No soy una Drama Mamá
Maternidad y embarazo

El chupete ¡y todas sus ventajas!

Vaya por delante que no he tenido hijos “chupeteros”. Lo han usado lo justo y necesario, e incluso tardaron un tiempo en cogerle el gusto. Pero he de reconocer que, a pesar de la mala prensa que tienen a veces los chupetes, son un gran invento. Como ocurre con todo, el uso que se le dé, marcará la línea entre lo que se considera adecuado y lo que no. Pero desde luego, yo tengo claro que los chupetes ayudan, y mucho, en la crianza de los churumbeles. Podríamos vivir sin ellos, por supuesto, como podríamos vivir y criar sin muchas otras cosas. Pero su existencia nos viene bien y nos soluciona algunas situaciones.

Ventajas de usar chupete

Mis tres hijos han seguido el mismo patrón con el chupete; apenas lo cogieron siendo recién nacidos, con lo cual yo no insistí mucho y su uso fue puntual. Le pillaron el gusto cuando empezaron a salirles los dientes, aunque su uso no era continuo. Y ya, desde el año y pico hasta los dos años, lo utilizaron exclusivamente para conciliar el sueño, es decir, apenas unos minutos cada día. Y ése es para mí el gran poder, la gran ventaja, la gran virtud de los chupetes: que tranquiliza, relaja y ayuda a dormir a los bebés. Sí, porque los bebés tienen una succión alimenticia y otra que es puramente placentera. Vamos, que los biberones y chupetes son novedosos como los conocemos hoy en día pero de nuevos no tienen nada. Hay evidencias de que se utilizaban paños o telas con relleno con el mismo fin con el que usamos hoy el chupete, no estamos haciendo nada raro. Lo digo para que os quedéis más tranquilas aquellas a las que os hayan asustado con teorías catastrofistas sobre su uso. Luego veremos los inconvenientes.

Otra de las grandes ventajas que para mí tiene el chupete es que alivia el dolor y reduce el estrés en momentos desagradables.  Y esto es aplicable a muchas de las fases que tiene un bebé: lo mismo viene bien cuando de recién nacidos sufren con gases, que cuando ya tienen unos meses y están molestos con la dentición. Por no hablar de las rabietas; algunas veces, ofrecerles el chupete es un recurso que funciona. Además, muchos estudios (de organizaciones como la Americana o la Española de Pediatría) han encontrado que el uso del chupete está relacionado con la reducción del riesgo de que aparezca el síndrome de muerte súbita del lactante. Aunque no se sabe a ciencia cierta porqué ocurre, se apunta a que podría deberse a que el chupete ayuda a progresar los mecanismos que dirigen el desarrollo de las vías respiratorias superiores. Pero de cuestiones científicas no puedo opinar.

uso-chupete-ventajas

Inconvenientes de usar chupete

Como os comentaba al principio, el uso que demos a las cosas puede cambiar, y mucho, los efectos beneficiosos de un objeto. Yo siempre he sido muy fan de la frase de Aristóteles que dice “en el término medio está la virtud”. Por tanto, no se trata de usar el chupete para todo, porque luego puedes encontrarte con alteraciones en los dientes y con una situación de estrés para el niño cuando quieras que deje de usarlo. Mi experiencia en ese sentido es que, como su uso ha sido limitado, el chupete se fue de sus vidas sin más, no les supuso ningún problema que un día “desapareciese”. Y espero que con Gabriel sea parecido. Otro de los problemas que se relaciona con el uso del chupete, pero del que tampoco tengo ninguna experiencia, es que se da mayor frecuencia de otitis ya que la succión incrementa el transporte de microorganismos hacia el oído. Esto ocurre si previamente hay infección de las vías respiratorias. Tampoco tenemos experiencia al respecto y desconozco si los casos de otitis que veo a mi alrededor tienen relación con el uso del chupete.

En cuanto a todas estas pegas que suelen darse, no las hemos vivido, entiendo que tendrá relación con que han usado con moderación el chupete. Yo tengo que decir que a nosotros nos ha venido muy bien para que conciliasen el sueño, sobre todo fuera de casa, y les ha aliviado mucho el tema de los gases y la salida de los dientes así que, me declaro fan de este artilugio, ¿alguna más?

39 Comentarios

  • Reply
    Lorena
    30 enero, 2017 at 7:56 am

    Buenos días! Mi peque de 5 meses no quiere chupete y mira que lo he intentado!!! Cuando nació si que lo cogia pero de pronto y sin saber muy bien porque lo aborreció y ya no lo coge, le he comprado varios modelos, formas y tamaños y dice que no… el problema es que es una niña a la que le cuesta un poco coger el sueño y se que el chupete la tranquilizaría sin embargo ella prefiere meterse el dedo que es peor! Así que nada seguiremos intentandolo

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 enero, 2017 at 2:00 pm

      bueno, yo te diría que si no lo quiere, no insistas mucho pero claro, si se mete el dedo, pues igual tienes que seguir intentándolo porque si se chupa el dedo, es que tienen ganas de succionar y le tranquiliza… así que a ver si lo coge más adelante..

  • Reply
    mamadeunprematuroblog
    30 enero, 2017 at 7:57 am

    El mío mayor nos dijo que el chupete para nosotros, así que no insistimos mucho. El pequeño no quiso chupete hasta hace un mes y medio (y ya tiene 7 meses). Le vi metiéndose el dedo gordo de la mano hasta la campanilla, le ofrecí el chupete a cambio y le ha cogido el gusto. Ya veremos cuando haya que quitárselo, si es un drama o una transición dulce.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 enero, 2017 at 2:01 pm

      bueno, cuando no quieren, pues no pasa nada! salvo que tengan la manía de llevarse el dedo a la boca, tuvisteis suerte de que accedió al chupete, jajaja… No te preocupes, si no lo usan todo el rato, luego quitárselo no es ningún drama..

  • Reply
    Eva
    30 enero, 2017 at 8:03 am

    Yo soy fan del chupete!Como dices, todo depende del uso que se le de. Darío lo utiliza para dormir y en momentos puntuales (si se ha dado un golpe o cuando empieza una obra de teatro y apagan las luces y se asusta).
    Me da rabia que desde la revisión de los 18 meses ya están con el tema de dejarlo.
    Yo tengo claro que dejaré un poco que sea él el que marque su ritmo porque me parece que si se quita muy pronto y busca otras alternativas (véase dedo) es mucho más difícil de quitar.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 enero, 2017 at 2:03 pm

      pues sí, cada uno a su ritmo!!! yo creo que si el uso se limita a esos momentos, no veo el problema de mantenerlo un poco más, hasta que razone un poquito más y le puedas explicar que ya no lo necesita… así que no te agobies!

  • Reply
    diasde48horas
    30 enero, 2017 at 8:08 am

    Pues estoy muy de acuerdo contigo, depende del uso que se le dé. Con Redondo nos paso como con los tuyos, que lo usaba para dormir y poco más, dejarlo no supuso ningún problema. A ver que tal con el pequeño, vamos a ver jeje

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 enero, 2017 at 2:06 pm

      claro, al no estar enganchados, no les supone un problema dejarlo..entre otras cosas, porque el instinto de succión va desapareciendo… Otra cosa es que el niño se haya acostumbrado a usarlo de continuo, es decir, que no sea un recurso que le ayude a calmarse sino que lo necesite para todo..entonces quitarlo sí puede ser un problema!

  • Reply
    Emprendedora de Pueblo
    30 enero, 2017 at 8:11 am

    Como me alegro de leer esto, normalmente los artículos que se leen son al contrario y cada familia es un mundo….los míos, los dos desde los primeros días han llevado chupete. Y el mayor con lo llorón que era fue lo que nos dio la vida. El pobre lo cogia con un ansía….y se relajaba él y nos relajábamos todos. En fin, que cada uno sabe que es lo mejor para sus peques. Trauma para quitárselo ninguno. Ellos solos fueron reduciendo la frecuencia ya que cada vez lo necesitaban menos.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 enero, 2017 at 2:09 pm

      claro!! es que el instinto de succión va desapareciendo!! por eso no entiendo esos catastrofismos en algunos artículos… si les alivia a calmarse en determinados momentos, cuál es el problema?? en fin..

  • Reply
    Una mamá muy feliz
    30 enero, 2017 at 9:33 am

    Pues yo no estoy ni a favor ni en contra. Yo tuve chupete hasta los 7 años…sí, lo dejé por voluntad propia, fue una decisión adulta jejejej. Sin embargo mi rubio nunca lo quiso, lo intenté en alguna ocasión, pero nada no lo quiso.
    Y fíjate, yo con tanto tiempo con el chupete y tengo los dientes perfectos y mi rubio que nunca lo ha tenido su punto débil son los oídos…qué contrariedad, verdad!?

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 enero, 2017 at 2:13 pm

      7 años???? jaja, toma ya!! Pues oye, si no lo quieren, para qué insistir..salvo que se vaya a meter el dedo en la boca todo el día, ja…
      Siii, al final yo siempre digo que la genética es la que manda!!! yo mira que como dulce y no he tenido ni una caries…

  • Reply
    SaRa
    30 enero, 2017 at 9:42 am

    Buenas!!! Yo lo odio desde que nací jajajajjaa mi hija al darle pecho tampoco se lo dí, y no es una cosa que haya echado de menos, durante la lactancia el chupete era yo jajjajajajja

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 enero, 2017 at 2:20 pm

      claro, si a ti te apetece ser su chupete, jaja..a mí ya te digo que no me molaría nada!! la teta para comer y listo, jajaja

  • Reply
    mamapuede
    30 enero, 2017 at 9:49 am

    Esto es como todo, con moderación.
    En casa si han sido chupeteros y reconozco que el uso ha sido mucho mayor del deseado, Leo lo tuvo hasta los tres años y medio. Gonzalo mucho menos y para ninguno ha sido mala la experiencia de quitarlo.
    Otitis? Gonzalo ha tenido y tiene otitis y Leo ni una.
    El tema de los dientes es complicado, con mi herencia de dentadura sería muy cínico culpar al chupete si luego tienen los dientes mal…
    En fin, que poca luz te puedo arrojar porque tampoco me atrevo a opinar sobre cosas científicas y a la hora de calmarles si nos ha sido de ayuda

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 enero, 2017 at 2:25 pm

      si al final la genética marca mucho más que otras cosas!!! anda que no conozco niños de bibe que no se ponen enfermos casi nunca y niños de teta que han tomado antibióticos varias veces… En el fondo, no se puede extrapolar una sola cosa a un hecho… yo no he tenido ni una caries y como mucho dulce, pues probablemente no tendré predisposición genética… Como la que tiene estrías sin un solo embarazo y la que no las tiene con varios embarazos…

  • Reply
    No sin mis patucos
    30 enero, 2017 at 10:25 am

    Mi experiencia también ha sido bastante positiva. Mis hijos lo utilizaban para conciliar el sueño, sin no se dormian a la teta y normalmente luego lo escupian.
    Nunca he tenido ningún problema relaccionado con su uso. Al principio no lo quería utilizar porque decían que podía interferir en la lactancia materna, pero cuando vi como se agarraban supe que el chupete no iba a interferir en nada. Además hay momentos es los que era lo único que les calmaba.
    Para mi es un gran invento, como tu dice siempre usado en su justa medida.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 enero, 2017 at 2:27 pm

      es que facilita mucho las cosas!!! y quizás es mejor esperar un poco a que cojan bien el pecho, pero hay muchos que sin ningún problema…aquí han cogido igual de bien el pecho que el bibe con la lactancia mixta… así que luego cada niño es un mundo!

  • Reply
    str
    30 enero, 2017 at 11:50 am

    Mi niño empezo con colicos a la semana espere hasta los 15 dias de rigor porque no termiò de agarrarse al pecho bien. Despues como a los 10 meses como odia dormir y se dio cuenta que siempre se lo poniamos para dormir el mismo se nego a usarlo…yo los llevo encima porque le gusta jugar con ellos en plan morderlos ponerselos a los peluches etc pero lo que es como chupete ya no la verdad….quizas sea porque sigue con el pecho y por eso no lo necesita tanto

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 enero, 2017 at 2:31 pm

      claro, si lo rechazan es mejor no insistir, salvo que dedica meterse el dedo en la boca!! el que no lo coge es porque no lo necesita… pero como invento es una maravilla saber que disponemos de algo que les pueda calmar en momentos puntuales…

  • Reply
    Teresa
    30 enero, 2017 at 11:51 am

    En nuestro caso era un indispensable. Mis hijas tenían mucho instinto de succión (como casi todos), pero tenían un estómago con una capacidad determinada, también como todos. Así es que ellas no querían estar todo el día al pecho, como veo que hacen otros niños. Querían el pecho para comer, y si ya estaban llenas, ya no querían más. Pero sí querían succionar para dormir o relajarse o lo que fuese, así es que en esos momentos en los que querían succionar pero no comer, pues chupete.

    En mi caso no interfirió con la lactancia ni tuvimos níngún problema al respecto. Y luego lo dejaron sin más.

    ¡Así es que, para mi, el chupete es un gran invento!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 enero, 2017 at 2:36 pm

      es que al final es de lo que se trata!!! de encontrar la fórmula para cada niño!!! ni todos los niños quieren succionar el pecho cuando no tienen hambre ni todas las madres queremos tener enganchada a la criatura al pecho si no es para comer… porque al final se trata de calmar un instinto que con el tiempo va desapareciendo..y pasa con el destete, si no están enganchados, no tiene porqué costar quitárselo…

  • Reply
    mamirecientecuenta
    30 enero, 2017 at 12:25 pm

    Mi hija no lo quiso nunca. Hasta que la lactancia estuvo bien definida no se lo quise dar. Pero la tercera noche en el hospital una enfermera me obligó a dárselo y digo obligó porque se lo metió ella sin piedad, pero mi hija que ya apuntaba maneras, lo escupió sin piedad.
    Mi madre intentó que lo cogiera, sobre todo cuando lloraba, pequeñita, porque mami se iba a trabajar y no tenía la teta. Tampoco lo consiguió. Con el paso del tiempo, nos olvidamos de él. Usó mordedores para esos momentos de dolor de encías y un día pidió el chupete para poder hacer lo mismo que con el mordedor.
    Y ahora con dos años y medio me pidió el chupete. Pensé que sería para jugar, por lo de imitar lo que ve y esas cosas, pues no. Vaya 24 horas pasó con el chupete. No quería dárselo a nadie. Si se le caía durmiendo se despertaba gritando que donde estaba. En la guardería ella siempre es de las primeras que quiere hacer cualquier actividad y come sin problemas, el día del chupete no quiso jugar con ningún niño.
    En fin… esa noche lo hicimos desaparecer y ya no ha preguntado más por él.

    Saludos

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 enero, 2017 at 3:17 pm

      bueno, muchas veces no lo quieren de recién nacidos y luego sí, aquí fue parecido, al principio se lo poníamos y algunas veces los escupían, y otras parecía que ponían interés, jaja..y luego le cogieron el gusto para conciliar el sueño… Pero bueno, cada una debe encontrar la mejor fórmula para estar bien bebé y mamá!!

  • Reply
    Patadita
    30 enero, 2017 at 2:31 pm

    En mi casa no hay chupetes, nunca los hemos utilizado y es algo que teníamos pensado antes de dar a luz. Y ni lo hemos necesitado, ni los hemos echado en falta la verdad.
    Tampoco veo mal que se utilice con mucha moderación y teniendo en cuenta que es algo que utilizamos los padres para facilitarnos la vida, no porque ellos lo necesiten. Aunque si te digo que cuando veo a un niño de 3 años con el chupete en la boca y los dientes torcidos, me sienta fatal.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 enero, 2017 at 3:36 pm

      Bueno, todo bebé tiene un instinto de succión que no va ligado al hambre… esto es así. Por tanto, no veo que sea algo necesario solo para los padres sino también para los bebés, es un objeto que les calma, como les calma también algo frío en plena dentición.. No todos los necesitan pero sí muchos sienten alivio. Desde luego, hay edad para todo..

  • Reply
    sarasanpas
    30 enero, 2017 at 3:59 pm

    Mamá desesperada. Yo tenía en mente (y sigo teniendo) una forma de crianza parecida a la tuya. Y todo se me ha caído como un castillo de naipes… Mi niño cumple seis meses esta semana y no duerme. Perdón, matizó, duerme a la teta. Se despierta cada hora y media con necesidad desesperada de succión y, por supuesto, en mi cama. Entiendo que haya madres que esta situación la vean ideal, pero lo siento, yo no. No coge el chupe y creo que eso le vendría genial para aprender a dormir solito en su cuna. No podemos disfrutar al máximo porque estoy cansada y dentro de dos semanas me incorporo al trabajo y va a ser la MUERTE. Ya estoy pensando que la alta demanda que tiene se debe a que se ha acostumbrado a calmarse únicamente pegado a mi. Que eso es natural y bueno, pues será. Pero no es nada práctico para la vida de hoy día y yo necesito descansar y tener una mijina de tiempo. Sólo un poco, pero lo necesito. Algún consejo para que coja el chupe o consolarlo de alguna forma?
    Gracias!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      1 febrero, 2017 at 9:41 am

      Hola!! has pensado que tenga su propio espacio? bien en una cuna en vuestra habitación o bien en su propia habitación?? Al final, si duermen pegados, huelen la leche! hay muchos bebés que ni se acuerdan del pecho si no está su madre cerca! Lo digo porque hace poco contaba una bloguera que se había convertido literalmente en teta para su hijo, y la situación le desbordó después de casi 2 años sin dormir…y es que entiendo que no hay cuerpo que lo aguante!! vamos, yo no podría!!! es más, los míos empezaron a dormir del tirón justo a los 4 meses, cuando probé a cambiarles de habitación…y desde aquel día, todos dormimos del tirón y mejor, porque al final, yo no descansaba tampoco!

      • Reply
        sarasanpas
        1 febrero, 2017 at 10:53 pm

        Y cómo hago eso? Ojalá se quedara en su cuna o en su cuarto! No sé qué técnica seguir, es echarlo en cualquier sitio y es como si lo acostásemos sobre pinchos. El me huele, eso está claro. Mi padre me dice “el filete”! Además sé que cuanto más tiempo, peor. Va a ser más consciente de la situación. Soy super feliz con mi niño, pero para ambos será bueno descansar bien (o relativamente bien, tampoco voy a pedir peras al olmo). Gracias guapina.

        • Reply
          nosoyunadramamama
          1 febrero, 2017 at 10:56 pm

          Sii, mira, justo escribí un post q se titula “no soy una madre mártir” en el q hablo de q no solo los niños tienen q estar bien, sino las mamás.. si las madre no estamos bien, no podremos dar lo mejor de nosotras mismas.. Acunarlo no sirve para q se quede dormido?? Dormirlo en brazos y luego pasarle a la cuna?? Probar con el típico aparatito de música y luces???

  • Reply
    Nuriabb
    30 enero, 2017 at 6:47 pm

    Yo soy fan también en el tema de dormir. Se le da y ya sabe q toca irse a la cama. Y cuando tiene alguna rabieta también, se le da y lo tira pero seguidamente lo pide, así que el tema de dejarlo no me preocupa en absoluto.

  • Reply
    Una mama mas
    30 enero, 2017 at 8:53 pm

    El mayor no. La mejor noche que pase durante sus seis primeros meses de vida fue gracias al chupete! Pero después de esa noche, que fue única no lo volvió a comer hasta que vio a su hermano cojerlo. El segundo si, lo coje le sirve para conciliar el sueño. Y yo también soy de las que viene con una ortodoncia garantizada! Así que el chupete no sera el culpable!

  • Reply
    Aroa
    30 enero, 2017 at 9:43 pm

    Qué razón tienes Carmen. Yo no tengo hijos pero puedo apreciar en los hijos de mis primos que el chupete tranquiliza y mucho. Por suerte ellos sólo lo utilizan para dormirse o tranquilizarse en momentos puntuales de rabieta. Pero el resto del tiempo ni se preocupan de él, cosa que me parece muy positiva para el día de mañana cuando se lo quieran quitar definitivamente.

  • Reply
    Mami esto está chuli
    30 enero, 2017 at 10:09 pm

    Los míos los han usado los tres y la verdad es que con los dos mayores han sido más las ventajas que las desventajas. A ver la peque… pero ahora con la dentición le está viniendo genial.

  • Reply
    Natalia
    4 febrero, 2017 at 4:00 am

    En el hospital al nacer y como algo q no hacen me pidieron q le diera el chupete a Diego, fue un niño prematuro de,dos kilos porque era tan renacuajo q ni para alimentarse se,esforzaba, pero el tío q nada, lo intenté varias veces y q para mi, lo Volví a intentar con meses,para calmarse y nada con los cólicos y nada, y a los 6 meses y de casualidad empezó con el y luego más grande colgado a el, pensé q lo iba a pasar fatal yo y el pero oye con sus dos años largos se lo dimos a papa Noel y adiós chupete

  • Reply
    Natalia
    4 febrero, 2017 at 4:04 am

    Pero me dice mamá papá Noel para q quiere mi chupo y le digo ,para los renos, se queda pensativo y me dice y para q un Reno quiere mi chupete entonces le dije q era para que,se lo dieran a otros bebés y funcionó jjjj, duerme de un tirón no pregunto más por el, y yo emocionada por lo fácil q, salió todo y lo difícil q pensaba q iba a ser

  • Reply
    ateraval
    6 febrero, 2017 at 4:26 pm

    Yo soy fan del chupete, ningún niño con 10 años lo usa, así que tampoco tengo prisa en quitárselo al mío,jejeje, desde la farmacia a todas las futuras mamas cuando vienen a por la canastilla les recomiendo que lleven uno, si al final les gusta les quitara muchos dolores de cabeza.

  • Reply
    ROMICA
    16 febrero, 2017 at 11:31 am

    Mi hijo es adicto al chupete, ademas de llevar uno en la boca (encima le gusta al revés) lleva, si tiene a la vista, uno en cada mano. Tiene dos años y medio y en la cuna tiene que tener varios por si en plena noche pierde alguno encontrar otro rápidamente. Y lo peor es cuando me habla con el puesto, ya es difícil entenderlo sin él, con él ya ni te cuento. Es su primer vicio, luego vendrán muchos peores…
    Mi hijo mayor era igual y se lo quitamos con 3 años, sin dramas. Espero que con este sea igual.
    Preguntamos a una amiga dentista y nos dijo que el chupete si puede empeorar el tema dientes, pero que da lo mismo, lleven o no lleven tendrá que llevar aparato igualmente, todos necesitamos aparato. jajaja

  • Reply
    Maribel
    12 junio, 2017 at 10:37 am

    Por lo que veo hay muchas mamas que comentan que sus hijos no quieren chupete, o no lo querían y al final si lo cogieron…. ¿algún truco para que el bebé coja el chupete?
    Me explico, mi bebé de dos meses no lo quiere de ninguna manera, es más, le da muchísimo asco, de hecho, si insistes mucho hasta vomita! A mi en principio me daba igual, pensaba “si no lo quiere, pues mejor, menos problema habrá para quitárselo” , el problema viene cuando de hace unos días para aca el bebé está muy nervioso, tiene la necesidad de succión y se ha encontrado el brazo!!! Le ha cogido el gusto al brazo de una manera que lo tiene hiper morado, vaya chupetones se está dando!!!! Creo que este problema se solucionaría con el chupe, pero he probado todo tipo de chupetes, marcas, texturas, colores y tamaños, pero nada, en cuanto se lo meto en la boca va para afuera como un actoreflejo, y si le insisto empiezan las arcadas…. 😖😖 ¿Algún consejo?

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies