No soy una Drama Mamá
Sin categoría Uncategorized

Cuando llega el segundo hijo

Hace unas semanas, a raíz del cumpleaños de Alfonso, os contaba cómo se transforma la vida al ser madre de tu primer hijo. Ayer celebramos que hace un año Rafa llegó a este mundo. Cuando nace el segundo retoño, las cosas cambian… pero no demasiado. Lo que ocurre, básicamente, es que la logística se “complica” con cada hijo que sumas, sobre todo cuando son seguidos.

parto segundo hijo

Rafa llegó el 22/10/12 tras un parto veloz y sin epidural.

De repente, te encuentras con dos tamaños distintos de pañales en el cambiador y cuando te das cuenta le estás poniendo al pequeño el pañal de la talla 5, el cual sirve para envolverle casi por completo… Y ya no os quiero ni contar ese momento en que le estoy dando el plátano a Alfonso y, sin querer, se lo meto al pobre Rafa en la boca cuando ni tiene dientes ni edad (tendría 3 meses por entonces) para comer tal alimento.

Olvídate de un largo paseo con los dos, a no ser que tengas silla gemelar, lo cual no suele ocurrir porque ya te has gastado el dineral de turno en la primera silla. Así que los paseos largos te los reservas para cuando vas con tu marido o acompañante.

SAM_6522

Empujar de casi 30 kilos de niños es mortal.

El momento de los baños y las cenas es de locos. Hasta que el peque no tiene varios meses, se bañan por separado. Un miembro de la pareja (en nuestro caso, mi marido) se arrodilla en el suelo y el otro le pasa al primer niño ya desvestido. Cuando va a salir el primero, el segundo ya está también sin ropa. Coge a uno, mete al otro. Y además, en ese espacio de tiempo, has tenido que preparar la cena porque si no se ponen como fieras… Y cuando ya se bañan juntos, lo más probable es que tengas que acabar pasando la fregona.

SAM_4959

Ahora me doy cuenta de que Alfonso aún era un bebé grande cuando nació Rafa.

Esto, y mucho más en lo que a los padres se refiere pero, ¿qué pasa con los segundos? El segundo hijo es ese pobres niño olvidado (¡madre mía, no me quiero imaginar el día que tengamos el tercero!) al que enseguida pasas a su propia habitación y al que ya no acunas para que se duerma, aprende a hacerlo sólo.

El segundo es aquel niño cuyo álbum de fotos está plagado de imágenes de su hermano. Es el que tiene que sufrir las “caricias salvajes” del mayor. Por supuesto, si son del mismo sexo, el segundo hijo no estrena ropa, ¡y ya ni os cuento si nacieron el mismo mes! Además, el segundo nunca decide a qué se juega ni cuándo ni dónde.

SAM_8681Estos son los “abrazos” de Alfonso a Rafa, casi al borde de la asfixia.

SAM_7726El que ordena y manda, siempre el mayor.

Pero ser el segundo también tiene algunas cosas buenas. Tienes a alguien que esté dispuesto a montar un show en cualquier momento para que te rías a carcajadas. Y por supuesto, ya puedes hacer una gamberrada de las gordas porque el mayor siempre va a tener la culpa.

Si el mayor baila, el pequeño hace lo mismo.

Cuando tienes varios niños, no te queda más remedio que dividir tu tiempo… pero lo más increíble es que el amor se multiplica. Con tu primer hijo crees que nunca podrás querer a nadie de semejante manera…hasta que llega el segundo. Ahí te das cuenta de que el amor no tiene límites.

Y como siempre, la celebración del primer cumpleaños es una fiesta para todos, menos para el protagonista, que no se entera de nada y que, si tiene un hermano mayor, los juguetes ni los “huele”.

hermanos seguidosEsta vez celebramos el cumple entre semana porque el próximo fin de semana tenemos evento.

primer cumpleañosY una vez más, lo celebramos en familia.

Alfonso adueñándose de los juguetes de Rafa.

SAM_8802Por cierto, la próxima semana pondré la receta de la tarta de galletas que siempre hago, porque es el único postre que sé hacer 😉

6 Comentarios

  • Reply
    maria jose
    23 octubre, 2013 at 8:39 am

    me encanta tu explicación !!! tal cual es !! jejejejej

    • Reply
      carmendegijon
      23 octubre, 2013 at 11:46 am

      Gracias María José!!! si es que los niños son A,B y C, no necesitan manual de instrucción 😉

  • Reply
    Nuria
    23 octubre, 2013 at 9:10 am

    felicidades a tu peque¡¡ Qué gracia me hizo, tenemos la misma trona y los mismos juguetes¡¡

    • Reply
      carmendegijon
      23 octubre, 2013 at 11:45 am

      Gracias Nuria!!!!! si es que al final, todos tenemos las mismas cosas,jejeje.. besin

  • Reply
    Toñi
    1 diciembre, 2015 at 11:23 pm

    Mas razón que un santo!! Yo soy madre de dos niños, uno de mayo y otro de julio,o sea hereda todo. Y si, el pobre mayor se lleva la charla aunque el que haya hecho la trastada sea el pequeño.Que en mi caso es un terremoto,como todos supongo. En fin diversión pura.
    Para el tercero no me esperen

  • Reply
    Dalia
    12 julio, 2016 at 12:15 pm

    Sé que este post es antiguo, pero me veo ahora en esa situación, con un miedo atroz a la llegada del segundo hijo.
    A lo que supondrá para mi, a que me supere, a que no dé a basto… a no prestar la atención que se merece mi hija mayor, a no prestar la aatención que necesita mi nuevo bebé…
    Se llevarán 18 meses y las locuras no me importan, pero temo que me supere, que no sepa llevarlo que me deprima en cierto modo ya que con la primera me pasó un poco…

    Hoy por hoy soy todo miedos… leerte me anima algo, tienes un coraje que espero tener yo!

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies