No soy una Drama Mamá
Sin categoría Uncategorized

La dificultad de criar niños en el norte

Ya sé que el titular habrá dejado de piedra a más de una pero estoy segura de que la mayoría de vosotras acabaréis de leer el texto y me daréis la razón. Eso sí, no os enfadéis con el post de hoy las mamás que vivís pasado el Negrón (un famoso túnel de más de cuatro kilómetros que separa Asturias de la Meseta) pero tengo la sensación de que criar niños aquí tiene un extra de complicación. Y hago extensible esta dificultad a todo el norte de España.

Me explico. Me levanto el sábado a las 9 y media de la mañana y ¡sorpresa!, tenemos un solazo impresionante. Así que decidimos que hay que ir a la playa, pero tiene que ser por la mañana. ¿Y por qué? Pues porque la “mujer del tiempo de la televisión” ha dicho que por la tarde vienen nubes aunque ya lo sabía sin que lo dijese esta señora. Cuando vives en el norte, dedicas varios minutos al día a mirar en internet varias webs de meteorología, y digo varias porque crees que la primera que has mirado está equivocada e insistes en ver más por si alguna te da una alegría.

tiempo niños

Los niños tenían el bañador puesto cuando miré por la ventana y me encontré con las dichosas nubes. Y se acabó, hay que cambiar el plan y, por supuesto, la ropa. Como estamos a 20 grados decidí que ya estaba bien de jerséis y calcetines, así que piernas al aire. Y a pasear y a tomar el aperitivo. Por la tarde, llegó la lluvia pero ya me negué a cambiar de ropa a los niños otra vez.

SAM_7410SAM_7425
Paseo por Gijón y ropa de verano.

Ayer domingo la temperatura bajó 5 grados con respecto al sábado, así que nos olvidamos de airear la pierna. Además, el plan que teníamos era celebrar el cumpleaños de mi prima Inés, de 11 años, con una barbacoa. Como amenazaba lluvia, mi tía tenía que tener un plan B para más de 25 niños. Y así estamos siempre, mirando al cielo y rogando que no se ponga a llover para que no se nos estropeen los planes. Y esto, aunque no lo creáis algunas, supone cierto agotamiento mental. Lo que pasa que ya estamos acostumbradas.

SAM_7471SAM_7452
No hizo falta plan B y pudieron jugar al fútbol, al pañuelo…

A mí cuando dicen en la televisión que bajan las temperaturas y que es una gran noticia pienso que están de coña. Claro, si vives en Sevilla o Valencia pasas de los treinta y muchos grados a los veintitantos, así que eso no te hace variar tus planes de comer al aire libre, de playa, de excursión… Pero en el norte, pasamos a los 15 grados y a los críos ya no puedes ponerles bermudas, y como llueve, no puedes ni ir a la playa ni al parque ni a ningún sitio al que no hayas ido ya después de todo el invierno. Así que invito a las madres que viváis en sitios soleados y calurosos a que nos intentéis convencer de que allí la vida es más complicada. Ya os digo que os tendréis que esforzar 😉

6 Comentarios

  • Reply
    nuria
    24 junio, 2013 at 1:39 pm

    Vamos si estoy de acuerdo.
    A las 9.30 ya estaba yo también mirando por la ventana.cuando vi ese solazo y sabiendo que la lluvia venía de tarde, arme todo y me fui a Rodiles.
    Y menudo frio en la playa.que chasco cuando llegue con mi bebe de dos meses y medio y mi peke de dos años.Así que nada,había que aprovechar así que al final quedamos todo el día y bueno,por lo menos tomamos el aire.
    Pero si,ya no se la de veces que cambio de ropa a los niños al cabo del día.bendito verano asturiano!!!

    • Reply
      carmendegijon
      24 junio, 2013 at 6:35 pm

      Es horrible Nuria, es imposible hacer planes así. Pero bueno, no tenemos otro remedio que aguantar y, de vez en cuando, marchar de aquí. Espero que vaya todo bien con el peque. Un besín

  • Reply
    Gemma
    24 junio, 2013 at 5:24 pm

    Cuanto razón, y encima cuando los míos eran muy pequeños (tienen 18 y 19)no había Internet, así que estaba de zapping con los telediarios a todas horas. Y ahora que son mayores igual, se les chafan los planes. Yo recuerdo que cuando estaba a punto de volver a casa de las vacaciones lo que más me deprimía era pensar en el tiempo, eso de llevar siempre chaqueta y un pantalón largo por si acaso. De hecho yo en el coche tenía un chandal que iba cambiando de año en año por si el día daba vuelta de repente y me pillaba con pocas cosas, y tuve que usarlo bastantes veces. Y encima yo soy supefriolera, o sea que peor aún. Un besín y a ver si de una vez por todas llega el calor, ayer en la hoguera creí que moría congelada.

    • Reply
      carmendegijon
      24 junio, 2013 at 6:33 pm

      De verdad que es agotador estar todo el día pendiente de si lloverá, hará frío…no se puede estar nunca tranquila ni se puede planear nada con antelación. Pero bueno, creo que lo del clima es algo que no podemos cambiar, así que toca armarse de paciencia. besin

  • Reply
    Beatriz
    25 junio, 2013 at 2:05 pm

    Como asturiana nacida, criada y criando a un niño en Asturias no puedo hacer otra cosa que darte la razón al 100% pero…
    Como madre de un “semiextremeño” veraneante en Extremadura voy a llevarte la contraria, al menos en verano.
    Cuando en Asturias no llueve uno puede disfrutar del aire libre sin restricciones. En el sur la siesta es obligatoria o… sustituible por actividades de interior o… piscina o similar. Te garantizo que en Cáceres uno no puede terminar de comer y darse un paseo por el casco histórico (uno de los más bonitos) o hacer una excursión en bici porque simplemente te asfixias. En ese sentido no siempre valoramos nuestro clima.

    • Reply
      carmendegijon
      25 junio, 2013 at 5:04 pm

      Estamos de acuerdo, mi marido es de Zaragoza y allí en verano también se asan y a mediodía es inviable hacer determinados planes que no sean estar en remojo. También recuerdo de camino a Cádiz, hicimos parada en Mérida y no había un alma por la calle durante el día. Pero te diré que por un sitio de costa con calor sí que me cambiaba, jeje.. besos

    Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies