centenarios, especies que dan frutos comestibles como el arándano, la manzana o la fresa silvestre. Y aunque en la entrada os darán un plano, yo no sé cómo lo hacen los niños para terminar siempre en el parque, una zona de juegos donde hay un espectacular cuélebre como tobogán. No sabéis lo que cuesta sacarles de allí porque es como un laberinto de toboganes, se lo pasan pipa. De hecho, casi es mejor dejarlo para el final porque si no, no se moverán de allí. En resumen, el Jardín Botánico es otro de los lugares privilegiados de Gijón y un lugar perfecto para que los niños se diviertan y aprendan sobre el entorno que nos rodea.

15 Comentarios

  • Reply
    mamá puede
    7 Junio, 2017 at 7:20 am

    Cuando vuelva a Gijón voy fijo, junto con el acuario, ya lo tengo apuntado jaja

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Junio, 2017 at 9:12 am

      os gustará!!!! y cuando llegue a la zona del laberinto de toboganes, ya de ahí no los sacas!!!!jajaja

  • Reply
    Sara Granda
    7 Junio, 2017 at 9:14 am

    Hola,
    Este plan lo haremos en breve en cuanto venga el solete = ) jijiijijij

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Junio, 2017 at 9:29 am

      una vez en la vida hay que ir siendo asturiana, jajaja

      • Reply
        Sara Granda
        7 Junio, 2017 at 9:50 am

        Nosotros ya fuimos, cuando hacían las noches aquellas de la mitología jajajjaa pero a Lara nunca la llevamos a la probe jajajjaa

  • Reply
    Marigem
    7 Junio, 2017 at 10:49 am

    Ayyyyy mira que he ido mil veces y me sigo sorprendiendo. En Navidad lo ponen precioso, y los conciertos…este verano fui a ver a Mikel Erentxun y menudo entorno. Y mi hija actuó con los grupos Pauline en la PLaya y con Nosotrash hace años ahí y es un entorno muy evocador.
    Preciosas fotos, cómo crecen tus peques.
    Besinos.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Junio, 2017 at 1:20 pm

      todavía no he ido nunca yo a conciertos o eventos de noche, que dicen que son estupendos!!!! gracias, la verdad es que pasa volando!!! bsines

  • Reply
    miren
    7 Junio, 2017 at 10:51 am

    hola carmen, ¡qué bonito! fíjate que estoy pensando qué hacer este verano, y me están dando muchas ganas de escaparme a asturias… bss!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Junio, 2017 at 1:22 pm

      Hola!!!! si??? pues os gustará muchísimo!!!! planes muy variados y no pasamos calor, jajaja

  • Reply
    EVA RUZ
    7 Junio, 2017 at 12:15 pm

    Bueno pero qué descubrimiento!!!No he estado nunca, me lo apunto para la próxima. Hace nada estuvimos en el acuario y Darío flipo pero aquí creo que se lo va a pasar mejor todavía!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      7 Junio, 2017 at 1:23 pm

      jaja, hombre, el acuario les alucina igual más… los animales es lo que tienen!!! pero aquí lo pasan bien, respiran aire puro y del laberinto de toboganes no les sacas, jajaja

  • Reply
    diasde48horas
    7 Junio, 2017 at 5:41 pm

    Yo como mamá puede, lo anoto junto con el acuario para la próxima visita 🙂

  • Reply
    No sin mis patucos
    8 Junio, 2017 at 8:54 am

    Me encantan estos sitios para los niños. Mis hijos disfrutan muchísimo de la naturaleza y siempre que podemos intentamos estar en el campo y como tu dices que vean un huerto o que vean animales.
    Hace tantos años que no voy a Gijón que creo que tenemos que volver, jejeje

  • Reply
    Nueve meses y un día después
    13 Junio, 2017 at 11:09 am

    Es uno de nuestros planes para cuando vayamos a Asturias este verano. Qué ganas tenemos. El Santo va a flipar con ese tobogán jejeje.

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies