No soy una Drama Mamá
bebes lenguaje niños Sin categoría

El lenguaje de los peques

Este es uno de esos posts que disfruto especialmente al escribirlo, es más, es posible que me entre algún ataque de risa y maridín ponga cara de incredulidad desde el sofá. Hace justo un año os contaba cómo era de divertida la jerga de mi hijo Alfonso, cuando por entonces no tenía todavía dos años y medio. La verdad es que al leerlo ahora, 12 meses después, me doy cuenta de la cantidad de cosas que había olvidado, ¡ya no me acordaba de su vena afrancesada!

Un niño de dos años conoce entre 20 y 200 palabras, mientras que a los tres años ya sabe 1000 vocablos, son verdaderas esponjas. En este momento, ya no nos llama la atención cómo dice las palabras Alfonso, porque le entendemos perfectamente, sino la manera en que cuenta las cosas o la confusión que tiene con el significado de algunos términos. En el punto en el que está, no hay un solo día que no me haga reír con alguna ocurrencia porque además es de los que no calla y ya se sabe, a más conversación, más posibilidades de risas.

Cuando un niño es charlatán, lo sabes desde que es pequeño, no hace falta que sepa mucho vocabulario. Véase a mi hijo Alfonso con 21 meses, no he podido resistirme a colgar este vídeo en el que habla algo parecido al chino.

No me preguntéis porqué pero a las profesoras del comedor del colegio las llama “comedoras”, y eso que sabe sus nombres. Mis pantalones tipo cuero son pantalones “malotes”, la primera vez que lo escuché casi me caigo de la silla. Se sabe los nombres y apellidos de todos los niños de su clase pero, no sé porqué, el de Valentina no le sale, y la pobre niña es Calentina; lo sé, esto tiene que corregirlo pronto.

Tiene momentos de auténtica lucidez, aún me acuerdo que un día le pedí que me ayudara a recoger los juguetes y el tío va y me dice: “Ya sabes recoger tu sola”. Y se quedó tan ancho. Otro día, a la salida del colegio le pregunté, como siempre, qué tal el día, qué había comido, qué habían hecho… El caso es que no estaba muy hablador y en mi empeño por ser buena madre y dialogar, empecé a preguntar si habían estado ese día en clase Pepito, Menganita, Paquito… hasta que después de decir un nombre me grita:

-¡Qué no, qué no, qué no! –

-¿No fue Jaimito?- insisto yo.

– Que no me hagas tantas preguntas- me dice. Y continuamos nuestro camino al parque en silencio. Claro, ellos también tienen días en los que no tienen ganas de contarlo todo o sencillamente se ven abrumados ante padres plomizos 😉

Este es uno de esos vídeos que dieron la vuelta al mundo. Dos gemelos hablando un idioma propio que ellos parecen entender a la perfección.

El otro día, paseando por la calle, Alfonso me señaló un paso de peatones en el que una de las líneas estaba ya despintada y me dijo que a ese paso le faltaba un peatón. Me partía de la risa. En general, habla muy bien y se le entiende todo lo que dice pero donde mayor confusión tiene, y eso creo que les pasa a casi todos a esa edad, es con los tiempos verbales: ponió, he hicido, dijir…

En fin, creo que el tema de las ocurrencias aún dará para más posts y va a durar unos años más ya que lo del vocabulario lo tiene prácticamente dominado. Mientras tanto, Rafa, con 17 meses, está empezando y dice ocho palabras: papá, mamá, ¡¡¡bien!!!, agua, hola y, no sé porqué, tres, siete y diecisiete, igual debería incluir estos número en el Euromillón 😉 Eso sí, también tiene sus conversaciones indescifrables pero es mucho más tímido que su hermano. Y vuestros peques, ¿cómo avanzan con su lenguaje?

Por cierto, os dejo este vídeo que han hecho unos amigos para los peques que estén aprendiendo el abecedario, ya sabéis que con canciones siempre aprenden mejor las cosas. A ver si a vuestros peques les gusta.

20 Comentarios

  • Reply
    planeandoserpadres
    26 marzo, 2014 at 9:04 am

    ¡Juega a esos números ya! ¡Jajaja! Me parto con lo de que tú ya sabes recoger sola ¡Jajaja! Anda que no se espabilan nada en poco tiempo. Pues dicen muchas cosas para sus edades, aunque veo que el margen es muy amplio, de 20-200 palabras. ¡A ver cómo de habladora me sale a mí la bichilla!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 marzo, 2014 at 9:08 am

      jajaja, la verdad es que el peque va más rápido en casi todo y es cierto que ya dice bastantes cosas pero es que los segundos son más espabiladetes, tienen en quién fijarse… Tengo que hacer un estudio serio con esto de los números,jajaja…En cuanto la bichilla supere el año sabrás si va camino de ser charlatana aunque no le entiendas nada 😉

  • Reply
    Elisa Figaredo
    26 marzo, 2014 at 11:41 am

    Yo aún recuerdo el “te ayudo” en vez de “me ayudas?” O pedir que recoja, y dice”yo soy la profe” se pone a cantar la canción de “a recoger a guardar cada cosa en su lugar ” y ella no hacer más por que es la profe y las profes no recogen.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 marzo, 2014 at 1:24 pm

      jaja, si, esa época en la que se lían con el tú y el yo es genial, se me había olvidado!!!!!!!!!! Anda que no es lista Elisa, es que las profes no tienen que hacer tareas, ser profe es lo mejor,jajajaja

  • Reply
    Ana
    26 marzo, 2014 at 12:29 pm

    Lo de los pantalones “malotes” es buenísimo.Mi hija mayor, hizo tres en diciembre y hasta los dos años no se le entendía nada.Ahora te partes con ella.Le digo:Marina ven a cenar, y ella:Cariño, espera un poco.También habla en asturiano:Mamá no te vayes, ja,ja.Se enfada y empieza:ya no te hablo,no voy a jugar nunca más contigo.Ahora que están en el cole con las letras se pega todo el día con el tema:esa caja es verrrrrrrrrrrde, la m de Marina (ella se llama así) y de Miguel Angel,dice.La pequeña hoy hace dos y ahora empieza a decir muchas cosas.

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 marzo, 2014 at 1:23 pm

      Lo de “cariño, espera un poco” es tremendo, qué bueno!!!! Ayyy, es que cuando se enfadan dicen cada cosa!!! Siiii, a Alfonso le pasa lo mismo con las letras, que las asocia a los nombres de sus compañeros, al suyo… y ahora que ya se sabe los colores en inglés, imagínate… Tu peque está en ese punto en que lo habla todo, la mitad se le entiende y la otra mitad sólo lo entiendes tú,jaja

  • Reply
    matronaonline
    26 marzo, 2014 at 1:02 pm

    jajajajaja el ya sabes recoger tú sola y el no me hagas más preguntas…. son de traca!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 marzo, 2014 at 1:20 pm

      chica, cuando se ponen serios no hay quien les tosa, son geniales a la vez que sinceros,jajaja

  • Reply
    Gemma
    26 marzo, 2014 at 4:38 pm

    JajAjaJaj, que bueno lo de los pantalones y lo de Calentina. Y sí, juega a esos números porque…da buena espina. Los míos aprendieron a hablar muy pronto, sobretodo el segundo, bueno con él fue todo especial porque aprendió a leer solo con menos de cuatro años, un día lo cuento con calma porque fue de flipar, aunque no creas que le favoreció, tuvo algún problema de aprendiaje porque a veces el sistema educaivo y los niños no evolucionan a la vez. A lo que iba, yo recuerdo muchas ocurrencias, pues con 2 años uno y 3 otro mantenían conversaciones buenísimas. Un día estaban viendo unos anuncios de dibujos animados en un canal, y eran dibujos clásicos, ponían muchas imágenes de distintas series, y la mayor le dice al hermano- ¿viste que Matute(el poli de Don Gato)y el guardabosques del Oso Yogui tienen la misma cara? Y le dice el peque con voz de viejín- claro mujer, es que son el mismo actor. Y se quedó con una cara de satisfacción que yo me moría. Y lo mal que se pasa cuando dicen verdades? Yo a los míos les enseñaba el nombre de sus tíos y primos y esas cosas, y una vez fuimos a ver a una prima de mi padre, y ella, no sé porqué, en vez de decir el parentesco le dice al pequeo, con dos años y tirándole de los papos,- hola, soy tu tía abuela, y dice él- no, no lo eres, mis tíos abuelos son Miguel, Yoli y Enrique así que tú no lo eres, y se fue corriendo a jugar con unos juguetes que había allí. Y ya la última que soy una pesada pero es que hablar de los hijos aunque sean grandes es un no parar. A mí siempre me gustó preparar las cosas del cole de noche y ellos nunca me veían, pero una vez no fueron a clase por la mañana porque tenía médico y me vieron preparando las cosas al volver, y cuando entran en el cole a otra hora, cuando los de primaria, se acerca el peque a la portera y le dice en voz alta y clara- Buenos días, hoy mi madre nos limpió los zapatos, mira como brillan. Y levantó el pie para que los viese. Y aquello lleno de madres de otros cursos que apenas me conocían y que me miraban como diciendo- pobre niño, nunca le limpian los zapatos-. La portera aún se acuerda y se muere de risa. A esas edades te partes, yo me reía todos los días,

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 marzo, 2014 at 7:56 pm

      Jaja, tienen unas cosas!!! Deberiamos apuntarlas todas,madre mia!!! Es lo q tienen los niños,q son pura sinceridad,jaja

  • Reply
    Xana
    26 marzo, 2014 at 5:19 pm

    Qué risas he pasado con el post! Te partes con ellos, lo malo es cuando no te puedes reir aunque tengan toda la razón…. me encanta tu blog, Carmen!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 marzo, 2014 at 5:22 pm

      Jaja, la verdad es q por ahora no me han dejado en evidencia pero sí q sus lenguas de trapo pueden dejarte mal en alguna ocasión. Gracias por pasarte por aqui!!!

  • Reply
    nuria
    26 marzo, 2014 at 7:42 pm

    Hola!!! ¿Y qué me dices cuando dicen cosas inoportunas? jiji Mis hijos son como los tuyos, Lara en octubre hizo 3 años y Nico tiene ahora 16 meses.
    Lara hace un año, ibamos caminando por la calle y pasó un señor muy bajito, y a voces me grita: “Mami mamiiiii miraaaa ese señor cabe en mi cuna!!!! (Yo no sabía donde meterme…. ajjajaja)
    Yo tengo un archivo en Google Drive donde lo apunto todo porque es una pena que se olviden estas ocurrencias 🙂 Y como soy maestra, apunto también las de mis alumnos….que no se quedan cortas!!! Algún día escribiré un libro jaja

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 marzo, 2014 at 7:53 pm

      Jaja, siendo profe tienes q reirte mucho, yo pagaría por oir las conversaciones de alfonso con sus compañeros!!!! La verdad es q eso de ir apuntando es una gran idea!!!

  • Reply
    MamadeunSurvivor
    26 marzo, 2014 at 10:01 pm

    Jajaja. Me ha encantado lo de que tu sabes recoger!! Yo estaría llorando de la risa. Esa edad, desde los 3 años, es la mejor. Yo me acuerdo de mis sobrinos y siempre recordaré a mi hermana girada, cara como un tomate, aguantándose la risa. Si es que son….;-).

    • Reply
      nosoyunadramamama
      26 marzo, 2014 at 10:04 pm

      Fijate q a mi ya me resultaba gracioso con dos años y poco x cómo decía algunas palabras… pero a partir de 3 son tan ocurrentes!!!! No me extraña lo de los giros, el otro dia la profe de alfonso decia q a veces tiene q darse la vuelta, pagaria x verlos!!!!! Un besin

  • Reply
    Marta
    27 marzo, 2014 at 8:48 am

    Ay, como me recuerda a mis hijas. Hay veces que les hago tantas preguntas al salir del cole o de la guarde, que me dicen, ya vale, mami, que no quiero hablar.
    Mi hija mayor dio el pistoletazo de salida de hablar tarde, y la petite también, de hecho, comienza a soltarse ahora, desde hace unas pocas semanas, pero a la mayor se le nota que le gusta, y la petite, le gusta más conversar que hablar por hablar.
    besos especiales!
    Ps. el video lo veo después, a ver si aprendo chino :p

    • Reply
      nosoyunadramamama
      27 marzo, 2014 at 9:13 am

      jajaj, es que somos muy pesadas!!!!! Yo soy muy fan de los charlatanes, hay veces que mi marido y yo nos miramos en plan “este no va a callar nunca”,jajaja… Sin embargo, el peque creo que no va a ser para tanto, hay que equilibrar la familia!!!!! Qué pena lo del vídeo porque es muy gracioso… Un besazooo

  • Reply
    Irene psicóloga de Fluff
    27 marzo, 2014 at 2:54 pm

    Eres genial!! No sabes como nos hemos reído en Fluff con las anécdotas que has contado! Así es como hay que tomarse la vida y sobre todo la maternidad: con mucho humor!
    Muchas gracias por compartir tus historias!

    • Reply
      nosoyunadramamama
      27 marzo, 2014 at 3:00 pm

      Qué alegría leer comentarios como el tuyo!!! No sabes lo que me gusta saber que os reís con las historias de mis gordos que, al fin y al cabo, son parecidas a las de todos los niños. Creo que la maternidad hay que llevarla con alegría, no es un camino de rosas y es agotadora, pero hay que disfrutarla, que es lo mejor del mundo!! un besín

    Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies