No soy una Drama Mamá
Sin categoría Uncategorized

Señales para detectar a las madres

Además del rastro de babas que vamos dejando a nuestro alrededor, a las mamás de niños pequeños se nos puede distinguir a través de otros signos, que son bien fáciles de detectar. Aquí os enumero las cinco señales indudables de que una mujer tiene, por lo menos, un niño menor de tres años:

1. El bolso: aparte de todos los armatostes que llevamos en él, que no son pocos, el bolso de una mamá siempre lleva un paquete de toallitas húmedas. El día que se te olvidan, la has liado. Bueno, en realidad la lía el niño, y tú las pasas canutas para encontrar algo que pueda hacer la función de la toallita húmeda.

2. El calzado: pocas veves una madre lleva tacones. Llega un momento en el que es incompatible ir muy arreglada (que no mona) y tener niños menores de 3 años. Hace ya mucho tiempo que eliminé los tacones de mi vida, salvo en ocasiones muy contadas (una vez cada mes o dos meses). Así que el día que me los pongo, cualquiera puede intuir que no sé ni caminar con ellos.

cuñas tacones embarazada
Como mucho, me animo con las cuñas de esparto en verano.

3. La ropa: o más bien las manchas que hay en ella. Raro es el día que no acabo con una mancha de leche, yogur, papilla o puré en mi vestimenta. Es más, hay días que ya salgo con la mancha de casa porque el niño ha regurgitado un poco de leche y evidentemente ha caído sobre alguna de mis prendas. Si no hay tiempo para cambiarse, la mancha se viene conmigo.

DSC_0006

4. La cara: sí, pongo cara de asesina en serie cuando voy paseando por la calle y pasa una de esas ruidosas motos que despiertan al niño. Lo mismo me pasa en la playa cuando hay una señora que habla por el móvil pensando que al otro lado está alguien sordo. ¿Y qué decir de los que llevan música a la playa? este miércoles tuve la mala suerte de que se me pusiera al lado un grupo de chavales que escuchaba reaggeton. Casi entro en trance.

ruidos despiertan bebés
Para que os hagáis una idea, una mirada parecida a la niña del exorcista.

5. El coche: es evidente que tienes uno o más niños pequeños cuando tu automóvil se ha convertido en un paraíso para diminutos seres vivos (tipo hormigas) que, por suerte, no es fácil que accedan a tu vehículo. Pero sí, sería el lugar perfecto para crear una nueva comunidad de criaturas gracias a las migas de pan y trozos de galletas que van dejando los hijos.

No os preocupéis, volverá el día en que tengáis tiempo para arreglaros, llegará la época en la que tengáis el coche limpio nuevamente y en el que el ruido de la calle no os moleste. Mientras tanto, a tomárselo con humor. ¡Que paséis buen fin de semana!

5 Comentarios

  • Reply
    Gemma
    13 junio, 2013 at 11:00 am

    Ja ja ja, que razón tienes. Lo peor es que no solo estos signos son de mades de menores de tres años, los míos cuanto mayores eran peores, las toallitas me acompañaron años, y los lamparones en la ropa ni te digo, cuando ya no regurgitaban hacían algo que me manchaba. Y las hormigas…creo que en mi coche aún hay. Muy bueno lo de la señora del móvil, a mí me persiguen, y el reaggeton ni te digo, no solo en la playa, en parques y áreas recreativas me buscan para estar cerca, estoy segura. Un besito y a disfrutar, que a pesar de todo merece la pena.

    • Reply
      carmendegijon
      13 junio, 2013 at 12:37 pm

      Muchas gracias Gemma!!! la verdad es que supongo q aunque los peques crecen, hay cosas que nunca vuelven,jaja..pero estoy encantada con las manchas, con las migas en el coche, con los nervios que hago cuando hay ruidos…un besin

  • Reply
    Cristina
    14 junio, 2013 at 12:48 pm

    Hola, es la primera vez que comento… Pero es que me he sentido tan identificada!!!! Tengo un bebé de 3 meses, y uuuuffff, el punto 4 es total!!!! No te digo nada cuando pasa una ambulancia con la sirena… El cabreo que me cojo porque despierta a la peque.. Y claro, luego sentimiento de culpabilidad pensando en la persona que va dentro…

    • Reply
      carmendegijon
      14 junio, 2013 at 7:51 pm

      Gracias por escribir en el blog, Cristina!!! Pues sí, me consta que lo del ruido se ha convertido en una obsesión para muchas madres y a veces nos cogemos unos cabreos, así somos las madres,jajaj… besin

  • Reply
    PASEOSCONMAMA
    22 febrero, 2016 at 9:30 pm

    Todas ciertas!! No hay pérdida de rastro de una madre, sobre todo de niños peques. Buenísimo!! jeje

  • Escribe aquí tu comentario

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies