No soy una Drama Mamá
educación familia hermano Maternidad y embarazo Sin categoría Uncategorized

Tan distintos, tan iguales

Pocas personas influyen más en la vida de un individuo que sus hermanos; no sé si es muy aventurado decir que marcan tanto o más que sus padres, pero por ahí andará la cosa. Y sobre todo, es una influencia brutal cuando estamos hablando de la infancia. Para mí, y lo he mencionado en alguna ocasión, ha sido sorprendente ver que, desde las pocas semanas de vida, Rafa observaba a Alfonso y se giraba en cuanto oía su voz. Era un bebé y ya sabía que no estaba solo. Y eso, obviamente, marca. Después llegó el gateo y el caminar y Ricitos de Oro se convirtió literalmente en la sombra del mayor hasta un punto realmente agotador para Alfonso y para nosotros, que siempre tenemos que tener dos cosas iguales, dialogar o dar un grito 😉 Lo que a estas alturas no sé es si el pequeño tirará más hacia el mayor o al mediano aunque claro, si el mediano hace lo que ejecuta el mayor, pues esto va ser efecto dominó.

IMG_20151129_132947

Pero a pesar de todo esto que veo en mis hijos, me he dado cuenta en los últimos meses que “cada uno es de su padre y de su madre” y que, en el fondo, son muy distintos… Sí, a pesar de que el mediano quiera hacer lo mismo que el mayor, su carácter y su forma de ser es la que es; hay una parte importante de lo que somos determinado por la genética, y eso es inmutable. Y además, en el caso de mis dos mayores, ¡es que no se parecen en casi nada! Me recuerdan un poco a mis hermanos mellizos, que han sido y son como el agua y el aceite a pesar de haberse gestado juntos y de criarse a la vez. Alfonso es puro nervio, no para, se levanta de la silla cuando comemos veinte veces y os digo que hasta su entrenador ya no sabe qué hacer con él porque no puede estar quieto en su posición en los partidos. A estas alturas, todas sabéis que es tan movido que hasta dormido se traslada de una cama a otra, de una cama al suelo, ¡¡ni durmiendo para!!

20151015_002255

Imagen verídica. Tengo post en mente sobre esto 😉

Mientras tanto, el personajillo mediano es pura pachorra, no tiene prisa para nada, camina despacio, come despacio, hasta le lleva su ratico hacer sus necesidades… Me da que yo voy a perder la paciencia más de una vez cuando empiece con los deberes del cole en unos años. Y si con el mayor puedes dialogar y razonar, a Ricitos de Oro se le cruza el cable y no hay manera, es desesperante, no se puede ser más cabezón. Y si Alfonso necesita más gente para divertirse, Rafa puede pasarse ratos largos jugando con unos dinosaurios y un coche sin reclamar a nadie. Es decir, que cada uno es el que es y no pueden evitar, por mucho que el mediano quiera, ser distintos y tener aficiones dispares. Me imagino que, como los conflictos, esto de diferenciarse entre ellos irá a más con los años. ¿Son vuestros hijos también muy distintos a pesar de querer siempre las mismas cosas?

23 Comentarios

  • Reply
    Una mamá muy feliz
    16 febrero, 2016 at 7:54 am

    Pues yo por ahora no puedo comparar, pero tiene que ser y por la forma en que los describes se te nota, muy emocionante ver como tan pequeños los marca tanto su personalidad…a ver que pasa con el peque!! 😉

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 febrero, 2016 at 11:25 pm

      Sí, es bonito ver cómo los pequeños quieren parecerse a los mayores pero, a la vez, no poder evitar ser lo que son cada uno!!! Yo es que, si algo aprendí con mis hermanos mellizos, es que la genética es super determinante…no hay hermanos a los que se trate más parecido que a unos gemelos o mellizos y es que no se parecen en nada, jaja

  • Reply
    marigem
    16 febrero, 2016 at 8:05 am

    Pues en mi caso ha pasado algo raro. De pequeños eran muy distintos, una comía y dormía genial, el otro no dormía ni comía, ella estudiaba muy bien y él me dio sus problemas y aunque jugaban mucho juntos en algunos gustos no se parecían.
    Ahora en cambio han igualado, los dos duermen lo mismo, intentan comer bien(el que comía mal hace esfuerzos, no se ha vuelto piraña de repente pero come) y ella estudia normal y él no baja de sobresaliente y matrícula de honor, en carrera. Se han equilibrado, una empeorando y otro mejorando, pero se han puesto en el medio de la balanza,jajaja. Y además tienen los mismos gustos de música, cine y lectura, de hecho salen mucho juntos y van juntos al coro por iniciativa propia.
    Nunca los he obligado a estar juntos, no van en pack y los he dejado elegir, ni siquiera los apuntaba juntos a extraescolares excepto a música pero ellos han ido escogiendo y se han ido como compensando, es rarísimo.
    En cambio mi hermana y yo, que nos llevamos genial, somos como el día y la noche, nos gusta el mismo cine y los mismos libros, pero en lo demás apenas coincidimos y nos educaron exactamente igual.
    Y los hermanos marcan, ya lo dije en mi post del jueves, son la sal de la vida, para lo bueno y lo malo.
    La foto de la playa es preciosa…
    Un besín.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 febrero, 2016 at 11:29 pm

      Bueno, yo creo que algunas cosas también tienen que ver con la edad, como lo de dormir…si duermen mal con 20 años, apaga y vámonos, jajaja… En cuanto a los gustos, yo creo que justo ahí es donde más se nota la influencia de los hermanos, creo que si a uno d emis hermanos le gusta Bon Jovi es por mi culpa, jajaja… Yo me refiero más a los rasgos del carácter, que ésos son los que son ya desde pequeños. Mis hermanos mellizos son como cuentas que sois tu hermana y tú!! con el inri de que ellos se egstaron juntos, fueron a la misma clase, etc, jajaj…Un besin

  • Reply
    Ana
    16 febrero, 2016 at 8:11 am

    Las mías,niñas y llevándose un año,y no se parecen en nada.La mayor más tranquila pero tozuda como ella sola,cuando quiere algo es desesperante.Es perezosa con lo que no le gusta.La pequeña no para,es más conformada y màs obediente.Fisicamente ,diferentes tambièn.Discuten mucho,pero se quieren mucho y ahora ya se entretienen bastante las dos juntas.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 febrero, 2016 at 11:32 pm

      es lo bueno de que sean seguidas, que también se entretienen mucho!!! Pero sí, el carácter de cada uno es el que es!!! la influencia de los hermanos marca mucho, pero si eres tozudo, eres tozudo por mucho que tu hermano no lo sea, jajaja

  • Reply
    Madre Agua
    16 febrero, 2016 at 8:14 am

    Por aquí pasa igual. Jorge sigue a Álvaro con la mirada desde hace semanas y le sonríe. Le sonríe más que a mi y eso que yo soy su despensa 😉
    Pero también los encuentro diferentes. Jorge es muy pequeño y aún no los puedo comparar. Pero ha dormido más noches “del tirón” con cuatro meses que su hermano con casi cuatro años. Es más tranquilo. Y ojalá siga así porque el puro nervio del mayor a mi me agota 😉
    Las imágenes de cómo duermen no te dan para un post sino para una sección 😉

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 febrero, 2016 at 11:35 pm

      Si, Jorge es muy pequeño… Yo también puede decir que Gabriel es el que más tardó en caminar, en dormir toda la noche pero, aún con 14 meses, no soy capaz de adivinar ciertos rasgos de su carácter, porque ha sido un bebé tranquilisimo pero desde que empezó a andar es más cabrito, jajaja… así que aún no sé por dónde tirará el tercero!!! aunque creo que va a ser más parecido a Rafa!

  • Reply
    mamapuede
    16 febrero, 2016 at 9:00 am

    Tal cual! Este post podría casi copiarlo y pegarlo en mi blog y hablaría de mis hijos jaja lo único que sería el mayor más tranquilo y el pequeño más movido.

    Gonzalo repite todo lo que hace Leo y quiere hacerlo todo igual, aunque luego tienen personalidades muy distintas y es algo que me gusta mucho, que cada uno tenga su criterio aunque no estaría mal que coincidiesen de vez en cuando para no volverme loca…

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 febrero, 2016 at 11:36 pm

      jajaja, si es que hasta se llevan exactamente lo mismo Alfonso y Rafa que Leo y Gonzalo!!! lo de no volvernos locas es imposible, ya sabes cómo funcionan, culo veo, culo quiero!!!

  • Reply
    Sonsoles
    16 febrero, 2016 at 9:02 am

    Me siento tan identificada con tus posts!! Y este es de los que lo clava!!! Mis tres también son un mundo teniendo similitudes claro, son hermanos! El mayor Sergio, de 9 es super movido, no para, se levanta 20 veces de la mesa y durmiendo destroza la cama todos los dias!! Es muy maduro y da su brazo a torcer por sus hermanos muy a menudo. El mediano, Jaime, de 6 es mucho más tranquilo pero en cambio es cabezón y tenaz, de los que no se baja del burro aunque esté claro que está equivocado. El pequeño, Raúl, 4 años, es un pequeño loco, se sabe el pequeño, el muñeco de la casa, sus hermanos lo defienden y se aprovecha de ello haciéndose la “víctima” con frecuencia, un listillo!! Tienen peleas como todos los niños, son brutos, claro, pero se adoran, se buscan cuando hay una broma o un problema (que si no llego a la estantería, que si se me cae algo o se me atasca un lego y no puedo sacarlo de ahí) en vez de acudir a mi, es genial!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 febrero, 2016 at 11:39 pm

      wooow, me ha encantado leerte porque más o menos mi mayor y mediano son como tu mayor y mediano (creo que el orden en que nacemos también marca) así que ya me has adelantado por dónde tirará el pequeño, jajaja…aunque vamos, ya se le ve que no se amedrenta con nada y hasta ahora se siente invencible porque sus hermanos no le dan mucha caña, jajaja

  • Reply
    amordesmadre
    16 febrero, 2016 at 9:08 am

    Creo que es mucho mejor que cada uno tenga su personalidad, eso es bueno para el futuro, aunque es inevitable que tengas gestos y situaciones en las que se comporten igual. Como aun no tengo niños no puedo comparar…pero me he criado con otra niña que somos completamente diferentes, aunque compartimos los mismos valores. Eso es lo realmente importante.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 febrero, 2016 at 11:40 pm

      si, claro! la influencia de los hermanos debe ser así, es lógico que tenerse unos a otros marque mucho pero cada uno debe ser el que es !!!

  • Reply
    Irene
    16 febrero, 2016 at 9:30 am

    Me parto con la foto! Sería bueno saber si se bajó de la cama a dormir al suelo o se cayó y siguió durmiendo tan tranquilo 🙂

    Los míos, niña de 8 y niño de 6, se parecen como un huevo a una castaña. Ella se lo toma todo con calma, él es puro nervio. Ella es “despegá”, él es cariñoso. Ella es cabezona, te reta con la mirada, él en vez de eso te pone ojitos para conseguir lo que quiere (ninguno de los dos se suele salir con la suya, jajaja). A la hora de comer, yo siempre cuento lo mismo: A ambos les tengo que decir que mastiquen, a ella porque se le olvida y a él porque engulle.

    Y luego está la diferencia de sexos. Aunque los dos han tenido de pequeños los mismos juguetes, al crecer, ella pedía muñecas, cocinitas, etc y él coches y más coches. No sé si sería cosa del colegio o qué, pero así ha sido.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 febrero, 2016 at 11:43 pm

      jajaja, ya te repondo: se cae y no se entera!! le pasa el 70% de las noches, es algo alucinante!!! en mi IG puedes ver multitud de posturas en las que aparece!jajaja… Mira, eso que dices de que uno es cariñoso y la otra despegada pasa también con éstos, ajajaj… Lo de los juguetes es normal, yo entiendo que hay que intentar que jueguen a todo pero el cerebro femenino y masculino tiene ciertas diferencias biológicas y se nota…

  • Reply
    Planeando ser padres
    16 febrero, 2016 at 3:52 pm

    Yo aún no tengo con quién compararla, pero es un terremoto digno de admiración. Por cierto,a noche me acordé te tu peque porque cuando fui a acostarme mi bichilla se había dado la vuelta por completo y estaba durmiendo a los pies de la cama y cabeza abajo ¡y eso que siempre digo que apenas se mueve!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 febrero, 2016 at 11:45 pm

      jajaja, mira, en algunas cosas cambian!! Estos tres han sido bebés de esos buenísimos, tranquilos..y oye, el mayor ahora ya ves, como si tuviera un petardo en el culo y el otro pachorra total, jajaja… Pues mira, tu bichilla se ve que también necesita su espacio para dormir, jajaja

  • Reply
    La maternidad de Krika en Suiza
    16 febrero, 2016 at 8:31 pm

    Me has recordado a los míos, también son como el agua y el aceite, el mayor es como Rafa, más pachorrón y lento para toooodo y el pequeño es como Alfonso, un no-me-estoy-quieto-así-me-maten, que nerviosa me pone a veces!! no puede ni siquiera estar callado un minuto al día! jajajaja. Un besote!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      16 febrero, 2016 at 11:45 pm

      jajaja, te entiendo!!! yo es que lo de levantarse de la silla en la comida veinte veces, uffff, no puedorrrrr!!! Un besin

  • Reply
    Cuando Eli
    17 febrero, 2016 at 3:28 pm

    No tengo para comparar pero es algo que he visto con mis hermanas cada una con personalidades diferentes, y Alfonso así es que duerme ? Jejeje que cómico yo pensé que mi hija no estaba quieta durmiendo

    Pero a ver se cae y sigue durmiendo o se baja durmiendo ?

  • Reply
    Cool & Mum
    17 febrero, 2016 at 11:45 pm

    Pues si lo son! Y me alegra enormemente leer esto porque la verdad es que con lo que llora el mayor( modo rabieta me refiero) siempre me pregunto: le copiara también esto!???? Porque si con uno es desesperante no me imagino con dos.
    Pero vamos que son completamente diferentes en cuanto a forma de ser… Así que cruzo los dedos y me encanta leerte que siempre me dejas más tranquila, jeje 😉

  • Reply
    No sin mis patucos
    18 febrero, 2016 at 2:57 pm

    Es muy gracioso, porque Diego también ha seguido los pasos de Alejandra desde que nacio y siempre tenía que hacer lo mismo que ella. Pero tienen unas personalidades super diferentes.
    Cada uno tiene su caracter y su forma de enfrentarse a la vida, pero siempre juntos.
    Un besote.

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies