No soy una Drama Mamá
Maternidad y embarazo salud Sin categoría

Cuándo llevar a Urgencias a un niño

La maternidad tiene cosas muy buenas pero, sin duda alguna, hay una situación en la que todos nos agobiamos, seamos padres tranquilos o no. La salud de nuestros hijos es lo primero y cada vez que he visto a mis hijos sufrir por enfermedad, he querido ser yo la que estuviese en su lugar. También agobia un poco esa incertidumbre de no saber qué les pasa o qué  les duele y nos entran las dudas: ¿estará tan mal como para llevarle a Urgencias?, ¿pensarán que soy una exagerada? Pues estas son las situaciones en las que debemos acudir al hospital:

-Brechas o cortes: en esto nos llevamos la palma en esta familia; aquí nos libramos de ingresos, de antibióticos… pero cuando una tiene varias criaturas, y del género masculino, te haces una experta en heridas de guerra. Quizás la primera vez no sepas si es una herida importante como para requerir puntos de sutura así que no te asustes, corta la hemorragia con una gasa o algodón o lo que tengas a mano y después limpia. Creo que en ese instante sabrás distinguir si es superficial o si se trata de una herida profunda.IMG_20160503_212542

– Vómitos y diarrea: en esto es en lo que también tenemos algo de experiencia. Alfonso sólo ha ido a Urgencias por este motivo (quitando las brechas, claro). Por intuición, la primera vez le llevamos al hospital en una situación en la que devolvía hasta el agua, más que nada porque le veíamos deshidratado; para daros cuenta de eso, os podéis fijar en los ojos, cuando los veáis un poco hundidos es síntoma de que está deshidratado. Así que en caso de vómitos, nosotros acudimos sólo a Urgencias cuando el cuerpo no tolera nada, ni siquiera líquidos. Eso sí, han de haberlos tomado muy despacio, si el niño los ingiere rápidamente, lo cual es lógico al tener mucha sed, es probable que su cuerpo los rechace. Así que, si resulta que también vomitan los líquidos que les dais de forma lenta o si vomitan más de tres veces en una hora, debéis acudir al hospital. En el caso de la diarrea, si dura varios días, lo mejor que podéis hacer es ir a la consulta del pediatra pero sólo debéis acudir a Urgencias cuando hay también convulsiones o mucha somnolencia.

-Fiebre: A ver, con este asunto nos alarmamos todos mucho. La fiebre no es mala, todo lo contrario; es un mecanismo de defensa del cuerpo. Así que solo debemos asustarnos en las siguientes situaciones: que la temperatura esté por encima de los 40 grados, si la fiebre se alarga más de 4 o 5 días, si no bajase con antitérmicos o si el niño además vomita con frecuencia o veis que tiene problemas para respirar. Caso aparte son las famosas convulsiones febriles, en las que el niño se pone rígido, pierde la consciencia y sacude el cuerpo. Es muy angustioso pero podéis estar tranquilos porque no deja secuelas. Eso sí, yo acudiría a Urgencias sin dudarlo, es una situación que me consta que es muy estresante y desagradable.

-Tos, mocos y vías respiratorias: En esto sí que no tenemos mucha experiencia; hemos acudido a la consulta del pediatra con algunos catarros o mocos que yo veía que duraban cierto tiempo por aquello de descartar cualquier problema. La cosa no es grave en ningún caso cuando hablamos de tos, siempre que no vaya acompañada de otros síntomas. Lo que sí debería haceros ir al servicio de Urgencias es que notéis que el tórax se hunde profundamente o que el niño respira rápidamente y con dificultad, o que al hacerlo haga ruido como de pitido o silbido.

Si algo realmente os preocupa, siempre es mejor la opción de acudir al hospital o a vuestra clínica si tenéis seguro médico. Pero lo más importante es que mantengáis la calma, es cierto que hay situaciones muy distintas pero hay que intentar mantener los nervios a raya porque bloquean.

14 Comentarios

  • Reply
    Una mama mas
    3 agosto, 2016 at 7:48 am

    Yo todavía con brechas no he ido, pero porque la que tiene la solucione en casa, era profunda, pero no concidere necesario sutura… Aunque algún punto podría haber recibido, le puse esas tiras que se usan y quedo muy bien! Ojo! Que todo lo vi con mi cuñada que es cirujana y coincidió que aunque pudieran darle un puntillo no merecía la pena el follón para el peque. Eso sí! A mí la sangre no me impresiona! Mi marido estaba que se desmayaba!
    Y la otra es la fiebre! Pero porque uno de mis hermanos sufrió convulsiones febriles durante muchos años. Yo no tengo recuerdo de ello, pero si el recuerdo de la angustia de mis padres cada vez que a mi hermano le daba una simple fiebre y el estar en un hospital. Un follón era! Cuando le subía uña décimas ya estábamos en urgencias y mi hermano ingresado porque empezaban las convulsiones. Y de un día a otro término! Y mi hermano el tío más sano de los tres! Eso es lo único que ha tenido en toda su vida! (Que no es poco! Según mi madre fue un infierno hasta que llegó a la adolescencia! Y se terminaron las convulsiones!).
    Del resto nada! Creo que es importante lo que dices, mantener la calma!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      3 agosto, 2016 at 1:25 pm

      ufff, qué tremendo lo de las convulsiones, ojalá no me pase nunca, creo que es muy desagradable, o me extraña que para tu madre fuese un infierno.. y menos mal que sabiéndolo te anticipas, la primera vez tienen que ser un susto brutal!!!

  • Reply
    mamapuede
    3 agosto, 2016 at 8:07 am

    Yo por brechas me he librado, de momento, pero por fiebre y por no respirar bien hemos ido muchas veces… Aunque se han reducido bastante este año y espero que el próximo año sea mejor todavía y no tengamos que ir ni una sola vez al hospital.

    Un apunte, los labios también son un buen indicativo de la hidratación 😉

    • Reply
      nosoyunadramamama
      3 agosto, 2016 at 1:28 pm

      ya me comentaste que lo del asma os daba mucha guerra! lo bueno es que esas cosas van a menos poco a poco! lo de las brechas me temo que va para largo si siguen la dinámica de mis hermanos, jaja… efectivamente, en los labios tammbién se nota!

  • Reply
    Laia
    3 agosto, 2016 at 9:00 am

    Otro apunte con la fiebre: en caso de neonatos (menores de un mes, o incluso diría de tres meses), llevarlos a Urgencias en cuanto tengan la más mínima fiebre. El sistema inmunitario está muy inmaduro, y cualquier infección puede afectar a todos los órganos vitales.

    Me pasó con mi hijo, que recién nacido tuvo una infección muy grave, y gracias a la rapidez con la que lo llevamos, pudieron salvarle la vida y evitar secuelas desastrosas.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      3 agosto, 2016 at 1:31 pm

      ufff, en caso de neonatos con cualquier cosa, no??? hasta con tos, que son muy sensibles a cualquier cosa… cómo me alegro de que finalmente lo resolvieran!

  • Reply
    Irene
    3 agosto, 2016 at 9:19 am

    Yo les llevo casi siempre por fiebre. No me gusta ir a urgencias, pero cuando ya lleva más de tres días y se te mete el fin de semana, los únicos pediatras están en urgencias. Nunca han tenido convulsiones, pero cuando tienen alguna infección se les dispara la temperatura (de 38 a 40 en media hora…asusta) y no hay Apiretal que haga efecto.

    Pero el día que más rápido llevé a la niña fue cuando me avisaron del cole, que se había caído de cabeza de lo alto de un tobogán y estaba vomitando. No sé ni cómo llegué al hospital. Ni por la sala de espera pasamos, la enfermera del triaje nos llevó directamente a la consulta y en una hora le hicieron todas las pruebas que había que hacerle. Por suerte, todo quedó en un sustazo y un día entero en el hospital en observación.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      3 agosto, 2016 at 1:37 pm

      es que la fiebre alta, si no remite con antitérmicos, es como para asustarse un poco… madre, vaya susto lo de la caída!! al vomitar es normal que os alarmaseis; hubo una vez que me asusté mucho con Gabriel porque la caída fue brutal pero vi que por la tarde estuvo bien y al final no fuimos..pero vamos, que si hay vómitos o se marean o tienen somnolencia después d eun golpe y pitando para urgencias!

  • Reply
    Norgwinid
    3 agosto, 2016 at 9:47 am

    Deshidratación, brechas en la cabeza, fiebre alta que no remite… Son todo cosas que me suenan. Yo detesto ir a urgencias pero a veces no queda más remedio. Y en el pueblo en el que vivo más porque por ejemplo ahora estamos sin pediatra hasta septiembre!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      3 agosto, 2016 at 1:38 pm

      pues sí, ir a Urgencias no es nada apetecible, que además hay veces que pasas allí horas, pero bueno, que sí que hay veces que no queda otra.. y mira que me considero poco alarmista pero cuando toca, es lo que hay!

  • Reply
    mimamanoconcilia
    3 agosto, 2016 at 1:48 pm

    Desgraciadamente en casa nos hemos hecho expertos en saber cuándo ir a urgencias y cuándo no… La peque mayor (3 añitos) durante todo el curso cada dos por tres en casa sin ir al cole: bronquitis,bronquiolitis, virus respiratorios diversos,…incluso espasmos musculares y alguna convulsión con la subida de fiebre. Pero lo peor fue con la pequeña. Con dos meses nos ingresaron con bronquiolitis. Saturación muy baja y se quedaba blanca y se ahogaba. A la semana el alta aunque nosotros no la veiamos bien. Al dia siguiente de nuevo ingresada porque fuimos a casa y en cuanto llegamos otra vez letargo, blanca, respiraba muy lento y mal,…al final estuvimos un mes ingresadas. Desde el primer dia en el hospital con ahogamientos con su propia saliba… Ahora va mejor, pero seguimos teniendo sustos. Total que ya nos sabemos de memoria desgraciadamente maniobras antiatragantamiento, sintomas para ir a urgencias y de todo,… Lo mejor: seguir los instintos, que como madres,somos quienes mejor los conocemos. Besos!!😊

    • Reply
      nosoyunadramamama
      5 agosto, 2016 at 12:19 am

      madre mía, pues sí que sois expertos, qué de cosas, vaya malos ratos que habréis pasado!!! desde luego, creo que nada como nuestro instinto, en eso estoy de acuerdo, tanto para eso como para todo lo relacionado con la maternidad..espero que no tengáis que ir muchas más veces! un besin

  • Reply
    Cool & Mum
    5 agosto, 2016 at 8:48 am

    A mí me ha tocado ir por todas menos por brechas de momento, y vaya mal rato se pasa de verdad! A parte con las esperas mientras tú niño está malo es horroroso.
    Muy buen Post informativo 👍🏻

  • Reply
    Jennifer
    12 agosto, 2016 at 10:22 am

    Me parece fantástico este post. Yo soy enfermera y es muy útil que los ciudadanos seamos responsables a la hora de utilizar los recursos sanitarios, y eso incluye reservar las urgencias para lo urgente, valga la redundancia. Lo que sí me gustaría aclarar es que las convulsiones por fiebre, si se prolongan en duración, si pueden dejar importantes secuelas. Por ello es importante actuar con calma pero con mucha rapidez y acudir a un servicio de urgencias cuanto antes.
    Un saludo, me encanta tu blog y me sirve de mucha ayuda para planificar las consultas de embarazo y saber en que ayudar a la futura mamá !

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies