No soy una Drama Mamá
colegio educación Maternidad y embarazo Sin categoría

Mezclar o redistribuir a los alumnos en cada cambio de ciclo, ¿sí o no?

Este tema ha suscitado mucha polémica. A priori, la idea no me gusta. O más bien, no me gustaba, porque no sé a ciencia cierta si los argumentos favorables o contrarios son reales; he escuchado de todo y creo que, en el fondo, casi todas las partes tienen su parte de razón. Pero hasta que no lo vivan mis hijos no sabré si les ha afectado para bien o para mal, o sencillamente no les afecta. Alfonso empezará el lunes el primer curso de Primaria. Ese día, se encontrará con que sus compañeros de clase no serán los mismos que los que ha tenido los tres años de Infantil. No me asusta la idea porque es un niño super sociable y me consta que tiene trato con niños de otras clases del mismo curso, básicamente los que juegan al fútbol, pero, ¿y si no coincide ahora con ninguno de su grupo de 4-5 amigos más íntimos? Creo que a todos nos daría rabia, o pena.

Y os digo una cosa, me da cierta tristeza no sólo por los críos sino también por nosotros, los padres, porque muchos hemos entablado relación a raíz de las celebraciones de cumples, de fiestas… Pero obviamente, el argumento de los adultos es lo de menos porque verdaderamente importan los niños. En nuestra época esto de redistribuir a los niños no pasaba, empezabas en Pre-escolar con unos compañeros y llegabas a COU con los mismos, salvo que se fuese algún alumno o se incorporasen otros. Pero era así, éramos los de toda la vida. Y creo que eso tiene muchas cosas buenas vinculadas precisamente a las relaciones que se forjan con las personas con las que más tiempo pasas. A mí, desde luego, me gustaba. Por tanto, este sería para mí el principal argumento en contra de la redistribución de clases. También creo que puede suponer un problema para el rendimiento de los niños ya que los cambios, a priori, descolocan un poco.

redistribuirninoscolegios

Por contra, creo que el principal razonamiento a favor está también asociado con las relaciones, porque se favorece que se conozcan mejor entre todos los alumnos del curso, y no sólo con los de la propia clase. Es decir, creo que Alfonso seguirá siendo amigo de ese círculo que os hablo de sus más íntimos y con ellos estará en los recreos pero, a la vez, el cambio de compañeros le hará crear nuevas relaciones. También con esta fórmula pienso que se evitan los típicos grupos “influyentes” que existen en casi todas las clases, y que muchas veces pueden ser un problema. A día de hoy, me quedo con la fórmula de nuestra época pero lo digo con la boca pequeña… no sé deciros lo que pensaré dentro de uno o varios años. ¿Qué opináis? Las que ya hayáis pasado por esto, ¿creéis que ha beneficiado o perjudicado a los niños?

27 Comentarios

  • Reply
    sandra
    7 septiembre, 2016 at 8:13 am

    A mi hija le pasa lo mismo,este año empieza primaria y reorganizan clases. Se que no tendrá problema pero de sus amigos solo quedan dos de los que más relación tenia. A ver que pasa cuando llegue a clase el lunes.

  • Reply
    mamirecientecuenta
    7 septiembre, 2016 at 9:34 am

    La peque todavía va a la guardería, pero este año ya no va con los mismos compis del curso anterior. Es verdad que más de la mitad están juntos, pero como los han mezclado, ahora tendrá que hacer nuevos amigos.
    a mi no me gustaba, nunca, que al empezar un nuevo curso no pudiera ir con mis amigos. Me pasó en secundaria. Ya que siempre había dos clases por curso. El primer curso (1ºBUP) hice amigos y en segundo tuve que hacer algunos nuevos y me juntaron con otros que me caían mal. Más que nada por ser folloneros. Y lo mismo pasó en tercero y en COU, peor al final, tienes que aprender a amoldarte a las situaciones y nunca dejar de ser tu mismo.

    Saludos

  • Reply
    Elizabeth Vargas
    7 septiembre, 2016 at 9:47 am

    Pues la verdad no se que decir yo soy colombiana crecí en Bogotá llevó muchos años en Barcelona y aunque me integró adoro Barcelona odio lo getos es super complicado hacer amigos los españoles en sí son un poco cerrados en esto (sin ofender) sois amables sociales pero a la hora de amigos amigos para vosotros esos son los de toda la vida y ahora me lo explicas claro viene desde el colegio. Yo estudié en varios colegios claro que tengo mi super amiga pero a lo largo de mi vida he forjado amistad en los colegios en la Universidad en los diferentes trabajos creo que nosotros somos así precisamente porque muy pocos estudiamos toda la vida con los mimos. Espero que tengas suerte seguro que tu niño estará bien y tú también ampliaras tú circuló de mamis (algo bueno más seguidoras jajajaja) por cierto en el colegio de mi niña sólo hay una clase por curso😔

  • Reply
    Irene
    7 septiembre, 2016 at 9:49 am

    Los míos ya han pasado los dos por la mezcla de clases. Al principio también nos preocupaba un poco, pero no ha habido ningún problema. Por nuestra parte, seguimos relacionándonos con los mismos padres. Por la suya, te pondré la respuesta de mi hijo a la pregunta de qué tal con los compañeros nuevos. “No hay nuevos mamá, eran los amigos de Las Tortugas”. Así que ya ves su preocupación por la mezcla 😉

  • Reply
    Isabel
    7 septiembre, 2016 at 10:11 am

    A mi me pasa lo mismo, al peque lo mezclan este año. La verdad es que estamos algo agobiados porque es un niño muy tímido… aunque cuando se acerca al resto de niños, no suele tener problemas. Nosotros ya lo hemos pasado con la mayor, con ella fue distinto porque es más abierta que él, y además la dejaron con dos de su circulo más “intimo”, así que todo transcurrió sin problemas.
    Yo opino como tu… yo voy a cumplir 45 y todavía mantengo amigas que han estado conmigo desde los 3 añitos en el cole y no me supuso ningún trauma ni me coacciono para hacer nuevas amistades.
    En fin…. a ver con que nos encontramos el lunes!!!!!

  • Reply
    Rocío
    7 septiembre, 2016 at 10:14 am

    Yo lo he pasado con el mayor ya una vez y este año le vuelve a tocar. No le ha creado ningún trauma, su mejor amigo sigue siendo un niño de infantil que en primero de primaria separaron y ahora en tercero se vuelve a juntar. La pandilla de sieto-ocho amigos siguen siendo los de infantil pero ahora se les agregó algún otro más de los intercambios, es decir, q amplían grupo de amigos y siguen conservando los del principio pq coinciden en el recreo, cumples y en las actividades extraescolares.

  • Reply
    Carolina mamá ríe
    7 septiembre, 2016 at 10:32 am

    Aquí cada tres años mezclan los grupos, o como dicen ellos los compensan (no me gusta nada esa palabra), al principio no me gustó la idea, pero luego no creo que sea tan malo, al final se conocen todos del patio, al vivir en un pueblo, si no coinciden en clase coinciden en el parque y de todas formas coincidirá con la mitad de ellos…UNMF me habla igual de los niños de su clase que de los de la otra, también es verdad que hacen muchas actividades en común y se juntan todos; religión, alternativa, teatro, psicomotricidad…

  • Reply
    Teresa
    7 septiembre, 2016 at 10:36 am

    Este año por reorganización de clases mezclan a mi hija de 4 años. Yo se lo he explicado, y va con algunas amigas, así es que yo confío en que va a ir todo bien, porque además a estas edades me parecen más fáciles estas cosas. El año pasado cuando entró en el cole y eran todos nuevos no tuvo problema, y en la guarde tenían compañeros nuevos también todos los años.

    Si ellos llegan a un parque o una fiesta o lo que sea y se juntan enseguida a jugar con niños que no conocen, pues me imagino que en dos días lo tienen hecho.

    Yo cuando estudiaba cambié de compañeros varias veces y no tengo trauma por ello, me quedé con muchos amigos del principio e hice nuevos.

    ¡Ya nos contarás qué tal le va a tu peque!

  • Reply
    entremishoras
    7 septiembre, 2016 at 10:49 am

    En nuestro cole también hacen la mezcla de grupos en cada nuevo ciclo, así que el año que viene le tocará a Niño. Comparto un poco tu opinión, me da un poquillo de pena que le separen de sus amigos, sobre todo de uno, con el que siempre van juntos a todas partes y tengo claro que los van a separar…. Pero bueno, la verdad es que ahora favorecen mucho la relación entre las dos clases y ya se conocen de talleres donde ya los mezclan, comedor, etc. En el cole dicen que es sobre todo para romper con los roles que se van cogiendo, el líder, el marginado, etc. Espero que le vaya muy bien a Alfonso, ya nos contarás!

  • Reply
    Montserrat
    7 septiembre, 2016 at 11:20 am

    Yo soy partidaria de las mezclas y pienso que si se empieza con los niños pequeños para ellos la adaptacion es fácil y fluye naturalmente, ahora : si esperamos a la mitad de la primaria para hacerlo si que se puede crear una situación traumática que entorpezca el desempeño escolar; mis hijos se mudaron de Venezuela a España para empezar el 2do grado ella y 5to grado el… ella tenia buenas amigas en su curso pero le resultó super sencillo adaptarse y encontrar otras buenas amigas; para el fue mucho mas complicado y 2 años despues aun lo estamos arrastrando.
    Comparto lo que dice Elizabet más arriba sobre los guettos (en el mejor sentido), estos se forman en el colegio y cuando mi hijo empezó ya estaban formados y el no “encajaba” en estos; para mi también ha sido complicado establecer relaciones significativas de amistad por eso de: conocidos muchos, amigos solo los de siempre. Es un tema cultural y la mezcla de alumnos contribuye a solventar esa poca adaptabilidad para “hacer amigos” que he observado. Creo que los padres se preocupan sobremanera, los niños se adaptan y si conservamos la relación con sus primero amiguitos fuera de clase (parque, cumpleaños…) no lo sufriran.

  • Reply
    pequeboom
    7 septiembre, 2016 at 12:43 pm

    Yo creo que es positivo, la verdad.

  • Reply
    ana
    7 septiembre, 2016 at 2:29 pm

    En contra.Lo estoy “sufriendo ahora”.Mi hija mayor también empieza primaria ahora.Desde que empezó el cole tiene dos mejores amigas,pero vamos,que se relaciona muy bien con otros niños y además, las tres sacan buenas notas.Quiero decir,que las han separado,las han puesto cada una en una clase, y la verdad no lo entiendo,no entiendo ese empeño en separarlas.No sé que tiene de malo en que mi hija y otras dos niñas vayan siempre juntas,repito,si sacan buenas notas y no tienen ningún problema en relacionarse con otros niños.Para más cabreo,resulta que en las 4 clases que había de tercero de infantil, hemos comprobado que las otras profes no han separado a los amigos,los han pasado juntos.Yo creo que nuestra profe, al ser interina y joven,quiso hacer el experimento de separarlas en plan fulminante y la ha cag…..do.Si te digo que hasta he llorado…,me ha dado mucha pena.

  • Reply
    Eva
    7 septiembre, 2016 at 2:55 pm

    Aquí por lo menos en infantil hay muchos momentos en los que se hacen actividades conjuntas por lo que casi todos se conocen así que el paso a primero no suele ser tan traumático. A parte de eso se tienen en cuenta aspectos curriculares; después de 2 o 3 años hay veces que hay más niños con necesidades educativas en una clase que en otra….eso se intenta compensar, el número de niños y niñas, los que van a reli y los que no… Para los profes tampoco es fácil 😘

  • Reply
    Mami esto está chuli
    7 septiembre, 2016 at 3:31 pm

    En el cole de los peques no hay problema porque es de una sola linea. Es un cole muy chiquitin y familiar y durante infantil y primaria van los mismos siempre. Ya cambiaran en 3 de Eso cuando pasen al instituto y cada uno elija distintas opciones.

  • Reply
    Gema
    7 septiembre, 2016 at 4:02 pm

    En el colegio de mis hijos también lo hacen desde hace tres años. Al mayor le tocó la primera mezcla en quinto de primaria por lo que ya tenían más que claro cuál era su circulo de amistades. Solo coincidió con uno de sus amigos en clase. Al principio lo paso mal , pero al cabo de un tiempo hizo nuevas amistades. En los recreos al final cada uno se mueve con los de su clase. El curso pasado, secundaria ya, los volvieron a mezclar y volvió a coincidir con la mayoría de sus amigos de primaria, por lo que retomó la relación con ellos. Este curso mezcla de nuevo. Todavía no se sabe con quién le tocará, pero no habrá problema seguro.
    A la pequeña no le tocó todavía porque está en infantil y empiezan a hacerlo en primaria.
    No te preocupes Carmen. Los niños se adaptan.

  • Reply
    Limonerías
    8 septiembre, 2016 at 1:43 pm

    En el colegio de mi hija mezclan las clases cada año. Ella ahora empieza 2ª de primaria, así que lleva ya unos cuantos cursos cambiando el grupo cada año. He de decir que antes de empezar era un tema que me generaba muchas dudas y que comenté con varios padres del mismo colegio con niños mayores, para que me comentaran cómo lo vivían sus hijos. Lo que me dijeron es lo que mismo que digo yo ahora: para ellos es algo natural. Hace que lleguen a conocer más niños pero las amistades más íntimas que tienen se mantienen de año en año, aunque ese curso no vayan juntos. Los profesores y la dirección del centro lo ven también positivo porque, además de las relaciones con todos los niños del curso y no solo con su clase, puede evitar que se creen grupitos, o separar a un líder negativo de unos cuantos que le siguen la corriente, lo que redunda en el beneficio de todos.

  • Reply
    Soraya
    9 septiembre, 2016 at 12:56 pm

    Es bueno hacerlo, puede haber algo negativo porque nada es perfecto, pero es mejor así.
    Cuando yo estudie no se hacía, resultado: sólo conoces a los de tu clase, y te pasas 8 años en el cole sin conocer a los de las demás clases porque antes no había tanto comedor ni extraescolares.

    La otra pega, los roles se definen desde el principio y los niños no pueden escapar de ellos, el empollón, el guay, el matón… al cambiar a los niños tienen una oportunidad de redefinirse y de que los otros les vean partiendo de cero.

    Abre la mente, te permite ver muchas más personas, yo recuerdo que lo viví al cambiar del cole al instituto, ese micromundo de la clase durante tantos años se convierte en tu referente de personas y relaciones, y es bueno ver que no es la única.

    Mi hija es sociable y tiene muy buenas amigas, también he hecho yo buenas migas con algunas madres, se que me fastidiará que las separen, pero se que es lo mejor, y además también se que seguro que tengo yo más miedo que ella.

  • Reply
    Silvia
    11 septiembre, 2016 at 4:45 pm

    Yo, de momento, solo te puedo dar mi opinión como docente.
    Estos cambios en cada ciclo no se dan en todos los centros. Llevo desde 2005 trabajando y me he encontrado pocos casos. En la Comunidad Valenciana hay colegios con línea en Valenciano y Línea en Castellano y no se pueden mezclar.
    En el centro en el que trabajó actualmente las 2 líneas (A y B) son en Valenciano, por lo que las mezclas son posibles. Te aseguro que los maestros hacemos verdaderos rompecabezas para que las clases sean equilibradas y que todos los alumnos tengan algún amigo especial en la clase nueva. A los 2 años se vuelve a mezclar.
    Yo lo
    Veo positivo, después de mi experiencia. Evitamos rivalidades entre clases y se conocen todos mejor. Cuando hay excursiones o actividades extra vamos todos juntos, así que siempre están unidos y son “una gran clase”.

  • Reply
    Noelia Golosi
    14 septiembre, 2016 at 12:38 pm

    Hoy por hoy lo tengo súper claro, NO a la redistribución. El motivo es el mismo que dices tú, ¿qué pasa? ¿va a dejar de existir la figura “mejor amigo de toda la vida”? Los niños de diferentes clases ya se relacionan; no hay necesidad de hacerse íntimos. Y no nos engañemos, es muy raro que tu grupo de amigos, el de verdad, sea el de niños de otra clase; lo común es que acaben haciéndose nuevos amigos íntimos. Sobre el argumento que dan quienes lo defienden, ¿en serio es necesario que hagan nuevas relaciones con otros 30 niños? Claro que se hacen grupitos, ¿y? ¿Que hay influencias negativas? Las hay, pero en esa clase y en la otra. De todas formas, estoy de acuerdo en que se hagan cambios en casos puntuales, pero no como norma. Este año es el primero que se ha establecido en el colegio de mis hijos, de momento en el paso de infantil a primaria, y sinceramente, creo que el año que viene que le tocará a mi hijo pequeño no me va a gustar nada. Aun así esperaré a oír los argumentos del colegio.

    • Reply
      BELEN
      22 mayo, 2017 at 1:11 pm

      El curos que viene sera´el primer año que mezclan a mi hija, y estoy leyendo distintas opiniones. Pero quiero decirte, que cuando yo estaba en EGB, mis mejores amigas eran de otra clase. Y hoy seguimos siendo amigas. Los niños se conocen en clase, pero se hacen amigos en el patio.

  • Reply
    Carmen
    25 septiembre, 2016 at 7:52 pm

    Desde mi actual punto de vista como madre no me gusta, pero actualmente tengo amigos del instituto y de la universidad, del colegio solamente una amiga, aunque esporádicamente. Pirnos que en la mayoría de casos , las relaciones se forjan conforme vas creciendo…

  • Reply
    Inma
    28 febrero, 2017 at 8:12 pm

    En el cole de mis hijos los mezclan cada doa años, desde infantil a bachillerato. Al principio me chocaba y me preocupaba, sobre todo por que el mayor es algo tímido. Ahora el mayor hace quinto, y veo que no ha tenido ningún problema en adaptarse. Los niños se encuentran en el recreo, y sus mejores amigos son los mismos, aunque esten separados de clase.

  • Reply
    Anónimo
    2 diciembre, 2017 at 11:02 pm

    Tengo un enfado mayúsculo con esta medida. Por eso he compartido esta misma opinión en varios lugares. Sé que hay quien está encantado. Vale. Yo opino lo siguiente:
    1. Está demostrado que las amistades entre los niños, al igual que entre los mayores, resultan positivas. Las grandes empresas se gastan mucho dinero para fomentar las relaciones de amistad entre sus empleados: viajes, fiestas para acudir con familias, etc. ¿Por qué lo hacen? ¿Son buenas personas? Ese no es el motivo. Está demostrado que el rendimiento laboral mejora cuando hay relaciones estrechas en los equipos de trabajo. Un trabajador integrado es más productivo. De hecho, si no me equivoco, una norma ISO de calidad laboral es precisamente no andar cambiando de compañeros de trabajo con frecuencia porque eso desestabilizar al trabajador y debe estar creando nuevos lazos, tiempo que no dedica a trabajar y a rendir. Todos sabemos que cuando trabajamos con amigos no solo somos más productivos, sino que el tiempo vuela. Aquí también hablamos de responsabilidad. Al trabajo se va a trabajar, no a festejar. Los niños también pueden y deben desarrollar esa responsabilidad y que tengan amigos en clase es positivo.
    ¿Son los niños diferentes a los adultos? No. Su rendimiento también se ve afectado en períodos de adaptación.
    2. Mucha adaptación en infantil… ¿y en primaria? En infantil se nos habla de período de adaptación largos (no en todos los colegios, pero sí en muchos). Primero pocas horas y pocos compañeros. Luego vamos incrementando el número de horas y compañeros… y de repente nos dicen que los niños se adaptan a todo. Pues oiga, no lo entiendo. Además, tampoco me lo creo. Tal vez no sepan decirnos “es que no me adapto”, pero… ¿qué tal duerme, qué tal come, está más revoltoso de lo normal?
    3. La maldición de relacionarse: no hacen más que exaltarse las bondades de relacionarse y relacionarse y relacionarse. ¿Qué pasa cuando obligamos a niños tímidos a relacionarse? Pues eso, que puede salir bien o… puede estallarte en la cara. Personalmente prefiero el respeto. No hay que forzar a nadie, más bien al contrario. Hay que fomentar las relaciones de calidad por encima de la cantidad porque son espejos en el desarrollo infantil igual que el adulto. Los amigos nos ayudan a medirnos, a ver cómo somos y a desarrollarnos de una manera que jamás podría hacer una amistad superficial.
    4. Recientemente se ha tumbado esta medida en un aula de un colegio que pretendía hacerlo porque había un niño autista. He buscado la noticia, pero no la encuentro. Si alguien sabe algo más sobre esto, por favor que comente. Me parece bien que no se permita si hay niños autistas, pero no son los únicos que presentan dificultades de adaptación, aunque sí más graves.
    5. Criterios oscuros: antes de esta medida los niños iban por apellido en el aula que les tocase, algo totalmente transparente. Si un niño tiene un problema en un aula o está señalado por los motivos que sean, puede igualmente propiciarse un cambio de aula. Con este nuevo sistema no sabemos donde van nuestros hijos ni por qué. Cuando los criterios son muy claros, sabemos algo más. Pero, los colegios que yo conozco que han puesto esto en marcha, guardan sus criterios bajo siete llaves. Si algún padre va a pedir explicaciones o no se las dan o le dan cualquier larga basándose en un criterio que luego es incompatible con lo que le sucede a otro niño. Bajo mi punto de vista esto debería ser ilegal. Cuando hay criterios oscuros suceden cosas. Si en un ayuntamiento no hay criterios a la hora de conceder, por ejemplo, contratos, sucede lo que sucede: que hay adjudicaciones a dedo. Pues aquí lo que se adjudica son niños y por eso todo este proceso hay que hacerlo con un mimo y un cuidado y una transparencia absoluta, cosa que no está sucediendo. En el colegio de mi hija te apuntan con una escopeta si te oyen mencionar la palabra “criterio”.
    5. Esta medida tiene cosas positivas, claro, si no, no la pondrían en marcha. Pero también negativas. Hay muchos casos de niños a los que no les sienta nada bien. ¿Por qué no hablamos de ellos? ¿Por qué son ellos los que tienen que adaptarse al nuevo estilo? No creo que “sacrificar” a unos por otros sea ético. Tal vez las clases estén más “calladitas” mientras los niños no toman confianza entre sí, pero esto no es sinónimo de buen aprendizaje. Cuando los niños están porque no se atreven a hablar tampoco preguntan las dudas o se atreven a exponer en clase.
    6. Hay otras alternativas menos “traumáticas”: si una clase está funcionando bien, ¿Por qué hay que deshacerla cada dos años? Me parece una medida absurda que provoca estrés en los estudiantes de un modo gratuito. Y si el aula funciona mal, entonces será cuando hay que tomar alguna medida, no poniendo la tirita antes de la herida. Tal vez como medida aislada sí podría ser buena idea, pero solo después de haber puesto en marcha todas las medidas menos invasivas que estén al alcance. Por ejemplo, dividir esa clase en dos para hacer grupos más intensivos, conseguir profesores de apoyo (que los profesores dediquen las guardias a colaborar en esa clase), etc.
    7. Algunas barbaridades: He llegado a oír decir que es una medida de prevención del bullying. Que antes había enfrentamientos porque los niños de A no querían sentarse o jugar con los de B. Decir que mezclarles previene el bullying el lo mismo que decir que si toman clases de sevillanas en el recreo también se acabará el acoso escolar. Que algunos profesores hagan comentarios de este tipo muestra una ignorancia tan espeluznante que no sé qué más decir. Por favor, si se desea implantar esta medida en algún colegio que sea utilizando argumentos que no nos tomen el pelo. Otro de los argumentos que más se esgrime es el “es que esos son los miedos que tenéis los padres” y ya está. Creo que este es el argumento más utilizado. Esta muestra de paternalismo y desprecio es total. Eso es que no te enteras, que tú como eres padre/madre no puedes opinar porque, claro es que si opinas eres sobreprotector. Si soy sobreprotector o no es mi problema. Lo sea o no, tengo derecho a opinar, a que no me guste, a conocer los criterios por los que se va a manosear a mi hijo y que se hable de argumentos a favor y en contra y no de que “los padres son” porque eso, además de falta de respeto es un boomerang. Si los padres son… entonces también los profesores son… creo que es una dinámica en la que no nos conviene entrar a ninguno.

  • Reply
    laura
    16 mayo, 2018 at 3:05 pm

    Estoy leyendo ahora este post a raíz de una conversación con otra madre. Y es que ella considera que deberían mezclarse las clases cada cierto tiempo, pero en este colegio no se hace ni se ha hecho nunca, y más de una madre pone el grito en el cielo sólo de oír ese tipo de sugerencias (“es política del colegio”). Reflexionando y echando la vista atrás a mi propia experiencia creo que viene muy bien que se mezclen los niños cada dos o tres cursos… y es que como ya dicen en algún otro comentario los amigos se mantienen a pesar de ello, pues en los recreos siguen estando todos juntos, pero en nuestro caso la clase de mi hijo ya tiene asignado un rol negativo para los profesores, y lleva desde infantil siendo así. Creo que a ciertos niños les vendría muy bien no tener en la misma clase a otros niños, les permitiría un cierto margen de maniobra para cambiar y redefinirse, sin estar encasillados desde ahora y hasta los 16 años… De todos modos, y como ya ha pasado un cierto tiempo desde este post, estaría genial que nos contaras tu experiencia de cómo lo habéis vivido vosotros.

  • Reply
    MONICA BOBIS
    28 mayo, 2018 at 11:33 am

    Me parece lógico que los niños contesten que lo ven con naturalidad, porque están todo el día recibiendo órdenes y obedeciéndolas, sobretodo en el colegio. Pero alguien ha estudiado de verdad cómo afecta este cambio en los niños a nivel psicológico?

  • Reply
    Silvia
    13 junio, 2018 at 2:41 pm

    Tan fácil como ponernos en su lugar y preguntarnos que nos hubiera gustado a nosotros, o mejor todavía, porqué no le preguntamos a los niños, por una vez, que quieren ellos. Según como sea la clasificación de los niños, según sea la personalidad del niño, según sean los profesores, muchos según, pero lo que está claro es que no hay ningún informe que pueda decir con certeza si es mejor o peor, y lo peor de todo esto, dónde está ese seguimiento del niño para saber si su trayectoria a ido a mejor o peor.
    Para mí es un NO.

  • Reply
    Maria
    30 julio, 2018 at 4:11 pm

    Maestra licenciada y doctora en ciencias de la educación y hasta ahora las investigaciones que hay no dan como positivo la mezcla en diferentes cursos. Los alumnos ya se relacionan en el recreo en las actividades extraescolares, salidas culturales etc. Al aula van a trabajar. El estR con su grupo el niño se siente respaldado y relajado para aprender.
    Como adultos pónganse en su caso: deben ir a un curso de actualización, prefieren ir solos o con algún conocido??? No se sienten mejor acompañados?? No creen que estarán más pendientes de los contenidos del curso en vez de estar pendiente de caerle bien a los nuevos compañeros???? Pues SON NIÑOS. Piensenlo

  • Escribe aquí tu comentario

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1, con domicilio en Avenida de La Vega, 1 – Edificio Veganova (Edif.3 planta 5º puerta C) 28108, Alcobendas (Madrid) España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@nosoyunadramamama.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies en la parte baja de nuestro blog.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies