No soy una Drama Mamá
bebes familia navidad niños planes Sin categoría Uncategorized vacaciones viajes

Vacaciones en casa ajena

Casi todo en la vida tiene su parte buena y su lado malo pero es obvio que lo interesante es quedarse con lo positivo y aprender de lo negativo para evitarlo en futuras ocasiones. Como veis, me he puesto un poco filosófica, parece que me voy a poner a hablar de cosas muy profundas y ¡nada más lejos de la realidad! De hecho, irse de vacaciones y meterse en casa de tus padres o suegros a muchas os sonará. Y como todo, tiene pros y contras. Empecemos por los últimos:

1. Los niños se alteran: las vacaciones de por sí ya les perturban bastante pero si a eso le sumas irte a casa de algún familiar, aquello es el “no va más”. Alfonso se pasó la semana en Zaragoza como una moto; a Rafa lo que le ocurre es que se vuelve irascible, algo así como la niña del exorcista.

Ahí veis a Alfonso, fuera de sí con sus primas riéndole las gracias. Y aunque Rafa esté sonriendo, os aseguró que pasó más tiempo protestando.

 

2. Los niños te toman por el “pito del sereno”: De repente, no sabes qué fuerza extraña les invade pero no quieren comer lo que engullen habitualmente y directamente llaman a sus abuelos cuando quieren conseguir algo, vamos, es que ni te miran cuando persiguen un objetivo. En fin, que Rafa rechace unas lentejas es como para ponerse de los nervios.

3. Los niños se ponen malos: no falla, tienen un radar para eso. Es oler las vacaciones y pasa algo. Por primera vez, Rafa tuvo conjuntivitis y, algún que otro día, décimas de fiebre. Mientras tanto, Alfonso cogió una buena tos, ¡y mira que desde febrero no se ponía malo de nada! Y yo cruzando los dedos y rezando todas las oraciones para que Gabriel sobreviviese a todos los virus. Porque además, mi cuñado estaba con gastroenteritis, los hijos de nuestro amigos con fiebre… Pero Gabriel ha vuelto sano y salvo a Gijón, es un superviviente a los microorganismos… y al frío de Zaragoza.

CAM02973

De esta guisa íbamos con los pequeñuelos. Vale, no todos los días hizo tanto frío pero cuando les hice la foto, los termómetros marcaban 0 grados.

 

4. Hay que tener orden: cuando estás en casa ajena, no puedes dejar los coches y las piezas de lego por ahí. Más que nada porque, aunque tú ya estés acostumbrada a ir saltando por tu casa, los demás no. Y porque si tú pisas cualquiera de eso objetos, ya tienes el pie acorazado y acostumbrado, por lo que el dolor es soportable. Pero no, ni tus padres ni tus suegros podrían soportar tal envite.

PicsArt_1419765501013

Teniendo en cuenta que te vas con la casa a cuestas, ¡qué menos que tenerlo ordenado! Y como veis, maridín es experto en organización del espacio.

 

Pero no todo va a ser malo. Alojarte en casa de tus suegros, en mi caso, tiene sus cosas positivas. Yo no me puedo quejar porque me tratan muy bien aunque es obvio que, como decía Dorita en “El Mago de Oz”: se está mejor en casa que en ningún sitio. Vamos allá:

1. Tienes ayuda con los niños: Ya os podéis imaginar cuál es mi percal mañanero con Alfonso y Rafa de vacaciones estos días. Preparar desayunos a unos, dar el pecho al otro, vestirles a todos, ducharme, volver a dar el pecho, cocinar, hacer camas… Así que, si tienes quien te ayude con esas labores, la mañana no será como subir el Everest.

2. Ni cocinas ni limpias: Estar en casa de nuestras madres o suegras implica olvidarse de ciertas tareas; ya sabéis lo mucho que les gusta aprovechar las visitas para preparar suculentas comidas. Supongo que no todas son iguales, pero la madre que parió a maridín no deja que hagamos nada, lo cual no quiere decir que yo no eche una mano a la hora de poner la mesa o recoger platos pero vamos, enseguida me “obliga” a sentarme de nuevo.

3. Vacaciones baratas: pues sí, te vas una semana y te dejas el dinero en gasolina y peajes pero una vez llegas a tu destino, tus padres o suegros, invitan a todo o casi todo. Y no sólo eso, sino que además, amigos de la familia te dan algunos eurillos para que le compres algo al recién nacido.

Y hasta aquí la lista de ventajas y desventajas de meterte en casa de la suegra. Como veis, no es que me motive el tema de que los niños se alteren porque la que se altera después soy yo, pero por otro lado, la ayuda y olvidarme de ciertas tareas, me ha tenido menos agobiada. Y a vosotras, ¿os agobia pasar las vacaciones en casa de familiares o, por el contrario, os tranquiliza el desentenderos de ciertas labores? Por cierto, si vais a Zaragoza en estas fechas con niños tenéis que:

Ir a Neverland, en Puerto Venecia, el centro comercial más grande de Europa. Preparaos para que cada atracción os deje el bolsillo temblando. Subir en el tranvía.
CAM02970

Ir a la plaza del Pilar a ver el mercadillo.

Allí podréis ver un Belén enorme y esta pista para atrevidos.

 

21 Comentarios

  • Reply
    mamapuede
    30 diciembre, 2014 at 6:48 am

    Pero lo habeis pasado bien no? Pues ya esta!
    Ademas si Gabriel no ha pillado nada es que ya no lo pilla jaja

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 diciembre, 2014 at 7:31 pm

      Si!!! yo estoy un poco agotada pero Gabriel hizo allí noche muy buenas de aguantar entre toma y toma 5-6 horas…lo que pasa que con la excitación, el que también se despertó alguna noche fue Rafa,jaja… Lo de Gabriel es una pasada, yo no sé cómo no pilló nada con todos los virus q habia en casa de la suegra! En fin, a ver si hay suerte y aguanta!

  • Reply
    Marta
    30 diciembre, 2014 at 7:18 am

    ¡¡Yo voy mañana!! Tienes razón en todos los pros y los contras, yo me voy a relajar, pero mis hijas… Si ya con tantos días de fiestas están nerviosas… Con todos sus primos, y todo lo que vamos a hacer…

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 diciembre, 2014 at 7:29 pm

      madre mía, tienes revolución asegurada con primos,jajaja… Mucho ánimo y a disfrutar!!! Feliz Año!

  • Reply
    Segundos Pasos
    30 diciembre, 2014 at 8:47 am

    Yo tb he estado por zaragoza estos días y vaya con el viento fresco jeje!! La verdad es que estar en casa ajena puede tener sus ventajas pero yo lo tengo claro… Como en casa en cualquier lado!!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 diciembre, 2014 at 7:28 pm

      si?? qué pena no habernos cruzado aunque yo no te pongo cara 😉 Jo, vaya con el frío por allí!!!! Completamente de acuerdo, en casa es donde mejor se está,jaja

  • Reply
    ana
    30 diciembre, 2014 at 10:08 am

    La primera vez que fuimos a Valencia (donde vive la mayor parte de la familia de mi marido) mi hija mayor tenía tres meses,y tal y como entramos por la puerta de la casa donde nos alojamos,empezó a vomitar.Entrada triunfal.El año pasado fuimos a pasar el fin de año,y la peque cogió un catarrazo que ni te cuento.Un descontrol de comidas total.Respecto a tu visita a mi ciudad, Zaragoza,lo de puerto Venecia lo odio,me agobia muchísimo.Y el paseo por Plaza del Pilar es buena opción si,como hoy,no hay una sensación térmica de -4 grados.Feliz año guapetona!!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 diciembre, 2014 at 7:26 pm

      Eso es entrar con el pie izquierdo!!!! La verdad es que les sacas de su rutina y se ponen como motos, y la verdad es que a veces rozan lo insoportable,jajaj… tú eres de las mías, a mí tampoco me gustan nada los centros comerciales y aquello es tan grande que ufffff, un horror!!! Feliz Año para ti y tu familia!

  • Reply
    Mama Puñetera
    30 diciembre, 2014 at 10:40 am

    Nosotros en estas fechas no nos movemos de casa, pero en verano ya pudimos comprobar lo que es viajar con la niña y eramos como caracoles, la casa a cuestas! Ni me quiero imaginar con tres! Teneis un master en tetris de maletero! Jajajaja
    Besos guapa y feliz año!!!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 diciembre, 2014 at 7:21 pm

      jaja, lo bueno es que con tres se simplifica un poco, pero sí, es una locura porque hay cosas que hay que llevar sí o sí!!!! Feliz Año!!!!

  • Reply
    Marta
    30 diciembre, 2014 at 11:43 am

    Te entiendo perfectamente…. el coche perfectamente organizado, para próximas necesidades de espacio , podéis plegar el capazo , un poco de sitio extra nuca va mal jejeje. Un abrazo

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 diciembre, 2014 at 7:20 pm

      Gracias por la recomendación!!!! bueno, espero no viajar ya los próximos meses y después ya va la sillita!!! Pero sí, es fundamental organizar el espacio! Un besin

  • Reply
    Elisabeth
    30 diciembre, 2014 at 1:31 pm

    Agregando que la rutina se va por el inodoro! Jejeje entiendo perfectamente todo lo que dices, estamos en casa de mis padres hasta pasar reyes, eso si la ayuda y lo feliz que se ponen no tiene precio

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 diciembre, 2014 at 7:19 pm

      Rutina en vacaciones, qué es eso???jajaja… Y eso es lo que también les revoluciona! pero sí, están tan contentos,jeje…un besin y a disfrutar!

  • Reply
    MamadeunSurvivor
    30 diciembre, 2014 at 1:40 pm

    Jajaja. Nosotros hemos estado unos días en Bilbao y el primero enloqueció. Ahora estamos en Lleida y seguimos remolones de la cantidad de gente que le hace caso. Eso sí, no sé qué le pasa en vacaciones a mi hijo que duerme 14horas mas 3h de siesta. Estamos despertandonos todos los dias entre 10:30-11:30h. Increible! 🙂

    • Reply
      nosoyunadramamama
      30 diciembre, 2014 at 7:18 pm

      jaja, cómo se agradece que los peques duerman bien, yo ne eso soy afortunada pero ahora con recién nacido…en fin, me caigo por todos lados de sueño,jajaja…Pues a disfrutar guapa!

  • Reply
    Tatiana
    31 diciembre, 2014 at 11:51 am

    Totalmente de acuerdo contigo, Carmen en todo, lo bueno y lo malo. Yo no lo llevo bien porque es un pueblo y soy más urbanita que los semáforos jeje, por lo que me veo encerrada y con el frío tampoco està para pasear mucho. Y la verdad que me encanta que el peque vea a sus abuelos y tíos, pero como no los conoce mucho,
    tengo que estar pegada a el siempre, por lo que sigo tan cansada como en casa y estrenada por no estar en mi “hábitat”, pero bueno mañana de viaje para tierras Astures!!

  • Reply
    norgwinid
    2 enero, 2015 at 10:11 pm

    Jajaja. Precisamente estaba preparando un post sobre el mismo tema, pero como llevo días sin acercarme a un ordenador aún no lo tengo terminado. Por lo menos nosotros no hemos pasado nada de frío!
    Feliz Año, chicas.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      3 enero, 2015 at 8:38 am

      Es q además, las maletas en invierno son un coñazo, llevé manoplas hasta al recién nacido, jaja… Ufff, yo tampoc me conecto mucho, con los 3 en casa y sola, las horas vuelan!! Feliz año!!!!

  • Reply
    pequeboom
    8 enero, 2015 at 1:41 pm

    Menos mal que el pequeñín se libró!
    A mí me pasa igual, tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero bueno, es lo que toca!

  • Reply
    nuevemesesyundiadespues
    25 agosto, 2016 at 11:58 am

    Totalmente de acuerdo pero yo no sé ya si me compensa porque el caos de horarios, comportamiento… hace que estemos agotados.

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies